Conéctate a nuestras redes

Cine

Hombre Irracional

Publicado

en

Ser mujer, no altamente intelectual y público de Woody Allen parece ser una ecuación improbable. De haber una excepción, correspondería a aquella persona que está dispuesta a presenciar espectáculos que, no con mucha sutileza, denostan el género femenino y que parafrasean un racimo de bibliografía que demanda una riqueza literaria superior al promedio –o mejor dicho, que alardea de leer mucho con el tonito elitista de ese que se toma un café en Starbucks con un Heidegger en mano–. De ahí la gigantesca falta de sorpresa al tener que toparse otra vez con lo mismo.

IRRATIONAL MAN 01Reconocido por sus lúgubres escritos y rumores sobre su vida privada, el profesor de filosofía Abe Lucas (Joaquín Phoenix) llega a una universidad a hacer clases. Ahí se involucrará con una alumna y una colega, sin embargo, será un homicidio el que inesperadamente dará un vuelco en la vida de todos.

Cuando Abe le comenta a Jill (interpretada por Emma Stone) que la mujer existe a expensas del hombre y ella sin más concuerda, el cuento se transparenta. La autoría de Allen se olfatea en todas sus películas, pero a ratos se llega a visualizar; a tocar. Su lente de imperceptible no tiene nada. Él revolotea todo el tiempo, dejando la estela de su perspectiva personal de la vida, haciendo sombra. “Hombre Irracional” es un ensayo filosófico kantiano auto-indulgente; una entre varias obras que plasman tanto la virtud de su creador para echar a andar historias, como sus fetichismos instigadores de arqueos de cejas.

Un atribulado sujeto en posición social de privilegio (tremenda novedad, ¿o lo es?) se involucra con una mujer que lo deslumbra y confunde, y entre medio se desencadena uno que otro enigma, cuyas profundidades se nutren de referencias artísticas que tendrán a los lectores de elite viendo estrellas. Descripción que no sólo se ajusta a esta última producción, y es que el estadounidense ha perfilado un espectador objetivo exigente que a estas alturas le debe demandar ejercicios de analogías cultas, casi como manteniendo una broma cómplice que se retoma film tras film. La omnipresencia de IRRATIONAL MAN 02Dostoievski continúa, en una saga que todavía no se agota; Allen es su adherente estrella, embajador del estudio de sus obras, en específico “Crimen Y Castigo”.

Eminentemente es un cuestionamiento respecto a la existencia de la casualidad y el forjamiento de nuestro propio destino. Abe es un hombre desencantado, pero porque sabe demasiado, ha racionalizado todo, y por tanto ha perdido el goce que otorga la dulce mundanidad. Juega a la ruleta rusa como quien juega a las bolitas, haciendo hasta de su posible suicidio un asunto ensayístico: no es que quiera morirse, pero tampoco le importa demasiado si el gatillo dispara, y de paso explora la incidencia de la chance. Entonces, en términos de texto –literalmente de guión–, la cinta es por cierto un interesante desarrollo existencialista. Allen se desliza con soltura en esa categoría, sabiendo introducir a los personajes para luego generar un desafío a través de un siempre atractivo incidente incitador.

Pero es mezquino, y ostentoso. Incluso dejando de lado la pobreza del despliegue audiovisual a nivel de concepto, que es sin duda la debilidad recurrente del realizador aunque él esté consciente y apruebe de aquello, el problema es que se embelesa tanto con esas discusiones académicas, que lleva a cabo con sus espectadores inteligentes (de los cuales una minoría deben ser féminas, porque quién tiene estómago para su sexismo) que descuida la construcción de la historia. Es, Allen, un profesional IRRATIONAL MAN 03capaz de dotar de encanto relatos de complejidad pesada, que en vez de transformar sus trabajos en manuales para tontos, les otorgan una segunda lectura que les enriquece mucho más. Aquí, no obstante, simplemente se agarra de esa extrañeza innata de Phoenix y su nueva adoración que es Emma Stone, los pone en escena como títeres y los usa como dispositivo. Sus presencias son una excusa; transportan el mensaje en lugar de interpretarlo.

Desaprovechar a Phoenix es un pecado mortal: para que su actuación no sea más que circunstancial, pensando en un actor cuyo rango de capas sólo es comparable a los Hoffman y Day-Lewis, algo mal se tuvo que haber hecho. Arranca prometedora, como todo lo del director, pero pronto se estanca en la complacencia de los pensamientos propios de Allen que hacen rodar los ojos, y se diluye. A diferencia de sus buenas películas, la recepción positiva de esta solo puede adscribirse dentro de su pandilla defensora, que de todas formas es amplia.

Por María José Álvarez

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Contra Lo Imposible

Publicado

en

Contra Lo Imposible

Plasmar cinematográficamente acontecimientos relacionados con el deporte implica trazar una línea, aludiendo al proceso detrás de la preparación antes de enfrentarse a un gran evento, con los conflictos situados entre medio configurando la trayectoria de quienes protagonizan grandes hazañas deportivas. Una de las carreras de automovilismo más prestigiosas sirve como el escenario perfecto para situar fuerzas opuestas en medio de un conflicto de intereses donde las destrezas, el compañerismo y la determinación serán fundamentales para alcanzar el éxito. Dos años después de su exitosa “Logan”, James Mangold dirige una historia inspirada en hechos reales y que tiene al centro a dos de las grandes compañías de automóviles del mundo: Ford y Ferrari.

“Contra Lo Imposible” se centra en el visionario diseñador de autos Carroll Shelby (Matt Damon) y el corredor Ken Miles (Christian Bale). Ambos estarán encargados de diseñar y construir un auto de carreras para la compañía Ford, el que debe ser capaz de vencer a su oponente más poderoso en manos de Enzo Ferrari (Remo Girone). Juntos deberán luchar contra los intereses corporativos para, al mismo tiempo, alcanzar sus victorias personales.

La cinta aprovecha desde su inicio el concepto en el que se encuentra inmersa, pues las carreras de autos son su principal motor, y estas son representadas con una mirada intuitiva, capaz de exhibir con agilidad cada momento y componente de una carrera automovilística. Y considerando su extensión, alcanzando las dos horas y treinta minutos, el ritmo agitado se vuelve esencial para conducir un relato que realmente profundiza en su principal temática.

Las decisiones de encuadres y montaje ayudan a edificar una historia que arranca tal como lo hace un auto de carrera y debe avanzar poniendo especial atención a las curvas con las que se encuentra. Y es ahí donde las pausas son necesarias para así poder evidenciar el entramado que se teje al interior de la compañía Ford y, a la vez, aprovechando de adentrarse en la vida personal del corredor que estará a cargo de conducir el moderno automóvil.

Para poder construir una historia que intenta alcanzar un nivel épico dentro de su contexto, esta es divida en dos trayectos que avanzan a la vez y que juntan su camino en la carrera de Las 24 Horas de Le Mans. Por una parte, la compañía Ford y su lucha por competir con las grandes entidades del mundo automotriz, es el centro y detonador que empujará a sus protagonistas a enfrentarse a grandes obstáculos para alcanzar el principal objetivo. La compañía es a la vez representada como quienes instalan los inconvenientes corporativos, donde los intereses monetarios preponderan frente a la pasión que significa para los protagonistas el poder diseñar el revolucionario nuevo modelo.

Por otra parte, el encargado de conducir el nuevo automóvil es el obstinado Ken Miles, el que simboliza un espíritu agitador y con el objetivo de alterar la firmeza de la compañía. Junto a su carácter testarudo y poco apacible, Ken es el personaje que más cambios sufre a través del relato, siendo capaz de transformar su razonamiento, pero gracias a quienes lo rodean, su esposa e hijo. Sin embargo, su camino no podría completarse sin el apoyo de su amigo y socio en este negocio, Caroll Shelby. La relación de ambos es la manifestación del compañerismo y el cariño fraternal; en ellos está puesta la cuota necesaria de idealismo, la que los ayudará a continuar adelante, pese a las adversidades.

James Mangold logra crear un drama deportivo complejo y con las características de un cine algo más clásico, rememorando a producciones hollywoodenses de antaño, pero con la apariencia física de una obra moderna que cuida su tratamiento. “Contra Lo Imposible” alcanza un nivel satisfactorio, donde el mundo que retrata queda plasmado con total firmeza y es coherente con sí misma hasta el final.


Título Original: Ford v Ferrari

Director: James Mangold

Duración: 152 minutos

Año: 2019

Reparto: Matt Damon, Christian Bale, Jon Bernthal, Caitriona Balfe, Noah Jupe, Josh Lucas, Tracy Letts, JJ Feild, Ray McKinnon, Rudolf Martin, Ward Horton, Bridie Latona, Lachlan Buchanan


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Deceiver Deceiver
DiscosHace 1 semana

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 1 semana

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 2 semanas

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 2 semanas

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 2 semanas

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 2 semanas

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Railer Railer
DiscosHace 3 semanas

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 3 semanas

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 3 semanas

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Metronomy Forever Metronomy Forever
DiscosHace 3 semanas

Metronomy – “Metronomy Forever”

Ha pasado más de una década desde el clásico de Metronomy, “Nights Out” (2008), material que los estableció como parte...

Publicidad
Publicidad

Más vistas