Conéctate a nuestras redes

Cine

El Valiente

Publicado

en

La historia de las naciones está llena de oscuros y vergonzosos pasajes para toda la humanidad, en los cuales los derechos más básicos son ignorados ante la supremacía de un sector de la sociedad. Entre 1861 y 1865, Estados Unidos se vio envuelta en una guerra civil en la que los estados del Norte y del Sur, Unión y Confederados respectivamente, se enfrentaron por razones tanto económicas –simplificándolo en ricos versus pobres– como sociales –esclavitud y el reconocimiento del hombre libre–, en cuyo origen y posteriores acontecimientos todavía hay un dejo de desconocimiento.

free-state-of-jones-01En este sentido, la historia de Newton Knight, un enfermero de guerra Confederado que pronto huyó de estos para luchar por el derecho de los hombres y mujeres del condado de Jones, fue por muchos años una historia olvidada –u ocultada, según afirman algunos–debido a la confusa historia personal y familiar del protagonista, y la controversia racial que dejó como triste legado a sus primogénitos del siglo pasado. En este particular relato, Gary Ross se encarga de contar su insurrección no sólo como un maquinador de un sentir silencioso pero generalizado en su época, sino que también entregando su propia versión de lo que significa formar parte de un difícil momento de la historia norteamericana.

En plena Guerra Civil y desmotivado por la trágica muerte de su sobrino en las trincheras, Newton Knight (Matthew McConaughey) deserta del Batallón de Infantería confederada para volver a las granjas de Misisipi. Enfrentado a los abusos del bando sureño hacia los humildes campesinos del condado de Jones, pronto se transforma en prófugo de la ley, escondiéndose en un pantano junto a Moses (Mahershala Ali) y otros esclavos afroamericanos y fugitivos, con quienes comenzará a armar un levantamiento en contra de la Confederación.

free-state-of-jones-02El limitado título que se le dio a este estreno en nuestro país se queda corto para la totalidad de temas y argumentos que toca “El Valiente”, que bien podría parecerse a “12 Years A Slave” (2013), aunque dista tanto en su foco principal como en tratamiento. No estamos frente a un filme exclusivamente sobre una guerra, sobre el racismo, o únicamente sobre un hombre: es la visión de una pequeña pero trascendental parte de la historia de EE.UU. a través de la independización de un pequeño condado, dividiéndose cronológicamente en tres grandes etapas: la Guerra Civil poco después de su estallido, el período de la Reconstrucción post Guerra de Secesión y el movimiento de los Derechos Civiles de mediados del siglo XX. Ahora bien, la historia de Knight es igualmente un transporte para todos los acontecimientos, como un argumento en sí mismo para contar otros aspectos que son considerados relevantes en este ciclo.

No obstante, surge un gran problema con este englobado general y particular a la vez: la manera de contar el relato es bastante irregular, no porque la cronología contenga dentro de sí pequeños flashforwards hacia cien años después, sino porque hay una edición discontinua y brusca detrás, que se representa con un estilo disparejo, dificultando la línea cardinal de la narrativa.

free-state-of-jones-03Todo lo anterior fomenta una procesión desigual que hacen extenuante los ya 140 minutos de duración, y aunque tiene numerosos momentos destacables por su logrado nivel conceptual, visual y reflexivo, el tono educador tipo documental histórico que alcanza en otros instantes prolongan más la ya dilatada sensación. Siempre será positivo perfilar los indicios reales en los cuales se enmarcan las narraciones, no obstante, hay fórmulas que pueden hacer mejor llevadero el paso a los siguientes capítulos que se desean representar.

A su favor, confiar en la experiencia de McConaughey como el protagonista indiscutible es un gran plus. Desde que se dedicara de lleno a los papeles más ‘serios’, el tejano ha sido capaz de desplegar con éxito sus grandes aptitudes actorales, siendo uno de los elementos que, a fin de cuentas, aporta para levantar esta cinta. Porque si bien se cuenta con otros buenos actores dentro de sus filas, hay un descuido por el desarrollo pleno de otros personajes que podrían haber sido relevantes en la historia, pero que por diferentes motivos no lo fueron en el guión.

free-state-of-jones-04La representación de Newton Knight es la de un hombre que lucha por ideales propios y los de otros en un sentido de desigualdad económica y social, y desde donde el ambicionar de la justicia brota la temática de la opresión racial. “Al final, todos somos el negro de alguien más“, menciona el protagonista –en un tono mucho más fuerte–, ilustrando la premisa de este sentir ante las guerras de los ricos que son lidiadas por los pobres, y la creación de leyes que benefician a una ínfima parte de la sociedad.

Pero la historia real siempre es más compleja que la que se cuenta. Knight no era tan perfecto como se muestra, casi un arquetipo estilo Robin Hood. Su biografía contiene una serie de partes que son desechadas en pos del devenir de esta historia, tal como el director defiende en un sitio creado para contar los detalles verídicos que envuelven a la cinta, donde se explica el porqué de ciertas invenciones que sirven para ilustrar diferentes efectos.

Abarcando más de lo que finalmente se termina por contar, “El Valiente” cumple con ser un retrato inexacto pero honesto, sobre un cambio profundo ocurrido hace más de 150 años, en el cual se plasman una serie de temáticas relacionadas al sufrimiento de las capas más segregadas del siglo XIX, desde donde incluso se pueden entender asuntos sociales actuales. A través de un personaje histórico interesante, la propuesta de Ross y compañía funciona en niveles introductorios hacia un suceso bastante más enrevesado –y tal vez demasiado denso para las características del cine tradicional– de lo que se alcanza a mostrar en esta obra de ficción histórica.

Por Daniela Pérez

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Doctor Sueño

Publicado

en

Doctor Sueño

The Shining” (1980) de Stanley Kubrick y la novela de Stephen King en que está basada, son sin duda una de las historias más alabadas y adoradas de la historia, siendo ambas analizadas hasta el día de hoy en el estudio de sus respectivas disciplinas. Por lo que, cuando Stephen King anunció una secuela que seguiría la vida de Dan Torrance, uno de sus protagonistas, los fans se mostraron tan entusiastas como sospechosos. El resultado fue “Doctor Sueño”, una novela que se mueve en el mundo del suspenso y la aventura más que en el terror visceral de la primera parte.

La adaptación cinematográfica está a cargo de Mike Flanagan, un realizador cuyo nombre ya debiera ser conocido para fanáticos del género, que con cintas como “Oculus” (2013) y la serie de Netflix “The Haunting of Hill House” (2017) no sólo se ha perfilado como uno de los realizadores de terror más exitosos del último tiempo, sino como un acérrimo fanático de Stephen King, utilizando recursos narrativos similares, e incluso adaptando una de sus novelas menos conocidas, “Gerald’s Game” (2015). Sin embargo, pareciera que es en parte esta devoción al trabajo del escritor lo que hace que “Doctor Sueño” fracase en muchos aspectos, apoyándose demasiado en la nostalgia sin ofrecer suficiente sustancia.

“Doctor Sueño” continúa con la vida de Dan Torrance (Ewan McGregor), uno de los protagonistas de la primera película, a medida que aprende a lidiar con sus poderes sobrenaturales, buscando principalmente suprimirlos. Sin embargo, cuando Abra (Kyliegh Curra), una niña que “resplandece” poderosamente, comienza a comunicarse con él, un adulto y más maduro Dan se ve enfrentado a un grupo de vampiros liderados por la siniestra Rosa, La Chistera (Rebecca Ferguson), que se alimentan del poder telepático que personas como Abra y él mismo poseen. De esta manera se teje una trama de gato y ratón que, si bien tiene elementos interesantes, a ratos se siente algo tonta.

Uno de los elementos más llamativos de la película es la profundización en los poderes de Dan y la revelación de este culto de seres antiguos que sobreviven en base a la energía que roban de gente con habilidades similares. “El Nudo Verdadero”, como se autodenominan, a pesar de ser entidades sumamente poderosas y antiguas que han existido por siglos alimentándose de la energía de las personas que “resplandecen”, nunca se sienten como una real amenaza, ya que los primeros encuentros que los protagonistas tienen con ellos no provocan grandes consecuencias. Casi se sienten como pares, como adversarios en un mismo nivel, generando que haya poco en juego realmente. Por otro lado, el procedimiento que el grupo usa para extraer la energía telepática es algo desconcertante. Sin entrar en detalles, el efecto visual resulta incómodo y a ratos se ve francamente ridículo, lo que termina por eliminar cualquier tipo de temor que los antagonistas podrían causar en el espectador.

Por otra parte, casi todos los personajes se sienten superficiales y aburridos. Tanto Rosa como Abra son acartonadas y caricaturescas, y sus enfrentamientos siempre están cargados hacia la teatralidad y la exageración, lo que distrae un poco del conflicto. Dan Torrance, por otro lado, se siente soso y sin vida, y el filme se apoya demasiado en que la audiencia ya lo conoce. Su lucha contra el alcoholismo y los fantasmas de su pasado se reduce a un par de pesadillas y una que otra escena en que mira una botella de whisky mientras suena una música tensa. Si suena algo burdo, es porque lo es. Todo lo demás es material casi reciclado de “The Shining” en forma de flashbacks calcados de la película original.

Esto lleva a que la película, buscando apelar a la nostalgia, se apoye demasiado en los recuerdos que su público tiene de la obra original. La misma música incidental y planos que emulan secuencias emblemáticas de la película original, entre otros guiños, se sienten forzados. Es como si los realizadores no hubieran tenido suficiente confianza en el material con que trabajaban y hubieran necesitado recordar constantemente a la audiencia que el presente relato es la continuación de una historia ya venerada, más que una película que funciona por sí misma. Más que intentar capturar lo que hizo que “The Shining” tuviera cierto impacto en la audiencia y hacerlo propio, “Doctor Sueño” pareciera simplemente aprovecharse de los aciertos del filme anterior, fallando en el intento.


Título Original: Doctor Sleep

Director: Mike Flanagan

Duración: 152 minutos

Año: 2019

Reparto: Ewan McGregor, Rebecca Ferguson, Kyliegh Curran, Zahn McClarnon, Carl Lumbly, Alex Essoe, Bruce Greenwood, Jacob Tremblay, Catherine Parker, Robert Longstreet


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Deceiver Deceiver
DiscosHace 2 semanas

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 2 semanas

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 3 semanas

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 3 semanas

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 3 semanas

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 3 semanas

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Railer Railer
DiscosHace 4 semanas

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 4 semanas

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 4 semanas

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Metronomy Forever Metronomy Forever
DiscosHace 4 semanas

Metronomy – “Metronomy Forever”

Ha pasado más de una década desde el clásico de Metronomy, “Nights Out” (2008), material que los estableció como parte...

Publicidad
Publicidad

Más vistas