Conéctate a nuestras redes

Cine

El Agente de C.I.P.O.L.

Publicado

en

La Guerra Fría como el caldo de cultivo para el desarrollo contemporáneo de las expresiones culturales de mayor alcance – y con esto nos referimos a la música, el cine y la literatura –, a partir de los 60. ¿De qué temas se hubiera hablado si la situación política global no hubiese sido tan extrema entre el fin de la Segunda Guerra Mundial y la caída del muro de Berlín? En principio, la canción de protesta no existiría. Michael Corleone no hubiese hecho negocios con Hyman Roth en Cuba, sin la revolución, ni la crisis de los mísiles moviendo al país centroamericano. Inclusive James Bond no sería una realidad sin la carrera por las armas entre el capital y la comuna. La televisión tampoco hubiera obtenido su beneficio neto sobre esta parte de la historia reciente, por lo tanto, notables productos en forma de sátira como “I Spy” (1965 – 1968) o “Get Smart” (1965 – 1970) – convertidas en películas en 2002 y 2008, respectivamente – seguramente jamás hubieran salido al aire.

THE MAN FROM UNCLE 01Haciéndose eco de esto último, “El Agente de C.I.P.O.L.” rescata el legado de una serie que hasta ahora no había tenido ninguna aproximación hacia el cine (el intento más cercano fue un telefilme hecho en 1983), estableciendo su historia mediante los recordados Napoleon Solo (Henry Cavill), e Illya Kuryakin (Armie Hammer) –el primero, un espía de la CIA norteamericana y, el segundo, su símil de la KGB soviética-, quienes deberán unirse en una misión que busca desarticular a una organización criminal radicada en Italia, y que tiene por objetivo el colapso del mundo a través de la construcción de un poderoso arsenal nuclear. Para poder llevar a cabo su plan, los dos agentes contarán con la ayuda de Gaby (Alicia Vikander), una hábil mecánica de la Alemania Federal, cuyo padre, un brillante científico, se encuentra secuestrado por los italianos.

Distancia es el primer término que se desprende de una película como “El Agente de C.I.P.O.L.”, porque, partiendo por su solo nombre, ¿qué significa la sigla del título? O, en su defecto, para el nombre original del largometraje, ¿qué quiere decir U.N.C.L.E.? Antes de recopilar los antecedentes del caso, es probable que muy pocos respondan que la expresión no atiende más que a un juego de palabras pensado para la estrategia comercial agitadora que la serie buscó tener dentro de su época. Interesante, claro, pero ciertamente algo lejano para nosotros. Tan lejano como el propio planteamiento que incorpora la película, que ve desorientado el curso de su relato por no acoplar de buena manera sus instancias, que incluso se muestran sin alma en su independencia. Enrevesada dentro de su propio formato, por más que el tratamiento de ciertas situaciones tenga por objetivo la THE MAN FROM UNCLE 02inclusión del público apelando a la curiosidad del mismo, es muy difícil hacer sintonía con el film en su primera parte, terminando en 60 minutos de anemia que no logran ser aplacados de manera plena por la entretenida siguiente mitad de la cinta.

En este escenario, los instantes que sacuden al relato van sosteniéndose en la faena de sus protagonistas, ambos resultado de una muy buena radiografía sobre los originales Napoleon Solo e Illya Kuryakin, considerando que estos obedecen la lógica del contraste: mientras Solo es un tipo mucho más sociable, por lo tanto, más accesible, Kuryakin es una persona más reservada, a quien le cuesta trabajo controlar sus impulsos cuando los hechos introducen su pasado, adivinado como el lugar de mayor sufrimiento para el ruso.

Lo último tiene su reflejo en una película que complementa el mismo ítem a través de la graciosa lucha de egos que se produce entre los dos personajes, cuestionada y validada por las figuras femeninas de una historia que, en el quehacer de Gaby, forja al tercero en discordia dentro de un grupo que no puede dejar la interpelación de lado, por más que el mismo deba funcionar como un colectivo donde la confianza se demuestre vital. Y es que, “El Agente de C.I.P.O.L.”, interpretada como una cinta sobre espías internacionales, propone la certidumbre como uno de sus elementos centrales, firmando a través de aquella cuota de seriedad los buenos momentos de acción y comedia presentes en el relato, que no hacen otra cosa más que referir la fidelidad temática que aporta el título sobre el clásico show de los 60.

THE MAN FROM UNCLE 03Teniendo en cuenta aquel último punto, el film también recauda a su favor la herencia de la estética adoptada desde su versión televisiva, representada en la ambientación sesentera de una imagen que se sabe atractiva y que se potencia por medio de varios planos que son dispuestos de forma muy interesante. Encontrado un espacio estelar para el humor negro en el largometraje, aquí es donde más se distingue el timbre de Guy Ritchie como director, quien sobradamente entiende que la música y el sonido son objetos fundamentales en el marco de un trabajo audiovisual, algo que queda ratificado en esta nueva intervención tras cámara.

En resumen, “El Agente de C.I.P.O.L.” concluye en una producción que no logra nivelar la falta de sustancia predominante en su oferta inicial, con los buenos elementos utilizados para construir su fondo, sólo aprovechados hacia el metraje avanzado. En rigor, siendo justos, la película no es para nada mala, sin embargo, es fallida, y ya sabemos lo frustrante que puede llegar a ser eso cuando la materia prima existe.

Por Pablo Moya

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Top Gun: Maverick

Publicado

en

Top Gun: Maverick

La última de una larga seguidilla de reboots, secuelas y remakes de películas clásicas de la década del 80, “Top Gun: Maverick” de primeras cumple con su cometido. Es una perfecta secuela de “Top Gun” (1986), que, si bien cae en muchos de los mismos vicios, también la actualiza para las nuevas audiencias sin perder el núcleo que hace recordar a la original.

La historia empieza cuando Maverick (Tom Cruise) es enviado, a petición del almirante Iceman (Val Kilmer), su antiguo compañero, a volver a la academia Top Gun a entrenar a un equipo de egresados para una peligrosa misión. Sin embargo, en el grupo de pilotos se encuentra Rooster (Miles Teller), hijo de Goose, viejo amigo de Maverick que falleció mientras ambos estudiaban en la misma academia. Maverick tendrá entonces que enfrentarse a su pasado para poder entrenar al hijo de su amigo y poder cumplir la peligrosa misión que les ha sido encomendada.

Desde el primer momento “Top Gun: Maverick” deja sumamente claro que, más que contar una historia terriblemente original, lo que busca es de alguna forma transportar al espectador al mundo de la primera película. Esto la lleva a caer en varios de los mismos vicios. De hecho, casi se siente como si fuera la misma película, pero todo un poco más exagerado. Los personajes son inverosímiles, la forma de Maverick de relacionarse con el mundo se siente superficial y maqueteada, todo está diseñado para que cada momento nos recuerde lo talentoso e intrépido que es el personaje. Incluso los momentos más interesantes desde un punto de vista narrativo y que son el núcleo emocional de la película, es decir, la relación entre Maverick y Rooster, se ven sofocados en un mar de nimiedades estilísticas.

La peor de estas nimiedades es la trama romántica entre Maverick y Penny (Jennifer Connelly), con un romance bastante parecido al de la primera cinta, e igual de innecesario, ya que Penny lamentablemente no tiene una personalidad ni un objetivo, más allá de ser el interés romántico del protagonista. Lo anterior se siente casi como si hubieran metido al personaje sólo para mantener la misma estructura que la primera película, y porque Penny es una referencia a una línea de la misma.

Sin embargo, y a pesar de todos sus problemas narrativos, los momentos en que la “Top Gun: Maverick” brilla, realmente lo consigue. Las secuencias de vuelo, al igual que la de 1986, son dinámicas, entretenidas y tensas, pese a la falta de peso emocional que puedan tener, ya que durante las escenas de entrenamiento no se siente que los personajes tengan realmente mucho que perder. Son espectáculo puro y, al poner la cámara al interior de las cabinas de los F-18 que pilotean los personajes, se genera una experiencia sumamente inmersiva, emocionante y frenética. Esto se da particularmente en el último tercio, cuando a todo esto se suma el peso del combate real, generando una tensión que mantiene al borde del asiento a punta de velocidad y vértigo, a pesar de que los personajes no sean particularmente queribles.

Visualmente la película se cae un poco. Sufre del look genérico que tantas cintas de acción actuales tienen, donde no hay una dirección y estilo reconocible, fuera de que todo sea fácil de leer visualmente para que la acción en pantalla se entienda. Hay muchos guiños visuales a la primera película, pero esto sólo genera que, en el contraste con su antecesora, “Top Gun: Maverick” se sienta mucho más plana y genérica. Y aquello tiene sentido, puesto que esta no es una película de visión autoral, sino que un producto de nostalgia.

Y a eso se reduce de alguna forma “Top Gun: Maverick”, demostrando que es posible tomar una película muy propia de su época para actualizarla de forma exitosa. Sin embargo, no se siente como una sucia estrategia de marketing para ganar dinero, sino que como algo originado de un verdadero cariño y una real pasión por el cine de acción, por el estilo de películas que se hacía en esa época y que ha ido desapareciendo con el tiempo. Si bien no es una gran película, “Top Gun: Maverick” cumple con creces su objetivo de mantener vivo el espíritu de esa era, para bien o para mal.


Título Original: Top Gun: Maverick

Director: Joseph Kosinski

Duración: 131 minutos

Año: 2022

Reparto: Tom Cruise, Miles Teller, Jennifer Connelly, Jon Hamm, Glen Powell, Ed Harris, Val Kilmer, Lewis Pullman, Charles Parnell, Bashir Salahuddin, Monica Barbaro, Jay Ellis, Danny Ramirez


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Zeal & Ardor Zeal & Ardor
DiscosHace 5 días

Zeal & Ardor – “Zeal & Ardor”

La banda suiza Zeal & Ardor nació en 2013 como un proyecto solista del músico suizo-estadounidense Manuel Gagneux, pero no...

THE UNRAVELING OF PUPTHEBAND THE UNRAVELING OF PUPTHEBAND
DiscosHace 6 días

PUP – “THE UNRAVELING OF PUPTHEBAND”

A tres años del excelente “Morbid Stuff” (2019), la banda canadiense PUP se aventura en su cuarto larga duración con...

Bronco Bronco
DiscosHace 2 semanas

Orville Peck – “Bronco”

Desde su aparición con “Pony” (2019), la misteriosa imagen de Orville Peck colmó las miradas de medios y fanáticos, y...

Chloë And The Next 20th Century Chloë And The Next 20th Century
DiscosHace 2 semanas

Father John Misty – “Chloë And The Next 20th Century”

El juego de las expectativas es cruel porque pone la carga de la espera y del tiempo en miras a...

Jodeki Jodeki
DiscosHace 3 semanas

tricot – “Jodeki”

Como pocos lugares en el mundo, Japón cuenta con la capacidad de sostenerse sobre su propia industria cultural. Es esta...

Where Myth Becomes Memory Where Myth Becomes Memory
DiscosHace 3 semanas

Rolo Tomassi – “Where Myth Becomes Memory”

La capacidad para habitar terrenos sonoros dispares es una de las primeras características que relucen en “Where Myth Becomes Memory”...

Together Together
DiscosHace 4 semanas

Duster – “Together”

Los herméticos exponentes del slowcore regresan con “Together”, un sorpresivo nuevo disco a sólo tres años después de su regreso...

Fear Of The Dawn Fear Of The Dawn
DiscosHace 4 semanas

Jack White – “Fear Of The Dawn”

Cuando se terminó The White Stripes, fue por una razón en específico: preservar lo bello y especial de la banda,...

Messa Close Messa Close
DiscosHace 1 mes

Messa – “Close”

¿Cómo romper la monotonía dentro de subgéneros musicales que se caracterizan justamente por ese atributo? Si, por ejemplo, hablamos de...

LABYRINTHITIS LABYRINTHITIS
DiscosHace 1 mes

Destroyer – “LABYRINTHITIS”

Abordar la carrera de Dan Bejar, al menos en lo que respecta a Destroyer, se hace complicado por varias razones....

Publicidad
Publicidad

Más vistas