Contáctanos

Cine

Duro de Matar: Un Buen Día Para Morir

Publicado

en

25 años desde que descubrimos al personaje de John McClane, aquel policía de Nueva York que en Los Ángeles tiene que combatir contra moros y cristianos para rescatar a su amada de las fauces del mal. Tal como San Jorge en la mitología, o de forma más compleja, como Ulises que vuelve a su pueblo y se da cuenta que Penélope ya no teje más, y prefirió dedicarse a su profesión y sus hijos, incluso renegando del apellido y el anillo matrimonial. De todo se puede leer de una película tan “simple” como “Die Hard” (1988), la primera de una serie que ya lleva cinco estrenos, con total vigencia dentro de los blockbuster esperados por la taquilla internacional. Porque “Duro de Matar”, como la conocimos en Latinoamérica (en España la rebautizaron como “Jungla de Cristal” y todavía no saben como enmendar el pecado), es un paradigma en las películas de acción a las que nunca hay que desestimar: bien contada, con actuaciones memorables –sobre todo en los secundarios-, con un ritmo que atrapa en cualquier instante, y con tantas interpretaciones como visionados se hagan. A GOOD DAY TO DIE HARD 01Además, y es justamente su riqueza más preciada, es una historia totalmente adictiva, como queda demostrado con “Duro de Matar: Un Buen Día Para Morir”, la última entrega de la saga.

John McClane (Bruce Willis) se entera que su hijo Jack (Jai Courtney) está encarcelado en Rusia, y que arriesga cadena perpetua por ejecutar a un mafioso. Preocupado por la suerte de su retoño, decide ir a visitarlo a Moscú, y al aterrizar se da cuenta que Jack es en realidad un agente de la CIA trabajando en la protección de un testigo importante, que puede comprometer la investigación por tráfico de armas nucleares, y por el cual se ha puesto precio por su silencio.

Este es el primer guión original para una película Die Hard, y se nota. El tema familiar ha sido transversal a la serie, alejándose sólo en la tercera parte. Acá esta temática es central y transversal, el encuentro entre padre e hijo es esencial para comprender la trama, y donde se generan los momentos más entrañables. El mismo Willis, que hace de productor ejecutivo, confesó que su intención era centrar el conflicto en la relación familiar, y se nota en cada escena que ronda la dinámica del padre en busca del tiempo perdido. Porque la familia McClane no es de abrazos, pero las escenas de acción se entienden como un ajuste de cuentas de infancia, un paseo por el parque, un partido de fútbol entre hijo y papá, con balazos y explosiones de por medio.

Dejando de lado esa relación parental construida casi en el juego, la cinta, en sus cortos noventa y tantos minutos, es un ejercicio efectivo y trepidante de clásica acción hollywoodense, con los respectivos giros de tuerca, sorpresas y actos suicidas. “Duro de Matar: Un Buen Día Para Morir” está a la altura de la entretención entregada por las otras cuatro anteriores, aportando una cinta limpia, bien filmada, con una atmósfera de imagen digital y una iluminación que obligan a concentrarse en las escenas de acción, además de aportar una sensación de “realidad” incluso en las piruetas y explosiones más inverosímiles.

A GOOD DAY TO DIE HARD 03Es necesario evitar cualquier interpretación apresurada sobre una película luego de salir del cine, porque las primeras impresiones son engañadoras; a veces la rabia o la euforia es demasiado grande, y nubla tanto la razón como la sensibilidad para apreciar una obra cinematográfica. Porque en el cine la mayor parte de la experiencia dentro de la sala se va en la empatía, aquella que generan los actores con sus personajes, y el director con la forma en que los filma y los hace interactuar. En resumen, y apelando al cúmulo de sensaciones aportadas por esta cinta, “Duro de Matar: Un Buen Día Para Morir” es excelente en su género, con todo lo que necesita un film de acción para entretener y cautivar. Lo que sí es imposible saber luego de unas cuantas horas de haberla visto, es su real valor, su peso específico frente a sus antecesoras y frente al sobrepoblado mercado hollywoodense actual. Lo mejor, en este caso, es entregarle la pelota al público, y en último caso, a quien decide más sabiamente que cualquiera: el tiempo.

Por Juan Pablo Bravo

Publicidad
¡Comenta Ahora!

Responder

Cine

3 Anuncios Por Un Crimen

Publicado

en

3 Anuncios Por Un Crimen

El director inglés Martin McDonagh ha probado con astucia en dos producciones –”In Bruges” (2008) y “Seven Psychopaths” (2012)– la manera para desarrollar una aguda comedia negra que puede ser entretenida e inquietante a la vez. Su última producción, “3 Anuncios Por Un Crimen”, reciente ganadora del Globo de Oro a la Mejor Película Dramática, se adentra sin miedo en un relato crudo y visceral sobre la violencia, el abuso y la injusticia en tiempos donde la discusión sobre estos temas sigue vigente.

Mildred Hayes (Frances McDormand) ha esperado por meses que se encuentre al culpable del brutal asesinato de su hija. Cuando ya no parece haber respuesta, decide publicar tres grandes anuncios en el camino hacia su pueblo con controversiales mensajes dirigidos hacia el jefe de policía, William Willoughby (Woody Harrelson). Así, Mildred inicia una batalla en contra de las autoridades, destapando la ineficiencia del sistema policial.

“3 Anuncios Por Un Crimen” se centra en el dolor y las consecuencias alrededor de una muerte en medio del desconsuelo de una madre, pues es a través de ella que se canaliza la aflicción y la rabia que la motivan a iniciar una incesante búsqueda de justicia. Mildred es un personaje complejo, que va mostrando sus capas paulatinamente, siendo su carácter impulsivo e impetuoso el causante de provocar decisiones poco predecibles y que pondrán en jaque al resto de los personajes. Gracias a la interpretación de Frances McDormand, Mildred parece real; es una persona que también falla y se ha construido a partir de estas imperfecciones, pero su determinación la hace parecer implacable. La muerte de su hija la empuja a endurecerse aún más, actuando desde el sufrimiento, pero nunca asumiéndose como víctima; por el contrario, toma el control con valentía, enfrentándose a un sistema que se siente capaz de doblegarla, donde su resistencia la hace persistir.

El brutal crimen no sólo trae consecuencias en el núcleo familiar de la joven, sino que repercute en todo el pueblo. La lucha que ha iniciado Mildred está dirigida principalmente hacia la policía del lugar, quienes representan la corrupción moral y la falla estructural de un sistema que no está funcionando, provocando la frustración y decepción de quienes habitan el lugar, quienes han normalizado este fracaso, asumiendo este funcionamiento e incluso cuestionando el actuar de la protagonista.

A través de dos personajes secundarios lo suficientemente fuertes para acompañar este crudo relato, la batalla entre la justicia y el abuso de poder se hace evidente. Por un lado, el jefe de policía es un hombre que cree poseer una amplia compresión del contexto en el que están insertos, pero que asume con decepción el fracaso del sistema, por lo que sus intentos por cambiarlo no parecen ser los suficientes y, aunque comprende el sufrimiento de Mildred, mira con reticencia sus acciones. Por otro lado, el oficial Dixon (Sam Rockwell) es quien encarna el discurso más incómodo de digerir, y que a la vez simboliza de manera tangible uno de los cuestionamientos más complejos del relato.

Las temáticas que la cinta trabaja podrían cargarla hacia un drama pesado y abrumador, pero son los respiros de su humor agudo los que la hacen tomar pausas y situarla como una comedia negra alrededor de un tema sensible. Es a través de diálogos incómodos, mediante el uso de un lenguaje fuerte y desvergonzado, donde abundan los comentarios racistas y sexistas, y planta su naturaleza provocadora y controversial. Sin embargo, estas situaciones se hacen cargo de lugares olvidados y socialmente rechazados desde sus bases. Si bien, este filme no hace un análisis en profundidad sobre el tema, existe la intención de entender su origen y abrir el diálogo hacia la comprensión del contexto sociopolítico de los personajes. En ese sentido, la evolución de uno de sus caracteres lo empuja hacia la redención, situando al espectador en una posición incómoda, donde se nos pide que el concepto de empatía prevalezca, en una cinta en que no se pide ni se entrega perdón.

“3 Anuncios Por Un Crimen” no pasa desapercibida y puede ser una cinta difícil de ver cuando su premisa resulta ser tan delicada, pero la discusión que arma alrededor la vuelve necesaria. En ese sentido, reflexiona bruscamente sobre la violencia, sin pretensiones de enseñar una lección moral. Pone a la frustración y la injusticia al centro de una historia que se cruza y choca con la tolerancia frente a ideas y discursos, donde la empatía se vuelve fundamental para explorar en mayor profundidad los síntomas de una sociedad que sin duda está cambiando.


Título Original: Three Billboards Outside Ebbing, Missouri

Director: Martin McDonagh

Duración: 115 minutos

Año: 2017

Reparto: Frances McDormand, Woody Harrelson, Sam Rockwell, Lucas Hedges, Peter Dinklage, John Hawkes, Abbie Cornish, Caleb Landry Jones, Brendan Sexton III, Samara Weaving, Kerry Condon


Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

The Dark Side Of The Moon The Dark Side Of The Moon
DiscosHace 1 mes

El Álbum Esencial: “The Dark Side Of The Moon” de Pink Floyd

No hay que ser seguidor de Pink Floyd para reconocer que “The Dark Side Of The Moon” marca uno de...

Low In High School Low In High School
DiscosHace 1 mes

Morrissey – “Low In High School”

Hubo una época en que no teníamos el poder de juzgar instantáneamente a las personas en la plaza pública virtual...

Utopia Utopia
DiscosHace 1 mes

Björk – “Utopia”

El espejo es inclemente. El paso del tiempo es implacable. Los cambios forzosos desgastan, y eso se nota en las...

Who Built The Moon? Who Built The Moon?
DiscosHace 1 mes

Noel Gallagher’s High Flying Birds – “Who Built The Moon?”

Luego de haber recorrido todo el mundo presentando su “Chasing Yesterday” (2015), Noel Gallagher comenzó a cuajar el tercer larga...

Ununiform Ununiform
DiscosHace 1 mes

Tricky – “Ununiform”

Inglaterra ha sido tierra fértil para las reinvenciones musicales, las nuevas escenas e incluso nuevos estilos. Tal es el caso...

Pacific Daydream Pacific Daydream
DiscosHace 2 meses

Weezer – “Pacific Daydream”

Musicalmente los años noventa se presentaron como una década estruendosa, agitada, combativa y cambiante. De aquellos años, en la mayoría...

The Dusk In Us The Dusk In Us
DiscosHace 2 meses

Converge – “The Dusk In Us”

Este ha sido un año grandioso para los fanáticos de Converge. En marzo sorprendieron con “Jane Live”, registro en vivo...

Ex La Humanidad Ex La Humanidad
DiscosHace 2 meses

Electrodomésticos – “Ex La Humanidad”

El pavimento quema las retinas y el reflejo de un sol inclemente se potencia por el efecto de las fachadas...

Unknown Pleasures Unknown Pleasures
DiscosHace 2 meses

El Álbum Esencial: “Unknown Pleasures” de Joy Division

Hacia finales de la década del 70, el mundo del rock parecía transformarse con mayor premura de lo que lo...

Luciferian Towers Luciferian Towers
DiscosHace 2 meses

Godspeed You! Black Emperor – “Luciferian Towers”

Godspeed You! Black Emperor es de esas bandas que ha logrado construir una identidad reconocida. Cuando suenan, se sabe que...

Publicidad

Más vistas