Conéctate a nuestras redes

Cine

El Gran Gatsby

Publicado

en

Mucho se ha escrito y comentado acerca de la relación entre el cine y la novela de F. Scott Fitzgerald “El Gran Gatsby”. Las adaptaciones que se han realizado a lo largo de casi 90 años, no le han hecho justicia a juicio de los entendidos, y han llevado a definirla como imposible de traspasar al cine. Y es que, más allá de la trama general de la novela, simple y sutil, lo difícil es trasladar las emociones, el desconsuelo, la autodestrucción con que llenó el autor a su obra. Cada una de estas versiones no ha hecho más que raspar apenas la superficie y quedarse con aspectos superfluos de la misma, centrándose más en destacar el brillo y esplendor de la época del jazz en Estados Unidos que en el desarrollo de sus personajes.

De allí que el ver en los créditos como director a Baz Lurhmann para una nueva versión de “El Gran Gatsby” despierte las sospechas de no pocos, y no faltan los que lancen objeciones y reparos a su obra con demasiada anticipación. Y es que en sus anteriores películas, el realizador australiano ha hecho gala de su capacidad para desarrollar un cine delirante y exuberante, anteponiendo la estética por sobre la narración. Él, como siempre, ha hecho oídos sordos a las críticas y se lanza a la aventura de adaptar una de las grandes novelas clásicas estadounidenses.

Nick Carraway (Tobey Maguire) es un joven recién llegado a Nueva York a comienzos de los años 20. Su trabajo en Wall Street le permite arrendar una pequeña casa en Long Island al lado de la mansión de Jay Gatsby (Leonardo DiCaprio), conocido por sus grandiosas y estrafalarias fiestas, con quien pronto entabla amistad. Al poco tiempo, Nick se da cuenta que esta cercanía es interesada, pues su THE GREAT GATSBY 03nuevo amigo pretende acercarse a su prima Daisy (Carey Mulligan), quien fuera un antiguo amor de Gatsby y vive ahora junto a su marido Tom Buchannan (Joel Edgerton) al otro lado de la bahía.

La apuesta de Luhrmann es ambiciosa. De partida, conforma un atractivo, potente y eficiente elenco de actores encabezados por Leonardo DiCaprio, quien está más que correcto como el carismático y enigmático Jay Gatsby, dejando de lado el piloto automático que había encendido en sus últimas actuaciones. Tobey Maguire sorprende como un desorientado Nick Carraway, el cual prefiere dejarse llevar por esa poderosa corriente que conforman las excéntricas personalidades del resto de los personajes de la historia, mientras ve cómo se destrozan sus sueños. En tanto que Carey Mulligan saca adelante su tarea de manera sobria y aprovechando al máximo su carisma y encantos naturales. Mención aparte merece el Tom Buchannan de Joel Edgerton, quien por momentos sostiene por sí mismo la película.

Como era de esperarse, esta osada apuesta se redobla a nivel visual, un apartado en el que Luhrmann no deja detalle al azar. Los fastuosos decorados en los que se desarrolla la historia y donde se llevan a cabo las interminables fiestas de Gatsby, son espectaculares, y es donde mejor provecho se saca a la tecnología 3D empleada por Luhrmann para esta película, aún cuando no le da ningún valor agregado a la propuesta en general. Por otro lado, el abuso de la tecnología digital, tanto para reconstruir la Nueva York de los años 20 como para ciertas secuencias claves, podría llegar a agotar al espectador.

Pero Luhrmann no puede dejar de ser Luhrmann. Al ritmo del hip hop de Jay-Z o de nuevas versiones de canciones de la mano de Beyoncé y Jack White, el cineasta pretende encantar a nuevas audiencias con la histeria, prosperidad y desenfreno de la época del jazz, pero sin tanto jazz. Así también las fiestas de Gatsby dan la oportunidad al realizador de aturdir los sentidos del espectador con baile, música y un espectáculo más propio de Bollywood. Por ello también pareciera que, al momento de apagarse las luces de la mansión y de acabarse las fiestas, estuviéramos en presencia de otra película.

THE GREAT GATSBY 04Allí es donde vuelven a aparecer las dudas sobre las capacidades de Luhrmann para contar una historia sin anteponer el impacto visual y estético. En este sentido, el realizador parece perder el foco a la hora de narrar la historia de un hombre que construyó un imperio sólo para reconquistar a quien fuera el amor de su vida, en medio de una sociedad próspera y decadente, y donde el cinismo y la moral ambigua de los aristócratas estadounidenses de principios del siglo XX, no hace decaer lo que el propio Nick describe como el genuino y puro optimismo de Gatsby. Una película que es inobjetablemente un deleite visual y bastante entretenida por largos pasajes, pero donde la forma sigue importando más que el fondo, no quedando más que frivolidades por sobre emociones.

Por Rodrigo Garcés

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

El Escándalo

Publicado

en

El Escándalo

La combinación de hechos reales y ficción, para así representar historias de relevancia mediática, podría reforzar una reflexión sobre el trasfondo de ciertos eventos; más aún, cuando existen permanentes discusiones sobre temas controversiales y que están forjando nuevas miradas en la sociedad contemporánea. En este contexto, existen ciertas producciones cinematográficas que toman este medio para adentrarse y otorgar una voz a sus protagonistas.

En 2016 se destapó uno de los más grandes secretos de la televisión estadounidense, cuando la ex conductora de Fox News, Gretchen Carlson, acusó y demandó a Roger Ailes, fundador y ex director del canal, de acoso sexual. El revuelo de la denuncia provocó un remesón en la cadena y ayudó a que muchas trabajadoras tomaran la decisión de denunciar a Ailes por el mismo comportamiento hacia ellas, incluida Megyn Kelly, conductora e importante figura del canal en ese entonces.

Dirigida por Jay Roach, “El Escándalo” se centra en cómo Gretchen Carlson (Nicole Kidman) interpone la demanda por acoso sexual en contra de Roger Ailes (John Lithgow) y las consecuencias de este hecho en el canal. Esta denuncia empujará a otras mujeres a alzar la voz, entre ellas Kayla Pospisil (Margot Robbie), una nueva conductora en ascenso, y a la figura más importante de Fox News, Megyn Kelly (Charlize Theron).

Al estar inspirada por hechos reales, el guion, a cargo de Charles Randolph, transita el terreno de la ficción, pero, al mismo tiempo, no deja a un lado la realidad y, casi como si fuera un documental, expone los hechos alrededor de una difusa veracidad. Esta idea permea la estructura de la cinta, fragmentando su hilo conductor e incorporando elementos que apoyen una mirada cómplice por parte del espectador. En ese sentido, la inclusión de voz en off, insertos visuales, romper la cuarta pared y movimientos de cámara simulando un falso documental, son parte de la sustancia que pretende dar autenticidad y punto de vista al relato, recordando el trabajo de Adam Mckay en “The Big Short” (2015) y “Vice” (2018).

Además, la cinta no tan sólo toma el punto de vista de quienes decidieron demandar y denunciar a Ailes, sino también agrega una tercera perspectiva para ahondar en la reiterada conducta sexual del ex director hacia las trabajadoras del canal. Por un lado, seguimos la mirada de Megyn Kelly, quien en ese momento era una de las figuras más importantes del canal, destacada por emplazar a Donald Trump cuando estaba en plena carrera presidencial. Kelly es puesta como el punto de fragmentación entre sus intereses profesionales y su postura individual cuando se enfrenta al destape iniciado por su ex compañera de canal, en ella se manifiesta el conflicto más profundo entre callar o sumarse a la denuncia, dicha disputa es llevada con gran habilidad a través de la interpretación de Theron, quien logra un extraordinario acercamiento a la figura real de Kelly.

Por otra parte, la representación de Gretchen Carlson es el disparador del gran escándalo y, aunque su presencia es primordial en la progresión de los hechos que terminaron en la denuncia en contra de Ailes, la construcción de su personaje queda incompleta al momento de profundizar en la manera en que escaló el gran destape. Por el contrario, la inclusión de un personaje ficticio en este conflicto permite una entrada hacia lo más oscuro que ocurría en el canal en ese entonces, donde se observa la conducta de George Ailes hacia las mujeres que trabajaban con él, pero también una sutil critica en contra de la industria televisiva y cómo la articulación del poder se interpone para obstaculizar el desarrollo profesional. El personaje interpretado por Margot Robbie resulta ser el más complejo de las tres, otorgando una mirada hacia su vida personal y cómo sus valores, postura política y religiosa chocan y se enfrentan a la situación en la que se ve envuelta.

“El Escándalo” intenta exponer con cierto grado de autenticidad los hechos ocurridos hace cuatro años y, a pesar de sus diferentes miradas, le resulta difícil comprometerse con un punto de vista en particular, por lo que pareciera incompleta en su propuesta. Su mayor fortaleza recae en la actuación de sus protagonistas y el trabajo de maquillaje y caracterización, el que acerca la ficción a su inspiración en la vida real, resultando en una película que sólo limita su relato a una representación superficial y parcial de la acusación que involucraba a grandes figuras de la industria televisiva.


Título Original: Bombshell

Director: Jay Roach

Duración: 109 minutos

Año: 2019

Reparto: Nicole Kidman, Charlize Theron, Margot Robbie, John Lithgow, Allison Janney, Kate McKinnon, Malcolm McDowell, Mark Duplass, Alice Eve, Connie Britton, Alanna Ubach


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Deceiver Deceiver
DiscosHace 2 meses

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 2 meses

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 2 meses

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 2 meses

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 2 meses

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 2 meses

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Railer Railer
DiscosHace 2 meses

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 2 meses

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 2 meses

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Metronomy Forever Metronomy Forever
DiscosHace 2 meses

Metronomy – “Metronomy Forever”

Ha pasado más de una década desde el clásico de Metronomy, “Nights Out” (2008), material que los estableció como parte...

Publicidad
Publicidad

Más vistas