Conéctate a nuestras redes
The Son Of Bigfoot The Son Of Bigfoot

Cine

El Hijo de Pie Grande

Publicado

en

El cine de animación –especialmente aquel que está dedicado al público infantil, pero que pretende entretener a toda la familia– es siempre un reto digno de ver. Es un mercado competitivo que ha sabido posicionarse al alero de grandes producciones de estudios como Disney–Pixar, o con producciones conjuntas entre canales de entretención y estudios, como es el caso de Nickelodeon y Paramount. No obstante, también es una forma de cine que ha sabido acoger productos de nombres más desconocidos con considerable éxito, debido a sus tramas inteligentes, humor bien planteado y preciosismo artístico. “El Hijo de Pie Grande” es un nuevo acercamiento a dicho reconocimiento; una producción con nombres de experimentados escritores y animadores, que intenta quedarse en los corazones del público y ofrecer un entretenimiento familiar que cautive tanto a grandes como a pequeños.

La premisa nos conduce a través de la historia de Adam, un niño introvertido que sufre el acoso de sus compañeros mediante golpes y burlas constantes. Para evitar el bullying, Adam intentará cambiar su apariencia, llevándolo a una revelación misteriosa que lo conecta con su desaparecido padre y que lo impulsará a un viaje para encontrarlo. Una historia sobre la autoaceptación, la familia y –ligeramente– una metáfora de la adolescencia y la pubertad.

Como es de esperarse, el trabajo de animación y arte es uno de los puntos positivos infaltables en este tipo de producciones. Las texturas, paleta de colores y cambios rítmicos, recuerdan mucho a otras producciones infantiles, como “Over The Hedge” (2006) y “Open Season” (2006), y especial es su trabajo de fondos en entornos naturales/urbanos. No obstante, donde realmente destaca “El Hijo de Pie Grande” desde su punto de vista artístico, es en el diseño de personajes. El trabajo de la debutante Olivier Senny es sencillamente excelente. Una mezcla de precisión y respaldo al contexto, que no deja de dar referencias a colores, ropas y formas de figuras clásicas del cine, como Marty McFly de “Back To The Future” (1985) o Scorch de “Escape From Planet Earth” (2013).

Sin embargo, es a nivel de la historia donde la película comienza a presentar sus problemas. Más allá de la obviedad que el título de la película pueda ofrecer en miras de sus primeros minutos –donde Adam descubre un misterioso vínculo con su padre–, es lo predecible del desarrollo de los acontecimientos lo que no logra convencer al público adulto. Es, a todas luces, una secuencia reciclada de otras películas, en parte producto de un trabajo pobre a nivel de la escritura del guion. No obstante, esa facilidad para predecir el ritmo de la acción y los acontecimientos no sólo se traducen en una experiencia tediosa para los padres y adultos que mirarán el filme junto a la familia, sino también su humor soso y poco desarrollado.

El chiste se presenta a destiempo, con poca gracia y menor resultado, en especial cuando se trata de secuencias musicales de humor aislado, que dan la impresión de que son graciosos para el equipo detrás de la película y no para la gente frente a la pantalla, y a menos que se trate de niños muy pequeños, llevan a que la película haga agua a medida que la mirada crítica (o la exposición a otras películas de animación/humor) crece en el público. Es de esta forma que un filme que tiene tanto que decir en su subtrama (tratando temas tan delicados como la unidad familiar, el bullying y la autoaceptación) logra convertirse en nada más que un chiste mal contado sobre un fondo precioso.

Ahora bien, desde el punto de vista musical, la banda sonora a cargo de Puggy logra su objetivo y dar una fuerza de inspiración que acompaña a las secuencias de viaje y aventura del personaje principal. Sonidos que nada tienen que envidiar a las grandes producciones hollywoodenses, pero que, debido a un uso descriteriado por parte de sus realizadores, logran aumentar el factor predecible dentro de la película. ¿Cómo es posible que ambos directores seleccionen una buena canción y decidan repetirla al menos tres veces, en la misma exacta secuencia, en menos de diez minutos? Si a eso se le agrega la falta de entradas, salidas y coordinación de los elementos visuales con los sonoros, se hace entendible que, más allá de lo que Puggy pudo haber realizado, la película cojea de mala manera.

En resumen, “El Hijo de Pie Grande” es una producción que intenta enmarcarse de manera inocente y poco creativa en el humor de animación. Un intento de ofrecer una producción familiar que en sus ideas es profunda y necesaria, con un viaje hermoso y un contenido para nada despreciable, pero que se encuentra mal ejecutada desde sus propias reglas internas. Es decir, no sabe sacar partido a sus fortalezas y, como consecuencia, termina siendo una película promedio. Un buen evento de fin de semana sin relevancia, que difícilmente marcará la vida o el día de alguien, y no dará más que un espacio de reunión donde el filme es un acto de mera excusa, pues no se sustenta a sí mismo.


Título Original: The Son Of Bigfoot

Director: Jeremy Degruson y Ben Stassen

Duración: 92 minutos

Año: 2017

Reparto: Animación

 


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Ted Bundy: Durmiendo Con El Asesino

Publicado

en

Ted Bundy

Ted Bundy es, sin duda, una de las figuras más fascinantes en la cultura estadounidense. Uno de los asesinos seriales más infames de la historia de Estados Unidos y del mundo, la existencia de copioso material audiovisual de su juicio, además de entrevistas y testimonios de algunas de sus víctimas sobrevivientes, lo transforman en un personaje sumamente interesante. “Ted Bundy: Durmiendo Con El Asesino” intenta darle una nueva contextualización a esta historia, sin embargo, la falta de enfoque y punto de vista la transforman en una experiencia desabrida e irrelevante.

La película empieza cuando Liz Kendall (Lily Collins), madre soltera, conoce a un carismático y atractivo Ted Bundy (Zac Efron), y rápidamente comienzan una relación amorosa. Años después, Ted es acusado de intentar secuestrar a una joven en el estado Utah, y lentamente comienzan a acumularse contra él múltiples acusaciones de asesinato. Aunque alega inocencia, es llevado a prisión, y Liz, a pesar de creerle, lentamente comienza a distanciarse de él.

Es difícil hablar sobre la trama de esta película, ya que intenta contar dos historias paralelas sin profundizar en ninguna. Por un lado, seguimos a Liz a medida que aumentan las acusaciones en contra de Ted y cada vez parece más lejana la posibilidad de que salga en libertad. Por otro lado, seguimos a Ted, el atractivo y carismático estudiante de derecho que es acusado de asesinato en múltiples estados. Sin embargo, ninguna de las tramas desarrolla a sus personajes lo suficiente como para construir un relato que se sostenga.

Con Liz pareciera que el filme intenta hablar sobre el increíble atractivo y carisma de Ted Bundy, y cómo era capaz de prácticamente embrujar a sus parejas, pero su personaje y su relación con Ted nunca son profundizadas. A pesar de haber un claro cambio en ella al final de la película, no se entiende qué lo gatilla, ni qué es exactamente diferente en ella, ya que nunca tuvo un carácter bien definido.

Por otro lado, seguir a Ted Bundy a través de sus juicios y sus estadías en prisión resulta interesante, pero hasta cierto punto. Pese a ser un personaje sumamente atrayente, la falta de decisión y punto de vista de parte del director, Joe Berliner, hace que nada de lo que ocurre tenga real impacto en la forma de relacionarnos con él. Es un tratamiento puramente expositivo y no se alcanza a aborrecer ni empatizar con Ted, ya que nunca conocemos realmente su intimidad, sólo vemos la cara que muestra al público. Esto se siente como una oportunidad perdida, teniendo en cuenta que la película supuestamente trata sobre la relación de amor y odio que Liz tiene con él.

Visualmente la película es sumamente plana y no hay mucho que decir al respecto: la cámara simplemente muestra los hechos que ocurren, sin enfatizar ni enmarcar nada de ninguna forma interesante. Incluso el setting setentero no alcanza a sentirse importante, como en “Zodiac” (2007) de David Fincher o “American Hustle” (2013) de David O. Russell, en que los 70 de verdad brillan.

Por otro lado, las actuaciones tampoco sobresalen. Esto se debe probablemente a que los personajes no están lo suficientemente desarrollados para que sus actores tengan espacio para desenvolverse. Incluso Zac Efron, que hace un trabajo bastante correcto como Ted Bundy, nunca alcanza a salirse del mismo carisma y afabilidad constantes que el personaje muestra al mundo exterior, debido a que el filme nunca se aventura en su mundo interior. Esta es una decisión que corre tanto por guion como dirección, y que pudo haberle dado a Efron mucho más material para demostrar su capacidad actoral.

Los asesinos en serie son una temática compleja de tratar en cualquier tipo de ficción, ya que siempre se corre el riesgo de caer en la farandulización de estos personajes, olvidando que sus víctimas fueron reales. Esta película cae, sin embargo, en el otro extremo: la absoluta banalidad. Mucho se podría extrapolar sobre el fenómeno de Ted Bundy y lo horroroso y fascinante que resulta él como personaje hasta el día de hoy, pero “Ted Bundy: Durmiendo Con El Asesino” no se atreve a hacer más que relatar los hechos sin emitir comentario alguno.


Título Original: Extremely Wicked, Shockingly Evil and Vile

Director: Joe Berlinger

Duración: 110 minutos

Año: 2019

Reparto: Zac Efron, Lily Collins, John Malkovich, Angela Sarafyan, Kaya Scodelario, Jeffrey Donovan, James Hetfield, Grace Victoria Cox, Kevin McClatchy, Jim Parsons, Haley Joel Osment


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Order In Decline Order In Decline
DiscosHace 5 horas

Sum 41 – “Order In Decline”

En tres años y dos discos, Sum 41 demostró que las segundas oportunidades pueden hacer una gran diferencia. Fue en...

Terraformer Terraformer
DiscosHace 6 días

Thank You Scientist – “Terraformer”

Thank You Scientist es de aquellas propuestas que, desde la primera escucha, resultan un descubrimiento fresco y satisfactorio; un proyecto...

Bon Iver Bon Iver
DiscosHace 7 días

Bon Iver – “i,i”

La música que Justin Vernon ha creado como Bon Iver siempre ha sido asociada a las estaciones del año, desde...

First Taste First Taste
DiscosHace 1 semana

Ty Segall – “First Taste”

Ty Segall es sin lugar a duda una de las mentes más inquietas de esta década. Comenzando el segundo semestre...

CALIGULA CALIGULA
DiscosHace 2 semanas

Lingua Ignota – “CALIGULA”

No es fácil confrontar una obra cuando esta contiene un carácter tan personal y exigente, lo que compromete aún más...

Blood Year Blood Year
DiscosHace 2 semanas

Russian Circles – “Blood Year”

Pioneros de un post rock grave y con esencia metal, herederos de las más oscuras influencias del sludge, e inclasificables...

Fear Inoculum Fear Inoculum
DiscosHace 2 semanas

Tool – “Fear Inoculum”

Hasta hace unas semanas, la idea de escuchar material nuevo de Tool parecía totalmente inviable; algo más cercano al rumor...

Fever Dream Fever Dream
DiscosHace 3 semanas

Of Monsters And Men – “Fever Dream”

Una de las historias de éxito más curiosa de la década es la de Of Monsters And Men. Si bien,...

Guy Walks Into A Bar Guy Walks Into A Bar
DiscosHace 3 semanas

Mini Mansions – “Guy Walks Into A Bar…”

Mini Mansions, la banda formada por Michael Shuman, bajista de Queens Of The Stone Age, Zach Dawes, bajista de The...

Alien Alien
DiscosHace 3 semanas

Northlane – “Alien”

Northlane es una agrupación que se abrió paso inicialmente por un camino influenciado por el metalcore, y decidieron llevar esto...

Publicidad
Publicidad

Más vistas