Conéctate a nuestras redes

Cine

Escándalo Americano

Publicado

en

Nos adentramos en el verano y los estrenos de calidad empiezan a ir en aumento. Aunque eso no implique que la basura de siempre deje de arribar a la cartelera, comienzan a llegar las películas que realmente importan. Si hace un año de David O. Russell pudimos ver esa espléndida cinta que se dividía entre el drama y la comedia titulada “Silver Linings Playbook” (2012), ahora desembarca su más reciente filme, donde se puede verificar que su cine jamás había aspirado a tanto. Lo que es una lástima, es que ese apetito por devorarse al mundo no se traduzca en lo mejor que ha entregado hasta el momento.

En “Escándalo Americano” se cuenta la historia del sagaz estafador Irving Rosenfeld (Christian Bale), quien con su socia de labores Sidney Prosser (Amy Adams) se ven forzados a trabajar para el agente del FBI Richie DiMaso (Bradley Cooper). En la operación deberán sumergirse en un mundo de timadores y se verán obligados a llegar hasta Carmine Polito (Jeremy Renner), el popular alcalde de New Jersey, quien se mueve en las fronteras de la ilegalidad para darle a la ciudad lo que necesita.

La película abre con una exquisita escena invadida de tensión, para luego cortar y dar paso a un largo racconto que, si bien ilustra en detalle sobre la vida de dos personajes, desconcierta y se extiende más de lo necesario. Claramente lo mejor no está en los primeros minutos, sino posterior a la media hora. A partir de ahí despliega una trama de recovecos múltiples, que tienen como centro el engaño para sacar adelante la delicada misión.

Por el tipo de historia elegida y la manera en que se aproxima a ella, esta es la cinta de mayor ambición hecha a la fecha por David O. Russell, un paso natural luego de haber regresado a este arte con dos triunfazos como “The Fighter” (2010) y “Silver Linings Playbook”. El realizador se  atreve a filmar como el Paul Thomas Anderson de los 90, amparado en una cámara inquieta que va de aquí AMERICAN HUSTLE 02para allá, dotando de vértigo a la narración. Pero si los recursos estéticos los maneja de maravilla, no afina completamente bien el cómo arma la historia.

El punto de vista desde el que se cuenta la obra es difuso y más bien parece haber una aspiración a construir un relato coral, pero por el que tampoco se decanta completamente. Hay un afán por dar con una estructura equilibrada y no dejar de lado ningún ángulo de la historia, sin embargo, en ese intento el vínculo con los personajes se ve dañado. Uno no  sabe muy bien de qué lugar ponerse, lo que añadido a la disposición de los personajes, ponen en una encrucijada al espectador. Sus personajes son seres dañados, pero el director no se inmiscuye mayormente en ellos, prefiere mantenerse a una distancia y ceñirse a lo que el eje central de la operación del FBI dicta, en una jugada que tiene como única singularidad la evolución de Sidney, encarnada por Amy Adams.

Estamos en presencia de un trabajo minucioso de diseño de producción y de reproducción de una época, del mismo modo que de un soundtrack perfectamente escogido. A pesar de eso, no se pueden esconder las debilidades de la cinta. Lo que de verdad puede disimularlas y en concreto ayuda a que la película se enriquezca, es la descollante galería de grandes actuaciones. Si hay algo incuestionable en Russell es que es un gran director de actores –entendido como que todos los intérpretes crecen bajo su mando-, una habilidad que aquí repite pletóricamente. Los intérpretes libran verdaderos duelos actorales en casi cada una de las escenas, lo que sumado a cómo filma Russell, suministran al AMERICAN HUSTLE 03relato de un cerro de momentos geniales. Si bien todos están estupendos, la más deslumbrante es una Amy Adams que derrocha sensualidad y tragedia a cada segundo, en un rol que le permite hacer la actuación de su vida.

Es entretenida, estimulante, dinámica, enganchadora, pero no todo lo punzante y certera que pudo haber sido, apreciación que se ve ratificada por una resolución un tanto débil. Una muestra clara de las limitaciones de la película es que, llegado un momento, si bien hace un amago de intentar emprender palabras hacia la condición de Estados Unidos como nación, le falta tesón para asestar un golpe con todo. En “Escándalo Americano” hay pasajes de gran cine, indudablemente, pero en su globalidad la consistencia se echa de menos. David O. Russell, un cineasta prodigioso, esta vez no alcanza a llegar a puerto en su deseo de filmar su mejor obra y dar más pasos hacia adelante.

Por Gonzalo Valdivia

 

Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

  1. Leo Arriagada (@leoarriagada)

    30-Ene-2014 en 11:50 pm

    La acabo de ver, me encantó. Creo que Jennifer va por un seguro segundo Oscar.

Responder

Comentarios

Doctor Sueño

Publicado

en

Doctor Sueño

The Shining” (1980) de Stanley Kubrick y la novela de Stephen King en que está basada, son sin duda una de las historias más alabadas y adoradas de la historia, siendo ambas analizadas hasta el día de hoy en el estudio de sus respectivas disciplinas. Por lo que, cuando Stephen King anunció una secuela que seguiría la vida de Dan Torrance, uno de sus protagonistas, los fans se mostraron tan entusiastas como sospechosos. El resultado fue “Doctor Sueño”, una novela que se mueve en el mundo del suspenso y la aventura más que en el terror visceral de la primera parte.

La adaptación cinematográfica está a cargo de Mike Flanagan, un realizador cuyo nombre ya debiera ser conocido para fanáticos del género, que con cintas como “Oculus” (2013) y la serie de Netflix “The Haunting of Hill House” (2017) no sólo se ha perfilado como uno de los realizadores de terror más exitosos del último tiempo, sino como un acérrimo fanático de Stephen King, utilizando recursos narrativos similares, e incluso adaptando una de sus novelas menos conocidas, “Gerald’s Game” (2015). Sin embargo, pareciera que es en parte esta devoción al trabajo del escritor lo que hace que “Doctor Sueño” fracase en muchos aspectos, apoyándose demasiado en la nostalgia sin ofrecer suficiente sustancia.

“Doctor Sueño” continúa con la vida de Dan Torrance (Ewan McGregor), uno de los protagonistas de la primera película, a medida que aprende a lidiar con sus poderes sobrenaturales, buscando principalmente suprimirlos. Sin embargo, cuando Abra (Kyliegh Curra), una niña que “resplandece” poderosamente, comienza a comunicarse con él, un adulto y más maduro Dan se ve enfrentado a un grupo de vampiros liderados por la siniestra Rosa, La Chistera (Rebecca Ferguson), que se alimentan del poder telepático que personas como Abra y él mismo poseen. De esta manera se teje una trama de gato y ratón que, si bien tiene elementos interesantes, a ratos se siente algo tonta.

Uno de los elementos más llamativos de la película es la profundización en los poderes de Dan y la revelación de este culto de seres antiguos que sobreviven en base a la energía que roban de gente con habilidades similares. “El Nudo Verdadero”, como se autodenominan, a pesar de ser entidades sumamente poderosas y antiguas que han existido por siglos alimentándose de la energía de las personas que “resplandecen”, nunca se sienten como una real amenaza, ya que los primeros encuentros que los protagonistas tienen con ellos no provocan grandes consecuencias. Casi se sienten como pares, como adversarios en un mismo nivel, generando que haya poco en juego realmente. Por otro lado, el procedimiento que el grupo usa para extraer la energía telepática es algo desconcertante. Sin entrar en detalles, el efecto visual resulta incómodo y a ratos se ve francamente ridículo, lo que termina por eliminar cualquier tipo de temor que los antagonistas podrían causar en el espectador.

Por otra parte, casi todos los personajes se sienten superficiales y aburridos. Tanto Rosa como Abra son acartonadas y caricaturescas, y sus enfrentamientos siempre están cargados hacia la teatralidad y la exageración, lo que distrae un poco del conflicto. Dan Torrance, por otro lado, se siente soso y sin vida, y el filme se apoya demasiado en que la audiencia ya lo conoce. Su lucha contra el alcoholismo y los fantasmas de su pasado se reduce a un par de pesadillas y una que otra escena en que mira una botella de whisky mientras suena una música tensa. Si suena algo burdo, es porque lo es. Todo lo demás es material casi reciclado de “The Shining” en forma de flashbacks calcados de la película original.

Esto lleva a que la película, buscando apelar a la nostalgia, se apoye demasiado en los recuerdos que su público tiene de la obra original. La misma música incidental y planos que emulan secuencias emblemáticas de la película original, entre otros guiños, se sienten forzados. Es como si los realizadores no hubieran tenido suficiente confianza en el material con que trabajaban y hubieran necesitado recordar constantemente a la audiencia que el presente relato es la continuación de una historia ya venerada, más que una película que funciona por sí misma. Más que intentar capturar lo que hizo que “The Shining” tuviera cierto impacto en la audiencia y hacerlo propio, “Doctor Sueño” pareciera simplemente aprovecharse de los aciertos del filme anterior, fallando en el intento.


Título Original: Doctor Sleep

Director: Mike Flanagan

Duración: 152 minutos

Año: 2019

Reparto: Ewan McGregor, Rebecca Ferguson, Kyliegh Curran, Zahn McClarnon, Carl Lumbly, Alex Essoe, Bruce Greenwood, Jacob Tremblay, Catherine Parker, Robert Longstreet


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Deceiver Deceiver
DiscosHace 2 semanas

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 2 semanas

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 3 semanas

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 3 semanas

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 3 semanas

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 3 semanas

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Railer Railer
DiscosHace 4 semanas

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 4 semanas

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 4 semanas

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Metronomy Forever Metronomy Forever
DiscosHace 4 semanas

Metronomy – “Metronomy Forever”

Ha pasado más de una década desde el clásico de Metronomy, “Nights Out” (2008), material que los estableció como parte...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: