Conéctate a nuestras redes

Cine

Frankenstein

Publicado

en

Exceptuando los tardíos estrenos de aclamadas películas de 2013, los primeros meses del año suelen reservarse para películas descartables, a las que los estudios no les tienen mucha fe y que no sirven para ser estrenadas en fechas más estratégicamente lucrativas. Es así como la oferta del verano se I, FRANKENSTEIN 01termina componiendo de películas prestigiosas buscando hacerse un lugar en la temporada de premios, y de títulos que llegan y se van sin despertar mayor interés.

Así que no sorprende la llegada de algo con el nombre de “Frankenstein”, producto que nadie debe estar esperando con ansias y cuyo mero nombre ya nos recuerda los peores vicios de las distribuidoras americanas: la utilización de marcas ya testeadas (el monstruo de Frankenstein), la adaptación de cómics independiente de la calidad de estos (basada en la novela “I, Frankenstein” de Kevin Grevioux) y la inversión en insípidas películas de acción no distinguibles una de otras, que aseguran una audiencia que, aunque reducida, es lo suficientemente grande e indulgente como para justificar su existencia.

“Frankenstein” parte luego de que el doctor Frankenstein (Aden Young) logra, a partir de un número de cadáveres diferentes, crear a un monstruo (Aaron Eckhart) que cobra vida. El sujeto, que pasa a llamarse Adam, asesina en un ataque de rabia a la esposa del doctor y luego huye, siendo perseguido por su creador, que muere congelado en la búsqueda. Adam ahora es libre, pero se da cuenta de que lo está en un mundo envuelto en la antigua guerra entre dos poderosas fuerzas: las gárgolas y los I, FRANKENSTEIN 04demonios. Adam declina el hacerse parte de la pelea, pero el Príncipe Naberius (Bill Nighy), de los demonios, busca revivir cadáveres para crear un ejército, y es ahí cuando el monstruo debe involucrarse en la batalla.

La trama no es ridícula ni absurda, más bien es estúpida, predecible y, ante cualquier giro u ocurrencia levemente compleja, llega de inmediato un voiceover a sobreexplicar la situación, por lo que la historia es fácil de seguir. Y, con una trama tan obvia y poco interesante, la atención se termina enfocando en las múltiples escenas de acción y el mundo en que está situada la narración, lo que tampoco favorece a la película.

Las secuencias de acción ocurren en escenarios cuasimedievales y contienen una que otra toma atractiva, pero por lo general lucen como sacadas de un videojuego con malas gráficas. Todas siguen instrucciones del mismo manual, con sus reglamentarios momentos en cámara lenta y sin una resolución inmediata, presentándose como una serie de niveles hasta la batalla final, todo acompañado de una banda sonora estridente y molesta, realzado por unos efectos que, más que mejorar la experiencia, delatan la debilidad de la película incluso en aspectos técnicos.

I, FRANKENSTEIN 02El montaje, arma invisible de las películas de acción, es tan precario y amateur que no sólo se vuelve notorio, sino que entorpece el desarrollo. Desde las conversaciones mal montadas hasta las escenas de acción predeciblemente coreografiadas, se nota que la edición le juega en contra a esta película y es uno más en la lista de puntos débiles de “Frankenstein”.

Con todos estos aspectos negativos a tener en cuenta, lo único que salva a la película de tener reservado, a estas alturas del año, un puesto en la lista de lo peor de 2014, es que no se toma tan en serio. Con un material tan pobre entre manos, la decisión del director Stuart Beattie es la de hacer referencia a la precariedad y divertirse un poco con ella. Es así como especial atención se presta a la entrega de líneas sobreactuadas, y efectos de sonido dramáticos aparecen de forma exagerada en los momentos más esperables.

Y la misma decisión toman algunos actores. Eckhart, un buen actor por todo lo demás, entrega un desempeño que consiste principalmente en resoplidos, pero no tiene miedo de conferir con dramatismo los diálogos con los que tiene que trabajar, ninguno de ellos remotamente originales. Bill Nighy y Miranda Otto (como la reina de las Gárgolas) también aceptan con aplomo los unidimensionales personajes que les tocaron, e Yvonne Strahovsky, que interpreta a una bella científica I, FRANKENSTEIN 03que luce más como una modelo que como una de las electrofisiólogas más renombradas del mundo (que es lo que se supone que interpreta aquí), es lo suficientemente plana como para no resaltar, lo que probablemente es una buena idea cuando uno está asociado con una película como esta.

“Frankenstein” es predecible y se sabe predecible, pero el que una cinta sea consciente de su mediocridad no la redime, en cualquier caso termina haciéndola más culpable de no enmendar sus errores más allá de señalarlos. Y es así como no logra ni siquiera ser “tan mala que es buena” o “entretenidamente mala”, terminando como una instalación pobre en una cartelera que en estos momentos del año tiene muchas mejores ofertas con las que ocupar el tiempo.

Por Ignacio Goldaracena

Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

  1. Ferrer

    27-Feb-2014 en 8:57 pm

    Lo que probablemente es una buena idea cuando uno está asociado a una película como esta jajaja. Se agradece que la crítica no sea eufemista. No la vería ni aunque me invitaran a la función de prensa, así que considerando eso: admirable de tu parte sacrificarte por el resto de la manada (insertar imagen de JLaw levantando los dedos en The Hunger Games).

Responder

Comentarios

Contra Lo Imposible

Publicado

en

Contra Lo Imposible

Plasmar cinematográficamente acontecimientos relacionados con el deporte implica trazar una línea, aludiendo al proceso detrás de la preparación antes de enfrentarse a un gran evento, con los conflictos situados entre medio configurando la trayectoria de quienes protagonizan grandes hazañas deportivas. Una de las carreras de automovilismo más prestigiosas sirve como el escenario perfecto para situar fuerzas opuestas en medio de un conflicto de intereses donde las destrezas, el compañerismo y la determinación serán fundamentales para alcanzar el éxito. Dos años después de su exitosa “Logan”, James Mangold dirige una historia inspirada en hechos reales y que tiene al centro a dos de las grandes compañías de automóviles del mundo: Ford y Ferrari.

“Contra Lo Imposible” se centra en el visionario diseñador de autos Carroll Shelby (Matt Damon) y el corredor Ken Miles (Christian Bale). Ambos estarán encargados de diseñar y construir un auto de carreras para la compañía Ford, el que debe ser capaz de vencer a su oponente más poderoso en manos de Enzo Ferrari (Remo Girone). Juntos deberán luchar contra los intereses corporativos para, al mismo tiempo, alcanzar sus victorias personales.

La cinta aprovecha desde su inicio el concepto en el que se encuentra inmersa, pues las carreras de autos son su principal motor, y estas son representadas con una mirada intuitiva, capaz de exhibir con agilidad cada momento y componente de una carrera automovilística. Y considerando su extensión, alcanzando las dos horas y treinta minutos, el ritmo agitado se vuelve esencial para conducir un relato que realmente profundiza en su principal temática.

Las decisiones de encuadres y montaje ayudan a edificar una historia que arranca tal como lo hace un auto de carrera y debe avanzar poniendo especial atención a las curvas con las que se encuentra. Y es ahí donde las pausas son necesarias para así poder evidenciar el entramado que se teje al interior de la compañía Ford y, a la vez, aprovechando de adentrarse en la vida personal del corredor que estará a cargo de conducir el moderno automóvil.

Para poder construir una historia que intenta alcanzar un nivel épico dentro de su contexto, esta es divida en dos trayectos que avanzan a la vez y que juntan su camino en la carrera de Las 24 Horas de Le Mans. Por una parte, la compañía Ford y su lucha por competir con las grandes entidades del mundo automotriz, es el centro y detonador que empujará a sus protagonistas a enfrentarse a grandes obstáculos para alcanzar el principal objetivo. La compañía es a la vez representada como quienes instalan los inconvenientes corporativos, donde los intereses monetarios preponderan frente a la pasión que significa para los protagonistas el poder diseñar el revolucionario nuevo modelo.

Por otra parte, el encargado de conducir el nuevo automóvil es el obstinado Ken Miles, el que simboliza un espíritu agitador y con el objetivo de alterar la firmeza de la compañía. Junto a su carácter testarudo y poco apacible, Ken es el personaje que más cambios sufre a través del relato, siendo capaz de transformar su razonamiento, pero gracias a quienes lo rodean, su esposa e hijo. Sin embargo, su camino no podría completarse sin el apoyo de su amigo y socio en este negocio, Caroll Shelby. La relación de ambos es la manifestación del compañerismo y el cariño fraternal; en ellos está puesta la cuota necesaria de idealismo, la que los ayudará a continuar adelante, pese a las adversidades.

James Mangold logra crear un drama deportivo complejo y con las características de un cine algo más clásico, rememorando a producciones hollywoodenses de antaño, pero con la apariencia física de una obra moderna que cuida su tratamiento. “Contra Lo Imposible” alcanza un nivel satisfactorio, donde el mundo que retrata queda plasmado con total firmeza y es coherente con sí misma hasta el final.


Título Original: Ford v Ferrari

Director: James Mangold

Duración: 152 minutos

Año: 2019

Reparto: Matt Damon, Christian Bale, Jon Bernthal, Caitriona Balfe, Noah Jupe, Josh Lucas, Tracy Letts, JJ Feild, Ray McKinnon, Rudolf Martin, Ward Horton, Bridie Latona, Lachlan Buchanan


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Deceiver Deceiver
DiscosHace 6 días

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 6 días

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 2 semanas

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 2 semanas

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 2 semanas

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 2 semanas

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Railer Railer
DiscosHace 3 semanas

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 3 semanas

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 3 semanas

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Metronomy Forever Metronomy Forever
DiscosHace 3 semanas

Metronomy – “Metronomy Forever”

Ha pasado más de una década desde el clásico de Metronomy, “Nights Out” (2008), material que los estableció como parte...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: