Contáctanos

Cine

El Botón de Nácar

Publicado

en

El estreno de “Nostalgia De La Luz” (2010), del documentalista Patricio Guzmán, marcó el inicio de un viaje a través de la memoria y la historia humana de un país. Conceptos que han sido abordados de distintas maneras en el cine chileno, pero que nunca han tenido la profundidad, belleza y trascendencia presentada por las obras de Guzmán, que en este caso retorna a sus tópicos esenciales para sumergirnos nuevamente en una perspectiva cósmica y trascendental. Esfuerzo que termina por entregarnos obras de una calidad muy por encima a lo que nos tiene acostumbrado la cartelera chilena, y que, sin duda alguna, carece de aquello que “El Botón De Nácar” nos otorga de manera magistral: cine con un mensaje profundo y cargado de un conocimiento acerca de nosotros mismos, en el que las heridas internas más profundas de nuestra cultura e historia son exhibidas e iluminadas.

EL BOTON DE NACAR 01En este nuevo documental, el relato se centrara en el agua y su relación con los indígenas de la Patagonia, como también con los desaparecidos y prisioneros de la dictadura que fueron arrojados al mar. La idea presentada es que el agua posee memoria y voz, iniciándose así un recorrido a través de distintos relatos, paisajes e historia de Chile. Al igual que en su anterior obra, Guzmán se vale de metáforas en relación a la naturaleza y sus principales figuras para lograr profundizar en eventos históricos. Dicho esto, si previamente desarrolló sus ideas en torno al desierto de Atacama, en esta nueva ocasión el foco lo poseen los océanos, ríos y glaciares, que desde su visión nos constituyen culturalmente, aludiendo a las potentes ideas en torno al agua, como también a  la intensa presencia geográfica de este recurso natural en nuestro país. En este sentido, y a medida que avanza el documental, se hace cada vez más explícita la intención de mostrarnos aquello que muchas veces se encuentra oscurecido, olvidado y omitido en nuestra historia, la que es marcada por una relación primigenia e intensa con el agua.

La misión es monumental, pero lograda maravillosamente por su ejecutor, quien personalmente usa su voz para  relatar esta relación entre los ingredientes de interés, algo no menor, puesto que de esta manera dota así al relato de un matiz semejante al de  una búsqueda personal e íntima, que anhela darle un sentido trascendental a aquellas atrocidades de la humanidad que más lo remueven dentro de sí. A partir de esta personalización, Guzmán se transforma en un representante de aquellas voces silenciadas, transmitiendo un dolor que se encuentra impregnado en el agua, fuente de la vida, pero que también es portadora de la memoria más brutal de un país.

EL BOTON DE NACAR 02A pesar de toda esta brutalidad, el documental fluye de una manera pausada, descriptiva y contemplativa, y no podía ser de otra manera, dada la temática tratada y el interés del director, que se posiciona en las antípodas de un cine comercial rápido e inmediato. En relación a esto, la  imagen y sonido de  la película dan cuenta de una intención por embellecer el mensaje de olvido y dolor que se nos transmite, esto por medio de paisajes naturales sobrecogedores que comunican por sí solos la magnitud del fenómeno cósmico observado por Guzmán, como también por secuencias en las que el uso del zoom nos acerca a realidades microscópicas que poseen una belleza muchas veces no percibida y que, a pesar de su pequeñez, trascienden en la pantalla grande. El sonido, por su parte, permite dotar al agua de un lenguaje propio, representado cinematográficamente a través de constantes sonidos acusmáticos, pudiendo entregar así un mensaje que respete su principal idea: el agua tiene voz y memoria.

A lo largo de la cinta recorremos el pasado, presente y futuro de una manera armónica e indiferenciada, en donde el relato indígena se puede relacionar de una manera abrumadora y directa con los sucesos de la dictadura. Todo por medio de un eje conductor  correspondiente al flujo constante del agua y su transformación, la cual, con su voz e imagen, genera vínculos hermosos a través de todo el documental. A partir de este fluir se construye una memoria cósmica que reside en nuestro interior, como también en todo lo que nos rodea. Esto nos permite acceder como espectadores a una posición de introspección, donde nuestras identidades y memorias se construyen a medida que avanza el metraje.

EL BOTON DE NACAR 03Lograr establecer una relación fuerte entre dos aspectos tales como el agua y la historia, es algo difícil de lograr. Más aún si esta relación se pretende desarrollar en los códigos cinematográficos. Pero Guzmán logra realizarlo de manera impresionante, logrando delicadeza, poesía y belleza, para finalmente trascender el mensaje inicial y llevarlo a dimensiones que sobrepasan lo local, encumbrándose así a fronteras mucho más lejanas y profundas de nuestra existencia como humanidad. El documental, finalmente, toma la forma de un rompecabezas con cada  pieza tratada de manera detallada, donde los conectores pueden ser artefactos tan sutiles como un botón o tan majestuosos como un océano, y que en conjunto dan forma a un todo superior.

En conclusión, “El Botón de Nácar” es poesía cinematográfica, donde la memoria, la historia y el agua fluyen de una manera conjunta y armónica, para dar forma a un relato cargado de identidad, que interpela al espectador a sumergirse en un viaje que parte en nuestro entorno, pero que termina en el interior de cada uno de nosotros, y así tener como fin último la transcendencia y el homenaje sin intereses políticos ni ideológicos a una memoria oscurecida, que durante lo que dura el documental, es brillante y bella.

Por Matías Ponce

Publicidad
¡Comenta Ahora!

Responder

Artículos

Estrenos cinematográficos del 26 de octubre

Publicado

en

Thor Ragnarok
Anterior1 de 6
Usa tus teclas ← → para navegar el artículo

“Jesús”

Título Original: Jesús

Director: Fernando Guzzoni

Duración: 90 minutos

Año: 2016

Reparto: Nicolás Durán, Alejandro Goic, Sebastián Ayala, Esteban González, Gastón Salgado, Constanza Moreno

Anterior1 de 6
Usa tus teclas ← → para navegar el artículo

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Colossus Colossus
DiscosHace 15 horas

Triggerfinger – “Colossus”

Están por cumplir 20 años de carrera. Dos décadas que parecen mucho y poco al mismo tiempo. Triggerfinger es una...

Undertow Undertow
DiscosHace 5 días

El Álbum Esencial: “Undertow” de Tool

La portada de todo álbum debiese generar impresiones anticipadas sobre el contenido que este alberga. Bajo esa lógica, ver esa...

DiscosHace 6 días

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto...

DiscosHace 2 semanas

Paradise Lost – “Medusa”

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género....

DiscosHace 2 semanas

Living Colour – “Shade”

Si el alma pudiera traducirse musicalmente, no cabe duda que sonaría como el blues; una voz auténtica, actual y poderosa,...

The National The National
DiscosHace 2 semanas

The National – “Sleep Well Beast”

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un...

Sex Pistols Sex Pistols
DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols” de Sex Pistols

A mediados de los años 70, dos de los mayores polos del rock no vivían una situación alentadora. Nueva York...

DiscosHace 3 semanas

Prophets Of Rage – “Prophets Of Rage”

Hace aproximadamente un año, millones de fanáticos se llenaban de ilusiones ante la aparición de misteriosos carteles en EE.UU. que...

DiscosHace 3 semanas

Franja de Gaza – “Despegue”

Un comienzo impactante. Esta frase describe bien lo que provoca el disco “Despegue” de la banda nacional Franja de Gaza,...

DiscosHace 3 semanas

Royal Blood – “How Did We Get So Dark?”

La última joya del rock inglés se llama Royal Blood, y la prensa internacional se rindió ante su irrupción, ganándose...

Publicidad

Más vistas