Conéctate a nuestras redes

Cine

Guagua Cochina

Publicado

en

Sin duda, las últimas décadas han traído consigo una revolución en lo referente a cuestionar las normas morales socialmente impuestas, en favor de lo que se ha defendido como los derechos de las disidencias, siendo quizá el punto más controvertido el de las sexuales. Este conflicto en particular ha llevado a resignificar los más prístinos fundamentos de lo que entendemos por familia, abriendo la posibilidad de incluir dentro de esta categoría la paternidad por parte de parejas homosexuales y, por qué no, por personas que deciden traer hijos al mundo prescindiendo de una pareja con quien compartir esta labor.

NASTY BABY 01Esta es la premisa que da origen a “Nasty Baby”, donde se relata la historia de Freddy (Sebastián Silva), quien ha accedido a la petición de su mejor amiga, Polly (Kristen Wiig), de convertirse en el padre del hijo que ella tanto desea engendrar. Tras seis meses de infructuosos intentos, un examen revela que Freddy se encuentra biológicamente inhabilitado para ayudar a su amiga, por lo que involucran en este plan a Mo (Tunde Adebimpe), novio del primero. Los constantes miedos e inseguridades que de por sí embargan a cualquier futuro padre, se ven radicalmente acrecentados en este atípico trío, quienes deberán lidiar con una serie de dificultades, entre las cuales el prejuicio y la discriminación no podían estar exentos.

Ambientada en un barrio de Brooklyn, popularmente conocido por albergar en sus calles a los sectores marginales de la población neoyorquina, la cuidada selección de las locaciones resalta el encanto que existe en sus viviendas aglomeradas y las vías públicas saturadas de asfalto, dando como resultado una producción estéticamente agradable. El cuidado puesto en la composición de las escenografías es evidente y se agradece, incluso cuando esto implica agregar elementos no utilitarios NASTY BABY 02al conflicto central, como por ejemplo, la fijación de Mo con las plantas. Toda esta puesta en escena se complementa con una fotografía que evade las tonalidades fuertes, acaso para otorgar a través de la imagen un toque de neutralidad a tan controvertido tema.

Sin embargo, en esta inclinación por lo visualmente atractivo, irrumpe también lo grotesco. Y es que para plantear la extrañeza que le produce al protagonista el acérrimo deseo que existe en engendrar hijos propios, que perpetúen los genes de sus padres y que se les asemejen físicamente, Freddy está elaborando una obra audiovisual cuyo nombre da el título a la cinta, y que consiste en registrar a personas adultas disfrazadas como bebés y comportándose como tal. Sin duda la intención de Silva, escondida tras la obra de Freddy, cumple con instalar en el espectador un dejo de repulsión, y es que ver a estos adultos chillando y balbuceando como los bebés que ya no son, logra bordear lo irritante.

No obstante, la cinta presenta varios reparos que le pesan y terminan por opacar toda buena intención. Y es que el recurso de desarrollar la historia a través de la más íntima cotidianeidad de sus protagonistas, termina por sobrecargar la narración hacia lo insípido; el relato es plano y casi sin sobresaltos, por lo que progresivamente se va disolviendo el interés de hasta los más pacientes. A esto se suma la deficiente distribución de los tiempos, donde en los primeros tres cuartos de metraje NASTY BABY 03la trama es laxa y se remite a lo anecdótico, en desmedro del reducido espacio que se dispone para los eventos finales, los cuales, por su gravedad, merecían un tratamiento en mayor profundidad de manera de sostener un guión responsable y cohesionado. Sin embargo, la forma en que son situados en términos de ejecución como por su lugar dentro del guión, torna sus últimos minutos en una cadena de eventos forzados, restándole credibilidad.

Es así como “Nasty Baby” no trata únicamente sobre la homoparentalidad o el deseo de una mujer soltera de ser madre a como dé lugar, o de las enrevesadas situaciones que se dan lugar cuando juntamos a esto tres personajes, sino que es también una hipérbole de los miedos, inseguridades y ansiedades que implica la decisión de traer bebés a este mundo. Una temática interesante e incluso necesaria de abordar en el formato cinematográfico, cargada de potencial suficiente como para ser atractiva sólo por la controversia que aborda, pero que se pierde irrevocablemente en una narrativa plana y de tiempos mal distribuidos, restándole valioso atractivo imprescindible a la hora de efectivamente instalar este tema en el público. Finalmente, tras el visionado de “Nasty Baby” prima la extrañeza y las dudas acerca de si nos encontramos ante una obra irreverente, o si sólo presenciamos una buena idea ejecutada con insuficiencia.

Por Evelyn Munzenmayer

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Milagro en la Celda 7

Publicado

en

Milagro en la Celda 7

Los lazos familiares y los obstáculos que estos deben sortear para mantenerse firmes, es un tema recurrente en producciones que tienen como principal objetivo conectar emocionalmente con la audiencia, generando un vínculo que apele a las sensibilidades del espectador. Sin embargo, aquel objetivo no es fácil de alcanzar si no se cuenta con personajes que logren representar con honestidad las complejidades de las relaciones familiares.

“Milagro en la Celda 7” es el remake turco de “7-Beon-Bang-Ui Seon-Mul”, una cinta surcoreana estrenada con gran éxito en el año 2013. La historia se centra en la vida de Memo (Aras Bulut Iynemli), un hombre con discapacidad intelectual, y su hija Ova (Nisa Sofiya Aksongur), quienes ven cómo su apacible vida cambia cuando él es acusado de asesinar a una niña y, teniendo todo en contra, deberá demostrar su inocencia.

La primera y principal característica que resalta en “Milagro en la Celda 7” es la entrañable relación entre padre e hija, siendo cada una de sus interacciones el corazón de una historia que no pretende ser más de lo que está relatando en pantalla. En ambos se puede ver el compromiso que existe hacia el bienestar del otro y lo que están dispuestos a sacrificar (dentro de sus posibilidades) para poder estar juntos. El fuerte vínculo que los une es el motor que los mantiene firmes una vez que deben estar separados, y es así cómo el relato hace lo posible para poder resaltar aquellos momentos.

Para alcanzar tal objetivo y que resulte con naturalidad, la actuación de ambos actores interpretando a sus protagonistas logra la complicidad necesaria para hacer de su relación un vinculo creíble y capaz de enternecer la mirada de la audiencia. La dinámica de ambos juega a favor cuando quieren mostrar con total espontaneidad la relación que se ha construido, pero, además, en el momento en el que se ven distanciados, cada uno logra destacar en el entorno en el que se ven expuestos. De esta forma, logran crear personajes verosímiles y capaces de trascender a la historia en la que se ven insertos.

Por otra parte, la cinta es lo suficientemente honesta consigo misma al momento de plantear sus objetivos y lo que quiere generar en el espectador. Por lo tanto, utilizará todos los recursos necesarios para encausar y mantener el relato en el drama y, aunque a veces existen momentos de respiro para sus protagonistas, estos vuelven rápidamente a sumergirse en obstáculos que pretenden impedir esos momentos de calma. En ese sentido, su construcción narrativa está apuntando constantemente en enfatizar las dificultades que les ha tocado atravesar, donde la compasión y la empatía se vuelven esenciales para acompañarlos.

Utilizando recursos que a ratos podrían parecer insistentes, su relato se arma con el propósito de conmover a quien está viendo una cinta que no niega de su melodrama. Y aunque las técnicas utilizadas empujan con fuerza hacia las lágrimas, la sinceridad con la que se sostiene pide que esos elementos sean aceptados como las piezas que le dan el corazón a su narración.

Considerando que dicho melodrama permea cada rincón de la película, esta característica se acentúa no tan sólo con su guion, sino que también a través del montaje y la música, características que podrían poner en riesgo la complicidad con la que se ha trabajado la relación entre el relato y el espectador. Sin embargo, dichos elementos están incluidos para empujar la aflicción y lograr su principal finalidad: conmover a su público.

Con todo a su favor para lograr su propósito, “Milagro en la Celda 7” no es más que lo que promete ser: un drama familiar con los elementos necesarios para encontrar conflicto en cada paso que dan sus protagonistas. De esta forma, logra transformarse en una cinta honesta y directa cuando empieza a encausar su estructura y, a pesar de casi transitar en la desdicha, es capaz de entregar momentos de calidez apoyándose en la sencillez e ingenuidad de sus protagonistas.


Título Original: Yedinci Kogustaki Mucize

Director: Mehmet Ada Öztekin

Duración: 132 minutos

Año: 2019

Reparto: Aras Bulut Iynemli, Nisa Sofiya Aksongur, Deniz Baysal, Celile Toyon Uysal, Ilker Aksum, Mesut Akusta, Yurdaer Okur, Sarp Akkaya, Yildiray Sahinler, Deniz Celiloglu


Seguir Leyendo

Podcast HN Cine

Publicidad

Podcast HN Música

Facebook

Discos

Underneath Underneath
DiscosHace 2 días

Code Orange – “Underneath”

El término mainstream es un foco de observación por el apartado de artistas que pueden ser considerados –independiente de controversias–...

Aló! Aló!
DiscosHace 4 días

Pedropiedra – “Aló!”

Hay artistas que no tienen miedo cuando se trata de hacer música que no responde a las expectativas ni al...

Ordinary Man Ordinary Man
DiscosHace 5 días

Ozzy Osbourne – “Ordinary Man”

Una de las fórmulas históricamente exitosas en el mundo del rock es intentar romper algún paradigma. Golpear desde la apuesta...

F8 F8
DiscosHace 1 semana

Five Finger Death Punch – “F8”

Es curioso lo que ocurre con Five Finger Death Punch: en Estados Unidos y en Europa son, acaso, la banda...

Miss Anthropocene Miss Anthropocene
DiscosHace 2 semanas

Grimes – “Miss Anthropocene”

No hay dudas de que Grimes se compromete totalmente con los conceptos que su mente imagina. Con sorpresa recibieron muchos...

Cuauhtémoc Cuauhtémoc
DiscosHace 2 semanas

Niños Del Cerro – “Cuauhtémoc”

Latinoamérica es un continente de elementos comunes. No sólo compartimos un idioma o un espacio geográfico, sino que nuestras historias...

Splid Splid
DiscosHace 2 semanas

Kvelertak – “Splid”

Se dice que para los gustos no hay nada escrito. Llevado al aspecto musical, recorrer un camino de experimentación a...

color theory color theory
DiscosHace 3 semanas

Soccer Mommy – “color theory”

Dos años después del álbum que la puso al frente de la nueva generación de cantautoras del indie, “Clean” (2018),...

The Fallen Crimson The Fallen Crimson
DiscosHace 3 semanas

Envy – “The Fallen Crimson”

¿Puede una banda tener un espacio trascendental, aun cuando se mantiene en el underground? ¿Incluso cuando la ausencia se explaya?...

Perdida Perdida
DiscosHace 3 semanas

Stone Temple Pilots – “Perdida”

Han transcurrido tres décadas desde que Stone Temple Pilots fuera parte de los grandes del grunge, tiempo esplendoroso que, años...

Publicidad
Publicidad

Más vistas