Conéctate a nuestras redes

Cine

Guardianes De La Bahía

Publicado

en

Baywatch” (1989) fue una serie dramática de aventuras que se hizo internacionalmente conocida por idealizar el trabajo de salvavidas en las playas de Los Angeles, California. Esculturales hombres y mujeres en clásicos trajes de baño y flotadores rojos, corriendo a cámara lenta mientras suena la canción “I’m Always Here” de Jimi Jamison pronto se convirtió en la imagen representativa, con David Hasselhoff y Pamela Anderson a la cabeza.

En nuestro país, durante gran parte de los noventa e inicios del nuevo milenio, la serie fue transmitida por televisión abierta, transformándose en un programa mayoritariamente familiar, o por lo menos así se le recuerda. La nostalgia mueve millones y Hollywood lo sabe hace décadas, no obstante, a la hora de filtrar los remakes extrañamente demuestra pericia. Así, a la vasta lista de re-versiones olvidables, hoy se suma “Guardianes De La Bahía”, una comedia completamente desatinada que transiciona hacia una metaparodia conveniente, pero que se termina ahogando porque quiere.

Para buscar nuevos reclutas, Mitch Buchannon (Dwayne Johnson) y su equipo de salvavidas organiza cada año una competencia abierta. A esta llega Matt Brody (Zac Efron), un ex nadador olímpico con un pasado que desea olvidar. Entre el tira y afloja de ambos hombres de agua, el equipo se verá envuelto en un intrincado complot criminal que pondrá el peligro a su preciada bahía.

Es cierto que la serie “Baywatch” jamás tuvo una gran calidad en cuanto a historia o personajes, sino que se fundamentaba en su inapropiada explotación corporal y en la facilidad con que desenvolvía sus capítulos autoconclusivos, como un híbrido entre teleserie y una producción con mayor presupuesto. Con ojos actuales, es una serie cursi pero bastante inofensiva. Por ello, cuando se anunció una versión actualizada con nombres populares, el recauchado prometía una comedia adulta que trabajaría tanto como parodia y homenaje para la serie. Y es cierto, lo cumple, pero desde un extremo completamente opuesto: una deplorable sucesión de incidentes anecdóticos es acoplado con el menor interés para formar una cinta que, en sus casi dos horas de duración, entrega nada más que cinco minutos de risas y 110 de desinterés obligado.

Obsesivamente cargada de beats de hip hop electrónico y una primera parte con más música que contenido, esta deplorable cinta -que intenta mofarse de sí misma y del abuso de cámara lenta- es una triste rendición a lo más bajo de su género, incluso en un nivel inferior a las parodias que sí se casan con lo absurdo de su especie. “Guardianes De La Bahía” pretende colindar entre la acción épica y la comedia cruda, pero falla en ambos lados de una manera realmente deshonrosa.

Seth Gordon, el director que nos trajo la sólida comedia “Horrible Bosses” (2011), hace un trabajo fatal al intentar validar esta metaparodia (una parodia que se burla de sí misma, de su género y de su material original), que en perspectiva pareciera ser desarrollada con hastío y armada a último minuto por un equipo de edición que odia su trabajo. Las incontables faltas en continuidad, tanto de la historia como de la edición, se suman a efectos nada especiales, fracasando en mantener cierto nivel, y entregándonos como resultado un producto fraccionado hacia su más bajo potencial.

Sumado a lo anterior, el casting en su conjunto no funciona aunque así lo quisiera. Si por un lado, Johnson y Efron cumplen en sus papeles cómicos como una dupla dinamita que logra los únicos momentos entretenidos de la cinta -donde prima el humor negro y adulto, facultando el progreso de sus personajes-, en contraparte, tanto el desarrollo de los personajes encarnados por Alexandra Daddario como Kelly Rohrbach se diluye ominosamente porque jamás llegan a un punto de quiebre consistente, pese a que cuentan con más tiempo del suficiente para alcanzar un grado esperado de presencia. Y el personaje de Ronnie, que cumple el espantoso estereotipo del “chistosito nerd”, es un lamentable dispositivo de gags que no profesan ni jolgorio ni diversión real. A la seguidilla de secundarios de apoyo que se va olvidando mientras pasan los segundos se suma una trama irracional, donde la antagonista es íntegramente fútil, y que, si bien se lleva algunas frases para el oro, el argumento al que hace alusión es indiferentemente pobre y desesperantemente aburrido.

El humor R-rated (a saber, crudo, vulgar y explícito) no es algo que cause molestia considerando el público al cual se dirige. Es más: incluso en ciertos momentos levanta lo alicaído del relato. Pero debió seguir el ejemplo de películas como “21 Jump Street” (2012) que, pese a las bajas expectativas siendo también un remake y atreviéndose a romper algunos cánones de su género, cumplió con entregar una historia entretenida y con un mensaje más allá de su forma. Aunque “Guardianes De La Bahía” se diferencia en tantas aptitudes al material en el cual se basa -algo que pudo ser positivo- carece de uno de los pocos atributos que no debieran faltar en ningún tipo de producción: auténtico encanto.

Por Daniela Pérez

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Midway: Batalla en el Pacífico

Publicado

en

Midway

La Batalla de Midway en 1942 entre Japón y Estados Unidos fue un punto de inflexión en la Segunda Guerra Mundial, cuyas fuerzas se enfrentaron y demostraron el potencial militar con el que contaban, cambiando el curso que los enfrentamientos estaban teniendo hasta el momento. Aquella batalla sirvió como material de inspiración para la película “Midway” (1976) y nuevamente es retratada en pantalla en las manos de Roland Emmerich, quien está a cargo de una producción que rememora uno de los grandes momentos bélicos del siglo pasado.

“Midway: Batalla en el Pacífico” se ubica en 1942, justo en medio de la Segunda Guerra Mundial y seis meses después del ataque en Pearl Harbor a manos de la armada japonesa. Sus enemigos estadounidenses preparan un contraataque al ejercito japonés y una de las grandes batallas toma lugar en las Islas Midway, donde todo el poder militar estadounidense se pondrá a prueba para poder vencer a las fuerzas opuestas y darle un giro a la gran guerra.

Roland Emmerich es reconocido por su ostentación visual, donde el espectáculo de efectos especiales es el foco de atención y las grandes explosiones y batallas sirven como el adorno perfecto para, al mismo tiempo, complementar historias centradas en el heroísmo y el sacrificio por un bien mayor.

Después de “Independence Day: Resurgence” (2016), Emmerich se embarca en uno de sus proyectos de vida, queriendo rememorar y homenajear a quienes formaron parte de una de las batallas más importantes en las que Estados Unidos fue parte en el contexto de la Segunda Guerra Mundial. El heroísmo y la abnegación son el pilar fundamental en la manera en que los protagonistas de esta historia son retratados, siendo ellos quienes conectan el monumental enfrentamiento y el drama humano detrás de la destrucción de portaaviones y cruceros.

Considerando las posibilidades visuales con las que se cuentan para representar este evento histórico, esta superproducción aprovecha con creces cada una de esas herramientas, reproduciendo la batalla aérea y naval de manera épica, y cumpliendo con el nivel grandilocuente de Emmerich. Aquellas escenas bélicas –apoyadas fundamentalmente por efectos digitales– constituyen la gran fortaleza de una cinta que pretende alcanzar más allá de lo que realmente logra. Por lo tanto, y desde un comienzo, estas secuencias harán de “Midway: Batalla en el Pacífico” una película que se basa más en la forma que en el fondo.

Sin embargo, el principal problema recae en el ensamblaje de estas secuencias de batalla con otras de un tono mucho más íntimo, donde el drama personal de algunos de los personajes sale a flote en medio de una guerra externa. Estos momentos, cuya naturalidad se pierde en diálogos flojos y forzados, aflojan la gran historia que se está tejiendo en el campo de batalla, produciendo una disonancia entre la ostentosidad de efectos visuales y hazañas heroicas, y la sencillez de acciones puestas a la fuerza para abarcar cada rincón que esconde un evento histórico. Queda en evidencia la desconexión que existe al momento de entrelazar y dar como resultado final un relato que pretende profundizar, no obstante, se queda en la superficie como si no supiera cómo avanzar.

“Midway: Batalla en el Pacífico” cuenta con el potencial y las características necesarias para poder convertirse en una producción que quiere mezclar secuencias épicas y el drama humano detrás de las grandes batallas. Sin embargo, falla al no poder lograr juntar ambas visiones de una manera coherente y natural, no alcanzando a abarcar en profundidad uno de sus objetivos, dejando que el espectáculo se apodere de la pantalla y resultando en una cinta atractiva de ver, pero carente de sustancia.


Título Original: Midway

Director: Roland Emmerich

Duración: 138 minutos

Año: 2019

Reparto: Ed Skrein, Woody Harrelson, Patrick Wilson, Luke Evans, Aaron Eckhart, Nick Jonas, Mandy Moore, Dennis Quaid, Darren Criss, Luke Kleintank, Alexander Ludwig, Mark Rolston


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Deceiver Deceiver
DiscosHace 1 semana

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 1 semana

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 2 semanas

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 2 semanas

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 2 semanas

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 2 semanas

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Railer Railer
DiscosHace 3 semanas

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 3 semanas

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 3 semanas

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Metronomy Forever Metronomy Forever
DiscosHace 3 semanas

Metronomy – “Metronomy Forever”

Ha pasado más de una década desde el clásico de Metronomy, “Nights Out” (2008), material que los estableció como parte...

Publicidad
Publicidad

Más vistas