Conéctate a nuestras redes

Cine

El Juez

Publicado

en

Para los creadores de ficción, hace rato que no es novedad la sentencia de que todas las historias ya están contadas. Cada uno de los relatos que hoy en día ven la luz, independiente del formato, provienen de premisas que han sido utilizadas en incontables ocasiones de manera más o menos acabada. La víctima que vuelve del infierno para cobrar venganza contra quien le castigó injustamente, los jovencitos que se enamoran a pesar de pertenecer a mundos opuestos, el maestro que gracias a su perseverancia logra traspasar su sabiduría a los alumnos rebeldes; la lista sigue, pero todas coinciden en que la clave del éxito responde a la originalidad con que se manejan las piezas, THE JUDGE 01para que la archiconocida materia prima no sea más que un antecedente. No es precisamente lo que ocurre con “El Juez”, pero eso tampoco lo convierte en un trabajo desechable.

Henry Palmer (Robert Downey Jr.) es un abogado al que no le importa las clases de humano que representa, siempre y cuando le paguen bien para perpetuar su lujosa situación económica que contrasta con la personal. Al borde del divorcio, su vida empeora con la súbita muerte de su madre, volviendo a su hogar de infancia para despedirla. Esto lo obliga a enfrentar a su padre, Joseph (Robert Duvall), juez de la ciudad con quien rompió relaciones, y quien se involucrará en un confuso accidente que tendrá insospechadas secuelas en la familia, y especialmente en Henry.

El cuento es antiguo. El caso del personaje exitoso que por un asunto puntual debe retornar a regañadientes a su pueblo natal, enfrentándose a recuerdos que tenía enterrados y eventualmente cambiando su perspectiva de vida, ha sido abordado en películas tan diversas una de otras como la muy hollywoodense “Sweet Home Alabama” (2002) y la emotiva sueca “As It Is In Heaven” (2004). En esta ocasión, el taquillero Downey Jr. es quien comanda una historia que se debate entre la comedia y el drama, y que intenta ser inteligente a nivel de guión, utilizando el dispositivo materializado en el accidente automovilístico protagonizado por el padre, para desenredar un conflicto familiar que lentamente se va aclarando. El aporte del actor es clave hacia ambos extremos, porque aunque su carisma innato sostiene un porcentaje importante de la obra y saca varias risas, su interpretación a ratos se asemeja demasiado a la que viene entregando en cada una de sus últimas cintas, evidenciando la prerrogativa que goza por ser sinónimo de éxito.

THE JUDGE 02La película fuerza algunas decisiones con tal de alcanzar sus objetivos, fallas ilusas porque eran evitables de haberse tomado la molestia de pensar las cosas mejor. El ejemplo más notorio es la extraña ocurrencia del padre por contratar a una excusa de abogadillo para defenderlo, siendo que él en su estatus de juez antiguo, respetado y querido del pueblo, puede optar por un profesional experto, todo con tal de que, por supuesto, no tenga más opción que recurrir a la ayuda de Henry. De igual manera, y como es común en producciones como estas, se nos presenta una subtrama romántica que literalmente no contribuye en nada y que, es más, sólo parece indicar la sexista necesidad de incluir rostros femeninos bellos con tal de adornar el masculinizado ambiente. En la línea de los adornos, la música no es sólo eso, sino que a momentos cae en una abierta cursilería que hace rememorar melodías de las más insufribles y conservadoras cintas familiares.

Con una duración de dos horas y veinte minutos, conforme se resuelven los cabos sueltos, la sensación de que la extensión del metraje pudo haber sido reducida considerablemente sólo aumenta. Por un lado se aprecia la paulatina construcción de la problemática interna de los Palmer, ya que sí logra el afán de conmover, sobre todo en su instante cúlmine en una secuencia entre Henry y Joseph durante el juicio (probablemente la escena más lograda). No obstante en su urgencia de que el viaje del protagonista dé una vuelta circular del todo y que por extensión su transformación sea comprendida por el espectador, el film peca de ofrecernos al menos tres finales falsos antes del cierre THE JUDGE 03definitivo. Gran error, ya que al hacer esto estiran y malgastan el valorable nivel de emotividad obtenido hacia el clímax, dilatándolo hasta rozar con el fastidio e instigando deseos de que los créditos corran pronto.

Divertida y sentida también, “El Juez” difícilmente deja indiferente con la historia de esta familia herida y la compleja relación padre e hijo marcada por la incomunicación, choque de egos, el rencor y expectativas frustradas. Tal vez con majadería, pero éxito al fin, apela a nuestro propio historial familiar, formando nudos en la garganta. Sin embargo, el aire a fábula ronda gran parte del film, manchándola con algunos factores insustanciales, incoherentes y sobre todo cargantes, que son perjudiciales para el tono. Eso, claro, si el propósito era dar con una obra sutil y adulta. Cual sea la respuesta, la consabida premisa argumental se cumple, no sorprendentemente, tanto en su carácter empático como predecible.

Por María José Álvarez

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Contra Lo Imposible

Publicado

en

Contra Lo Imposible

Plasmar cinematográficamente acontecimientos relacionados con el deporte implica trazar una línea, aludiendo al proceso detrás de la preparación antes de enfrentarse a un gran evento, con los conflictos situados entre medio configurando la trayectoria de quienes protagonizan grandes hazañas deportivas. Una de las carreras de automovilismo más prestigiosas sirve como el escenario perfecto para situar fuerzas opuestas en medio de un conflicto de intereses donde las destrezas, el compañerismo y la determinación serán fundamentales para alcanzar el éxito. Dos años después de su exitosa “Logan”, James Mangold dirige una historia inspirada en hechos reales y que tiene al centro a dos de las grandes compañías de automóviles del mundo: Ford y Ferrari.

“Contra Lo Imposible” se centra en el visionario diseñador de autos Carroll Shelby (Matt Damon) y el corredor Ken Miles (Christian Bale). Ambos estarán encargados de diseñar y construir un auto de carreras para la compañía Ford, el que debe ser capaz de vencer a su oponente más poderoso en manos de Enzo Ferrari (Remo Girone). Juntos deberán luchar contra los intereses corporativos para, al mismo tiempo, alcanzar sus victorias personales.

La cinta aprovecha desde su inicio el concepto en el que se encuentra inmersa, pues las carreras de autos son su principal motor, y estas son representadas con una mirada intuitiva, capaz de exhibir con agilidad cada momento y componente de una carrera automovilística. Y considerando su extensión, alcanzando las dos horas y treinta minutos, el ritmo agitado se vuelve esencial para conducir un relato que realmente profundiza en su principal temática.

Las decisiones de encuadres y montaje ayudan a edificar una historia que arranca tal como lo hace un auto de carrera y debe avanzar poniendo especial atención a las curvas con las que se encuentra. Y es ahí donde las pausas son necesarias para así poder evidenciar el entramado que se teje al interior de la compañía Ford y, a la vez, aprovechando de adentrarse en la vida personal del corredor que estará a cargo de conducir el moderno automóvil.

Para poder construir una historia que intenta alcanzar un nivel épico dentro de su contexto, esta es divida en dos trayectos que avanzan a la vez y que juntan su camino en la carrera de Las 24 Horas de Le Mans. Por una parte, la compañía Ford y su lucha por competir con las grandes entidades del mundo automotriz, es el centro y detonador que empujará a sus protagonistas a enfrentarse a grandes obstáculos para alcanzar el principal objetivo. La compañía es a la vez representada como quienes instalan los inconvenientes corporativos, donde los intereses monetarios preponderan frente a la pasión que significa para los protagonistas el poder diseñar el revolucionario nuevo modelo.

Por otra parte, el encargado de conducir el nuevo automóvil es el obstinado Ken Miles, el que simboliza un espíritu agitador y con el objetivo de alterar la firmeza de la compañía. Junto a su carácter testarudo y poco apacible, Ken es el personaje que más cambios sufre a través del relato, siendo capaz de transformar su razonamiento, pero gracias a quienes lo rodean, su esposa e hijo. Sin embargo, su camino no podría completarse sin el apoyo de su amigo y socio en este negocio, Caroll Shelby. La relación de ambos es la manifestación del compañerismo y el cariño fraternal; en ellos está puesta la cuota necesaria de idealismo, la que los ayudará a continuar adelante, pese a las adversidades.

James Mangold logra crear un drama deportivo complejo y con las características de un cine algo más clásico, rememorando a producciones hollywoodenses de antaño, pero con la apariencia física de una obra moderna que cuida su tratamiento. “Contra Lo Imposible” alcanza un nivel satisfactorio, donde el mundo que retrata queda plasmado con total firmeza y es coherente con sí misma hasta el final.


Título Original: Ford v Ferrari

Director: James Mangold

Duración: 152 minutos

Año: 2019

Reparto: Matt Damon, Christian Bale, Jon Bernthal, Caitriona Balfe, Noah Jupe, Josh Lucas, Tracy Letts, JJ Feild, Ray McKinnon, Rudolf Martin, Ward Horton, Bridie Latona, Lachlan Buchanan


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Deceiver Deceiver
DiscosHace 6 días

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 6 días

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 2 semanas

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 2 semanas

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 2 semanas

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 2 semanas

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Railer Railer
DiscosHace 3 semanas

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 3 semanas

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 3 semanas

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Metronomy Forever Metronomy Forever
DiscosHace 3 semanas

Metronomy – “Metronomy Forever”

Ha pasado más de una década desde el clásico de Metronomy, “Nights Out” (2008), material que los estableció como parte...

Publicidad
Publicidad

Más vistas