Conéctate a nuestras redes

Cine

Efectos Colaterales

Publicado

en

Pongamos las cosas en su lugar: pocos directores norteamericanos pueden pararse de igual a igual frente a Steven Soderbergh. El realizador de la trilogía “Ocean” ha construido durante 24 años una filmografía de bastante consistencia y una variedad asombrosa. Se ha paseado por el cine de vocación masiva, por lo experimental y por el cine de género, sin temor alguno a ser tildado de impersonal. Ha tenido el gusto de trabajar con algunos de los mejores actores de Hollywood, y acumula un Oscar y una Palma de Oro. Pese a todo esto, el originario de Atlanta no es de los directores más venerados ni SIDE EFFECTS 01comprendidos del circuito. ¿Cómo explicamos eso? La opción más plausible es que le ha pasado la cuenta optar por trabajar en y para la industria, pero de espaldas a ella. En otras palabras, ha hecho lo que se le ha dado la gana y se ha convertido en un realizador imposible de catalogar. Esa actitud de rebeldía nunca será retribuida por Hollywood.

Hubo un momento en que podría haber abrazado sin culpas la comodidad de trabajar cobijado por los grandes estudios: en 2001 obtuvo una doble nominación a Mejor Director en los Oscar –por “Traffic” y “Erin Brockovich”-, llevándose la estatuilla dorada por la primera. La clase de cordial invitación que realiza la Academia a esos talentos que no son habituales en sus dominios. No obstante, decidió seguir trabajando a su ritmo y narrando las historias que le interesaban. Esa elección no estuvo exenta de costos: nunca más sería tomado en cuenta por la Academia y la casi totalidad de sus siguientes trabajos serían recibidos con más desinterés que entusiasmo. Luego de reiterados anuncios en que ha manifestado su intención de retirarse del cine, ahora parece que la cosa va en serio. Todo indica que “Efectos Colaterales” es su última película para la pantalla grande. Última con apellido, porque “Behind The Candelabra” es un telefilme de HBO que será parte de la selección oficial de Cannes. El tipo está harto de cómo funcionan las cosas en Hollywood; tanto así que, durante años recientes, ha trabajado a una velocidad demencial –cuatro cintas estrenadas en tres años, todas de gran nivel- con tal de quedarse sin pendientes. De SIDE EFFECTS 02esta manera, Soderbergh se despide, y lo hace con un thriller maduro, envolvente y exigente. Todo un bálsamo para cómo están las cosas.

Emily (Rooney Mara) es una joven mujer que ha tenido que esperar cuatro años para reencontrarse con su esposo (Channing Tatum). Lo que para ella debería ser motivo de felicidad, termina desembocando en una agudización de su depresión. Luego de un intento de suicidio, queda a cargo del psiquiatra Jonathan Banks (Jude Law). Como los fármacos prescritos no provocan mejorías, el doctor le receta el nuevo producto estrella del mercado: Ablixia. Sin embargo, los efectos de este medicamento estarán lejos de ser los deseados.

Dentro de su cine de mayor alcance, Soderbergh ya había hablado de drogas (“Traffic”), compañías gigantescas (“Erin Brockovich”, “The Informant!”), pandemias mundiales (“Contagion”) y naves espaciales (“Solaris”). Ahora es el turno de la industria farmacéutica: la pone en tela de juicio, explica un montón de asuntos clarificadores, juega con dilemas, pero no le pega tan duro como se esperaba. Es decir, coquetea con el camino de la crítica, pero finalmente declina esa vía. Lo cierto es que el instalar su trama en este contexto ya es estimable, pues es una industria que parece casi intocable: son contadas con dos manos las veces que el cine se ha metido en este mundo.

SIDE EFFECTS 03La película posee la firmeza y el cuidado habituales de los filmes de este director, con el agregado de que esta vez deja un poco de lado esa frialdad y distancia tan características en él. A un tipo más amigo de la mesura que del exceso como Soderbergh, le calza como anillo al dedo esta historia de personajes desmoronándose y contornos trágicos. No es el más regular de la cuadra, pero es innegable que tiene algo más que oficio y valentía. Ha pasado por prácticamente todos los géneros y ha manejado diversas temáticas, experiencia que se nota. Controla los tiempos con maestría e imprime una atmósfera de paranoia al relato. Como si eso fuera poco, da una clase de puesta en escena, montaje y movimientos de cámara. Lo curioso es que todo el mérito es de él: aquí también es director de fotografía y editor, sólo que firma con pseudónimos.

Claramente las falencias de la cinta no van por ese lado, sino que por el guión de Scott Z. Burns, basado en una idea propia. Es cierto, este es de esos thrillers exquisitos de seguir: la trama da numerosos giros, cada cual más sorprendente que el otro. El problema es que patina a partir de una alteración del punto de vista de la narración, sumado a un montón de vuelcos que no terminan de calzar. En esta parte de la película, sólo la solidez de Soderbergh consigue mantener el buque a flote.

Si hay algo que este director sabe hacer de maravillas, es sacarles trote a sus intérpretes. Para tres de los papeles principales seleccionó a actores que conoce de memoria: Jude Law, Catherine Zeta-Jones y SIDE EFFECTS 04Channing Tatum, todos muy ajustados a lo exigido. Quien se lleva el peso del protagónico –durante gran parte del metraje- es Rooney Mara, en otro personaje de alta complejidad. Si bien no deslumbra tanto como en “The Girl with The Dragon Tattoo” (2011), le alcanza para convencernos de que tiene un futuro esplendoroso.

Quizás lo que le espera a Soderbergh no es el retiro definitivo, sino más bien un prolongado receso para recargar energías. De ser así, habrá que esperarlo con los brazos abiertos, porque seamos justos: no porque haya declinado trabajar según lo que dicta Hollywood, su obra es menos respetable. Ya va siendo hora de que su figura se vaya reivindicando. “Efectos Colaterales” no es de sus mejores películas, pero al menos es una más que digna despedida. Si bien es cierto que hacia el epílogo va perdiendo claridad y el final es discutible, eso no basta para opacar al conjunto. Cine adulto, perturbador y carente de artificios. De ese que hoy se echa tanto de menos.

Por Gonzalo Valdivia

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

El Escándalo

Publicado

en

El Escándalo

La combinación de hechos reales y ficción, para así representar historias de relevancia mediática, podría reforzar una reflexión sobre el trasfondo de ciertos eventos; más aún, cuando existen permanentes discusiones sobre temas controversiales y que están forjando nuevas miradas en la sociedad contemporánea. En este contexto, existen ciertas producciones cinematográficas que toman este medio para adentrarse y otorgar una voz a sus protagonistas.

En 2016 se destapó uno de los más grandes secretos de la televisión estadounidense, cuando la ex conductora de Fox News, Gretchen Carlson, acusó y demandó a Roger Ailes, fundador y ex director del canal, de acoso sexual. El revuelo de la denuncia provocó un remesón en la cadena y ayudó a que muchas trabajadoras tomaran la decisión de denunciar a Ailes por el mismo comportamiento hacia ellas, incluida Megyn Kelly, conductora e importante figura del canal en ese entonces.

Dirigida por Jay Roach, “El Escándalo” se centra en cómo Gretchen Carlson (Nicole Kidman) interpone la demanda por acoso sexual en contra de Roger Ailes (John Lithgow) y las consecuencias de este hecho en el canal. Esta denuncia empujará a otras mujeres a alzar la voz, entre ellas Kayla Pospisil (Margot Robbie), una nueva conductora en ascenso, y a la figura más importante de Fox News, Megyn Kelly (Charlize Theron).

Al estar inspirada por hechos reales, el guion, a cargo de Charles Randolph, transita el terreno de la ficción, pero, al mismo tiempo, no deja a un lado la realidad y, casi como si fuera un documental, expone los hechos alrededor de una difusa veracidad. Esta idea permea la estructura de la cinta, fragmentando su hilo conductor e incorporando elementos que apoyen una mirada cómplice por parte del espectador. En ese sentido, la inclusión de voz en off, insertos visuales, romper la cuarta pared y movimientos de cámara simulando un falso documental, son parte de la sustancia que pretende dar autenticidad y punto de vista al relato, recordando el trabajo de Adam Mckay en “The Big Short” (2015) y “Vice” (2018).

Además, la cinta no tan sólo toma el punto de vista de quienes decidieron demandar y denunciar a Ailes, sino también agrega una tercera perspectiva para ahondar en la reiterada conducta sexual del ex director hacia las trabajadoras del canal. Por un lado, seguimos la mirada de Megyn Kelly, quien en ese momento era una de las figuras más importantes del canal, destacada por emplazar a Donald Trump cuando estaba en plena carrera presidencial. Kelly es puesta como el punto de fragmentación entre sus intereses profesionales y su postura individual cuando se enfrenta al destape iniciado por su ex compañera de canal, en ella se manifiesta el conflicto más profundo entre callar o sumarse a la denuncia, dicha disputa es llevada con gran habilidad a través de la interpretación de Theron, quien logra un extraordinario acercamiento a la figura real de Kelly.

Por otra parte, la representación de Gretchen Carlson es el disparador del gran escándalo y, aunque su presencia es primordial en la progresión de los hechos que terminaron en la denuncia en contra de Ailes, la construcción de su personaje queda incompleta al momento de profundizar en la manera en que escaló el gran destape. Por el contrario, la inclusión de un personaje ficticio en este conflicto permite una entrada hacia lo más oscuro que ocurría en el canal en ese entonces, donde se observa la conducta de George Ailes hacia las mujeres que trabajaban con él, pero también una sutil critica en contra de la industria televisiva y cómo la articulación del poder se interpone para obstaculizar el desarrollo profesional. El personaje interpretado por Margot Robbie resulta ser el más complejo de las tres, otorgando una mirada hacia su vida personal y cómo sus valores, postura política y religiosa chocan y se enfrentan a la situación en la que se ve envuelta.

“El Escándalo” intenta exponer con cierto grado de autenticidad los hechos ocurridos hace cuatro años y, a pesar de sus diferentes miradas, le resulta difícil comprometerse con un punto de vista en particular, por lo que pareciera incompleta en su propuesta. Su mayor fortaleza recae en la actuación de sus protagonistas y el trabajo de maquillaje y caracterización, el que acerca la ficción a su inspiración en la vida real, resultando en una película que sólo limita su relato a una representación superficial y parcial de la acusación que involucraba a grandes figuras de la industria televisiva.


Título Original: Bombshell

Director: Jay Roach

Duración: 109 minutos

Año: 2019

Reparto: Nicole Kidman, Charlize Theron, Margot Robbie, John Lithgow, Allison Janney, Kate McKinnon, Malcolm McDowell, Mark Duplass, Alice Eve, Connie Britton, Alanna Ubach


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Deceiver Deceiver
DiscosHace 2 meses

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 2 meses

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 2 meses

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 2 meses

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 2 meses

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 2 meses

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Railer Railer
DiscosHace 2 meses

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 2 meses

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 2 meses

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Metronomy Forever Metronomy Forever
DiscosHace 2 meses

Metronomy – “Metronomy Forever”

Ha pasado más de una década desde el clásico de Metronomy, “Nights Out” (2008), material que los estableció como parte...

Publicidad
Publicidad

Más vistas