Conéctate a nuestras redes

Cine

Hombres de Negro 3

Publicado

en

¿Era necesaria una tercera parte? A más de una década de la olvidable segunda entrega de los Hombres de Negro, cabría preguntarse a quién podría interesarle ver una continuación de la saga. ¿Alguien los recordaba? Confirmando la escasez de ideas originales en Hollywood, tocaba el turno del retorno de Will Smith y Tommy Lee Jones, para protagonizar la tercera parte de una saga, que de no ser por el éxito económico que ha cosechado, estaría relegada al completo olvido. Esta secuela lo ratifica.

Men In Black” (1997) no era ninguna maravilla, pero lograba entretener y tenía cierta inteligencia en su humor, que daba como resultado un divertimento bastante digno en comparación a los blockbusters que estamos acostumbrados a recibir. Unos años después, llegó su continuación, la cual echó por la borda el buen hacer de la primera, tratando de replicar la fórmula, con un guión inconsistente y chistes cuya gracia residía en el carisma de Smith, el cual, lógicamente, no era suficiente para levantar una película que está al borde del despropósito. Sonnenfeld retoma el puesto de director, y filma una cinta que mejora en comparación a su antecesora, pero sigue siendo igual de olvidable.

Todo comienza en una prisión lunar, donde el alienígena Boris “El Animal”, logra escapar de su celda para dirigirse a la Tierra y vengarse del hombre que le cortó el brazo y lo envío a la cárcel, el agente K (Tommy Lee Jones). Sin el poder necesario para vencerlo en el presente, Boris viajará al pasado para cambiar el rumbo de la historia y deshacerse del “joven agente K” (Josh Brolin). Será tarea del agente J (Will Smith), regresar a los años 60 para cubrir las espaldas de su compañero y salvar al mundo de una inevitable invasión extraterrestre.

Los primeros quince minutos de película marcan la pauta de todo lo que propone MIB 3. Will Smith tratando de hacerse el gracioso, lanzando frases carentes de cualquier ápice de comedia ingeniosa y situaciones que pretenden sacar carcajadas, pero que finalmente sólo provocan el sonroje. Los acontecimientos transcurren sin una mayor intriga ni emoción, en una película que sigue una línea casi pareja en cuanto a revelaciones o giros dramáticos. Tomando en cuenta que estamos ante una trama de ciencia ficción, que contiene viajes temporales y sus respectivas paradojas, sorprende que no hayan podido articular una trama un poco más interesante, en un guión que avanza a tropezones, y muchas veces pisándose la cola con la propia historia de los personajes, como el romance del agente K con la agente O (Emma Thompson), que se supone marcó su vida, suprimiendo por completo el pasado amoroso que se nos había presentado en la primera entrega de la saga.

Parte de esta responsabilidad la tienen los productores de la película, quienes hicieron grandes modificaciones al guión, tanto en la estructura de la historia, como en su tono, suavizando la ironía e irreverencia que poseía en un principio, convirtiéndose en el mayor defecto de la cinta. Narrada en el contexto de los Estados Unidos de los años 60, el guión original contenía una serie de chistes sobre la sociedad de la época. Referencias raciales y sexistas, fueron limitadas a un par de momentos que vienen a ser lo mejor del filme y donde se puede sentir una pizca de humor más acabado e inteligente. La mofa al trabajo de Andy Warhol, cuando detienen al agente J por conducir un auto “muy elegante”, o incluso la aparición de Lady Gaga en una de las pantallas de la base de los agentes, siendo identificada como un extraterrestre, son sólo un par de chispas de lo que pudo haber sido.

Quizás lo único rescatable es la actuación de Josh Brolin, quien imita a la perfección al personaje de Tommy Lee Jones, y tiene los mejores momentos de la película, o por lo menos los más relevantes. Más allá de eso, sólo queda un entretenimiento mediocre, que sirve para ser consumido y olvidado unas horas después, y sin necesidad de neuralizador.

Por Sebastián Zumelzu

Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

  1. Nelson

    22-May-2012 en 11:07 pm

    Películas que son meramente relleno innecesario luego de ver The Avengers, y a la espera de Prometheus Y The Dark Knight Rises.

Responder

Comentarios

Maléfica: Dueña del Mal

Publicado

en

Maléfica

El estreno de producciones animadas Disney en versiones live action ha traído discusiones frente a la real relevancia que dichas cintas tienen en el panorama actual. Y lo cierto es que la curiosidad de la audiencia asegura el éxito comercial. Sin embargo, el duplicado de estas producciones, dejando a un lado la originalidad de sus primeras versiones, obliga a recurrir a una expansión un poco más libre sobre la interpretación de los cuentos clásicos que inspiraron las obras del estudio. En este caso, el estreno de “Maleficent” en 2014 insinuó ciertos elementos que pretendían otorgar frescura a la reinvención de la malvada antagonista de “Sleeping Beauty” (1959).

Luego de varios años de los hechos ocurridos en la primera cinta, “Maléfica: Dueña del Mal” se centra en la relación que la oscura hada (Angelina Jolie) tiene con Aurora (Elle Fanning), luego de que esta anunciara su matrimonio con el príncipe Phillip (Harris Dickinson). La unión entre el reino y el páramo traerá rencillas entre humanos y hadas, poniendo a Maléfica y Aurora en lados opuestos para, a la vez, enfrentarse a un enemigo en común.

La primera cinta, con énfasis en la oscura hada, centraba su atención en cómo la traición forjaba las motivaciones de Maléfica, llevándola a actuar en venganza, siendo este su principal motor. La villana, que aparecía en la cinta original de 1959, se despojaba de un velo superficial, permitiendo escarbar entre sus profundas heridas y dejando entrever las razones para seguir con un plan trazado desde el momento en que se vio decepcionada con la raza humana.

Esta segunda parte deja a un lado la exploración de Maléfica hacia su pasado, concentrándose principalmente en su relación con Aurora y cómo juntas han mantenido la paz entre las criaturas del páramo y el reino de los humanos. Entre ellas se ha forjado un lazo cercano al de madre e hija, y los momentos retratados a solas dan cuenta de cómo su relación ha evolucionado y, al mismo tiempo, sitúa la urgencia cuando la paz que han construido se ve amenazada por el miedo y el poder de una fuerza externa que aparece temprano en el desarrollo del relato.

Una vez separadas, la cinta se toma el tiempo para explorar un lado más vulnerable de Maléfica, el que tiene relación con el origen de su raza y la forma en que la nueva conexión con los de su especie servirá como llama para encender una lucha interna que se veía apagada. Sin embargo, la exploración de aquel lado es trabajado de tal manera, que sólo la superficie es visible, pero no deja espacio para profundizar en cómo este descubrimiento realmente afecta a la protagonista, otorgando a la audiencia llenar ciertos espacios sólo gracias a las reacciones que el personaje tiene frente a ciertos estímulos.

La construcción visual del mundo ficticio donde habitan los personajes está basada principalmente en CGI, recurso que apoya la exploración de un mundo que sobreexplota colores y el diseño de algunas de las criaturas que habitan el lugar. El uso de imágenes creadas digitalmente está justificado frente al mundo de fantasía que se está presentando, pero, al mismo tiempo, su uso afecta visualmente la interacción entre humanos y criaturas, por lo tanto, es necesario entrar en este universo con ojos crédulos frente a lo que ocurre en pantalla.

Dirigida claramente para un público infantil, “Maléfica: Dueña del Mal” no reúne el mínimo compendio de características para sostenerse como una secuela necesaria, olvidando los elementos que le otorgaron frescura a su antecesora y fallando principalmente en la exploración de su protagonista, quien con sus apariciones no justifica la existencia de esta producción.


Título Original: Maleficent: Mistress of Evil

Director: Joachim Rønning

Duración: 118 minutos

Año: 2019

Reparto: Angelina Jolie, Michelle Pfeiffer, Elle Fanning, Ed Skrein, Chiwetel Ejiofor, Juno Temple, Sam Riley, David Gyasi, Lesley Manville, Imelda Staunton, Harris Dickinson, Jenn Murray


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Free Free
DiscosHace 5 días

Iggy Pop – “Free”

Puede parecer extraño que un artista que ha hecho literalmente lo que se le ha antojado a lo largo de...

DiscosHace 6 días

Diego Lorenzini – “De Algo Hay Que Morir”

El ingenio de la cultura chilena es algo que se ha instaurado como característica generalizada, como también la capacidad de...

Close It Quietly Close It Quietly
DiscosHace 1 semana

Frankie Cosmos – “Close It Quietly”

Casi como una poeta del “Hágalo Usted Mismo” o filosofía DIY de habitación adolescente estadounidense, emergió el nombre de Frankie...

The Center Won't Hold The Center Won't Hold
DiscosHace 2 semanas

Sleater-Kinney – “The Center Won’t Hold”

¿Hasta qué punto se considera un cambio de dirección? Muchas veces se genera un debate cuando una banda decide incursionar...

Lost Girls Lost Girls
DiscosHace 2 semanas

Bat For Lashes – “Lost Girls”

Cuando Natasha Khan lanza un nuevo disco, un mundo lleno de posibilidades y de fantasía se abre. A través de...

Atonement Atonement
DiscosHace 2 semanas

Killswitch Engage – “Atonement”

Hoy en día, en la época del streaming, donde un single es más importante que un álbum, cuesta generar altas...

Schlagenheim Schlagenheim
DiscosHace 3 semanas

Black Midi – “Schlagenheim”

Históricamente, la energía proveniente de la juventud es un factor vital para el panorama del rock; una virtud que ha...

Patio 29 Patio 29
DiscosHace 3 semanas

Slowkiss – “Patio 29”

A veces se puede estar muy cerca del abismo y del fin. Allí, las experiencias y los recuerdos pueden ser...

Norman Fucking Rockwell Norman Fucking Rockwell
DiscosHace 3 semanas

Lana Del Rey – “Norman Fucking Rockwell!”

En 2011, Lizzy Grant lanzó la canción que la convertiría en la estrella con la que siempre soñó ser. Como...

Infest The Rats’ Nest Infest The Rats’ Nest
DiscosHace 4 semanas

King Gizzard & The Lizard Wizard – “Infest The Rats’ Nest”

King Gizzard & The Lizard Wizard vuelven a experimentar en el estudio, dando con su versión más pesada. En “Infest...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: