Conéctate a nuestras redes
El Informante El Informante

Cine

El Informante

Publicado

en

A principios de la década del 70, se destapó uno de los mayores escándalos políticos en la historia de Estados Unidos, cuando se intentó encubrir un robo de documentos desde el complejo Watergate. La crisis institucional provocó la renuncia de Richard Nixon como presidente dos años más tarde. El escándalo fue material de investigación de los periodistas Bob Woodward y Carl Bernstein del diario The Washington Post, quienes fueron los encargados de destapar la verdad, recibiendo la ayuda de una fuente anónima apodada “Garganta Profunda”. La identidad de esta fuente fue confirmada después de más de treinta años, resultando ser Mark Felt, quien era director asociado del FBI. Su historia es foco de la cinta dirigida por Peter Landesman.

Basada en la autobiografía del agente del FBI, Mark Felt (Liam Neeson), “El Informante” cuenta cómo Felt se transforma en el hombre clave en el destape del escándalo de Watergate, y una de las fuentes anónimas más famosas de Estados Unidos al entregar información confidencial a los periodistas Bob Woodward (Julian Morris) y Carl Bernstein.

El antecedente cinematográfico más relevante frente al escándalo está en “All The President’s Men” (1974), dirigida por Alan J. Pakula y basada en el libro que escribieron Bernstein y Woodward, donde el foco estaba puesto en los dos periodistas que lideraron la investigación y cómo lograron destapar lo que estaba ocurriendo. En ella la figura de la fuente se mantenía entre las sombras, debido a que ambos no revelarían su identidad sin su consentimiento, pero después que el propio Mark Felt lo hiciera más de treinta años después, era descubierto uno de los grandes misterios periodísticos de las últimas décadas. Por lo tanto, la cinta enfocada en la figura de Felt da un giro para mostrar el otro lado de la moneda y relatar las razones que lo empujaron a contactar a los periodistas y filtrar la valiosa información. De esta forma, se toma la libertad de indagar en varios aspectos de su vida, principalmente en su trabajo en el FBI, pero también en su vida familiar, la que quedaba relegada por sus responsabilidades laborales.

Liam Neeson es el encargado de interpretar al agente, y por medio de su actuación se logran canalizar las características que conforman su misteriosa figura. Mark Felt es un hombre con un alto grado de compromiso con el FBI y su labor es reconocida hasta la muerte de J. Edgar Hoover, en ese momento director del FBI, cuando Nixon decide nombrar a L. Patrick Gray como nuevo director de la agencia. Este hecho hará detonar en Felt la desilusión que lo llevará a contactar a los periodistas de The Washington Post y servirá como impulsor para iniciar en él un viaje sin retorno, arriesgando su posición y prestigio. Por lo tanto, la representación del conflicto entre él y Gray queda establecida en cada interacción que tienen, generando la tensión necesaria para ir descubriendo las capas que a Felt se le han asignado como personaje, destapando sus fallas y destacando sus virtudes. En ese sentido, su representación es expuesta sin tapujos ni ánimos de admiración, sólo se busca una imagen fiel a los hechos, pero basada en su palabra.

Por otro lado, en la búsqueda de profundización de la propia historia del protagonista, su vida familiar es explorada en la relación con su esposa Audrey Felt (Diane Lane), quién a través de su presencia logra aportar un aspecto más dramático a la cinta, la que se mueve en las líneas de un thriller de espionaje. Sin embargo, a pesar de que estas interacciones intentan cambiar el ritmo de narración y otorgar más dinamismo, estas no parecen aportar en gran medida a la trama central, pues no logran ser reflejadas en la evolución de Felt como personaje, por lo que parecen inconclusas y puestas sólo como un recurso débilmente desarrollado.

La cinta, al estar enfocada principalmente en revelar lo que ocurría en la vida del agente mientras el escándalo se estaba haciendo publico gracias a los artículos de Bernstein y Woodward, establece un tono pausado, apoyado principalmente en los diálogos del protagonista y sus aliados y enemigos. Sin embargo, estos a veces cargan con un grado de letargo que termina provocando que el ritmo del relato a ratos se vaya debilitando. Afortunadamente, este logra levantarse gracias a los giros que la narración va dando cada vez que el guion se apoya en la exposición de las consecuencias de la filtración de información en el medio periodístico.

“El Informante” logra ser un fiel retrato no tan sólo del hombre detrás del destape de Watergate, sino también del contexto político que se vivía en la década del 70 en Estados Unidos. Lamentablemente, la sombra de “All The President’s Men” es imposible de evitar y termina eclipsando a esta cinta en cada uno de sus pasos y opacando su propuesta narrativa. Sin embargo, la figura de Mark Felt logra relevancia y aporta adecuadamente a la profundización del hecho periodístico.


Título Original: Mark Felt: The Man Who Brought Down the White House

Director: Peter Landesman

Duración: 103 minutos

Año: 2017

Reparto: Liam Neeson, Diane Lane, Maika Monroe, Michael C. Hall, John Dean, Wendi McLendon-Covey, Josh Lucas, Ike Barinholtz, Marton Csokas, Tony Goldwyn, Kate Walsh, Bruce Greenwood, Eddie Marsan, Tom Sizemore


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

La Mirada Incendiada

Publicado

en

La Mirada Incendiada

Tiempos de dictadura, un hijo de exiliados políticos que vuelve a Chile por cuenta propia y un crimen de crueldad inconmensurable por parte de las fuerzas de orden. El tercer largometraje de ficción de la directora Tatiana Gaviola, “La Mirada Incendiada”, inicia con las palabras “Inspirada en un hecho real”, tomando como punto de partida el conocido Caso Quemados, atentado en el que Carmen Gloria Quintana y Rodrigo Rojas de Negri fueron víctimas de un ataque incendiario por parte de militares a plena luz del día en la vía pública.

Protagonizado por Juan Carlos Maldonado en el papel de Rodrigo, el filme prometía sin duda ser un aporte para la memoria de nuestro país, dada la historia en cuestión y su contexto, sin embargo, esta promesa metamorfoseó hasta convertirse no sólo en polémica, debido a la nula influencia que tuvo la familia de Rojas de Negri en materias de decisión cinematográfica, sino que también es una cinta que no cumple del todo con los objetivos que parece perseguir.

El inicio de la película muestra a Rodrigo volviendo a Chile con una cámara bajo el brazo y el propósito de desempeñarse cómo fotógrafo profesional. Tras andar un rato medio perdido, y luego de ser ayudado por una amiga vecina de su tía, logra llegar a la casa de esta y sus dos primas menores, quienes cariñosamente lo acogen a lo largo de la trama. Tras esto, se forjan lazos emotivos que dan cuenta de la personalidad dulce y templada del protagonista. De esta forma, se retrata claramente cómo Rodrigo influyó en la vida del resto de los personajes mediante escenas variadas, que muestran momentos íntimos en los que estos interactúan, desde conversaciones nocturnas y abrazos diurnos, hasta experiencias traumáticas que refuerzan vínculos.

A lo mencionado anteriormente, se suma la manera en que los personajes se comunican entre sí. Si bien, el guión resulta claro y conciso, los intercambios de palabras se articulan principalmente a través de diálogos medianamente breves y en ocasiones incluso un poco rígidos, cayendo en la sobre explicación del contexto dictatorial en el que ocurren los eventos una y otra vez, resultando en parte obvios. Además, el guión demuestra la clara intención de introducir gran variedad –y cantidad– de expresiones y/o dichos chilenos, dando así a entender una identidad lingüística acertada, que da cuenta de aspectos de nuestra cultura, pudiendo haber sido presentado de manera igualmente oportuna, pero a través de matices más sutiles.

Por otro lado, Rodrigo es retratado a través de conversaciones y acciones como un joven que no se encuentra realmente al tanto ni de la situación a nivel país, ni de las restricciones que esto implica, modificando el relato y añadiendo romanticismo mediante la presencia de un protagonista en parte inocente, que sueña con denunciar las injusticias del golpe sin pensar en repercusiones. En este sentido, resalta también el carácter poético que busca reflejar la voz en off de narradora de la historia –perteneciente al personaje de Carmen Gloria Quintana–, sugiriendo la existencia de una profunda relación previa al hecho incendiario entre Carmen Gloria y Rojas de Negri, interpelando acciones y decisiones tomadas por el protagonista. Esto agrega de manera similar un toque de romanticismo que resulta algo forzado y, sobre todo, algo lejano a la realidad de los hechos.

En cuanto a la atmósfera, la película logra reflejar el miedo colectivo y la tensión de la época, además de espacios y elementos característicos que resultan clave para retratar el período, tales como cacerolazos, protestas y allanamientos. Las escenas no son demasiado largas, por lo que hacen que la cinta sea dinámica y en su mayoría liviana, teniendo en consideración la carga del tema que trata. Sin embargo, esto mismo es lo que también genera que en algunas ocasiones se pierda un poco la continuidad entre una escena y la siguiente.

Por último, cabe destacar que, si bien las heridas dejadas por el flagelo dictatorial a lo largo y ancho de este territorio siguen estando cargadas de un rojo fresco y humeante, vale la pena que historias como estas vean a la luz en el formato cinematográfico, alimentando la memoria de nuestro país mediante expresiones artísticas cargadas de historia. Por desgracia, “La Mirada Incendiada” no cumple del todo con este objetivo, quedando al debe principalmente en temas de fidelidad con la memoria histórica nacional y la empatía hacia víctimas del caso, ya que, a pesar de que se deja en claro que el filme tan sólo se inspira en los hechos reales, este sin duda abre paso a preguntas que vale la pena hacerse. ¿Hasta qué punto es viable mezclar realidad y ficción? ¿De qué manera abordar temáticas delicadas de la manera más empática posible? Lamentablemente, en ese sentido “La Mirada Incendiada” desarrolla su narrativa omitiendo aquel elemento tan importante.


Título Original: La Mirada Incendiada

Director: Tatiana Gaviola

Duración: 102 minutos

Año: 2021

Reparto: Juan Carlos Maldonado, Catalina Saavedra, Gonzalo Robles, María Izquierdo, Cristina Aburto, Constanza Sepúlveda, Belén Herrera, Pascal Balart, Estrella Ortiz


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Dream Weapon Dream Weapon
DiscosHace 3 días

Genghis Tron – “Dream Weapon”

Pasar de un sonido arrollador e irrefrenable hacia una propuesta etérea y mucho más sobria, es un movimiento que causa...

Is 4 Lovers Is 4 Lovers
DiscosHace 3 días

Death From Above 1979 – “Is 4 Lovers”

Conceptualmente hablando, ir a contrapelo de la estructura guitarra-bajo-batería en el rock es audaz por lo bajo, porque los resultados...

Tonic Immobility Tonic Immobility
DiscosHace 2 semanas

Tomahawk – “Tonic Immobility”

Ocho años tuvieron que pasar para que Mike Patton, Duane Denison, John Stanier y Trevor Dunn volvieran a estar juntos...

Chemtrails Over The Country Club Chemtrails Over The Country Club
DiscosHace 3 semanas

Lana Del Rey – “Chemtrails Over The Country Club”

Para ser una artista con un sonido tan distintivo, Lana Del Rey es uno de los nombres más impredecibles de...

When You See Yourself When You See Yourself
DiscosHace 4 semanas

Kings Of Leon – “When You See Yourself”

Explorando un nuevo y contemporáneo formato, y luego de cinco años desde su último larga duración, Kings Of Leon lanza...

Show Me How You Disappear Show Me How You Disappear
DiscosHace 1 mes

IAN SWEET – “Show Me How You Disappear”

En “Shapeshifter” (2016), Jilian Medford se presentó como IAN SWEET con una interesante propuesta de pop sucio cargado a las...

CARNAGE CARNAGE
DiscosHace 1 mes

Nick Cave & Warren Ellis – “CARNAGE”

En un mundo sin pandemia, Nick Cave & The Bad Seeds estaría girando alrededor del globo para presentar el excelente...

Ghost Tapes #10 Ghost Tapes #10
DiscosHace 1 mes

God Is An Astronaut – “Ghost Tapes #10”

En la Guerra de Vietnam, EE.UU. utilizó una campaña de terror psicológico llamada Operación Alma Errante (Operation Wandering Soul), consistente...

The Shadow I Remember The Shadow I Remember
DiscosHace 1 mes

Cloud Nothings – “The Shadow I Remember”

“The Shadow I Remember”, séptimo disco de Cloud Nothings, nace casi de la misma manera que su anterior lanzamiento de...

Little Oblivions Little Oblivions
DiscosHace 1 mes

Julien Baker – “Little Oblivions”

No pasa ni un minuto del inicio de “Little Oblivions” para que quede claro que este será un viaje distinto...

Publicidad
Publicidad

Más vistas