Conéctate a nuestras redes

Cine

Efectos Colaterales

Publicado

en

Pongamos las cosas en su lugar: pocos directores norteamericanos pueden pararse de igual a igual frente a Steven Soderbergh. El realizador de la trilogía “Ocean” ha construido durante 24 años una filmografía de bastante consistencia y una variedad asombrosa. Se ha paseado por el cine de vocación masiva, por lo experimental y por el cine de género, sin temor alguno a ser tildado de impersonal. Ha tenido el gusto de trabajar con algunos de los mejores actores de Hollywood, y acumula un Oscar y una Palma de Oro. Pese a todo esto, el originario de Atlanta no es de los directores más venerados ni SIDE EFFECTS 01comprendidos del circuito. ¿Cómo explicamos eso? La opción más plausible es que le ha pasado la cuenta optar por trabajar en y para la industria, pero de espaldas a ella. En otras palabras, ha hecho lo que se le ha dado la gana y se ha convertido en un realizador imposible de catalogar. Esa actitud de rebeldía nunca será retribuida por Hollywood.

Hubo un momento en que podría haber abrazado sin culpas la comodidad de trabajar cobijado por los grandes estudios: en 2001 obtuvo una doble nominación a Mejor Director en los Oscar –por “Traffic” y “Erin Brockovich”-, llevándose la estatuilla dorada por la primera. La clase de cordial invitación que realiza la Academia a esos talentos que no son habituales en sus dominios. No obstante, decidió seguir trabajando a su ritmo y narrando las historias que le interesaban. Esa elección no estuvo exenta de costos: nunca más sería tomado en cuenta por la Academia y la casi totalidad de sus siguientes trabajos serían recibidos con más desinterés que entusiasmo. Luego de reiterados anuncios en que ha manifestado su intención de retirarse del cine, ahora parece que la cosa va en serio. Todo indica que “Efectos Colaterales” es su última película para la pantalla grande. Última con apellido, porque “Behind The Candelabra” es un telefilme de HBO que será parte de la selección oficial de Cannes. El tipo está harto de cómo funcionan las cosas en Hollywood; tanto así que, durante años recientes, ha trabajado a una velocidad demencial –cuatro cintas estrenadas en tres años, todas de gran nivel- con tal de quedarse sin pendientes. De SIDE EFFECTS 02esta manera, Soderbergh se despide, y lo hace con un thriller maduro, envolvente y exigente. Todo un bálsamo para cómo están las cosas.

Emily (Rooney Mara) es una joven mujer que ha tenido que esperar cuatro años para reencontrarse con su esposo (Channing Tatum). Lo que para ella debería ser motivo de felicidad, termina desembocando en una agudización de su depresión. Luego de un intento de suicidio, queda a cargo del psiquiatra Jonathan Banks (Jude Law). Como los fármacos prescritos no provocan mejorías, el doctor le receta el nuevo producto estrella del mercado: Ablixia. Sin embargo, los efectos de este medicamento estarán lejos de ser los deseados.

Dentro de su cine de mayor alcance, Soderbergh ya había hablado de drogas (“Traffic”), compañías gigantescas (“Erin Brockovich”, “The Informant!”), pandemias mundiales (“Contagion”) y naves espaciales (“Solaris”). Ahora es el turno de la industria farmacéutica: la pone en tela de juicio, explica un montón de asuntos clarificadores, juega con dilemas, pero no le pega tan duro como se esperaba. Es decir, coquetea con el camino de la crítica, pero finalmente declina esa vía. Lo cierto es que el instalar su trama en este contexto ya es estimable, pues es una industria que parece casi intocable: son contadas con dos manos las veces que el cine se ha metido en este mundo.

SIDE EFFECTS 03La película posee la firmeza y el cuidado habituales de los filmes de este director, con el agregado de que esta vez deja un poco de lado esa frialdad y distancia tan características en él. A un tipo más amigo de la mesura que del exceso como Soderbergh, le calza como anillo al dedo esta historia de personajes desmoronándose y contornos trágicos. No es el más regular de la cuadra, pero es innegable que tiene algo más que oficio y valentía. Ha pasado por prácticamente todos los géneros y ha manejado diversas temáticas, experiencia que se nota. Controla los tiempos con maestría e imprime una atmósfera de paranoia al relato. Como si eso fuera poco, da una clase de puesta en escena, montaje y movimientos de cámara. Lo curioso es que todo el mérito es de él: aquí también es director de fotografía y editor, sólo que firma con pseudónimos.

Claramente las falencias de la cinta no van por ese lado, sino que por el guión de Scott Z. Burns, basado en una idea propia. Es cierto, este es de esos thrillers exquisitos de seguir: la trama da numerosos giros, cada cual más sorprendente que el otro. El problema es que patina a partir de una alteración del punto de vista de la narración, sumado a un montón de vuelcos que no terminan de calzar. En esta parte de la película, sólo la solidez de Soderbergh consigue mantener el buque a flote.

Si hay algo que este director sabe hacer de maravillas, es sacarles trote a sus intérpretes. Para tres de los papeles principales seleccionó a actores que conoce de memoria: Jude Law, Catherine Zeta-Jones y SIDE EFFECTS 04Channing Tatum, todos muy ajustados a lo exigido. Quien se lleva el peso del protagónico –durante gran parte del metraje- es Rooney Mara, en otro personaje de alta complejidad. Si bien no deslumbra tanto como en “The Girl with The Dragon Tattoo” (2011), le alcanza para convencernos de que tiene un futuro esplendoroso.

Quizás lo que le espera a Soderbergh no es el retiro definitivo, sino más bien un prolongado receso para recargar energías. De ser así, habrá que esperarlo con los brazos abiertos, porque seamos justos: no porque haya declinado trabajar según lo que dicta Hollywood, su obra es menos respetable. Ya va siendo hora de que su figura se vaya reivindicando. “Efectos Colaterales” no es de sus mejores películas, pero al menos es una más que digna despedida. Si bien es cierto que hacia el epílogo va perdiendo claridad y el final es discutible, eso no basta para opacar al conjunto. Cine adulto, perturbador y carente de artificios. De ese que hoy se echa tanto de menos.

Por Gonzalo Valdivia

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Artículos Cine

Nicolás López es condenado a 5 años y un día de presidio efectivo por abuso sexual

Publicado

en

Luego de determinar la responsabilidad del realizador chileno Nicolás López en dos delitos de abuso sexual, hoy se realizó la lectura de sentencia, donde el Tribunal Oral En Lo Penal de Viña del Mar decretó la condena de 5 años y un día de presidio efectivo a López por dos delitos de abuso sexual cometidos en 2015 y 2016.

Recordemos que se dio a conocer la resolución contra el responsable de algunas películas como la trilogía “Qué Pena…”, entre otras, donde el Ministerio Público determinó que López es culpable de dos delitos de abuso sexual, mientras que fue absuelto del delito de violación, además del delito de ultraje público, a raíz de un hecho denunciado tras un episodio en el bar Liguria en 2012.

En aquella ocasión, el TOP de Viña del Mar señaló que la decisión se tomó de forma unánime, pero que no se logró acreditar la violación contra una mujer, que habría ocurrido en 2004. “La prueba de cargo fue insuficiente para acreditar más allá de toda duda razonable la existencia del tipo penal de violación propuesto por los acusadores”, señaló el juez Fernan Rioseco durante la audiencia.

Aquí el anuncio oficial del Poder Judicial:

Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Bronco Bronco
DiscosHace 5 días

Orville Peck – “Bronco”

Desde su aparición con “Pony” (2019), la misteriosa imagen de Orville Peck colmó las miradas de medios y fanáticos, y...

Chloë And The Next 20th Century Chloë And The Next 20th Century
DiscosHace 6 días

Father John Misty – “Chloë And The Next 20th Century”

El juego de las expectativas es cruel porque pone la carga de la espera y del tiempo en miras a...

Jodeki Jodeki
DiscosHace 2 semanas

tricot – “Jodeki”

Como pocos lugares en el mundo, Japón cuenta con la capacidad de sostenerse sobre su propia industria cultural. Es esta...

Where Myth Becomes Memory Where Myth Becomes Memory
DiscosHace 2 semanas

Rolo Tomassi – “Where Myth Becomes Memory”

La capacidad para habitar terrenos sonoros dispares es una de las primeras características que relucen en “Where Myth Becomes Memory”...

Together Together
DiscosHace 3 semanas

Duster – “Together”

Los herméticos exponentes del slowcore regresan con “Together”, un sorpresivo nuevo disco a sólo tres años después de su regreso...

Fear Of The Dawn Fear Of The Dawn
DiscosHace 3 semanas

Jack White – “Fear Of The Dawn”

Cuando se terminó The White Stripes, fue por una razón en específico: preservar lo bello y especial de la banda,...

Messa Close Messa Close
DiscosHace 4 semanas

Messa – “Close”

¿Cómo romper la monotonía dentro de subgéneros musicales que se caracterizan justamente por ese atributo? Si, por ejemplo, hablamos de...

LABYRINTHITIS LABYRINTHITIS
DiscosHace 4 semanas

Destroyer – “LABYRINTHITIS”

Abordar la carrera de Dan Bejar, al menos en lo que respecta a Destroyer, se hace complicado por varias razones....

Unlimited Love Unlimited Love
DiscosHace 1 mes

Red Hot Chili Peppers – “Unlimited Love”

Tratándose de una banda de masividad e impacto incuestionable, lo habitual es que cada nueva entrega de Red Hot Chili...

Never Let Me Go Never Let Me Go
DiscosHace 1 mes

Placebo – “Never Let Me Go”

Cuando en su último disco hasta hace unas semanas, “Loud Like Love” (2013), Placebo cantaba: “Tengo demasiados amigos / demasiada...

Publicidad
Publicidad

Más vistas