Conéctate a nuestras redes

Cine

El Bar

Publicado

en

Álex De La Iglesia hace tiempo definió su estilo, uno marcado por el diálogo rápido y monólogos exagerados que escribe junto a su guionista estrella y colaborador en varias producciones, Jorge Guerricaechevarría. Las situaciones extremas representadas en forma de comedia negra son su fuerte, junto a ese diálogo que no destaca por ser realista como el de Woody Allen, sino más parecido al de Quentin Tarantino en la exposición que hace con cada personaje. En “El Bar” se encontrarán muchas similitudes con “The Hateful Eight” (2015), aunque mucho menos violenta y explícita, pero manteniendo la esencia de quien han llamado el Tarantino español.

Una mañana común, un dispar grupo de madrileños se encuentran en un céntrico bar, viéndose atrapados en este cuando uno de los clientes decide salir y recibe un disparo en la cabeza. Las calles se vacían por completo y un segundo cliente es asesinado al salir en socorro de la primera víctima. Al verse encerrados y aterrados ante la posibilidad de muerte inminente, los desconocidos sacarán a relucir lo peor o mejor de su humanidad, llevados al extremo con cada nueva situación que se les presenta.

La última película de Álex De La Iglesia, connotado director español, trae una mezcla de los estilos que ha desarrollado a lo largo de su carrera sin casarse definitivamente con ninguno. Esto queda en evidencia al comparar las dos dispares mitades de “El Bar”, perjudicando su totalidad, ya que no sólo necesita buen diálogo para brillar, elemento que es lo más consistente en toda su duración. Las promesas realizadas durante el primer acto se olvidan durante el segundo, para dar rienda suelta al exceso y excentricidad que el director expone con familiaridad durante el tercero. “El Bar” parece dos o tres películas distintas, inconsistentes en su tono, con temáticas diversas en la superficie y una línea de fondo que quiere exponer la maldad humana.

Si ese era su cometido, definitivamente lo logra. De la Iglesia y Guerricaechevarría ponen a sus personajes en situaciones cada vez más extremas, los confronta con sus inseguridades, vergüenzas y miedos, sacando a relucir lo peor que la humanidad tiene para ofrecer. Esta oscuridad se aliviana sacando una risa ocasional que no debiera estar ahí –marca de las comedias negras–, pero cuando es sádico y explotador, la repulsión es instantánea, tanto gracias a su contraste en color y vestuario, como a la actuación.

Al parecer, las inconsistencias de la trama y las promesas que no se cumplen quedan en segundo plano para el director y guionista al plantear sus temáticas, sirviéndose de una situación extrema y cuestionable para exponer a sus personajes en toda su exagerada locura. Lo anterior, genialmente caracterizado por Carmen Machi, Jaime Ordóñez y Mario Casas, que trabajaron con Álex De La Iglesia en la no muy aclamada “Mi Gran Noche” (2015) y con un papel corto pero destacable de Telere Pávez, con quién trabajó en “Las Brujas de Zugarramurdi” (2013), película que tiene una progresión muy parecida a esta entrega.

El director de “El Día De La Bestia” (1995) no se queda corto en metáforas y pistas visuales, algunas más obvias que otras, entregando un subtexto poco sutil. Las temáticas que introduce en el primer acto pueden llegar a ser demasiadas, desde insinuaciones en los créditos iniciales, a las teorías conspirativas y un relevante terrorismo. Más llamativo que la exposición de estos temas es su estilo al usar la cámara, interesante desde la primera secuencia, haciendo notar que en su juventud estuvo rodeado y participó en el mundo del comic, cosa que le da una característica particular a su cine.

La maldad oculta de la naturaleza humana no es una temática nueva, su exposición en un ambiente contenido tampoco lo es, algo que fuera muy bien logrado en “El Ángel Exterminador” (1962) por Luis Buñuel. “El Bar” –que no por mostrar esta maldad es una crítica a la misma– resulta más urbana y común dentro de su excentricidad, exponiendo un lugar céntrico de seguridad aparente y transformándolo en un encierro. Sus personajes, a ratos intencionalmente patéticos y estúpidos, no causan empatía, sino ira y un morbo que el director ya sabe cómo aprovechar, siendo esta la firma de su cine. El delirio de Álex De La Iglesia pudo ser consistente de principio a fin, aun manteniendo su mensaje de fondo, pero resulta tan dispar y poco consistente, que distrae, dejando la interrogante sobre el sentido de lo que se está viendo.

Por Valentina Vinet

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Artículos Cine

Robert de Niro formará parte del reparto de lo nuevo de Scorsese: “Killers of the Flower Moon”

Publicado

en

El actor norteamericano Robert de Niro es uno de los más aclamados en la historia del cine. Aunque de raíces italianas e irlandesas, De Niro nació en la ciudad de Nueva York el 17 de agosto de 1943. En sus inicios cinematográficos trabajó en diversas ocasiones con el director Brian de Palma, aunque sería con Francis Ford Coppola con quien conseguiría su espaldarazo definitivo en la gran pantalla. Interpretando el papel del joven Corleone en “El Padrino II”, en 1974 comenzó a saborear definitivamente las mieles del éxito. No obstante, de la mano de Martin Scorsese a través del largometraje “Calles Peligrosas” (Mean Streets) en el año 1973, obtuvo su primer gran éxito como actor cinematográfico.

El idilio en el cine entre Robert de Niro y Martin Scorsese ha dado como resultado un gran número de largometrajes con el actor neoyorquino como principal protagonista. Un total de nueve películas y un cortometraje desde que iniciaron su andadura en el año 1973. Títulos relacionados con el juego y el crimen, como los que detallamos a continuación, son sus principales obras; muchas de ellas galardonadas y consideradas como auténticas joyas del séptimo arte:

  • Mean Streets (1973)
  • Taxi Driver (1976)
  • New York, New York (1977)
  • Raging Bull (1980)
  • The King of Comedy (1982)
  • Goodfellas (1990)
  • Cape Fear (1991)
  • Casino (1995)
  • The Audition (2015)
  • The Irishman (2019)

De igual modo, este director ha mostrado siempre su predilección por las salas de juego, hecho reflejado principalmente en la película “Casino” (1995) con Robert de Niro a la cabeza. Este género cinematográfico es uno de los preferidos del público norteamericano. En tal contexto, cabe destacar los millones de adeptos a los casinos con los que cuenta el país de las oportunidades. Asimismo, la irrupción de los juegos de azar en línea, como en JackpotCity Casino, ha hecho aumentar aún más el número de jugadores. Y es que la cultura norteamericana se ve representada de algún modo con el mundo de los casinos y el póquer.

En la actualidad, y tras “The Irishman”, Martin Scorsese y Robert de Niro seguirán con su idilio cinematográfico. La película, Killers of the Flower Moon será el punto de encuentro entre estos dos gigantes del séptimo arte. Es una adaptación de la novela de género de crimen con el mismo título del escritor David Grann. Un largometraje en cuyo elenco de actores ya se encuentra Leonardo DiCaprio. Este actor y director estadounidense también suele estar presente entre los actores preferidos de Martin Scorsese.

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

We Are Not Your Kind We Are Not Your Kind
DiscosHace 3 días

Slipknot – “We Are Not Your Kind”

La masividad no es algo ajeno en el panorama actual de los oriundos de Iowa, y mucho menos la controversia...

Duck Duck
DiscosHace 5 días

Kaiser Chiefs – “Duck”

En “Duck” los ingleses dan con su versión más bailable. Coqueteando con ritmos pop y northern soul, Kaiser Chiefs se...

Purple Mountains Purple Mountains
DiscosHace 6 días

Purple Mountains – “Purple Mountains”

El 7 de agosto de 2019, David Berman falleció a los 52 años. Unos de los compositores emblemas de la...

King's Mouth King's Mouth
DiscosHace 2 semanas

The Flaming Lips – “King’s Mouth: Music And Songs”

Hay trayectorias musicales que, con el sólo hecho de sostener creaciones durante tantos años, merecen espontáneamente el reconocimiento público. Así...

An Obelisk An Obelisk
DiscosHace 2 semanas

Titus Andronicus – “An Obelisk”

Por primera vez en esta década, el regreso de Titus Andronicus a la escena demoró tan solo un año. Quizás...

The Soft Cavalry The Soft Cavalry
DiscosHace 2 semanas

The Soft Cavalry – “The Soft Cavalry”

Hay algunos que sostienen que el amor es el único tipo de energía que puede elevar el alma hasta el...

Automat Automat
DiscosHace 2 semanas

METZ – “Automat”

Desde su debut, METZ dejó de lado la chapa de novedad o promesa, sepultando los adjetivos bajo una densa capa...

Kintsukuroi Kintsukuroi
DiscosHace 3 semanas

La Bestia de Gevaudan – “Kintsukuroi”

En la construcción de una identidad musical, es inevitable no tener guiños a quienes significan una influencia para el desarrollo...

The Book Of Traps And Lessons The Book Of Traps And Lessons
DiscosHace 3 semanas

Kate Tempest – “The Book Of Traps And Lessons”

La música puede ser un dispositivo de abstracción. Esa es la invitación que Kate Tempest hace en “The Book Of...

A Bath Full Of Ecstasy A Bath Full Of Ecstasy
DiscosHace 4 semanas

Hot Chip – “A Bath Full Of Ecstasy”

Los cuatro años desde el último lanzamiento de Hot Chip no significaron una pausa para la banda. Desde “Why Make...

Publicidad
Publicidad

Más vistas