Conéctate a nuestras redes

Cine

Enemigo Invisible

Publicado

en

No es muy común toparse con una película traída desde EE.UU. que se enlace con el género bélico y que sea más modesta que las luces de su reparto. Claramente los británicos lo saben hacer bastante mejor, y así lo refrenda “Enemigo Invisible”, el séptimo largometraje del sudafricano Gavin Hood, ganador del Oscar por “Tsotsi” (2005). Aun si la cinta no es el derroche de tensión, energía y ambigüedad que su premisa puede ofrecer, hay margen para sacar cuentas favorables y darle algo de frescor a la cartelera que, a falta de lo nuevo de los hermanos Coen –estreno inexplicablemente cancelado–, parece un yermo que sólo transmite desolación.

EYE IN THE SKY 01La coronel Powell (Helen Mirren) encabeza una operación secreta que busca la captura de un grupo de terroristas en Nairobi, Kenia, detrás de la que también están involucrados el Teniente Frank Benson (Alan Rickman) en compañía de un conjunto de otras autoridades; un piloto estadounidense (Aarol Paul), y cerca del lugar de los hechos, un agente encubierto (Barkhad Abdi). La misión cambia su carácter cuando se descubre que el grupo planea un ataque suicida y, peor aún, cuando una niña local se ubica cerca del lugar de los hechos, desarmando todo lo inicialmente previsto.

Suministrando una suave y delgada capa de historia a cada personaje, la cinta presenta sus rasgos de ejercicio calculado y medido, que economiza sus recursos y los pone sólo en función de sus pretensiones. Inicialmente, es abarcado únicamente lo fundamental para atrapar, quedando fuera del cuadro un mayor hincapié en el contexto, porque –y esto sólo irrumpe más tarde– sus dardos examinadores e interrogantes trascienden en el tiempo y no se estacionan en el siglo XXI de la guerra contra el terrorismo.

EYE IN THE SKY 02Luego, la película viene hacerse cargo de lo suyo, sacarle trote a la tirantez implícita de la misión, y ahí es donde se mueve con facilidad, yendo de un lado a otro con pericia; cuatro frentes se reparten la historia y proveen un ángulo e interés diferente, en un filme concentrado menos en lo físico y más en las pequeñas consideraciones que hacen inclinarse a los seres humanos hacia un lado u otro, para decidir, muchas veces, los destinos de la humanidad.

Es atractiva la óptica que concede la película, porque permite amplitud y mantener no sólo al ojo atento, sino que inquietar desde el primer momento con los reales alcances de su historia. Siendo pequeña y directa, contiene  riquezas que incluso la propia cinta desconoce, y llega más lejos como acercamiento fílmico al terrorismo y la lucha de occidente que muchas otras producciones infladas, sin que eso implique que se conduzca por otra vertiente, como hiciera Anton Corbijn con el delicado cine de espionaje en “A Most Wanted Man” (2014).

Como buen profesional, Gavin Hood impone su oficio en la puesta en escena y en la dirección de actores (impecables Mirren y Rickman), prescindiendo de una banda sonora demasiado omnipresente y manipuladora, y ejecutando sin aspavientos el recurso del dron. Sin embargo, debe lidiar con un guión que, por homogenizar en cada frente y concentrar la atención en lo que va opinando uno y otro personaje, termina volviéndose parejo y previsible. Para darle una vuelta a eso, la película inyecta complicaciones, una tras otra, y genera más lejanía que cercanía. No por ello la cinta deja de contener EYE IN THE SKY 03algo muy adictivo, pero se extravía una parte importante de brillo, observándose de ahí en adelante con mayor distancia los dilemas expuestos. Ante el desconocimiento de cómo son realmente los procedimientos de este tipo, queda la duda de si el filme exagera en lo embrollado que se vuelve o derechamente es desmedido en su fidelidad a la realidad. Pero lo claro es que, por darle más cuerda a la tensión en incremento, se pone momentáneamente en jaque la trascendencia de la película.

Es probablemente su final lo que la devuelve a ese estado original, emanado de su premisa, y la transforma en un ejercicio mucho más serio que un entretenimiento que se puede consumir y desechar en un santiamén. Se acuña algo que queda en la retina, se instala una postura, y eso ya es digno de reconocimiento. Si “Ender’s Game” (2013) era un aceptable ejercicio de ciencia ficción, con “Enemigo Invisible” Gavin Hood se pone un escalón más arriba. Tal vez jamás sea un Paul Greengrass o una Kathryn Bigelow, pero su cine está adquiriendo un peso que no se pilla en cada realizador que se atreve con el thriller.

Por Gonzalo Valdivia

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Artículos Cine

Trailer de “Biggie: I Got A Story To Tell”, documental sobre The Notorious B.I.G.

Publicado

en

Novedades sobre The Notorious B.I.G. Se dio a conocer el primer trailer del documental “Biggie: I Got A Story To Tell” acerca del músico asesinado en 1997 y quien fuera incluido en el Salón de la Fama del Rock and Roll en 2020. La producción abarca entre los años 70 y 90 del rapero en Brooklyn, y su fecha de estreno es el 1 de marzo a través de Netflix.

La realización del filme demoró cuatro años, cuenta Emmett Malloy, director de la nueva entrega que abarca la carrera del artista. Y eso no esto todo, ya que, como productores, se encuentra la madre del protagonista, Voletta Wallace, y un colaborador cercano: Sean “Puff Daddy” Combs. Por último, está Wayne Barrow, manager de The Notorious B.I.G., quien tiene el rol de productor ejecutivo.

A continuación, te dejamos el trailer del documental:

Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Ignorance Ignorance
DiscosHace 7 días

The Weather Station – “Ignorance”

Al escuchar el nuevo trabajo de The Weather Station, es difícil entender por qué la artista había pasado bajo el...

As The Love Continues As The Love Continues
DiscosHace 7 días

Mogwai – “As The Love Continues”

“As The Love Continues” llega cuando Mogwai conmemora 25 años de carrera (o desde el lanzamiento de su primer single)...

IMPERIAL IMPERIAL
DiscosHace 2 semanas

Soen – “IMPERIAL”

Dentro de la escena del metal progresivo existen varios actos que han tratado de mantener viva la llama del género,...

Sound Ancestors Sound Ancestors
DiscosHace 2 semanas

Madlib – “Sound Ancestors”

En jerga futbolística, Madlib es de esos que patean el tiro de esquina y corren a cabecear. Otis Jackson Jr....

Medicine At Midnight Medicine At Midnight
DiscosHace 2 semanas

Foo Fighters – “Medicine At Midnight”

Dave Grohl sabe de trucos. Comerciales, por cierto. Todas las movidas orquestadas que ha presentado arriba de los escenarios han...

Drunk Tank Pink Drunk Tank Pink
DiscosHace 3 semanas

Shame – “Drunk Tank Pink”

Adscritos dentro de la eterna obsesión por encontrar el relevo generacional del rock, Shame es una banda que despertó interés...

OK Human OK Human
DiscosHace 3 semanas

Weezer – “OK Human”

De sorpresas, desencanto, odio y, sin duda, grandes momentos. Así ha sido el camino que hemos recorrido con Weezer en...

THE FUTURE BITES THE FUTURE BITES
DiscosHace 3 semanas

Steven Wilson – “THE FUTURE BITES”

Revisar el progreso y su definición a lo largo de la historia entrega caminos con ripios, sangre derramada y paradigmas...

Kvitravn Kvitravn
DiscosHace 3 semanas

Wardruna – “Kvitravn”

De la creciente ola musical basada en los sonidos étnicos y ambientes paganos, Wardruna se posiciona como uno de los...

Bob's Son Bob's Son
DiscosHace 4 semanas

R.A.P. Ferreira – “Bob’s Son: R.A.P. Ferreira In The Garden Level Cafe Of The Scallops Hotel”

Cuando Rory Allen Phillip Ferreira abandonó Milo, su antiguo nombre artístico, para adoptar la identidad de R.A.P. Ferreira, también coincidió...

Publicidad
Publicidad

Más vistas