Conéctate a nuestras redes
Wonder Wonder

Cine

Extraordinario

Publicado

en

Conocido por dirigir la adaptación de su propio y popular libro, “The Perks Of Being A Wallflower” (2012), Stephen Chbosky continúa su viaje como director y guionista con la adaptación del bestseller “Extraordinario”. Parecidos en sentimiento, ambos filmes evocan la emoción, pero, mientras que en “The Perks Of Being A Wallflower” era más sutil en su tratamiento, en “Extraordinario” es en extremo sentimentalista al querer alcanzar su mensaje lleno de amable positivismo, enfocado directamente a los niños, quienes también son los protagonistas de esta historia.

August Pullman (Jacob Tremblay) nació con diferentes malformaciones en el rostro, y hoy, a sus diez años, asistirá por primera vez a una escuela. Durante toda su vida ha sido educado en casa por su madre (Julia Roberts), que ha puesto su vida y la relación con su hija en pausa para cuidar de él sin llegar a ser sobreprotectora. August y su familia enfrentan el temor de esta nueva situación, en la que ellos, sus amigos, compañeros y profesores, aprenden cómo la amabilidad puede afectar una vida.

En su primer día de escuela, Auggie camina con la cabeza baja mientras los niños a su alrededor lo miran con curiosidad. Para escapar de esa incomodidad, se imagina con su traje de astronauta saltando por el patio, siendo ovacionado por esos mismos que lo miran y evitan. Este escapismo optimista es lo que rodea a “Extraordinario”, que tiene un espíritu amable, siendo directa y reiterativa, casi como un manual para tratar a otros con compasión y afecto, cualidades que no todos poseen o encuentran en sus vidas.

La principal característica de la película es que evidentemente ha sido escrita y dirigida de manera que saque la mayor cantidad de lágrimas posibles al espectador, lo que no significa que sintamos lástima por el pequeño protagonista, más bien es un tipo de empatía. Esta manipulación emocional es constante y clara, y en ningún momento oculta su decisión de optar por el sentimentalismo más dramático, sobre todo en el tercer acto, dónde, si antes no era evidente el nivel extremo en el que se guían nuestras emociones hacia el llanto, lo es ahí. A pesar de ser cliché, de todas maneras resulta efectivo.

“Extraordinario” comienza con una narración en la voz de su protagonista que nos dice cómo debemos sentirnos respecto a la situación que se nos presenta. Esta reiteración forzada de emociones es constante, y más tarde, al cambiar de foco –ahora dirigido a su solitaria hermana mayor–, la narración vuelve a utilizar el mismo truco, cosa que mantiene hasta los últimos minutos del filme, solamente variando el personaje que narra.

Ese cambio de enfoque, que no mantiene la atención sólo en su protagonista, varía hacia un filme más dinámico, que de otra manera resultaría monótono, más de lo que ya es para sus 113 minutos de duración, pero también es la fórmula creada para lograr empatizar con un público de todas las edades. La posibilidad de explorar otros personajes, a pesar de ser predecible en muchos casos, resulta en un buen descubrimiento, sobre todo con Via (Izabela Vidovic), la hermana adolescente, quien logra cargar parte de la película con su complejidad, no sólo dando una mayor dimensión al personaje de Julia Roberts, sino con lo importante que es por sí misma.

Chbosky ha demostrado que tiene un talento particular para dejar fluir el drama, para conectar las situaciones con las características de sus protagonistas de una forma en que la progresión de la historia no resulte forzada, siendo natural al explotar el crecimiento de sus personajes dentro del movimiento de dichas situaciones. Muchas de estas se refieren al bullying infantil y cómo crecer alrededor de este especial tipo de violencia cuando se es un niño, pero también demostrando cómo un adulto puede inintencionalmente empeorar o mejorar este ataque.

“Extraordinario”, además de generar emoción y posiblemente algunas lágrimas con su manipuladora pero efectiva emocionalidad aleccionadora, carece de algo para recordar. Es una película optimista, que toca sólo una parte del conflicto que le toca vivir a su protagonista, muy diferente al de “Mask” de 1985, aquel clásico de Peter Bogdanovich de similar temática. “Extraordinario” escoge la infancia y a un grupo de personas que posibilitan dar una lección en amabilidad, pero también hace que su tratamiento del tema no moleste a nadie porque no se permite juzgar, y esto la convierte en otro drama con una bonita moraleja que nunca está demás, a pesar de su poca trascendencia.


Título Original: Wonder

Director: Stephen Chbosky

Duración: 113 minutos

Año: 2017

Reparto: Jacob Tremblay, Julia Roberts, Owen Wilson, Mandy Patinkin, Millie Davis, Izabela Vidovic, Ali Liebert, Elle McKinnon, Bryce Gheisar, Daveed Diggs, Noah Jupe


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Nosotros

Publicado

en

Jordan Peele pasó de ser un comediante de sketchs a uno de los directores contemporáneos más importantes aparentemente de un día para otro. Lo que causó con “Get Out” (2017) fue un hito como pocos hemos visto y muchos soñarían con replicar: una película alabada por la crítica, los premios y audiencia, con contenido social que refleja el zeitgeist, innovando en la mezcla de géneros –el terror clásico con la ironía de la comedia– y que además logra la función más básica que uno esperaría de ella: entretener. Era un precedente difícil de seguir y, por suerte, el director no se demoró en traernos su siguiente película (entre medio produciendo una de las mejores del año pasado, “BlacKKKlansman”):  aunque la promesa con la que llegaba “Nosotros” no era menor, se puede afirmar, sin miedo a los spoilers y con felicidad cinéfila, que superó su oferta anterior.

Esta vez la historia se centra en los Wilson, una familia encabezada por la madre, Adelaide (Lupita Nyong’o), con su esposo y dos hijos. Ella, cuando niña, se perdió en una feria en la playa, llegando a una oscura casa de los espejos donde por primera vez se encontró con quien parecía ser su doble. El trauma que le genera este encuentro jamás es olvidado, y regresa a ella cuando en la actualidad la familia se va de vacaciones a la playa y una noche son visitados por réplicas exactas de ellos mismos, una familia de doppelgangers que buscan hacerles daño.

“Nosotros” toma fórmulas conocidas y las expande; ocupa el clásico tópico del terror de invasión del hogar, pero no se queda sólo ahí. Se vale de la noche como elemento para generar suspenso, pero tampoco se conforma sólo con eso. Se centra en la familia protagónica, pero también amplía la mirada a otros (Elisabeth Moss y Tim Heidecker casi se roban la película como un matrimonio superficial y disfuncional). Un ejemplo de no conformarse con lo establecido, preguntarse qué pasaría si se da un paso más allá, y luego darlo.

Peele, en esta instancia, nos presenta algo que todo director y guionista de terror debiese tener en cuenta: que el género está compuesto de tantos clichés que, si se quiere innovar, hay que subvertirlos. Hay que apropiarse de ellos y ampliarlos. La escala en “Nosotros” es mucho mayor. Mayor que en “Get Out” y mayor que en cualquier película reciente del género, y ese es el principal valor de esta producción, que la imaginación de Jordan Peele se liberó y se expandió, pero que además maneja el oficio lo suficientemente bien como para que lo creado esté en función de una historia coherente, emotiva y que nunca olvida su principal función de asustar e incomodar. Es una experiencia para retorcerse en el asiento, para mirar entre los dedos y sufrir en anticipación de lo que pueda ocurrir a los personajes, antes que todo.

Esta vez no hay comentarios sobre raza –o al menos no tan subrayados como en la película anterior–, y quizás la película es más significativa por lo mismo. El establecer una familia afroamericana como protagonistas y ver la clásica imagen de la chica asustada luchando por su vida (esta vez con piel negra) hace más por la representación y pareciera más revolucionario por el simple hecho de que no hay hincapié puesto en el tema. También da pasos hacia delante en temas de género, ya que, a pesar de un montaje que le da espacio a la trama de cada personaje, la protagonista indiscutible es Adelaide, y su esposo entiende que ella es la más capacitada para guiarlos en esta aventura y poder sobrevivir.

Siguiendo las inevitables comparaciones con “Get Out”, “Nosotros” no pareciese interesarse por transmitir algún mensaje social particular. Se pueden desprender de ella varias acepciones sobre cómo se trata a los “otros” por más parecidos a nosotros que sean. Pero esto es género puro y duro, un concepto de ciencia ficción llevado al límite y programado para asustar, con buenas actuaciones de todos los involucrados, quienes no tenían un trabajo menor: los actores interpretan a sus personajes y a sus dobles, y no sólo diferencian ambas creaciones totalmente, sino que crean en los villanos unas criaturas horripilantes y deshumanizadas, con voces únicas y lenguajes corporales propios.

“Nosotros” puede sonar a estilo más que a contenido, pero está lejos de ser vacía. Y cuando el estilo es el de un director poniéndose una meta tan ambiciosa y llevando a cabo una locura creativa como esta, da gusto verlo intentándolo. Que Jordan Peele siga haciendo películas tan regularmente, pues sólo con dos entradas en su filmografía ya se aseguró su estatus como una de las voces más originales a tener en cuenta. Es un agrado que películas buenas no sólo se estrenen en temporada de premios, y también el poder afirmar recién en marzo que aquí llegó una que de seguro quedará dentro de las mejores películas del año.


Título Original: Us

Director: Jordan Peele

Duración: 116 minutos

Año: 2019

Reparto: Lupita Nyong’o, Elisabeth Moss, Winston Duke, Tim Heidecker, Yahya Abdul-Mateen II, Anna Diop


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

DiscosHace 3 semanas

The Claypool Lennon Delirium – “South Of Reality”

Demás está decir que los álbumes colaborativos entre dos o más artistas son generalmente obras que gozan de cierto pie...

La Voz de los 80 La Voz de los 80
DiscosHace 3 meses

El Álbum Esencial: “La Voz de los ’80” de Los Prisioneros

Jorge González dijo una vez que el primer disco de una banda toma mucho tiempo porque el proceso parte desde...

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 10 meses

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 10 meses

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 10 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

ØMNI ØMNI
DiscosHace 10 meses

Angra – “ØMNI”

Hay bandas que recaen eternamente en lo genérico y no experimentan más allá de los materiales básicos que les ha...

The Sciences The Sciences
DiscosHace 10 meses

Sleep – “The Sciences”

La carrera de Sleep dista mucho de ser una historia típica en el mundo del rock, factor que pudo haber...

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 10 meses

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 10 meses

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 10 meses

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

Publicidad
Publicidad

Más vistas