Conéctate a nuestras redes

Cine

El Ciudadano Kramer

Publicado

en

Para que una película nacional triunfe en la taquilla, es casi indispensable que sea una comedia. Si se examina ese gran rendimiento del cine chileno de ese género en boleterías, se puede establecer que aquellas cintas parecen ser las únicas que están conectando con el público. Observado sólo bajo ese prisma, la comedia chilena vive días gloriosos, pero la otra cara consigna que las comedias nacionales se caracterizan por ser obras de líneas toscas, personajes irritantes y de poco y nada de agudeza. El debut que tuvo en cine el genial imitador Stefan Kramer vino a marcar una pequeña revolución en este EL CIUDADANO KRAMER 01ámbito, debido a que construyó una comedia de clara vocación familiar que no temía recurrir a un humor mordaz. Este estreno dio cierto equilibrio a la balanza, al convertirse en la más taquillera de la historia en Chile y jugar con una historia básica pero hilada adecuadamente, donde cada elemento, en distintos grados, tenía justificación. Como aquel debut no tuvo tapujos en exponer con rudeza la galería de personajes imitados, ante esta segunda parte, donde la política se presentaba como el eje central, las expectativas depositadas crecieron.

“El Ciudadano Kramer” arranca con el protagonista intentando dar con una nueva idea de show, pues está cansado de imitar a los mismos personajes. Su nueva creación nacerá a partir de un encuentro con un líder social, que lo inspirará a centrarse en los políticos como nuevas imitaciones. El show tendrá la resistencia de los líderes de la clase política, luego de que un hombre-máquina llegue del futuro a alertar que Kramer será elegido presidente en unos años.

EL CIUDADANO KRAMER 02Que un solo hombre imite la voz, ademanes y aspecto de más de una veintena de personalidades públicas, es una labor enorme. Sin embargo, es algo a lo que Kramer nos tiene acostumbrados y que ya lograba plenamente en su primera película. Ese detalle y pulcritud en el trabajo del comediante queda en evidencia en los personajes nuevos, en su mayoría políticos, que protagonizan los instantes más brillantes de la cinta. Lo que cambia es que los pocos personajes que repiten en este filme ya no causan la misma gracia, e incluso algunos jamás convergen con el conflicto central. El resultado es cierto desbalance en este rasgo, a pesar de que muchas son extraordinarias.

Ante este juicio, surge una inevitable interrogante: ¿puede un montón de estupendas imitaciones tapar los agujeros de la historia? Por supuesto que no. Sin importar cuál sea la principal virtud, no se puede pasar por alto que la historia de esta segunda parte sólo cuaja a medias. Su principal deficiencia es que no da con un rumbo claro hasta muy entrado el metraje, dando un montón de pasos en falso entre medio, e integrando giros en su desarrollo que se sienten impuestos y duros. La historia tiene idas y venidas sin jamás alcanzar solidez, y lo peor es que cuando la película logra exhibir su corazón, no se puede creer lo infantil del asunto.

EL CIUDADANO KRAMER 03Adicional a que extravía su directriz, está el hecho concreto de que integra apariciones que no tienen justificación en el entramado dramático y vuelcos impuestos con fórceps. También comete el error de reciclar inexplicablemente un personaje y hacer que la familia Kramer crezca en número sin sentido alguno. La cinta corona todo llevando un paso más allá los límites de su universo: el proceso electoral es descrito sin ningún apego a la realidad y la reacción de la sociedad ante ciertos fenómenos es vergonzosamente burda.

Stefan Vs. Kramer” contenía una historia básica, pero que iba cuajando a medida que avanzaba. Si bien era un diseño simple, tenía el valor de aplicar rigor en el planteamiento del conflicto central. Lo que se ofrece en esta oportunidad, en cambio, no es una historia mejor afinada, sólo más intrincada y apiñada. Aquello que no tiene punto de comparación con la anterior es un grueso y dispensable componente edificante. No se limita a reírse, va más allá y propone un mensaje, que tampoco es que sea cualquier disparate, pero que se siente pasado de contrabando.

EL CIUDADANO KRAMER 04En esta segunda incursión en cine, Stefan Kramer confirma un sello y se pone a sí mismo ante un desafío mayor, pero no da en el blanco. Aprovecha la coyuntura y el éxito que tuvo con su ópera prima para ofrecer una nueva entrega, el problema es que esta vez armó una trama donde hay mucha tuerca suelta, con definiciones y giros poco afortunados. Es innegable que tiene momentos de elevado nivel, pero son sólo eso: momentos, instantes, pequeños pasajes que integran un engranaje mayor que no está ejecutado con toda la refinación que se quisiera. Pese a que las risas surgen tan fuertes como en la primera, es imposible hacer vista gorda ante un desarrollo marcado por lo desigual. Las imitaciones son fenomenales, sobre todo la de nuevos personajes, pero esa es sólo una cara de la cinta que no alcanza para que el conjunto funcione a un nivel más sólido que “Stefan Vs. Kramer”. Esto porque no da con el equilibrio necesario, al poner en juego imitaciones extraordinarias con una trama desajustada. Si bien queda cierta tranquilidad de que Kramer es un tipo de inmenso talento que de seguro aprenderá de este traspié, lo que prevalece es la preocupación de que, en su segundo paso en cine, su fórmula muestre síntomas de agotamiento.

Por Gonzalo Valdivia

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Cine

Deadpool 2

Publicado

en

Deadpool 2

Brazos, cabezas y sesos volando a través de la pantalla. Humor negro, descarnado, absurdo y completamente hilarante. Una cuarta pared hecha añicos y un interlocutor tierno y demente por partes iguales. “Deadpool” (2016) nos introdujo a uno de los más exóticos antihéroes de nuestro tiempo y, junto con él, todo un nuevo y desconocido límite para el género de las películas de superhéroes, en el que la acción y las bromas políticamente incorrectas son el motif al servicio de la historia, y no viceversa.

Terreno fértil para una sátira jocosa y llena de referencias pop, “Deadpool 2” rompe sus propias barreras para contar una historia que continúa tras la anterior, que, si bien no propone nada nuevo en cuanto a relato dramático se refiere, sí ambiciona con dos horas cargadas de la más pura esencia del sarcasmo balístico del mercenario “bocazas”.

Tras la aparición de un neófito mutante, Russell (Julian Dennison), Wade Wilson (Ryan Reynolds) es convencido de unirse a los X-Men para intentar ayudarlo. Pero la llegada de Cable (Josh Brolin), un mutante del futuro dispuesto a matar al adolescente, hará que Deadpool arme su propio team de héroes para detener la amenaza: la X-Force.

Muy, muy pocos temas actuales se salvan del sarcasmo mordaz que esta secuela nos entrega, como un espectáculo que toma elementos de su propia ficción y de nuestra realidad para usarlas a su favor: las últimas cintas de Marvel y Fox, además de personajes de su universo; temas de la agenda contingente; chistes sobre los actores principales y referencias por doquier para nutrirse de un atiborrado mundo de la cultura pop referenciable, lenguaje que la audiencia objetiva maneja y comprende a cabalidad. Como es de esperar, no hay límites en cuanto a las bromas, aunque nuevamente la proeza está en que funcionan como tal sin transformarse en ofensas que puedan pasar a un mayor nivel.

Ahora bajo la dirección de David Leitch, experimentado stuntmant, también director de escenas de acción y quien recientemente encabezó la producción “Atomic Blonde” (2017), el relato se desarrolla sin pausas y a toda máquina, dejando ciertos momentos para desviarse hacia escenas algo más dramáticas, que permiten que la aventura siga su camino. Sabiendo que su fórmula funciona, predica y practica su ‘religión’ de comedia saturada e ingeniosa donde más sabe utilizarla, sin salir de esa zona de confort tan característica como efectiva, de la cual lo único esperable es lo inesperado.

Compararla con su predecesora no es justo, ya que la primera funciona mejor como un experimento introductorio desde el cual fue posible tantear el terreno para presentar al personaje y probar el estilo de comedia. Hoy, con altísimos excesos e insaciable de referencias, esta entrega ofrece mucho más que un rato divertidísimo –sin exagerar, estamos frente a la cinta poseedora de la mejor escena post créditos del cine del género–, pero menos que una historia narrativamente ejecutada (aunque con gran futuro) o personajes realmente memorables.

Porque la excusa del team X-Force si bien genera expectación, su finalidad es menos honrosa en un principio, teoría que probaremos si es que una tercera película es confirmada. De la misma forma, hay varios dispositivos bastante cuestionables en la trama, los cuales, aunque no molestarán sustancialmente al espectador, sí dejan entrever un cierto descuido a nivel de guion en beneficio del efectismo. Pero claro, en una cinta que hasta se ríe de sus propios escritores, cabe preguntarse: ¿realmente importa?

Con grandes áreas para la mejora en cuanto a efectos y CGI de personajes respecta –pues sigue presentando problemas al igual que su antecesora, algo que es posible notar especialmente en Coloso– y algunos arcos narrativos planos, no hay nada que su humor salvaje multi-objetivo, referencias y estilo marcado por el metarrelato marketero en redes sociales, gobernado por Ryan Reynolds, puedan sopesar. Con cameos a otro nivel, esta nueva e inapropiada entrega es un mini universo inimitable e inagotable, que a su vez trabaja con todos sus vecinos de forma hilarante, creando una fiesta de sangre y humor negro a la que todos estamos invitados, y cuyo plato principal es el mercenario regalón que, pese a todo, adoramos ver en pantalla.


Título Original: Deadpool 2

Director: David Leitch

Duración: 119 minutos

Año: 2018

Reparto: Ryan Reynolds, Zazie Beetz, Josh Brolin, Morena Baccarin, T.J. Miller, Karan Soni, Brianna Hildebrand, Leslie Uggams, Jack Kesy, Julian Dennison, Eddie Marsan, Lewis Tan, Bill Skarsgård, Rob Delaney, Terry Crews


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

New Material New Material
DiscosHace 6 días

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 2 semanas

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 2 semanas

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Mindfucker Mindfucker
DiscosHace 4 semanas

Monster Magnet – “Mindfucker”

Dave Wyndorf dejó claro desde el principio que no iba a pasar desapercibido por este mundo como un rockero del...

Boarding House Reach Boarding House Reach
DiscosHace 4 semanas

Jack White – “Boarding House Reach”

Pasaron casi cuatro años para que Jack White volviera a entregar un nuevo álbum de estudio, el que mantenía a...

Stone Temple Pilots Stone Temple Pilots
DiscosHace 1 mes

Stone Temple Pilots – “Stone Temple Pilots”

Stone Temple Pilots no es la primera banda que se enfrenta a la muerte de su figura más icónica y,...

All Nerve All Nerve
DiscosHace 1 mes

The Breeders – “All Nerve”

The Breeders es uno de esos conjuntos que tiene mística. Su existencia se encuentra en un tipo de “historia subterránea”...

Time & Space Time & Space
DiscosHace 2 meses

Turnstile – “Time & Space”

Por más que insistan, hay quienes no se cansan de responder: ¡el punk no ha muerto! En esta ocasión, es...

Time Will Die And Love Will Bury It Time Will Die And Love Will Bury It
DiscosHace 2 meses

Rolo Tomassi – “Time Will Die And Love Will Bury It”

Pensar en la música inglesa, o británica en general, para muchos puede estar relacionado con un sencillo pero sofisticado sentido...

Choosing Mental Illness As A Virtue Choosing Mental Illness As A Virtue
DiscosHace 2 meses

Philip H. Anselmo & The Illegals – “Choosing Mental Illness As A Virtue”

Conocemos bien a Phil Anselmo. El personaje se desenvuelve de manera segura para provocar con la ferocidad de una pantera...

Publicidad
Publicidad

Más vistas