Conéctate a nuestras redes

Cine

Grandes Héroes

Publicado

en

Corría el año 2006 cuando el estudio de animación Pixar era adquirido por la compañía Walt Disney, en la friolera de 7.400 millones de dólares. A través de un arreglo comercial, la casa de la lamparita pudo seguir haciendo películas bajo el mismo nombre y con el mismo logo, pero sólo como una división más de Disney que, claro está, sacaría todos los réditos económicos de la fusión. La primera película que se produciría íntegramente en este nuevo escenario sería “WALL-E” (2008), seguida por “Up” (2009), para luego dar paso a “Toy Story 3” (2010). Considerando que estas cintas –tres de las joyas animadas más importantes del último tiempo- nacieran en aquel contexto, cabe preguntar: ¿Hasta qué punto es admisible para el público que la multinacional arrase de manera exponencial con todos sus competidores? En 2009, Disney compraría a Marvel, siendo “Grandes Héroes” el primer largometraje salido de esta unión.

BIG HERO 6 00Hiro es un adolescente de 14 años, genio de la robótica, que se encuentra algo extraviado en su camino. A su lado está Tadashi, su hermano mayor, quien, con la misma inteligencia, logrará que el joven siente cabeza y se interese por algo más que las peleas callejeras ilegales de robots, lo único que hasta ese momento lo entretenía. De esta manera, Hiro entra a estudiar al mismo lugar donde se encuentra su hermano. Lamentablemente, el mismo día que Hiro aprueba su examen de admisión, se produce un accidente que acaba con la vida de Tadashi. Antes de morir, este último le muestra su última creación a Hiro: un robot enfermero llamado Baymax, que está programado con diez mil procedimientos médicos para ayudar a las personas. En su obligación de recuperar a Hiro de su estado depresivo, Baymax lo llevará a descubrir que la muerte de Tadashi no fue accidental, motivando así al joven, junto a cuatro queridos amigos, a descifrar quién está detrás de todo esto.

No fue hasta las primeras insinuaciones sobre la producción de esta película, que el cómic de Marvel saliera de su mayor anonimato para contar con la aceptación masiva del público. Tan desapercibida pasaba la historieta original de la casa de Stan Lee, que los estudios de animación Walt Disney –división separada de Pixar y de todas las otras filiales de la compañía- se permitieron conservar sólo algunos de sus elementos para dar forma a “Grandes Héroes”; la columna vertebral del relato, junto a la mayoría de sus nombres primigenios, se condensaban en todo un nuevo contexto respecto de lo que ya se había contado en papel. Ahora no es Tokyo –lugar donde se desarrolla el cómic- la ciudad donde transcurre la historia, sino que la ficticia San Fransokyo, una mezcla entre San Francisco y la capital nipona, la que se propone como el espacio de convergencia ideal entre la rutina social y la tecnología como tópico estelar.

BIG HERO 6 01Desde su comienzo, la película se encarga de presentar detenidamente cuáles son las motivaciones de Hiro, acentuando qué tan importantes son las relaciones humanas que puede mantener un adolescente prodigio de la robótica con algún complejo de superioridad que es devenido posteriormente en una inquietud por aprender cosas nuevas, con la gente correcta, en el lugar indicado. El primer tercio de la cinta se desvanece bajo aquel planteamiento, muy bien cuidado en su fondo pues, por más estratégica que sea la promoción del filme enganchándonos a través de su personaje más entrañable, Baymax, el robot blanco y bonachón, es la historia de Hiro la que une con toda consistencia las distintas piezas del armado. Sabemos que en los casi 80 años de recorrido cinematográfico que luce hoy día Disney, uno de los principales resquicios que ha ocupado para caracterizar a sus trabajos –acertados en una época, viciados en otras- es la detonación de una tragedia como vehículo de desarrollo para sus personajes. En “Grandes Héroes” se trabaja con un expediente similar, no obstante el recurso cambia en su forma; la triste vida familiar de Hiro deslizada por medio de certeros y sutiles diálogos, junto a un pasaje en particular que comprende el retrato –siempre medido- de todo un proceso fúnebre. Un guión que acierta plenamente en este apartado, dejando al margen el innecesario espacio melodramático que alguna vez se les dio tan bien a los clásicos de Disney, cuando los más pequeños de la casa no eran tratados entre tantos algodones.

Es en este punto cuando la cinta toma una nueva directriz y posa sus intenciones en reflejar una suerte de transición para lo que viene. El ritmo del relato se mantiene uniforme, sin decaer en lagunas tediosas, algo que también es beneficioso para un hilo conductor que se sostiene lógico. Si bien el BIG HERO 6 02humor –instancia que representa uno de los grandes ítems para la mayoría de las películas animadas de occidente- se encuentra presente desde el principio, es en este puente, hacia la mitad del metraje, cuando se ofrecen las situaciones más cómicas del título, protagonizadas en un gran porcentaje por Baymax, la figura que permanecerá en la retina del espectador: un personaje querible, complejo y definido, construido con el corazón de una abuela y la mente del más creativo libretista.

Visualmente la película es una maravilla. El diseño de los ambientes, los matices de los tonos para engalanar el lienzo, el detalle de la animación y la conjugación de los colores fríos y cálidos en las escenas contrapuestas por el argumento, parecen ser la muestra de que el enorme presupuesto de la producción está justificado. Es con esta paleta fotográfica, hacia el desenlace, que la cinta toma los elementos del universo marveliano que tiene a su disposición y nos entrega las escenas más entretenidas, las que llevan la adrenalina al tope.

BIG HERO 6 03Lo de Hiro, Baymax y los 4 héroes restantes es una muy buena forma de cerrar una temporada que nos ha entregado películas de animación de una gran factura técnica y argumental, entre las que principalmente destacan “The Lego Movie” y “How To Train Your Dragon 2”. Si bien “Grandes Héroes” no alcanza lo hecho por las dos anteriores, básicamente por lo que puede ser juzgado como un final predecible y porque aún se siente un poco inmadura considerando los carteles que la respaldan, posee los suficientes méritos para ser reconocida como una de las mejores del año en su categoría. A diferencia de la regular “Frozen” (2013), su antecesora en los Estudios Disney, que parece haber sido concebida como un gran salvavidas comercial, en “Grandes Héroes” efectivamente hay un subtexto trascendente, algo de lo que la princesa del hielo poco puede presumir. Y atención: se recomienda quedarse en la sala hasta que terminen los créditos finales.

Por Pablo Moya

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Maléfica: Dueña del Mal

Publicado

en

Maléfica

El estreno de producciones animadas Disney en versiones live action ha traído discusiones frente a la real relevancia que dichas cintas tienen en el panorama actual. Y lo cierto es que la curiosidad de la audiencia asegura el éxito comercial. Sin embargo, el duplicado de estas producciones, dejando a un lado la originalidad de sus primeras versiones, obliga a recurrir a una expansión un poco más libre sobre la interpretación de los cuentos clásicos que inspiraron las obras del estudio. En este caso, el estreno de “Maleficent” en 2014 insinuó ciertos elementos que pretendían otorgar frescura a la reinvención de la malvada antagonista de “Sleeping Beauty” (1959).

Luego de varios años de los hechos ocurridos en la primera cinta, “Maléfica: Dueña del Mal” se centra en la relación que la oscura hada (Angelina Jolie) tiene con Aurora (Elle Fanning), luego de que esta anunciara su matrimonio con el príncipe Phillip (Harris Dickinson). La unión entre el reino y el páramo traerá rencillas entre humanos y hadas, poniendo a Maléfica y Aurora en lados opuestos para, a la vez, enfrentarse a un enemigo en común.

La primera cinta, con énfasis en la oscura hada, centraba su atención en cómo la traición forjaba las motivaciones de Maléfica, llevándola a actuar en venganza, siendo este su principal motor. La villana, que aparecía en la cinta original de 1959, se despojaba de un velo superficial, permitiendo escarbar entre sus profundas heridas y dejando entrever las razones para seguir con un plan trazado desde el momento en que se vio decepcionada con la raza humana.

Esta segunda parte deja a un lado la exploración de Maléfica hacia su pasado, concentrándose principalmente en su relación con Aurora y cómo juntas han mantenido la paz entre las criaturas del páramo y el reino de los humanos. Entre ellas se ha forjado un lazo cercano al de madre e hija, y los momentos retratados a solas dan cuenta de cómo su relación ha evolucionado y, al mismo tiempo, sitúa la urgencia cuando la paz que han construido se ve amenazada por el miedo y el poder de una fuerza externa que aparece temprano en el desarrollo del relato.

Una vez separadas, la cinta se toma el tiempo para explorar un lado más vulnerable de Maléfica, el que tiene relación con el origen de su raza y la forma en que la nueva conexión con los de su especie servirá como llama para encender una lucha interna que se veía apagada. Sin embargo, la exploración de aquel lado es trabajado de tal manera, que sólo la superficie es visible, pero no deja espacio para profundizar en cómo este descubrimiento realmente afecta a la protagonista, otorgando a la audiencia llenar ciertos espacios sólo gracias a las reacciones que el personaje tiene frente a ciertos estímulos.

La construcción visual del mundo ficticio donde habitan los personajes está basada principalmente en CGI, recurso que apoya la exploración de un mundo que sobreexplota colores y el diseño de algunas de las criaturas que habitan el lugar. El uso de imágenes creadas digitalmente está justificado frente al mundo de fantasía que se está presentando, pero, al mismo tiempo, su uso afecta visualmente la interacción entre humanos y criaturas, por lo tanto, es necesario entrar en este universo con ojos crédulos frente a lo que ocurre en pantalla.

Dirigida claramente para un público infantil, “Maléfica: Dueña del Mal” no reúne el mínimo compendio de características para sostenerse como una secuela necesaria, olvidando los elementos que le otorgaron frescura a su antecesora y fallando principalmente en la exploración de su protagonista, quien con sus apariciones no justifica la existencia de esta producción.


Título Original: Maleficent: Mistress of Evil

Director: Joachim Rønning

Duración: 118 minutos

Año: 2019

Reparto: Angelina Jolie, Michelle Pfeiffer, Elle Fanning, Ed Skrein, Chiwetel Ejiofor, Juno Temple, Sam Riley, David Gyasi, Lesley Manville, Imelda Staunton, Harris Dickinson, Jenn Murray


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Free Free
DiscosHace 1 semana

Iggy Pop – “Free”

Puede parecer extraño que un artista que ha hecho literalmente lo que se le ha antojado a lo largo de...

DiscosHace 1 semana

Diego Lorenzini – “De Algo Hay Que Morir”

El ingenio de la cultura chilena es algo que se ha instaurado como característica generalizada, como también la capacidad de...

Close It Quietly Close It Quietly
DiscosHace 1 semana

Frankie Cosmos – “Close It Quietly”

Casi como una poeta del “Hágalo Usted Mismo” o filosofía DIY de habitación adolescente estadounidense, emergió el nombre de Frankie...

The Center Won't Hold The Center Won't Hold
DiscosHace 2 semanas

Sleater-Kinney – “The Center Won’t Hold”

¿Hasta qué punto se considera un cambio de dirección? Muchas veces se genera un debate cuando una banda decide incursionar...

Lost Girls Lost Girls
DiscosHace 2 semanas

Bat For Lashes – “Lost Girls”

Cuando Natasha Khan lanza un nuevo disco, un mundo lleno de posibilidades y de fantasía se abre. A través de...

Atonement Atonement
DiscosHace 2 semanas

Killswitch Engage – “Atonement”

Hoy en día, en la época del streaming, donde un single es más importante que un álbum, cuesta generar altas...

Schlagenheim Schlagenheim
DiscosHace 3 semanas

Black Midi – “Schlagenheim”

Históricamente, la energía proveniente de la juventud es un factor vital para el panorama del rock; una virtud que ha...

Patio 29 Patio 29
DiscosHace 3 semanas

Slowkiss – “Patio 29”

A veces se puede estar muy cerca del abismo y del fin. Allí, las experiencias y los recuerdos pueden ser...

Norman Fucking Rockwell Norman Fucking Rockwell
DiscosHace 3 semanas

Lana Del Rey – “Norman Fucking Rockwell!”

En 2011, Lizzy Grant lanzó la canción que la convertiría en la estrella con la que siempre soñó ser. Como...

Infest The Rats’ Nest Infest The Rats’ Nest
DiscosHace 4 semanas

King Gizzard & The Lizard Wizard – “Infest The Rats’ Nest”

King Gizzard & The Lizard Wizard vuelven a experimentar en el estudio, dando con su versión más pesada. En “Infest...

Publicidad
Publicidad

Más vistas