Conéctate a nuestras redes

Cine

El Agente de C.I.P.O.L.

Publicado

en

La Guerra Fría como el caldo de cultivo para el desarrollo contemporáneo de las expresiones culturales de mayor alcance – y con esto nos referimos a la música, el cine y la literatura –, a partir de los 60. ¿De qué temas se hubiera hablado si la situación política global no hubiese sido tan extrema entre el fin de la Segunda Guerra Mundial y la caída del muro de Berlín? En principio, la canción de protesta no existiría. Michael Corleone no hubiese hecho negocios con Hyman Roth en Cuba, sin la revolución, ni la crisis de los mísiles moviendo al país centroamericano. Inclusive James Bond no sería una realidad sin la carrera por las armas entre el capital y la comuna. La televisión tampoco hubiera obtenido su beneficio neto sobre esta parte de la historia reciente, por lo tanto, notables productos en forma de sátira como “I Spy” (1965 – 1968) o “Get Smart” (1965 – 1970) – convertidas en películas en 2002 y 2008, respectivamente – seguramente jamás hubieran salido al aire.

THE MAN FROM UNCLE 01Haciéndose eco de esto último, “El Agente de C.I.P.O.L.” rescata el legado de una serie que hasta ahora no había tenido ninguna aproximación hacia el cine (el intento más cercano fue un telefilme hecho en 1983), estableciendo su historia mediante los recordados Napoleon Solo (Henry Cavill), e Illya Kuryakin (Armie Hammer) –el primero, un espía de la CIA norteamericana y, el segundo, su símil de la KGB soviética-, quienes deberán unirse en una misión que busca desarticular a una organización criminal radicada en Italia, y que tiene por objetivo el colapso del mundo a través de la construcción de un poderoso arsenal nuclear. Para poder llevar a cabo su plan, los dos agentes contarán con la ayuda de Gaby (Alicia Vikander), una hábil mecánica de la Alemania Federal, cuyo padre, un brillante científico, se encuentra secuestrado por los italianos.

Distancia es el primer término que se desprende de una película como “El Agente de C.I.P.O.L.”, porque, partiendo por su solo nombre, ¿qué significa la sigla del título? O, en su defecto, para el nombre original del largometraje, ¿qué quiere decir U.N.C.L.E.? Antes de recopilar los antecedentes del caso, es probable que muy pocos respondan que la expresión no atiende más que a un juego de palabras pensado para la estrategia comercial agitadora que la serie buscó tener dentro de su época. Interesante, claro, pero ciertamente algo lejano para nosotros. Tan lejano como el propio planteamiento que incorpora la película, que ve desorientado el curso de su relato por no acoplar de buena manera sus instancias, que incluso se muestran sin alma en su independencia. Enrevesada dentro de su propio formato, por más que el tratamiento de ciertas situaciones tenga por objetivo la THE MAN FROM UNCLE 02inclusión del público apelando a la curiosidad del mismo, es muy difícil hacer sintonía con el film en su primera parte, terminando en 60 minutos de anemia que no logran ser aplacados de manera plena por la entretenida siguiente mitad de la cinta.

En este escenario, los instantes que sacuden al relato van sosteniéndose en la faena de sus protagonistas, ambos resultado de una muy buena radiografía sobre los originales Napoleon Solo e Illya Kuryakin, considerando que estos obedecen la lógica del contraste: mientras Solo es un tipo mucho más sociable, por lo tanto, más accesible, Kuryakin es una persona más reservada, a quien le cuesta trabajo controlar sus impulsos cuando los hechos introducen su pasado, adivinado como el lugar de mayor sufrimiento para el ruso.

Lo último tiene su reflejo en una película que complementa el mismo ítem a través de la graciosa lucha de egos que se produce entre los dos personajes, cuestionada y validada por las figuras femeninas de una historia que, en el quehacer de Gaby, forja al tercero en discordia dentro de un grupo que no puede dejar la interpelación de lado, por más que el mismo deba funcionar como un colectivo donde la confianza se demuestre vital. Y es que, “El Agente de C.I.P.O.L.”, interpretada como una cinta sobre espías internacionales, propone la certidumbre como uno de sus elementos centrales, firmando a través de aquella cuota de seriedad los buenos momentos de acción y comedia presentes en el relato, que no hacen otra cosa más que referir la fidelidad temática que aporta el título sobre el clásico show de los 60.

THE MAN FROM UNCLE 03Teniendo en cuenta aquel último punto, el film también recauda a su favor la herencia de la estética adoptada desde su versión televisiva, representada en la ambientación sesentera de una imagen que se sabe atractiva y que se potencia por medio de varios planos que son dispuestos de forma muy interesante. Encontrado un espacio estelar para el humor negro en el largometraje, aquí es donde más se distingue el timbre de Guy Ritchie como director, quien sobradamente entiende que la música y el sonido son objetos fundamentales en el marco de un trabajo audiovisual, algo que queda ratificado en esta nueva intervención tras cámara.

En resumen, “El Agente de C.I.P.O.L.” concluye en una producción que no logra nivelar la falta de sustancia predominante en su oferta inicial, con los buenos elementos utilizados para construir su fondo, sólo aprovechados hacia el metraje avanzado. En rigor, siendo justos, la película no es para nada mala, sin embargo, es fallida, y ya sabemos lo frustrante que puede llegar a ser eso cuando la materia prima existe.

Por Pablo Moya

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Midway: Batalla en el Pacífico

Publicado

en

Midway

La Batalla de Midway en 1942 entre Japón y Estados Unidos fue un punto de inflexión en la Segunda Guerra Mundial, cuyas fuerzas se enfrentaron y demostraron el potencial militar con el que contaban, cambiando el curso que los enfrentamientos estaban teniendo hasta el momento. Aquella batalla sirvió como material de inspiración para la película “Midway” (1976) y nuevamente es retratada en pantalla en las manos de Roland Emmerich, quien está a cargo de una producción que rememora uno de los grandes momentos bélicos del siglo pasado.

“Midway: Batalla en el Pacífico” se ubica en 1942, justo en medio de la Segunda Guerra Mundial y seis meses después del ataque en Pearl Harbor a manos de la armada japonesa. Sus enemigos estadounidenses preparan un contraataque al ejercito japonés y una de las grandes batallas toma lugar en las Islas Midway, donde todo el poder militar estadounidense se pondrá a prueba para poder vencer a las fuerzas opuestas y darle un giro a la gran guerra.

Roland Emmerich es reconocido por su ostentación visual, donde el espectáculo de efectos especiales es el foco de atención y las grandes explosiones y batallas sirven como el adorno perfecto para, al mismo tiempo, complementar historias centradas en el heroísmo y el sacrificio por un bien mayor.

Después de “Independence Day: Resurgence” (2016), Emmerich se embarca en uno de sus proyectos de vida, queriendo rememorar y homenajear a quienes formaron parte de una de las batallas más importantes en las que Estados Unidos fue parte en el contexto de la Segunda Guerra Mundial. El heroísmo y la abnegación son el pilar fundamental en la manera en que los protagonistas de esta historia son retratados, siendo ellos quienes conectan el monumental enfrentamiento y el drama humano detrás de la destrucción de portaaviones y cruceros.

Considerando las posibilidades visuales con las que se cuentan para representar este evento histórico, esta superproducción aprovecha con creces cada una de esas herramientas, reproduciendo la batalla aérea y naval de manera épica, y cumpliendo con el nivel grandilocuente de Emmerich. Aquellas escenas bélicas –apoyadas fundamentalmente por efectos digitales– constituyen la gran fortaleza de una cinta que pretende alcanzar más allá de lo que realmente logra. Por lo tanto, y desde un comienzo, estas secuencias harán de “Midway: Batalla en el Pacífico” una película que se basa más en la forma que en el fondo.

Sin embargo, el principal problema recae en el ensamblaje de estas secuencias de batalla con otras de un tono mucho más íntimo, donde el drama personal de algunos de los personajes sale a flote en medio de una guerra externa. Estos momentos, cuya naturalidad se pierde en diálogos flojos y forzados, aflojan la gran historia que se está tejiendo en el campo de batalla, produciendo una disonancia entre la ostentosidad de efectos visuales y hazañas heroicas, y la sencillez de acciones puestas a la fuerza para abarcar cada rincón que esconde un evento histórico. Queda en evidencia la desconexión que existe al momento de entrelazar y dar como resultado final un relato que pretende profundizar, no obstante, se queda en la superficie como si no supiera cómo avanzar.

“Midway: Batalla en el Pacífico” cuenta con el potencial y las características necesarias para poder convertirse en una producción que quiere mezclar secuencias épicas y el drama humano detrás de las grandes batallas. Sin embargo, falla al no poder lograr juntar ambas visiones de una manera coherente y natural, no alcanzando a abarcar en profundidad uno de sus objetivos, dejando que el espectáculo se apodere de la pantalla y resultando en una cinta atractiva de ver, pero carente de sustancia.


Título Original: Midway

Director: Roland Emmerich

Duración: 138 minutos

Año: 2019

Reparto: Ed Skrein, Woody Harrelson, Patrick Wilson, Luke Evans, Aaron Eckhart, Nick Jonas, Mandy Moore, Dennis Quaid, Darren Criss, Luke Kleintank, Alexander Ludwig, Mark Rolston


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Deceiver Deceiver
DiscosHace 1 semana

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 1 semana

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 2 semanas

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 2 semanas

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 2 semanas

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 2 semanas

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Railer Railer
DiscosHace 3 semanas

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 3 semanas

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 3 semanas

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Metronomy Forever Metronomy Forever
DiscosHace 3 semanas

Metronomy – “Metronomy Forever”

Ha pasado más de una década desde el clásico de Metronomy, “Nights Out” (2008), material que los estableció como parte...

Publicidad
Publicidad

Más vistas