Conéctate a nuestras redes

Cine

El Libro de la Selva

Publicado

en

Un medio como la animación digital sirve para contar todo tipo de historias. Maravillas visuales pero sin sustancia, como “Avatar” (2009), han servido para probar una manera de hacer cine que, cuando es bien aprovechada, puede extender muchísimo las posibilidades de los realizadores para armar relatos visualmente sorprendentes. Cuando es alimentada con el suficiente capital y talento, la animación digital puede producir impresiones prácticamente indistinguibles de la realidad. El problema asociado a esto es que, si no va acompañado de una historia interesante y con espacio para desarrollar conflictos y personajes, la película termina siendo intrascendente, como ocurrió con la mencionada cinta de Cameron. En este sentido, el elegir por darle tratamiento digital a “El Libro de la Selva” asegura al menos que la historia tendrá una columna vertebral sólida y bien conocida en la que apoyarse. Basada en la obra homónima de Rudyard Kipling, el relato del niño criado por los lobos ya fue adaptado en 1967 por Disney, dando origen a la clásica cinta de dibujos animados, situándose como un referente para la versión 2016, a pesar de que esta también opte a ratos por trazar senderos THE JUNGLE BOOK 01propios.

Mowgli (el debutante Neel Sethi) es un niño criado por lobos que deberá abandonar a su manada cuando el vengativo tigre Shere Khan (voz de Idris Elba) amenace con atacarla en busca del “cachorro humano”. En su viaje será ayudado por la benevolente pantera Bagheera (voz de Ben Kingsley) y el oso Baloo (voz de Bill Murray), quienes lo guiarán y enseñarán a sobrevivir dentro de la selva.

Además de los ya mencionados, “El Libro de la Selva” cuenta con un casting de voces de alta alcurnia, que incluye a Lupita Nyong’o como Raksha, la loba madre de Mowgli, Christopher Walken como el Rey Louie, el monarca de los monos aficionado al jazz, y Scarlett Johansson como Kaa, la seductora serpiente. Algunas de estas voces están realmente elegidas con pinzas: Kingsley y Murray se adaptan a la perfección a sus animales, siendo sus respectivos acentos, entonaciones y tonos de voz perfectamente adecuados para ser los secundarios de mayor figuración.

THE JUNGLE BOOK 02Lo que deja mucho que desear es el poco tiempo en pantalla que tienen algunos de estos personajes. La sección de la historia en la que figura el Rey Louie termina siendo más anecdótica que de alguna utilidad para la historia. De todas maneras, esta es más notoria que la del personaje de Johansson: la serpiente aparece alrededor de cinco minutos, para después desaparecer por completo, reduciendo su participación a un mero recurso narrativo. Un desperdicio, tanto por el talento involucrado –Johansson ya demostró que puede hacer maravillas con sólo su voz en “Her” (2013)– como por la calidad de la animación: el pelaje y movimientos de cada uno de los animales es virtualmente irreconocible de uno real. Debido a esto es que es deseable que sean introducidos, y permanezcan en pantalla, la mayor cantidad y diversidad de animales posibles.

Teniendo en cuenta que la película ya tiene una duración bastante extendida (1 hora y 45 minutos), es muy posible que estas ausencias hayan sido recortadas para mejorar el ritmo de la cinta. En ese caso, fue una buena decisión: “El Libro de la Selva” fluye a buen ritmo, alternando con facilidad entre momentos tensos, lúdicos y otros dedicados solamente a vanagloriarse de su bella dirección de arte. Entre medio de estos, la historia va calzando con naturalidad, sin nunca sentirse apurada ni improvisada.

THE JUNGLE BOOK 03Quizás en manos menos experimentadas, esta película se habría salido de los rieles, pero en las de Jon Favreu se mantiene con seguridad dentro de su camino. El hombre detrás de “Iron Man” (2008) y “Iron Man 2” (2010) conoce cómo medirle el pulso a una cinta comercial, sabiendo cuándo mostrar y cuando esconder su material para lograr el mayor atractivo posible. La única duda que deja “El Libro de la Selva” es a qué público está dirigida. Demasiado violenta para niños, demasiado infantil para adolescentes, y demasiado educativa para adultos, la película no termina nunca por establecer sus alianzas. Esto es quizás una consecuencia imprevista de su reenfoque: donde la cinta animada de Disney era claramente una fábula para menores de edad, la versión actual opta por un tono un poco más dramático y –si es posible describir así una cinta donde los animales hablan– realista.

A pesar de todo, “El Libro de la Selva” es una muy buena reactualización de un relato clásico que se vale a la perfección de los trucos visuales más avanzados de su época. Puntos extra por no tratar de ser una mera repetición de lo ya hecho anteriormente y arriesgarse a saludar a su antecesora más que conectarla a la fuerza al siglo XXI.

Por Lucas Rodríguez

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

El Llamado Salvaje

Publicado

en

El Llamado Salvaje

El CGI (Computer Generated Imagery) en el cine es a menudo un tema controversial al ser a veces mal utilizado, o ser técnicamente deficiente. A veces el efecto que genera es simplemente espantoso, como en el caso de “Cats” (2019), en otras busca ser casi lo único valioso en una película, más que historia o personajes, como en el caso de “Avatar” (2009). Esto se debe en gran medida a que es un recurso relativamente nuevo en la historia del cine, y las capacidades técnicas de los efectos especiales siempre están evolucionando. Algo notable de “El Llamado Salvaje” desde un principio es el uso de CGI para generar personajes casi en su totalidad, lo que es definitivamente una apuesta arriesgada. Sin embargo, el resultado, a pesar de no ser perfecto, es un buen camino a seguir para la industria en el futuro.

La historia sigue a Buck, un perro grande y afable, criado por una acaudalada familia en California, que es secuestrado y vendido durante la Fiebre del Oro, y enviado a Yukon, al norte de Canadá. Ahí vivirá diversas aventuras y conocerá a diferentes perros y personas que lo acercarán a su lado más salvaje, lo que finalmente lo llevará a su destino.

“El Llamado Salvaje” es una sólida película de aventuras, en gran medida porque el personaje principal es profundamente querible. Pese a que puede ser sumamente difícil generar empatía con un protagonista que no habla, por lo que se vuelve difícil entrar en su mundo interior, el film toma las decisiones adecuadas de utilizar una voz en off que a menudo nos dice lo que piensa, y hacer uso del CGI para darle al animal un gran rango de emociones y personalidad. Inmediatamente somos capaces de conectarnos con Buck, y además de entender su relación con los otros animales que conoce, los que también son sumamente expresivos.

Y ese es uno de los grandes aciertos de la película. El uso que le da al CGI tiene más que ver con construir personajes expresivos y queribles que con buscar un fotorrealismo que sea técnicamente sorprendente, o con generar un mundo de fantasía que sea el gancho de la cinta. A diferencia de “The Lion King” (2019), acá los personajes caninos están llenos de expresividad y personalidad, incluso a pesar de no tener voz, y esto es casi en su totalidad a lo efectivo del CGI.

Aunque, claro, la falta de prolijidad técnica en la animación de los personajes se siente, y en algunas escenas casi llega a distraer de la historia. Hay momentos en que estos no alcanzan a mezclarse bien con su ambiente y se sienten como personajes de videojuego, moviéndose por un ambiente de manera desconectada. Sin embargo, el film completo genera una sensación de fantasía y plasticidad que se complementa bien con este aspecto.

Básicamente, todo es un poco plástico, pero al menos de manera coherente. Se siente como un film animado, tanto por su textura visual como por su puesta en escena, lo que tiene sentido, considerando que es la primera película live action del director Chris Sanders, famoso por “Lilo & Stitch” (2002) y “How To Train Your Dragon” (2010) y “The Croods” (2013). Esto lleva a que los momentos en que el CGI falla se vuelvan menos choqueantes y nunca lleguen a ser más llamativos que la historia en sí.

“El Llamado Salvaje” no es una película perfecta, tiene algunas falencias de guion, algunos de sus personajes (particularmente los villanos) son algo caricaturescos y el final se vuelve sobre explicativo, alargándose y siendo innecesariamente cursi. Sin embargo, al igual que el viaje de Buck, es una película con altos y bajos: una vez terminada, es un viaje que valió la pena tomar. Y no sólo eso, es también un buen ejemplo de las posibilidades narrativas que puede tener el uso de CGI en el cine, si dejamos de centrarnos en el aspecto técnico y volvemos a concentrarnos en la historia y los personajes.


Título Original: The Call Of The Wild

Director: Chris Sanders

Duración: 105 minutos

Año: 2020

Reparto: Harrison Ford, Dan Stevens, Bradley Whitford, Karen Gillan, Omar Sy, Jean Louisa Kelly, Terry Notary, Cara Gee, Colin Woodell, Wes Brown, Anthony Molinari, Brad Greenquist


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Hotspot Hotspot
DiscosHace 3 días

Pet Shop Boys – “Hotspot”

Hace más de tres décadas que el icónico dúo londinense compuesto por Neil Tennant y Chris Lowe dio inicio a...

Marigold Marigold
DiscosHace 1 semana

Pinegrove – “Marigold”

Originarios de New Jersey, y con un sonido característico que toma elementos del indie rock y del country más alternativo,...

The Archer The Archer
DiscosHace 3 semanas

Alexandra Savior – “The Archer”

No tuvieron que pasar siete años de mala suerte –como rezan los primeros versos del álbum– para que Alexandra Savior...

There Is No Year There Is No Year
DiscosHace 3 semanas

Algiers – “There Is No Year”

Algiers es una banda que logró algo de notoriedad en los circuitos alternativos durante 2017 gracias al lanzamiento de su...

Deceiver Deceiver
DiscosHace 3 meses

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 3 meses

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 3 meses

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 3 meses

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 3 meses

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 3 meses

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Publicidad
Publicidad

Más vistas