Conéctate a nuestras redes

Cine

El Mayordomo

Publicado

en

Hace un par de semanas se abrió en nuestras salas la temporada de estrenos de películas favoritas –o serias aspirantes- a obtener reconocimientos en las distintas premiaciones que la industria celebra durante los primeros meses del año. Las hay monstruosas, con producciones dignas de cualquier blockbuster del verano boreal, como también sencillas y que apelan a la capacidad de los intérpretes para desarrollar sus personajes. Y también las hay calculadas de manera fría y certera, apelando a técnicas y efectismos probados anteriormente para conseguir una buena recepción tanto en la crítica como en el público, de modo que los anuncios “Para Su Consideración” logren su objetivo y destaquen en el período de premiaciones.

THE BUTLER 01“El Mayordomo”, dirigida por Lee Daniels, quien se ha hecho a pulso un nombre en la industria como productor y destacara como director hace un par de años con “Precious” (2009), entra dentro de la categoría de serias aspirantes, aún cuando dicha aspiración se ha visto opacada por la reciente “12 Años De Esclavitud” (2013), que abarca una temática similar. Con un presupuesto modesto, logra reunir a un envidiable elenco compuesto por intérpretes consagrados como también otros nombres destacados en distintos campos del entretenimiento estadounidense, como la música (Mariah Carey, Lenny Kravitz) y la televisión (Oprah Winfrey), para sacar adelante una historia que, al menos en su premisa, suena atrayente.

La película repasa la vida de Cecil Gaines (Forest Whitaker), quien fuera por 34 años mayordomo de la Casa Blanca y por ello se convirtió en un testigo privilegiado de importantes hechos que marcaron la historia de los Estados Unidos durante la segunda mitad del siglo XX. Su excesiva dedicación afecta también su vida familiar, siendo su esposa (Oprah Winfrey) y sus hijos los que sufren con su distancia y su particular forma de enfrentar la vida y las injusticias a las que se vieron expuestos en un país racialmente segregado por décadas.

THE BUTLER 02Inspirada vagamente en la historia de Eugene Allen, quien trabajara en la Casa Blanca desde 1952 hasta su retiro en 1986, la película aprovecha la particular posición de la cual gozó este personaje para narrar, analizar y, de alguna forma, enjuiciar la lucha por los derechos civiles de la población afroamericana durante aquella época. La vida de Gaines es retratada más dura que la de su inspirador, para dar cuenta de los distintos hitos que se sucedieron a lo largo de la historia política estadounidense, hasta la elección de Barack Obama como Presidente de la “tierra de los libres”. Así, la historia de Cecil Gaines parte desde su infancia, en la plantación de algodón donde trabajaba con su familia, en una época donde algunos actos quedaban impunes, para luego ser entrenado como un siervo de casa, y así atender a los blancos de modo tal que su presencia fuera apenas perceptible.

Aquella formación del personaje da pie también para reflejar la división existente en la propia población afroamericana. Por un lado estaban aquellos que preferían ser serviles con tal de vivir tranquilos y conformarse con pequeños logros, impensados en otra época, y por el otro aquellos que estaban por la lucha, ya sea de forma pacífica o violenta, sin temor a enfrentarse a la autoridad, pero desdeñando el papel jugado por los primeros y la imagen que proyectaban al resto de la población, como por ejemplo los personajes interpretados en el cine por Sidney Poitier. Esta tensión es trasladada en el relato dentro del propio núcleo familiar de Gaines, donde su hijo mayor, Louis (David Oyelowo), se convierte en un serio activista, contraviniendo los deseos de su padre. Sin duda que los mejores pasajes de la película pasan por esta conflictiva y distante relación de amor-odio entre dos generaciones que no pueden ni quieren comprenderse, rodeados de personajes desorientados y autodestructivos.

THE BUTLER 03Por nombres, uno de los puntos fuertes de la cinta debieran ser sus actuaciones. No vamos a negar ni menospreciar el trabajo de Forest Whitaker, aún cuando abusa de la contención emocional para construir un personaje más bien observador que protagonista. Sí sorprenden tanto Oprah Winfrey como David Oyelowo, con personajes llenos de matices, sin embargo, decepcionan un poco Robin Williams, Alan Rickman y el resto del elenco encargados de personificar a los distintos presidentes y personajes históricos, quienes con sus breves intervenciones desvían la atención del relato principal, además de circunscribirse más bien en el terreno de la imitación que de la personificación. Por otro lado, la gran debilidad de la película son sus notorias pretensiones de galardones. La inclusión –y promoción- de un gran elenco para encarnar personajes memorables de la historia reciente de los Estados Unidos, cercena la historia más interesante del relato para convertirlo casi en una subtrama. Además, el relato se construye en un tono excesivamente melodramático, apuntando directamente a la sensibilidad del espectador, para lo cual se apoya en una banda sonora que guía de manera efectista las emociones, tratando de convertir en épicos momentos aquellos que en realidad deberían provocar vergüenza y rabia.

“El Mayordomo” no será la gran película sobre la lucha por los derechos civiles, ni el gran retrato de la historia de la población afroamericana en Estados Unidos principalmente por los propios pecados que cometen flagrantemente los realizadores, lo que puede explicar que haya sido una de las grandes olvidadas de estas premiaciones. Por suerte, logra sostenerse con algunas sólidas interpretaciones, lo que puede resultar motivo suficiente para cierta parte del público. Al menos no es la clásica película con aires de independiente sobre familias disfuncionales que suelen copar las salas en esta época.

Por Rodrigo Garcés

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Contra Lo Imposible

Publicado

en

Contra Lo Imposible

Plasmar cinematográficamente acontecimientos relacionados con el deporte implica trazar una línea, aludiendo al proceso detrás de la preparación antes de enfrentarse a un gran evento, con los conflictos situados entre medio configurando la trayectoria de quienes protagonizan grandes hazañas deportivas. Una de las carreras de automovilismo más prestigiosas sirve como el escenario perfecto para situar fuerzas opuestas en medio de un conflicto de intereses donde las destrezas, el compañerismo y la determinación serán fundamentales para alcanzar el éxito. Dos años después de su exitosa “Logan”, James Mangold dirige una historia inspirada en hechos reales y que tiene al centro a dos de las grandes compañías de automóviles del mundo: Ford y Ferrari.

“Contra Lo Imposible” se centra en el visionario diseñador de autos Carroll Shelby (Matt Damon) y el corredor Ken Miles (Christian Bale). Ambos estarán encargados de diseñar y construir un auto de carreras para la compañía Ford, el que debe ser capaz de vencer a su oponente más poderoso en manos de Enzo Ferrari (Remo Girone). Juntos deberán luchar contra los intereses corporativos para, al mismo tiempo, alcanzar sus victorias personales.

La cinta aprovecha desde su inicio el concepto en el que se encuentra inmersa, pues las carreras de autos son su principal motor, y estas son representadas con una mirada intuitiva, capaz de exhibir con agilidad cada momento y componente de una carrera automovilística. Y considerando su extensión, alcanzando las dos horas y treinta minutos, el ritmo agitado se vuelve esencial para conducir un relato que realmente profundiza en su principal temática.

Las decisiones de encuadres y montaje ayudan a edificar una historia que arranca tal como lo hace un auto de carrera y debe avanzar poniendo especial atención a las curvas con las que se encuentra. Y es ahí donde las pausas son necesarias para así poder evidenciar el entramado que se teje al interior de la compañía Ford y, a la vez, aprovechando de adentrarse en la vida personal del corredor que estará a cargo de conducir el moderno automóvil.

Para poder construir una historia que intenta alcanzar un nivel épico dentro de su contexto, esta es divida en dos trayectos que avanzan a la vez y que juntan su camino en la carrera de Las 24 Horas de Le Mans. Por una parte, la compañía Ford y su lucha por competir con las grandes entidades del mundo automotriz, es el centro y detonador que empujará a sus protagonistas a enfrentarse a grandes obstáculos para alcanzar el principal objetivo. La compañía es a la vez representada como quienes instalan los inconvenientes corporativos, donde los intereses monetarios preponderan frente a la pasión que significa para los protagonistas el poder diseñar el revolucionario nuevo modelo.

Por otra parte, el encargado de conducir el nuevo automóvil es el obstinado Ken Miles, el que simboliza un espíritu agitador y con el objetivo de alterar la firmeza de la compañía. Junto a su carácter testarudo y poco apacible, Ken es el personaje que más cambios sufre a través del relato, siendo capaz de transformar su razonamiento, pero gracias a quienes lo rodean, su esposa e hijo. Sin embargo, su camino no podría completarse sin el apoyo de su amigo y socio en este negocio, Caroll Shelby. La relación de ambos es la manifestación del compañerismo y el cariño fraternal; en ellos está puesta la cuota necesaria de idealismo, la que los ayudará a continuar adelante, pese a las adversidades.

James Mangold logra crear un drama deportivo complejo y con las características de un cine algo más clásico, rememorando a producciones hollywoodenses de antaño, pero con la apariencia física de una obra moderna que cuida su tratamiento. “Contra Lo Imposible” alcanza un nivel satisfactorio, donde el mundo que retrata queda plasmado con total firmeza y es coherente con sí misma hasta el final.


Título Original: Ford v Ferrari

Director: James Mangold

Duración: 152 minutos

Año: 2019

Reparto: Matt Damon, Christian Bale, Jon Bernthal, Caitriona Balfe, Noah Jupe, Josh Lucas, Tracy Letts, JJ Feild, Ray McKinnon, Rudolf Martin, Ward Horton, Bridie Latona, Lachlan Buchanan


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Deceiver Deceiver
DiscosHace 5 días

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 5 días

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 2 semanas

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 2 semanas

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 2 semanas

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 2 semanas

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Railer Railer
DiscosHace 3 semanas

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 3 semanas

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 3 semanas

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Metronomy Forever Metronomy Forever
DiscosHace 3 semanas

Metronomy – “Metronomy Forever”

Ha pasado más de una década desde el clásico de Metronomy, “Nights Out” (2008), material que los estableció como parte...

Publicidad
Publicidad

Más vistas