Conéctate a nuestras redes

Cine

El Planeta de los Simios: Confrontación

Publicado

en

Luego de que en 2001 Tim Burton decidiera reflotar la película original “Planet Of The Apes” (1968) , reemplazando a Charlton Heston por Mark Wahlberg en el protagónico, y a la alusión político-imperialista por su ya acostumbrada extravagancia estética, nadie esperó nada más de esta saga. Con la tumba ya saqueada y los huesos desperdigados, 20th Century Fox decidió relanzar la idea diez años más tarde como una franquicia basada en el surgimiento del susodicho planeta. La primera entrega, “Rise Of The Planet Of The Apes” (2011), fue una agradable sorpresa, donde los ejércitos simiescos dejaron lugar a una trama más íntima, en la que se detalla el comienzo de la dominancia DAWN OF THE PLANET OF THE APES 01animal del planeta por medio del primer mono súper inteligente, Caesar, encarnado por el maestro del CGI, Andy Serkis, a quien no le bastó con pasar a la historia como Gollum en la saga de “El Señor de los Anillos”.

Aproximadamente diez años después de lo ocurrido al final de la entrega anterior, la humanidad está al borde del exterminio debido a un virus que ellos mismos sintetizaron, el que a la vez fue el elixir de la inteligencia de los simios. Ambas especies coexisten en ambientes separados, inconscientes del otro, hasta que un grupo de humanos liderados por Malcolm (Jason Clarke) y Ellie (Keri Russell), se aventura al bosque de los simios buscando reactivar una represa, presionados por la crisis energética de su refugio.

Donde la primera entrega era la historia del surgimiento y desarrollo de Caesar, quien al mismo tiempo llevaba la explicación original del desfalco de la raza humana, esta segunda parte comienza con la sociedad simiesca ya asentada, y Caesar establecido como su líder, patrón y guía intelectual. En este sentido, la película es claramente una depresión entre medio de dos picos, enfatizando el funcionamiento interno de un grupo social una vez que el fulgor y emoción de la revolución ha quedado atrás, y es hora del aburrido trabajo para establecer la rutina.

DAWN OF THE PLANET OF THE APES 02En este aspecto, la obra trabaja constantemente con el paralelo entre las dos civilizaciones: por un lado el próspero y cada vez más avanzado asentamiento simiesco, y por otro la decadente realidad de los humanos. A pesar de contar con un par de actores capaces (Clarke sirve su propósito como el protagonista humano, a pesar de faltarle el carisma de James Franco, y Keri Rusell logra despegarse de su estereotípico rol de madre), y un monstruo de la actuación en Gary Oldman, los verdaderos protagonistas acá son los simios, y para eso ampliaron la paleta de personajes, incluyendo al hijo mayor de Caesar, y a Koba, el simio del tuerto de la primera.

Es este último personaje el que, en cierta forma, de inicio al conflicto: a diferencia de Caesar, quien fue criado por los humanos y, por ende, es más comprensivo con sus motivaciones, Koba es intolerante a otras razas, en especial frente a los humanos, a quienes guarda rencor por haberlo mantenido como sujeto de experimentos. Esta dicotomía entre el difícil y peligroso camino de la convivencia basada en la confianza, y la rápida solución que representa la eliminación de los otros diferentes, es el motor central de la película, el que también es trabajado en la oposición de Malcolm con Dreyfus, el personaje de Oldman, y paralelo humano de Koba.

DAWN OF THE PLANET OF THE APES 03A pesar de dedicarse más de la mitad de su tiempo a delinear estos conceptos e ir avanzando paso a paso a la inevitable resolución bélica, el gran valor de la cinta está en estos segmentos, lo que no va en detrimento de las escenas de acción, donde los efectos visuales de última generación no sólo fueron ocupados con maestría para forrar a Caesar y sus similares de un pelaje que se siente real (el a veces vapuleado 3D acá juega un papel fundamental), sino que también para realzar las escenas de lucha. De todas formas, en la película hay una clara preocupación por no sobre enfatizar este recurso, buscando distanciarse de los blockbusters descerebrados como Transformers, y acercarse más a la reflexión subyacente que han logrado las películas de Marvel, especialmente a “Captain America: The Winter Soldier” (2014), la más política de la saga.

Siguiendo este paralelo, donde en la obra de Marvel el subtexto era menos aparente pero único, en “El Planeta de los Simios: Confrontación” las lecturas más profundas dan para variadas tesis; en este sentido, decantándose por plantear una serie de problemas más que reflexionar conclusivamente sobre uno en específico. Desde la opresión de una raza por otra, a la lucha por los recursos básicos o la oposición entre la vía pacífica y la armada, la cinta se siente política sin parecer propagandística, debido en gran parte a su muy adecuado ritmo, donde cada capa de lectura se va desarrollando a la par.

DAWN OF THE PLANET OF THE APES 04A pocos días de su estreno en Estados unidos, ya se instaló la discusión sobre si la película es una alegoría sobre el conflicto israelí-palestino. Tomando en cuenta todos sus elementos, es una lectura adecuada, pero al mismo tiempo lo son un montón de otras, en una obra que se alza como una de las mejores entregas dentro de la reciente tendencia a la creación de blockbusters grandes y ruidosos, pero que esconden una serie de reflexiones y subtextos de absoluta contingencia, muchas veces complicados de tratar. Una entrega que deja la puerta abierta de par en par para una secuela que resuelva el conflicto, y termine por cerrar una trilogía que se asemeja cada vez más a las Batman de Christopher Nolan, tanto en su calidad, como en su ambición narrativa y simbólica.

Por Lucas Rodríguez

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Top Gun: Maverick

Publicado

en

Top Gun: Maverick

La última de una larga seguidilla de reboots, secuelas y remakes de películas clásicas de la década del 80, “Top Gun: Maverick” de primeras cumple con su cometido. Es una perfecta secuela de “Top Gun” (1986), que, si bien cae en muchos de los mismos vicios, también la actualiza para las nuevas audiencias sin perder el núcleo que hace recordar a la original.

La historia empieza cuando Maverick (Tom Cruise) es enviado, a petición del almirante Iceman (Val Kilmer), su antiguo compañero, a volver a la academia Top Gun a entrenar a un equipo de egresados para una peligrosa misión. Sin embargo, en el grupo de pilotos se encuentra Rooster (Miles Teller), hijo de Goose, viejo amigo de Maverick que falleció mientras ambos estudiaban en la misma academia. Maverick tendrá entonces que enfrentarse a su pasado para poder entrenar al hijo de su amigo y poder cumplir la peligrosa misión que les ha sido encomendada.

Desde el primer momento “Top Gun: Maverick” deja sumamente claro que, más que contar una historia terriblemente original, lo que busca es de alguna forma transportar al espectador al mundo de la primera película. Esto la lleva a caer en varios de los mismos vicios. De hecho, casi se siente como si fuera la misma película, pero todo un poco más exagerado. Los personajes son inverosímiles, la forma de Maverick de relacionarse con el mundo se siente superficial y maqueteada, todo está diseñado para que cada momento nos recuerde lo talentoso e intrépido que es el personaje. Incluso los momentos más interesantes desde un punto de vista narrativo y que son el núcleo emocional de la película, es decir, la relación entre Maverick y Rooster, se ven sofocados en un mar de nimiedades estilísticas.

La peor de estas nimiedades es la trama romántica entre Maverick y Penny (Jennifer Connelly), con un romance bastante parecido al de la primera cinta, e igual de innecesario, ya que Penny lamentablemente no tiene una personalidad ni un objetivo, más allá de ser el interés romántico del protagonista. Lo anterior se siente casi como si hubieran metido al personaje sólo para mantener la misma estructura que la primera película, y porque Penny es una referencia a una línea de la misma.

Sin embargo, y a pesar de todos sus problemas narrativos, los momentos en que la “Top Gun: Maverick” brilla, realmente lo consigue. Las secuencias de vuelo, al igual que la de 1986, son dinámicas, entretenidas y tensas, pese a la falta de peso emocional que puedan tener, ya que durante las escenas de entrenamiento no se siente que los personajes tengan realmente mucho que perder. Son espectáculo puro y, al poner la cámara al interior de las cabinas de los F-18 que pilotean los personajes, se genera una experiencia sumamente inmersiva, emocionante y frenética. Esto se da particularmente en el último tercio, cuando a todo esto se suma el peso del combate real, generando una tensión que mantiene al borde del asiento a punta de velocidad y vértigo, a pesar de que los personajes no sean particularmente queribles.

Visualmente la película se cae un poco. Sufre del look genérico que tantas cintas de acción actuales tienen, donde no hay una dirección y estilo reconocible, fuera de que todo sea fácil de leer visualmente para que la acción en pantalla se entienda. Hay muchos guiños visuales a la primera película, pero esto sólo genera que, en el contraste con su antecesora, “Top Gun: Maverick” se sienta mucho más plana y genérica. Y aquello tiene sentido, puesto que esta no es una película de visión autoral, sino que un producto de nostalgia.

Y a eso se reduce de alguna forma “Top Gun: Maverick”, demostrando que es posible tomar una película muy propia de su época para actualizarla de forma exitosa. Sin embargo, no se siente como una sucia estrategia de marketing para ganar dinero, sino que como algo originado de un verdadero cariño y una real pasión por el cine de acción, por el estilo de películas que se hacía en esa época y que ha ido desapareciendo con el tiempo. Si bien no es una gran película, “Top Gun: Maverick” cumple con creces su objetivo de mantener vivo el espíritu de esa era, para bien o para mal.


Título Original: Top Gun: Maverick

Director: Joseph Kosinski

Duración: 131 minutos

Año: 2022

Reparto: Tom Cruise, Miles Teller, Jennifer Connelly, Jon Hamm, Glen Powell, Ed Harris, Val Kilmer, Lewis Pullman, Charles Parnell, Bashir Salahuddin, Monica Barbaro, Jay Ellis, Danny Ramirez


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Zeal & Ardor Zeal & Ardor
DiscosHace 6 días

Zeal & Ardor – “Zeal & Ardor”

La banda suiza Zeal & Ardor nació en 2013 como un proyecto solista del músico suizo-estadounidense Manuel Gagneux, pero no...

THE UNRAVELING OF PUPTHEBAND THE UNRAVELING OF PUPTHEBAND
DiscosHace 7 días

PUP – “THE UNRAVELING OF PUPTHEBAND”

A tres años del excelente “Morbid Stuff” (2019), la banda canadiense PUP se aventura en su cuarto larga duración con...

Bronco Bronco
DiscosHace 2 semanas

Orville Peck – “Bronco”

Desde su aparición con “Pony” (2019), la misteriosa imagen de Orville Peck colmó las miradas de medios y fanáticos, y...

Chloë And The Next 20th Century Chloë And The Next 20th Century
DiscosHace 2 semanas

Father John Misty – “Chloë And The Next 20th Century”

El juego de las expectativas es cruel porque pone la carga de la espera y del tiempo en miras a...

Jodeki Jodeki
DiscosHace 3 semanas

tricot – “Jodeki”

Como pocos lugares en el mundo, Japón cuenta con la capacidad de sostenerse sobre su propia industria cultural. Es esta...

Where Myth Becomes Memory Where Myth Becomes Memory
DiscosHace 3 semanas

Rolo Tomassi – “Where Myth Becomes Memory”

La capacidad para habitar terrenos sonoros dispares es una de las primeras características que relucen en “Where Myth Becomes Memory”...

Together Together
DiscosHace 4 semanas

Duster – “Together”

Los herméticos exponentes del slowcore regresan con “Together”, un sorpresivo nuevo disco a sólo tres años después de su regreso...

Fear Of The Dawn Fear Of The Dawn
DiscosHace 4 semanas

Jack White – “Fear Of The Dawn”

Cuando se terminó The White Stripes, fue por una razón en específico: preservar lo bello y especial de la banda,...

Messa Close Messa Close
DiscosHace 1 mes

Messa – “Close”

¿Cómo romper la monotonía dentro de subgéneros musicales que se caracterizan justamente por ese atributo? Si, por ejemplo, hablamos de...

LABYRINTHITIS LABYRINTHITIS
DiscosHace 1 mes

Destroyer – “LABYRINTHITIS”

Abordar la carrera de Dan Bejar, al menos en lo que respecta a Destroyer, se hace complicado por varias razones....

Publicidad
Publicidad

Más vistas