Conéctate a nuestras redes

Cine

Frankenweenie

Publicado

en

Cuando todos asumíamos que Tim Burton había decidido quitarse los pantalones para siempre, sobre todo después de su deleznable incursión en el País de las Maravillas, que no hizo más que convertirlo en la parodia de sí mismo, el norteamericano regresa para tapar bocas y demostrarnos que, cuando existe dedicación y, por sobre todas las cosas, amor por lo que se está haciendo, toda aspereza puede ser limada y la fantasía gótica que a tantos fieles ha cautivado alrededor del mundo, puede volver a expeler la magia autentica y cautivadora de los mejores filmes del realizador.

Basado en el propio cortometraje de Tim Burtom, del mismo nombre y realizado el año 1984, “Frankenweenie” nos cuenta la historia de Victor Frankenstien, un niño aficionado a la ciencia y que tiene como único y mejor amigo a Sparky, su fiel perro mascota. La tragedia se desata cuando, en un accidente de transito, Sparky perece bajo las ruedas de un automóvil. Con el poder de la ciencia, Victor realizará un tenebroso experimento que resucitará a Sparky como una versión canina del mítico monstruo de Frankenstein (sutil cambio de vocales: Frankenstien y Frankenstein). Los problemas no tardarán en llegar, cuando uno de los tétricos niños de su clase se entere de la existencia de Sparky y chantajee a Victor para que le revele la receta de su experimento y así crear su propio proyecto para la Feria de Ciencias, certamen educativo que se convertirá en una verdadera batalla de mentes brillantes –y muy siniestras– por superar la creación de Victor.

Regresando a la siempre cautivante técnica de la animación en stop motion, Tim Burton se pone al mando de un filme que derrocha cariño y buen hacer en cada uno de sus fotogramas. No sólo por el exquisito y cuidado diseño de producción del que suele hacer gala el norteamericano, eso sigue totalmente intacto, el gran cambio existe en el tono y el sentimiento que nos transmite la película al hacer uso de todos los tópicos del director, como no se había visto desde “Sleepy Hollow” (1999), o la más reciente y también animada, “Corpse Bride” (2005).  Aquí nos encontramos con el típico universo “burtoniano”, del barrio de casas uniformes, con un protagonista que vive al margen de la sociedad y rodeado de personajes cuál de todos más extravagante. Lo que podría ser una cita cualquiera con el director de “Beetlejuice” (1988), se convierte en una agradable sorpresa cuando descubrimos que estos elementos viven y no se suceden como un esquema genérico para dejar feliz sólo a los fanáticos incondicionales, utilizando la estética gótica y la música de Danny Elfman como los únicos bastiones que nos recuerdan que esta es un película de Tim Burton. Aquí no se siente la necesidad de cumplir y ser un bombazo en la taquilla, de hecho, lo más probable es que “Frankenweenie” no lo sea.

Desde la fotografía en blanco y negro, las constantes referencias a los clásicos del cine de monstruos, un ritmo consistente, pero no lo suficientemente ágil como para mantener a un niño de tres años sentado en su butaca durante hora y media, confirman que Burton, en esta ocasión, ha cambiado el switch, que no estaba muerto como muchos de sus siniestros personajes, sino que sólo se había dormido en los laureles por un largo tiempo, a decir verdad.

De tal magnitud es el cambio del realizador, que hasta su dilatada lista de personajes oscuros se ve revitalizada con la llegada de Victor y el resto de sus compañeros de escuela, mentes malignas encarnadas en cuerpos de niños que, sin salirse de los parámetros del cineasta, se transforman en seres entrañables y llenos de vida. Independiente de la atmósfera fúnebre que impregna a la cinta, el metraje está lleno de risas, momentos de horror –que provocarán más de algún salto-, tensión y acción a raudales, que se desatan con todo en el divertidísimo acto final de la película.

Todo estaba dispuesto en su lugar –siempre lo estuvo-, sólo faltaba que el creador despertara y entregara la magia que parecía haber agotado, o peor aún, prostituido. Este no es el Tim Burton director de “Alice In Wonderland” (2010), como trata de venderlo la promoción de la película, este es el Tim Burton de “Ed Wood” (1994) y de “Edward Scissorhands” (1990), y eso ya es decir suficiente.

Por Sebastián Zumelzu

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Artículos Cine

Dominga Sotomayor gana Mejor Dirección en Festival de Locarno

Publicado

en

El cine chileno nuevamente está de fiesta, ya que en un hecho histórico, la cineasta Dominga Sotomayor ganó el premio Mejor Dirección en el Festival de Locarno, convirtiéndose en la primera mujer en la historia en recibir esta distinción. Lo anterior fue gracias a “Tarde Para Morir Joven“, su segundo largometraje, el cual explora la vida de unos jóvenes en el Chile posterior a la dictadura, enfocándose en la mirada de sus tres protagonistas frente a las estructuras sociales y el contexto de la época, entregando un relato que refleja diversos elementos de la vida.

Este reconocimiento, había sido entregado anteriormente a directores como Stanley Kubrick, John Ford, Rene Clair, Roberto Rossellini, entre otros. En 1969, el cineasta Raúl Ruiz se llevó el Leopardo de Oro en el Festival de Locarno por “Tres Tristes Tigres“, siendo el único chileno hasta la fecha en haber conseguido dicho reconocimiento.

Desde acá, extendemos nuestras felicitaciones a Dominga y a todo el equipo detrás de la película.

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 3 meses

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 3 meses

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 3 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

ØMNI ØMNI
DiscosHace 3 meses

Angra – “ØMNI”

Hay bandas que recaen eternamente en lo genérico y no experimentan más allá de los materiales básicos que les ha...

The Sciences The Sciences
DiscosHace 3 meses

Sleep – “The Sciences”

La carrera de Sleep dista mucho de ser una historia típica en el mundo del rock, factor que pudo haber...

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 3 meses

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 3 meses

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 3 meses

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 4 meses

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 4 meses

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Publicidad
Publicidad

Más vistas