Conéctate a nuestras redes

Cine

El Reino Secreto

Publicado

en

Es difícil negar que vivimos en una buena época en lo que a películas animadas se refiere. Los avances tecnológicos en esta área, así como la calidad de los productos que han salido recientemente, han dejado la vara muy alta en cuanto a las expectativas que la audiencia pueda tener respecto a las ofertas de este formato. “El Reino Secreto” llega en medio de estas expectativas, siendo uno de los estrenos más publicitados y anticipados del verano norteamericano.

Se trata de la historia de MK, una joven que, tras la muerte de su madre, se va a vivir a la casa de su distanciado padre, un científico obsesionado con develar la dudosa existencia de microscópicos seres que habitan el bosque en el que se encuentra su hogar. Resulta que dichos seres no sólo existen, sino que rápidamente MK se ve involucrada con ellos y reducida en tamaño para ayudarlos a proteger un capullo que representa la única oportunidad de las criaturas de salvar al bosque de un grupo de seres que quiere destruirlo.

Del estudio que trajo “La Era de Hielo” es fácil esperar una fórmula que sepa complacer a las masas, y eso se encuentra en “El Reino Secreto”, especialmente en lo relativo a lo visual. El mundo creado en la película es deslumbrante y está construido para impresionar; un bosque visto desde adentro y desde abajo, con miles de detalles específicos de un reino que se ha construido con recursos naturales, con aspectos como el agua y los rayos del sol enfatizados, los cielos como trabajadas y coloridas pinturas y árboles hiperrealistas brillando al fondo de cada cuadro. Los realizadores han admitido querer crear un gran mundo original, comparable al Pandora que vimos hace unos años en “Avatar”, y gracias al minucioso diseño de producción, quizás hayan creado el universo más inmersivo desde la cinta de Cameron.

EPIC 02A lo largo del filme, los pequeños seres se involucran en una serie de batallas para defender su reino, las que son explotadas de la forma más atractiva posible mediante ángulos y seguimientos de personajes que, a la vez que detallan dichas escenas de acción, exploran el mundo en las que estas se desarrollan. La creatividad de los realizadores para saber mostrar de mejor manera este espacio, junto a la edificante banda sonora de Danny Elfman, ayudan a que la película se luzca y cree un verdadero espectáculo. Donde la cinta decepciona, es en el aspecto narrativo. Los logros visuales no significan que la historia en sí deba sacrificarse, pero es lo que termina sucediendo con “El Reino Secreto”. El humor sencillo y la simplificación de los conflictos, provocan que se pueda reducir la trama fácilmente a “Bien vs. Mal” sin mayor explicación, incluso enfatizando estos aspectos con algunos tan obvios como los colores que rodean a los personajes (brillantes y saturados en el caso del primero, y grises y oscuros para los antagonistas), que también resultan unidimensionales, pudiéndose prever fácilmente el rol que cumplirá cada uno.

Otro aspecto a destacar es la inclusión de una protagonista femenina al centro de la historia, una tendencia bienvenida y cada vez más común en las películas animadas (visto recientemente en “BraveEPICo “Tangled”) y una buena maniobra de parte de los estudios que, aunque aún no se atreven a titular una cinta según el nombre de su heroína, las presenta prominentemente y sin necesidad de darles roles masculinos para llenar. Ese es el caso de MK, que asume con rapidez y valentía el papel que debe cumplir, y cuya trama romántica está relegada a un aspecto secundario.

“El Reino Secreto” logra hacerle honor a su título en cuanto a sus aspectos visuales y el mundo que crea, a pesar de que la historia central parezca existir simplemente con el fin de mostrarlo y hacer alarde de él. Sin embargo, es una cinta entretenida y a veces emotiva, y el espectáculo visual es tal, que es suficiente para hacer de esta una película recomendada.

Por Ignacio Goldaracena

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

El Llamado Salvaje

Publicado

en

El Llamado Salvaje

El CGI (Computer Generated Imagery) en el cine es a menudo un tema controversial al ser a veces mal utilizado, o ser técnicamente deficiente. A veces el efecto que genera es simplemente espantoso, como en el caso de “Cats” (2019), en otras busca ser casi lo único valioso en una película, más que historia o personajes, como en el caso de “Avatar” (2009). Esto se debe en gran medida a que es un recurso relativamente nuevo en la historia del cine, y las capacidades técnicas de los efectos especiales siempre están evolucionando. Algo notable de “El Llamado Salvaje” desde un principio es el uso de CGI para generar personajes casi en su totalidad, lo que es definitivamente una apuesta arriesgada. Sin embargo, el resultado, a pesar de no ser perfecto, es un buen camino a seguir para la industria en el futuro.

La historia sigue a Buck, un perro grande y afable, criado por una acaudalada familia en California, que es secuestrado y vendido durante la Fiebre del Oro, y enviado a Yukon, al norte de Canadá. Ahí vivirá diversas aventuras y conocerá a diferentes perros y personas que lo acercarán a su lado más salvaje, lo que finalmente lo llevará a su destino.

“El Llamado Salvaje” es una sólida película de aventuras, en gran medida porque el personaje principal es profundamente querible. Pese a que puede ser sumamente difícil generar empatía con un protagonista que no habla, por lo que se vuelve difícil entrar en su mundo interior, el film toma las decisiones adecuadas de utilizar una voz en off que a menudo nos dice lo que piensa, y hacer uso del CGI para darle al animal un gran rango de emociones y personalidad. Inmediatamente somos capaces de conectarnos con Buck, y además de entender su relación con los otros animales que conoce, los que también son sumamente expresivos.

Y ese es uno de los grandes aciertos de la película. El uso que le da al CGI tiene más que ver con construir personajes expresivos y queribles que con buscar un fotorrealismo que sea técnicamente sorprendente, o con generar un mundo de fantasía que sea el gancho de la cinta. A diferencia de “The Lion King” (2019), acá los personajes caninos están llenos de expresividad y personalidad, incluso a pesar de no tener voz, y esto es casi en su totalidad a lo efectivo del CGI.

Aunque, claro, la falta de prolijidad técnica en la animación de los personajes se siente, y en algunas escenas casi llega a distraer de la historia. Hay momentos en que estos no alcanzan a mezclarse bien con su ambiente y se sienten como personajes de videojuego, moviéndose por un ambiente de manera desconectada. Sin embargo, el film completo genera una sensación de fantasía y plasticidad que se complementa bien con este aspecto.

Básicamente, todo es un poco plástico, pero al menos de manera coherente. Se siente como un film animado, tanto por su textura visual como por su puesta en escena, lo que tiene sentido, considerando que es la primera película live action del director Chris Sanders, famoso por “Lilo & Stitch” (2002) y “How To Train Your Dragon” (2010) y “The Croods” (2013). Esto lleva a que los momentos en que el CGI falla se vuelvan menos choqueantes y nunca lleguen a ser más llamativos que la historia en sí.

“El Llamado Salvaje” no es una película perfecta, tiene algunas falencias de guion, algunos de sus personajes (particularmente los villanos) son algo caricaturescos y el final se vuelve sobre explicativo, alargándose y siendo innecesariamente cursi. Sin embargo, al igual que el viaje de Buck, es una película con altos y bajos: una vez terminada, es un viaje que valió la pena tomar. Y no sólo eso, es también un buen ejemplo de las posibilidades narrativas que puede tener el uso de CGI en el cine, si dejamos de centrarnos en el aspecto técnico y volvemos a concentrarnos en la historia y los personajes.


Título Original: The Call Of The Wild

Director: Chris Sanders

Duración: 105 minutos

Año: 2020

Reparto: Harrison Ford, Dan Stevens, Bradley Whitford, Karen Gillan, Omar Sy, Jean Louisa Kelly, Terry Notary, Cara Gee, Colin Woodell, Wes Brown, Anthony Molinari, Brad Greenquist


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Hotspot Hotspot
DiscosHace 6 días

Pet Shop Boys – “Hotspot”

Hace más de tres décadas que el icónico dúo londinense compuesto por Neil Tennant y Chris Lowe dio inicio a...

Marigold Marigold
DiscosHace 2 semanas

Pinegrove – “Marigold”

Originarios de New Jersey, y con un sonido característico que toma elementos del indie rock y del country más alternativo,...

The Archer The Archer
DiscosHace 3 semanas

Alexandra Savior – “The Archer”

No tuvieron que pasar siete años de mala suerte –como rezan los primeros versos del álbum– para que Alexandra Savior...

There Is No Year There Is No Year
DiscosHace 4 semanas

Algiers – “There Is No Year”

Algiers es una banda que logró algo de notoriedad en los circuitos alternativos durante 2017 gracias al lanzamiento de su...

Deceiver Deceiver
DiscosHace 3 meses

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 3 meses

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 3 meses

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 3 meses

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 3 meses

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 3 meses

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Publicidad
Publicidad

Más vistas