Conéctate a nuestras redes

Cine

Guerra Mundial Z

Publicado

en

Cada cuanto en Hollywood surge una película con algún problema en su producción. Con esto nos referimos a reescritura de guión cuando el rodaje ya está en marcha, conflicto entre realizadores y las estrellas, cambio de actores, ausencia del director en la decisión del corte final, entre otros. La mayoría de las veces, en que una cinta tiene estos inconvenientes, el resultado termina siendo deficiente, pero con “Guerra Mundial Z” se rompe la regla. En este caso hubo diferencias creativas entre el director, Marc Forster, y los productores, lo que trajo como consecuencia que se volviera a filmar el segmento final del filme. Esto, a su vez, tuvo como efecto un desborde del presupuesto y un obvio retraso del estreno en cinco meses. Pese a todos estos contratiempos, y para nuestra sorpresa, el saldo final es positivo.

WORLD WAR Z 01Un misterioso virus se expande con increíble rapidez por el mundo, cuando Gerry Lane (Brad Pitt) ha abandonado hace poco su puesto como empleado de la ONU. La urgencia de la situación lo pondrá a la cabeza de una misión especial, cuyo propósito es encontrar el origen de la plaga mundial que está convirtiendo a la gente en zombies con la capacidad de apoderarse de ciudades en minutos.

El relato tiene una fuerza que demuestra desde las primeras escenas, cuando sin demasiados preámbulos ni explicaciones la acción se desata. En adelante, mantiene un nivel estupendo, a pesar de ciertos fallos. Es clarita, no se enreda, tiene momentos de gran tensión resueltos de manera satisfactoria y evita comprometerse con interrogantes a las que no podrá dar respuesta. Afortunadamente no estamos frente a la típica película que llena de acción el relato sin justificación, sino que ante una que la distribuye muy adecuadamente en un esqueleto dramático que se despliega con bastante congruencia.

WORLD WAR Z 02No es habitual encontrarse con una superproducción de estas dimensiones que sea tan sencilla y efectiva como esta, que plantea un simple punto inicial, no se complica en su desarrollo y cuenta con un acabado igualmente certero y sobrio. Hay un gran mérito allí. A esto se suma el interesante tratamiento que da a los zombies –una vuelta de tuerca a estas criaturas como unos infectados rabiosos-, todo enmarcado en la estructura de filme de fin del mundo, que es más bien clásica.

Dirigida por el irregular Marc Forster –quien se despachó uno de los peores episodios de la saga Bond–, “Guerra Mundial Z” tiene a su favor el contar con Brad Pitt como protagonista. Cada cinta con él en el reparto gana solidez y esta vez no es la excepción. Es un tipo que ha hecho de todo demostrando siempre gran versatilidad e intensidad, y al que lo único que le faltaba era ser parte de una producción de esta envergadura. Si bien en esta máquina bien aceitada no hay mucho espacio para los matices –su personaje no posee una construcción demasiado compleja y responde más bien al típico héroe-, el peso total recae sobre él y es capaz de conseguir una de esas interpretaciones que elevan filmes.

Sin embargo, aquí no todo brilla, partiendo por el guión escrito por Matthew Michael Carnahan y retocado por Damon Lindelof y Drew Goddard. Si bien, en general la historia tiene un buen remate y no se nota en exceso que pasó por tantas manos, nos encontramos con imperfecciones: hay diálogos que remarcan innecesariamente lo que ya queda claro con las imágenes y explicaciones que caen en lo ilógico (no queda claro por qué eligen al protagonista para sumarse a la misión, por ejemplo). También son defectos los minutos finales que no están a la altura del resto del metraje y que, en busca de ser una película más universal, carece de la crudeza típica del cine de zombies.

Esto es lo que hay y, aún cuando no da para entusiasmarse demasiado, está bastante bien si se le compara con lo que Hollywood ha entregado en los últimos años en términos de blockbusters y, por cierto, es un mucho mejor producto de lo que se esperaba, dados todos los imprevistos que debió enfrentar. Es una apuesta que se toma en serio el Apocalipsis Zombie y sabe estar a la altura de las exigencias. Sin complicarse en exceso, ejecuta una historia con mucho tino y correcto sentido del espectáculo, donde menos es más.

Por Gonzalo Valdivia

Publicidad
3 Comentarios

3 Comments

  1. Pablo Bustos Figueroa

    27-Jun-2013 en 12:13 am

    Buena critica, comparto el hecho que el resultado final esta relativamente bien para ser una película tan “manoseada”, aunque yo seria un poco más severo con aquellas cosas que no son para nada lógicas. Un alcance de índole más técnica: no la vean en 3D, como en muchas películas con abundantes escenas de acción, no se justifica.

  2. lyguerrero

    30-Jun-2013 en 4:23 am

    La vi hoy y resulto justo lo que esperaba; una película de acción que mantuvo mi atención hasta el final. Me gusto lo simple que es, porque no se enreda ni pierde tiempo. Y me gustaron estos zombies mas activos, hace tiempo que no saltaba en el cine y no pude evitarlo en un par de escenas.

  3. Orlando Cisterna Oyarzun

    01-Jul-2013 en 11:44 pm

    Un critica muy positiva para una pesima pelicula. Se nota que el guion esta muy debil, sin carne. El argumento es basico y deja poco para segundas lecturas o interpretaciones, aparte de personajes poco construidos y una seria falla en lo verosimil del film. A diferencia de “28 days”, World War Z cae en tomar al espectador como un verdadero idiota, y no alguien que ve un poco mas alla de la funcion.No profundiza en el conflicto religioso planteado en el libro, y eso hubiera dado mas peso al guion.

    Lo unico valorable de esta pelicula es que intenta mostrar un hecho posible, en un contexto de la gripe aviar del 2008.

    Sin embargo, no me genero absolutamente nada de emocion y, con dolor, fue una entrada perdida.

Responder

Comentarios

Midway: Batalla en el Pacífico

Publicado

en

Midway

La Batalla de Midway en 1942 entre Japón y Estados Unidos fue un punto de inflexión en la Segunda Guerra Mundial, cuyas fuerzas se enfrentaron y demostraron el potencial militar con el que contaban, cambiando el curso que los enfrentamientos estaban teniendo hasta el momento. Aquella batalla sirvió como material de inspiración para la película “Midway” (1976) y nuevamente es retratada en pantalla en las manos de Roland Emmerich, quien está a cargo de una producción que rememora uno de los grandes momentos bélicos del siglo pasado.

“Midway: Batalla en el Pacífico” se ubica en 1942, justo en medio de la Segunda Guerra Mundial y seis meses después del ataque en Pearl Harbor a manos de la armada japonesa. Sus enemigos estadounidenses preparan un contraataque al ejercito japonés y una de las grandes batallas toma lugar en las Islas Midway, donde todo el poder militar estadounidense se pondrá a prueba para poder vencer a las fuerzas opuestas y darle un giro a la gran guerra.

Roland Emmerich es reconocido por su ostentación visual, donde el espectáculo de efectos especiales es el foco de atención y las grandes explosiones y batallas sirven como el adorno perfecto para, al mismo tiempo, complementar historias centradas en el heroísmo y el sacrificio por un bien mayor.

Después de “Independence Day: Resurgence” (2016), Emmerich se embarca en uno de sus proyectos de vida, queriendo rememorar y homenajear a quienes formaron parte de una de las batallas más importantes en las que Estados Unidos fue parte en el contexto de la Segunda Guerra Mundial. El heroísmo y la abnegación son el pilar fundamental en la manera en que los protagonistas de esta historia son retratados, siendo ellos quienes conectan el monumental enfrentamiento y el drama humano detrás de la destrucción de portaaviones y cruceros.

Considerando las posibilidades visuales con las que se cuentan para representar este evento histórico, esta superproducción aprovecha con creces cada una de esas herramientas, reproduciendo la batalla aérea y naval de manera épica, y cumpliendo con el nivel grandilocuente de Emmerich. Aquellas escenas bélicas –apoyadas fundamentalmente por efectos digitales– constituyen la gran fortaleza de una cinta que pretende alcanzar más allá de lo que realmente logra. Por lo tanto, y desde un comienzo, estas secuencias harán de “Midway: Batalla en el Pacífico” una película que se basa más en la forma que en el fondo.

Sin embargo, el principal problema recae en el ensamblaje de estas secuencias de batalla con otras de un tono mucho más íntimo, donde el drama personal de algunos de los personajes sale a flote en medio de una guerra externa. Estos momentos, cuya naturalidad se pierde en diálogos flojos y forzados, aflojan la gran historia que se está tejiendo en el campo de batalla, produciendo una disonancia entre la ostentosidad de efectos visuales y hazañas heroicas, y la sencillez de acciones puestas a la fuerza para abarcar cada rincón que esconde un evento histórico. Queda en evidencia la desconexión que existe al momento de entrelazar y dar como resultado final un relato que pretende profundizar, no obstante, se queda en la superficie como si no supiera cómo avanzar.

“Midway: Batalla en el Pacífico” cuenta con el potencial y las características necesarias para poder convertirse en una producción que quiere mezclar secuencias épicas y el drama humano detrás de las grandes batallas. Sin embargo, falla al no poder lograr juntar ambas visiones de una manera coherente y natural, no alcanzando a abarcar en profundidad uno de sus objetivos, dejando que el espectáculo se apodere de la pantalla y resultando en una cinta atractiva de ver, pero carente de sustancia.


Título Original: Midway

Director: Roland Emmerich

Duración: 138 minutos

Año: 2019

Reparto: Ed Skrein, Woody Harrelson, Patrick Wilson, Luke Evans, Aaron Eckhart, Nick Jonas, Mandy Moore, Dennis Quaid, Darren Criss, Luke Kleintank, Alexander Ludwig, Mark Rolston


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Deceiver Deceiver
DiscosHace 1 semana

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 1 semana

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 2 semanas

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 2 semanas

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 2 semanas

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 2 semanas

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Railer Railer
DiscosHace 3 semanas

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 3 semanas

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 3 semanas

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Metronomy Forever Metronomy Forever
DiscosHace 3 semanas

Metronomy – “Metronomy Forever”

Ha pasado más de una década desde el clásico de Metronomy, “Nights Out” (2008), material que los estableció como parte...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: