Conéctate a nuestras redes

Cine

Divergente

Publicado

en

Hasta hace no tanto tiempo, el estudio Summit Entertainment era conocido por germinar películas de mediano perfil y escasa repercusión. Eso hasta el estreno de “Twilight” (2008), cinta que inició una saga que, además de llenarle los bolsillos y permitirle ser adquirido por Lionsgate en 2012, le ayudó a encontrar su lugar en la industria: dar vida a adaptaciones literarias. Así es cómo, tras la desaparición de la franquicia vampírica, buscó replicar tal impacto, primero con “Warm Bodies” (2013) y luego con “Ender’s Game” (2013). Productos que no consiguieron la atención esperada y más pareció que equivalían a un aperitivo, algo en qué entretenerse mientras preparaban su caballito de batalla para emular lo de la sagas de Stephenie Meyer y Suzanne Collins: “Divergente”.

En un futuro distópico, la sociedad de Chicago se divide en cinco facciones (Cordialidad, Erudición, Abnegación, Verdad y Osadía), donde todo aquel que cumple 16 años debe someterse a una prueba que sugiere a cuál grupo debería pertenecer, no habiendo posibilidad de arrepentimiento luego de tomada la decisión. Beatrice Prior (Shailene Woodley) es una de las chicas que debe someterse a este proceso  y, pese a que ha crecido en Abnegación, su elección es Osadía. En este grupo, junto con tener que pasar por duras pruebas de iniciación, deberá esconder que en verdad es una Divergente, es decir, alguien que no encaja en ninguna de las facciones y que, por ello, es perseguido persistentemente por las autoridades.

Productos inofensivos que no arriesgan nada, pero que desatan pasiones de miles de jóvenes alrededor del mundo. Eso es lo que rodea a los filmes que se extraen de bestsellers dirigidos a adolescentes, cuyo fenómeno se arrastra desde hace varios años y ya permite concluir que un papel fundamental en lo que resulte de esta clase de películas está dado por la decencia del material original. A priori, la ficción desplegada aquí llama la atención, en especial por el determinismo que tiene en el origen de la sociedad que retrata, pero en el saldo final su injerencia es tan secundaria que cualquier asomo de un tratamiento más jugado o personal queda completamente relegado.

DIVERGENT 02Es una dificultosa labor sentarse a ver estas más de dos horas de cinta y no sentirse abatido, a propósito de su ausencia de sorpresas y a su tendencia a no abandonar espacios de comodidad. La revelación más inesperada  del relato está ubicada al inicio, y nos quedamos esperando que cobre importancia pronto, pero dado que la película dilata en exceso todo, tal cosa no sucede. Lo que ocupa la mayoría del filme es un entrenamiento que protagonizan un grupo de aprendices bajo una rígida disciplina pseudomilitar, pasaje que se alarga sin pudor alguno y le proporciona un carácter desmesuradamente introductorio a la obra. Por otro lado, aunque existan descubrimientos importantes en el desarrollo, no están tratados de manera tal que signifiquen una novedad.

Uno de los principales problemas de estas realizaciones es que apenas rasguñan las superficies de las problemáticas sociales que exploran, y que son demasiado cuidadosas en explicarlo todo, aunque eso perjudique su ritmo. Tales rasgos son distinguibles en “Divergente”: no se salta ni un punto ni una coma de un molde que se ha comprobado que funciona al menos con cierta parte de la galería. Al final, lo que simboliza esta cinta es la idea del por qué arriesgar cuando puedes replicar lo que otros ya han hecho con buenos resultados.

El rígido esquema de este tipo de producciones deja sin mucho margen de acción incluso a actorazos como Kate Winslet y Philip Seymour Hoffman, y sometidos al piloto automático a directores que inspiran cierto respeto como Bill Condon, Andrew Niccol o ahora Neil Burger. Lo que más luce en este caso es el intento por acercarse a la saga liderada por Jennifer Lawrence, que a pesar de lo infructuoso de sus esfuerzos, queda el interés de un personaje femenino peculiar y la cumplidora actuación de Shailene Woodley, lo que a la postre es el pilar que permite que el relato no decaiga hasta niveles reprobables.

“Divergente” se ubica justa en la mitad entre “The Hunger Games” y “The Host” (2013); justo en la mitad entre lo catastrófico y lo notable. Es un primer capítulo que peca de ser excesivamente introductorio y no justifica por ningún lado sus casi dos horas y media de extensión, pero que es conducido con el pulso para no desmoronarse. De lo que no quedan dudas es que, para pasarlo realmente bien con una película así, hay que ser un total fanático de las cintas basadas en bestsellers adolescentes, de estos moldes, de estas convenciones, de estas formas. Lo peor de este estreno es que subyace la idea de que esta moda cinematográfica llegará a la cartelera con cada vez más regularidad y cada vez menor ingenio.

Por Gonzalo Valdivia

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Mujercitas

Publicado

en

Mujercitas

2019 fue un gran año para el coming-of-age. “Good Boys” y especialmente “Booksmart” nos entregaron visiones nuevas sobre cómo representar la adolescencia y el paso a la adultez en el nuevo milenio. Sin embargo “Mujercitas” nos recuerda que las clásicas historias sobre romance pueden seguir vigentes, y que son clásicos por una razón. Greta Gerwig adapta y actualiza la historia de las hermanas March (y hasta cierto punto la historia de su creadora, Louisa May Alcott) y nos entrega una bella historia sobre amor –tanto romántico como fraternal–, dolor y crecimiento.

“Mujercitas” cuenta la historia de las hermanas March, Meg (Emma Watson), Jo (Saoirse Ronan), Beth (Eliza Scanlen) y Amy (Florence Pugh), principalmente desde la perspectiva de Jo. Las seguimos a través de su adolescencia y su paso a la adultez a fines de la Guerra Civil norteamericana, sus aventuras, sufrimientos y amores, profundizando especialmente en su relación con sus vecinos, Theodore Laurence (Timothée Chalamet) y su abuelo (Chris Cooper).

Es difícil explicar la trama de la película sin entrar en simplificaciones que flaco favor le harían, ya que, si bien se podría decir que “Mujercitas” trata sobre la relación entre Jo March y Theodore Laurence, la verdad es que la película habla sobre mucho más. Greta Gerwig, en su magistral sensibilidad, se asegura de mantener a sus personajes interesantes tanto en los momentos más dramáticos, como en las situaciones más nimias, haciendo que la cotidianeidad de las hermanas (verlas desayunando, jugando, entre otras cosas) adquiera relevancia y profundidad. Cada momento cuenta, cada momento nos dice algo sobre la familia, el amor y la bondad. Esto, a pesar de que los personajes a veces se pueden sentir un poco cliché.

Cada hermana es un poco arquetípica dentro del mundo de novela romántica de fines del siglo XIX. Jo es la niña tomboy con pretensiones artísticas, que se rehúsa a pensar en romance; Meg es la hermana mayor, bondadosa y romántica; Amy es la menor, celosa e inmadura; y Beth es la más balanceada, sensata y con un profundo sentido moral. Es incluso posible hacer un paralelo directo con las hermanas Bennet de la novela “Orgullo y Prejuicio” y sus posteriores adaptaciones, lo que hace que a ratos sintamos que ya hemos visto a estos personajes.

Afortunadamente, gracias a un guion que nos permite conocer a las cuatro hermanas en profundidad, viéndolas crecer y evolucionar como personajes, y también a las brillantes actuaciones de todo el elenco, los personajes logran escapar del cliché y se transforman en personas de carne y hueso. Sus acciones son comprensibles y sus reacciones se sienten honestas, particularmente por la sutileza de las interpretaciones. Los momentos más dramáticos son tratados actoralmente de manera elegante y contenida, entregando una ventana mucho más potente a la interioridad de los personajes.

Entrando en un aspecto técnico, la película es impecable. El uso del encuadre y la iluminación a menudo adquieren un gran protagonismo, generando atmósferas y sensaciones que reflejan también el estado de los personajes. Los colores cálidos y los rayos de luz que Greta Gerwig usa para retratar la adolescencia de las hermanas March genera una atmósfera de ensueño, lo que, sumado a una puesta en escena teatral, se siente casi como un cuento de hadas. En contraste, la adultez es retratada en colores fríos y apagados, reflejando la melancolía de los personajes, utilizando además un lenguaje más naturalista en la puesta en cámara. Esto, en conjunto con una hermosa banda sonora, hace que la película sea una montaña rusa de emociones.

“Mujercitas” es una película sumamente especial y llena de gracia, es una historia bellísima y atemporal, es tanto estudio de personaje como melodrama de época y al final (discutible si lo logra o no) se aventura en un ejercicio metalingüístico sobre el arte de narrar. Es una película ambiciosa que, a pesar de centrarse en algunos temas que podrían considerarse anticuados, entrega profundas reflexiones sobre el amor, la familia y el espacio que la feminidad ocupa en la sociedad, temáticas siempre contingentes. En casi todo aspecto, “Mujercitas” es un triunfo narrativo y cinematográfico.


Título Original: Little Women

Director: Greta Gerwig

Duración: 135 minutos

Año: 2019

Reparto: Saoirse Ronan, Timothée Chalamet, Emma Watson, Florence Pugh, Eliza Scanlen, Laura Dern, Meryl Streep, James Norton, Louis Garrel, Bob Odenkirk, Chris Cooper, Tracy Letts


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Deceiver Deceiver
DiscosHace 2 meses

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 2 meses

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 2 meses

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 2 meses

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 2 meses

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 2 meses

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Railer Railer
DiscosHace 2 meses

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 2 meses

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 2 meses

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Metronomy Forever Metronomy Forever
DiscosHace 2 meses

Metronomy – “Metronomy Forever”

Ha pasado más de una década desde el clásico de Metronomy, “Nights Out” (2008), material que los estableció como parte...

Publicidad
Publicidad

Más vistas