Contáctanos

Artículos

Hugh Jackman: Una carrera mutante

Publicado

en

Hablar de adaptaciones de cómics es hablar de la saga X-Men. Y hablar de estos mutantes es hablar de Hugh Jackman. Nominado al Oscar y ganador de un Globo de Oro, el actor australiano es una de las estrellas más respetadas y queridas de Hollywood. Pese a no tener una carrera demasiado extensa, ha podido desfilar por géneros tan distintos como el suspenso y el musical, la comedia romántica y el cine de autor, pero sin dudas es más conocido por su participación en la saga “X-Men”. Al lado del Bruce Wayne/Batman de Christian Bale y el Tony Stark/Iron Man de Robert Downey Jr, está su Logan/Wolverine. El intérprete de 44 años ha podido captar la esencia de este complejo personaje, lo que le ha permitido convertirse en el emblema de la franquicia. Tal éxito lo ha sabido capitalizar, consiguiendo codiciados papeles de la industria, que le han permitido alcanzar su mejor momento.

HUGH JACKMAN - X-MENJackman comenzó su carrera en 1994, en producciones australianas para el cine y televisión. No obstante, tendrían que pasar seis años para que saltara a la fama. Su primera incursión en Hollywood fue nada menos que “X-Men” (2000), cinta que iniciaría un boom de películas de superhéroes. Para obtener el apetecido rol de Wolverine tuvo no poca suerte: la primera opción fue Dougray Scott, pero se bajó a último minuto del proyecto. El australiano aceptó el ofrecimiento pese a que su esposa le sugirió que lo desechara,  decisión que sería vital para lo que vino después. Scott hoy es un actor caído en desgracia y ya sabemos cómo terminó todo para Jackman. Son pocos quienes pueden contar que su primera experiencia en Hollywood fue como protagonista de una superproducción; él no desaprovechó la oportunidad.

Luego del éxito de su primer filme en EE.UU., el año siguiente protagonizó tres películas que le permitieron ir haciéndose rápidamente un nombre en la industria: “Someone Like You”, “Swordfish” y “Kate & Leopold”. Esta última –comedia romántica en la que compartía cartel con Meg Ryan- le significó su primera nominación al Globo de Oro como Mejor Actor de Musical o Comedia. Tras eso volvería a interpretar a Wolverine en “X-Men 2” (2003), secuela superior a la primera entrega tanto en calidad como en éxito comercial. De esta manera, en tan sólo cuatro años acumularía dos taquillazos y el reconocimiento de parte de la crítica. Sin embargo, su primera caída no tardaría en llegar.

HUGH JACKMAN - VAN HELSINGPese a que en las cintas de mutantes era responsable de uno de los principales personajes, tenía que compartir el protagonismo con otros. Fue sólo en 2004 que estrenó su primer blockbuster con él como figura excluyente: “Van Helsing” (2004), un acercamiento muy libre a Drácula, donde encarnaba a un cazador de monstruos. Un proyecto grande, que resultó ser un fracaso comercial y artístico. Esta fallida experiencia confirmó que su nombre, por el momento, no podía conseguir lo de tipos como Tom Cruise o Will Smith: que la gente asistiera al cine sólo bajo la excusa de ver la “nueva película de…”.

Sin embargo, dos años más tarde su carrera tomaría un impulso que lo llevaría a la consolidación definitiva: estrenó la cifra récord de seis cintas, todas de importante impacto. Una marca sin precedentes para él y también inusual para los estándares de Hollywood. Abrió esa temporada interpretando por tercera vez a Wolverine en “X-Men: The Last Stand”, el episodio más taquillero de la saga, aunque el de peores críticas hasta ese momento; y la cerró prestando su voz en dos filmes de animación: “Happy Feet” y “Flushed Away”.

HUGH JACKMAN - THE FOUNTAINPero lo que hizo de ese año especialmente notable, sucedió entremedio. Primero, fue parte de “Scoop” de Woody Allen, donde encarnaba a un millonario que intentaba ser desenmascarado por los personajes de Scarlett Johansson y el mismo Allen. Luego llegaría a la cartelera con “The Prestige” de Christopher Nolan, un intenso drama en el que interpretaba brillantemente  a uno de los magos en disputa. Finalmente, su último hito del año fue “The Fountain”, un ambicioso drama con tintes metafísicos dirigido por Darren Aronofsky, en el que compartía pantalla con Rachel Weisz. La película dividió como nunca a la crítica, pero sirvió para mostrar la mejor versión de la estrella australiana.

La colaboración con directores de la talla de Allen, Nolan y Aronofsky lo puso a otro nivel. Si bien las tres cintas tuvieron resultados disparejos, dejó en evidencia que estaba para desafíos grandes. Se había convertido en un tipo ampliamente respetado, que ya no sólo era capaz de entregar una certera actuación como Wolverine, ahora podía ponerse sin inconvenientes a las órdenes de algunos de los mejores cineastas mundiales.

HUGH JACKMAN - AUSTRALIAEste nuevo estatus le permitió incursionar como productor y además ser escogido para co-protagonizar uno de los dramas más ambiciosos de los últimos años. No obstante, sus nuevos proyectos terminaron siendo decepcionantes. En primer lugar, “Deception” (2008), un thriller en que compartía escena con Ewan McGregor y Michelle Williams, y donde debutaría en la producción de filmes, fue vapuleado por la crítica. Mientras que la otra caída fue realmente mayúscula: “Australia” (2008), un drama con aspiraciones de Oscar que fue recibido con frialdad por espectadores y especialistas. Allí interpretaba a un capataz que se transformaba en el interés romántico de Nicole Kidman y, a decir verdad, hizo lo que pudo con un personaje para el que los realizadores tenían como primera opción a Russell Crowe. La película pretendía rescatar la tradición de dramas clásicos de la industria, pero se quedaba a mitad de camino en todo lo que ambicionaba. Tanto “Deception” como “Australia” fueron duros tropezones, pero no pondrían en duda su categoría de estrella.

Un año después tendría un pequeño desquite: estrenó el spin-off de su personaje en la saga de mutantes, “X-Men: Wolverine” (2009), donde además repetiría como productor. La cinta fue muy poco convincente –de hecho, es el peor episodio de la saga-, pero el que haya conseguido una recaudación que duplicaba su presupuesto, al menos lo ratificó como actor de gusto de masas. Su siguiente trabajo fue “Real Steel” (2011), una historia de un padre y un hijo enmarcada en sencilla ciencia ficción, que recibió menos atención de la que merecía. Ese año también tendría los papeles más pequeños de su carrera, en “Butter” y “Snow Flower And The Secret Fan”.

El año pasado pondría por tercera vez su voz en una animación, “Rise Of The Guardians”, y lo más importante es que conseguiría su actuación más aplaudida: Jean Valjean en “Les Misérables”. Por este rol ganó el Globo de Oro a Mejor Actor de Musical o Comedia –el más importante reconocimiento que ha recibido a la fecha- y obtuvo una nominación al Oscar. Lo cierto es que su interpretación (y la de Anne Hathaway) era de lo poco rescatable de una película que naufragaba entre la ostentación y el cebollerío. El filme y su desempeño fueron alabados porque Hollywood adora los musicales y las HUGH JACKMAN - THE WOLVERINEadaptaciones de clásicos, pero lo cierto es que su actuación no es la mejor que se puede hallar en su filmografía.

Hugh Jackman quizá no es de los intérpretes más notables de su generación, pero es digno de respeto que siempre encarne con solvencia cada rol. Su presencia es garantía de que, si la cinta no es gran cosa, todo se verá un poco compensado con el gusto de verlo en pantalla. Si bien ha tenido una gran variedad de papeles, su carrera ha estado marcada por actuar regularmente como Wolverine; es en este rol que pronto lo volveremos a ver, ya que a fin de mes debuta “Wolverine: Inmortal” (“The Wolverine”, 2013). Dirigida por James Mangold, con quien ya coincidió en “Kate & Leopold”, lleva la acción hasta Japón y retoma la historia culminada en “X-Men: The Last Stand”. Uno de los blockbusters más esperados de lo que queda de año, que lo tiene interpretando por quinta vez al personaje salido del cómic del universo Marvel y al que tanto le debe.

Por Gonzalo Valdivia

Publicidad
¡Comenta Ahora!

Responder

Artículos

Streaming del nuevo disco de John Carpenter: “Anthology: Movie Themes 1974-1998”

Publicado

en

John Carpenter

Streaming de “Anthology: Movie Themes 1974-1998“, el nuevo disco de John Carpenter. Se trata del tercer larga duración del cineasta y compositor norteamericano.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL ÁLBUM

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Undertow Undertow
DiscosHace 3 días

El Álbum Esencial: “Undertow” de Tool

La portada de todo álbum debiese generar impresiones anticipadas sobre el contenido que este alberga. Bajo esa lógica, ver esa...

DiscosHace 4 días

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto...

DiscosHace 1 semana

Paradise Lost – “Medusa”

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género....

DiscosHace 2 semanas

Living Colour – “Shade”

Si el alma pudiera traducirse musicalmente, no cabe duda que sonaría como el blues; una voz auténtica, actual y poderosa,...

The National The National
DiscosHace 2 semanas

The National – “Sleep Well Beast”

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un...

Sex Pistols Sex Pistols
DiscosHace 2 semanas

El Álbum Esencial: “Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols” de Sex Pistols

A mediados de los años 70, dos de los mayores polos del rock no vivían una situación alentadora. Nueva York...

DiscosHace 3 semanas

Prophets Of Rage – “Prophets Of Rage”

Hace aproximadamente un año, millones de fanáticos se llenaban de ilusiones ante la aparición de misteriosos carteles en EE.UU. que...

DiscosHace 3 semanas

Franja de Gaza – “Despegue”

Un comienzo impactante. Esta frase describe bien lo que provoca el disco “Despegue” de la banda nacional Franja de Gaza,...

DiscosHace 3 semanas

Royal Blood – “How Did We Get So Dark?”

La última joya del rock inglés se llama Royal Blood, y la prensa internacional se rindió ante su irrupción, ganándose...

DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Tubular Bells” de Mike Oldfield

“Tubular Bells” fue y sigue siendo una rareza. Hasta el día de hoy parece llamativo que un sello discográfico haya...

Publicidad

Más vistas