Contáctanos

Cine

El Ciudadano Kramer

Publicado

en

Para que una película nacional triunfe en la taquilla, es casi indispensable que sea una comedia. Si se examina ese gran rendimiento del cine chileno de ese género en boleterías, se puede establecer que aquellas cintas parecen ser las únicas que están conectando con el público. Observado sólo bajo ese prisma, la comedia chilena vive días gloriosos, pero la otra cara consigna que las comedias nacionales se caracterizan por ser obras de líneas toscas, personajes irritantes y de poco y nada de agudeza. El debut que tuvo en cine el genial imitador Stefan Kramer vino a marcar una pequeña revolución en este EL CIUDADANO KRAMER 01ámbito, debido a que construyó una comedia de clara vocación familiar que no temía recurrir a un humor mordaz. Este estreno dio cierto equilibrio a la balanza, al convertirse en la más taquillera de la historia en Chile y jugar con una historia básica pero hilada adecuadamente, donde cada elemento, en distintos grados, tenía justificación. Como aquel debut no tuvo tapujos en exponer con rudeza la galería de personajes imitados, ante esta segunda parte, donde la política se presentaba como el eje central, las expectativas depositadas crecieron.

“El Ciudadano Kramer” arranca con el protagonista intentando dar con una nueva idea de show, pues está cansado de imitar a los mismos personajes. Su nueva creación nacerá a partir de un encuentro con un líder social, que lo inspirará a centrarse en los políticos como nuevas imitaciones. El show tendrá la resistencia de los líderes de la clase política, luego de que un hombre-máquina llegue del futuro a alertar que Kramer será elegido presidente en unos años.

EL CIUDADANO KRAMER 02Que un solo hombre imite la voz, ademanes y aspecto de más de una veintena de personalidades públicas, es una labor enorme. Sin embargo, es algo a lo que Kramer nos tiene acostumbrados y que ya lograba plenamente en su primera película. Ese detalle y pulcritud en el trabajo del comediante queda en evidencia en los personajes nuevos, en su mayoría políticos, que protagonizan los instantes más brillantes de la cinta. Lo que cambia es que los pocos personajes que repiten en este filme ya no causan la misma gracia, e incluso algunos jamás convergen con el conflicto central. El resultado es cierto desbalance en este rasgo, a pesar de que muchas son extraordinarias.

Ante este juicio, surge una inevitable interrogante: ¿puede un montón de estupendas imitaciones tapar los agujeros de la historia? Por supuesto que no. Sin importar cuál sea la principal virtud, no se puede pasar por alto que la historia de esta segunda parte sólo cuaja a medias. Su principal deficiencia es que no da con un rumbo claro hasta muy entrado el metraje, dando un montón de pasos en falso entre medio, e integrando giros en su desarrollo que se sienten impuestos y duros. La historia tiene idas y venidas sin jamás alcanzar solidez, y lo peor es que cuando la película logra exhibir su corazón, no se puede creer lo infantil del asunto.

EL CIUDADANO KRAMER 03Adicional a que extravía su directriz, está el hecho concreto de que integra apariciones que no tienen justificación en el entramado dramático y vuelcos impuestos con fórceps. También comete el error de reciclar inexplicablemente un personaje y hacer que la familia Kramer crezca en número sin sentido alguno. La cinta corona todo llevando un paso más allá los límites de su universo: el proceso electoral es descrito sin ningún apego a la realidad y la reacción de la sociedad ante ciertos fenómenos es vergonzosamente burda.

Stefan Vs. Kramer” contenía una historia básica, pero que iba cuajando a medida que avanzaba. Si bien era un diseño simple, tenía el valor de aplicar rigor en el planteamiento del conflicto central. Lo que se ofrece en esta oportunidad, en cambio, no es una historia mejor afinada, sólo más intrincada y apiñada. Aquello que no tiene punto de comparación con la anterior es un grueso y dispensable componente edificante. No se limita a reírse, va más allá y propone un mensaje, que tampoco es que sea cualquier disparate, pero que se siente pasado de contrabando.

EL CIUDADANO KRAMER 04En esta segunda incursión en cine, Stefan Kramer confirma un sello y se pone a sí mismo ante un desafío mayor, pero no da en el blanco. Aprovecha la coyuntura y el éxito que tuvo con su ópera prima para ofrecer una nueva entrega, el problema es que esta vez armó una trama donde hay mucha tuerca suelta, con definiciones y giros poco afortunados. Es innegable que tiene momentos de elevado nivel, pero son sólo eso: momentos, instantes, pequeños pasajes que integran un engranaje mayor que no está ejecutado con toda la refinación que se quisiera. Pese a que las risas surgen tan fuertes como en la primera, es imposible hacer vista gorda ante un desarrollo marcado por lo desigual. Las imitaciones son fenomenales, sobre todo la de nuevos personajes, pero esa es sólo una cara de la cinta que no alcanza para que el conjunto funcione a un nivel más sólido que “Stefan Vs. Kramer”. Esto porque no da con el equilibrio necesario, al poner en juego imitaciones extraordinarias con una trama desajustada. Si bien queda cierta tranquilidad de que Kramer es un tipo de inmenso talento que de seguro aprenderá de este traspié, lo que prevalece es la preocupación de que, en su segundo paso en cine, su fórmula muestre síntomas de agotamiento.

Por Gonzalo Valdivia

Publicidad
¡Comenta Ahora!

Responder

Artículos

Streaming del nuevo disco de John Carpenter: “Anthology: Movie Themes 1974-1998”

Publicado

en

John Carpenter

Streaming de “Anthology: Movie Themes 1974-1998“, el nuevo disco de John Carpenter. Se trata del tercer larga duración del cineasta y compositor norteamericano.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL ÁLBUM

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Undertow Undertow
DiscosHace 4 días

El Álbum Esencial: “Undertow” de Tool

La portada de todo álbum debiese generar impresiones anticipadas sobre el contenido que este alberga. Bajo esa lógica, ver esa...

DiscosHace 5 días

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto...

DiscosHace 2 semanas

Paradise Lost – “Medusa”

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género....

DiscosHace 2 semanas

Living Colour – “Shade”

Si el alma pudiera traducirse musicalmente, no cabe duda que sonaría como el blues; una voz auténtica, actual y poderosa,...

The National The National
DiscosHace 2 semanas

The National – “Sleep Well Beast”

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un...

Sex Pistols Sex Pistols
DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols” de Sex Pistols

A mediados de los años 70, dos de los mayores polos del rock no vivían una situación alentadora. Nueva York...

DiscosHace 3 semanas

Prophets Of Rage – “Prophets Of Rage”

Hace aproximadamente un año, millones de fanáticos se llenaban de ilusiones ante la aparición de misteriosos carteles en EE.UU. que...

DiscosHace 3 semanas

Franja de Gaza – “Despegue”

Un comienzo impactante. Esta frase describe bien lo que provoca el disco “Despegue” de la banda nacional Franja de Gaza,...

DiscosHace 3 semanas

Royal Blood – “How Did We Get So Dark?”

La última joya del rock inglés se llama Royal Blood, y la prensa internacional se rindió ante su irrupción, ganándose...

DiscosHace 4 semanas

El Álbum Esencial: “Tubular Bells” de Mike Oldfield

“Tubular Bells” fue y sigue siendo una rareza. Hasta el día de hoy parece llamativo que un sello discográfico haya...

Publicidad

Más vistas