Conéctate a nuestras redes

Cine

Día de la Independencia: Contraataque

Publicado

en

Las desaforadas fantasías de Roland Emmerich han azolado muchas veces al mundo en las últimas décadas, pero jamás equiparando el recuerdo de “Independence Day”, esa película que medio mundo fue a ver hace 20 años y que ha contado con eterna circulación en el cable. Un representante del buen cine chatarra difícil de dejar en el olvido y que se niega a reposar en la nostalgia. Todos los hits del siglo pasado están volviendo, y la cumbre del cine de catástrofes de los 90 no quiso restarse de la fiesta. Aunque, claro, lo hace sin su principal estrella, Will Smith.

INDEPENDENCE DAY RESURGENCE 01En un paralelismo con la realidad, han pasado exactos dos decenios desde que los alienígenas invadieron la Tierra. Los países han dejado a un costado sus diferencias para reconstruir el mundo y blindarse ante un eventual nuevo ataque, desarrollando avances con la tecnología extraterrestre. Un misterioso descubrimiento lleva a David Levinson (Jeff Goldblum) hasta donde el líder de una comunidad africana (Deobia Oparei), quien ya ha solicitado la presencia de una vieja conocida del experto, la autora Catherine Marceaux (Charlotte Gainsbourg). Por otro lado, el ex presidente Thomas Whitmore (Bill Pullman) tiene pesadillas con los alienígenas y asegura que preparan su regreso, alertando a su hija (Maika Monroe) e incluso a la misma mandataria estadounidense (Sela Ward). Sus temores se concretan y el mundo deberá afrontar otra invasión, una incluso más grande que la anterior, para lo que deberá contar con la mayor de las ayudas de jóvenes como Jake Morrison (Liam Hemsworth) y Dylan Hiller (Jessie Usher), el hijo del desaparecido capitán que salvó a la humanidad hace 20 años.

Apestada de personajes, con una vocación inacabable de brincar de un frente a otro, y envuelta de subtramas que no conducen a nada demasiado sustancial, “Día de la Independencia: Contraataque” es, en el mejor de los casos, una puesta al día de la moral noventera; claramente, no sabe igual a nada que hayamos visto en cines en el último tiempo, punto a favor que puede tener su raíz en que el realizador es el mismo de la original y en que se trata de un cineasta que goza comandando relatos desvergonzados y directos, de enorme potencial destructor.

INDEPENDENCE DAY RESURGENCE 02Fuera de todo gesto promisorio, todo el primer acto de la película es un indolente ejercicio de poner al día al espectador, que conlleva revelar en qué están los personajes de Goldblum, Pullman y el resto, e insertar un puñado de caras nuevas, y que implica, por supuesto, contar muy por encima el destino que tuvo el capitán Steven Hiller, interpretado por Will Smith. Definitivamente, hay poco de entusiasmo desde la dirección en ese inicio; una mixtura de incógnitas, romances y viejas rencillas que, más allá de no cuajar, dejan frío. Lo más interesante es también lo más obvio: se sugiere que algo catastrófico está por llegar (de nuevo), asaltando únicamente la duda de cuán grande y poderoso será ahora.

Así es como el desmadre de efectos visuales no demora en presentarse y ahí el director alemán ofrece su conocida batería de recursos. Emmerich no es un tipo de bellos pincelazos, pero de cuando en cuando se acuerda que esto no se trata de destruir por destruir, y ubica su lente en batallas mínimas: en la mujer que es salvada con su hijo recién nacido o en el hombre que intenta escapar de la ola con su barco.

INDEPENDENCE DAY RESURGENCE 03Cargando con que es poco fluido cómo se intercalan explicaciones y diálogos acartonados con la acción propiamente tal, existe un cuidado en la manera de tratar la progresiva destrucción del planeta. El alemán juega, se relame haciendo y deshaciendo. Aunque el guión es blandísimo y los actores están condenados a decir sinsentidos, el director demuestra su comodidad con el material y, por fortuna –pese a lo tentador que asoma que el nuevo ataque sea “igual que antes pero más grande”–, no enloquece con las posibilidades técnicas de este siglo y guarda lo mejor para el final. Y si hay algo que atenta contra el vigor de esas escenas, es sobre todo un montaje poco limpio, que interrumpe y corta la emoción en vez de ser un facilitador de la narrativa.

Como cualquier blockbuster tontorrón que no quiere desfallecer en el intento, la película cuenta con una porción de autoconocimiento y humor básico. El gran Jeff Goldblum es la mejor expresión de eso. Jamás displicente, le otorga un matiz de conocer cabalmente qué debe hacer y qué dimensión tiene esta cinta. Que es cine para devorar y devolver con rapidez, pero que hay que ponerle empeño. Si el filme se sostiene antes de que la acción estalle de nuevo, es probablemente porque hay mucho de esa diversión, sin culpa ni tapujos. Otra contribución saludable en ese sentido la proporciona el doctor Okun (Brent Spiner), que despierta de un coma y se dedica a hacer tantas genialidades como INDEPENDENCE DAY RESURGENCE 04ridiculeces en medio de lo que podría ser la extinción de la raza humana. Si el guión tuviera algo más de inteligencia, quizá lo mismo se podría haber dicho del que interpreta Charlotte Gainsbourg, que parte monocorde y va desvaneciéndose hasta desaparecer.

A la larga, el principal problema para una película de acción como esta traspasa en que todos los personajes den bastante lo mismo (salvo los antiguos, que si nos resultan relevantes es por lo que hicieron antes). Esto tiene que ver, en especial, con la decisión de fragmentar el enfoque en múltiples personajes, y así, en vez de construir unos cuantos héroes que nos importen y hagan soportable cualquier dosis de patriotismo y superficialidad, todo se disgrega y se colma de muchos elementos sustituibles. Hay momentos –el uso del bus escolar merece mención–, su parte final es de efectiva entretención –superior al remate de, por ejemplo, “Batman v Superman: Dawn Of Justice”–, y Goldblum le suma mucho, pero esta secuela es con seguridad incluso más prescindible e irrelevante que la primera. Igual de claro que de todas formas sea una de las mejores cintas de Emmerich.

Por Gonzalo Valdivia

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Artículos Cine

Primer trailer de “Three Thousand Years Of Longing”, la nueva película de George Miller

Publicado

en

Si bien todos los ojos están puestos en la próxima entrega de la saga Mad Max, la película “Furiosa” aún sin fecha de estreno, el director George Miller se prepara a estrenar su próxima realización luego de “Mad Max: Fury Road” (2015) con “Three Thousand Years Of Longing” (2022), película que llegará a los cines en agosto de este año y que hoy presenta su trailer oficial para que lo veas al final de esta nota.

La cinta es una adaptación de la historia corta “The Djinn In The Nightingale’s Eye” de A.S. Byatt, tratándose sobre la Dra. Alithea Binnie (Tilda Swinton) y su encuentro con un Genio (Idris Elba), que le ofrece tres deseos a cambio de su libertad. Esto presenta dos problemas: en primer lugar, duda de que él sea real y, en segundo lugar, como es una estudiosa de la historia y la mitología, conoce todos los cuentos de advertencia de los deseos que salen mal. Eventualmente, ella se deja engañar y pide un deseo que los sorprende a ambos.

Mira el trailer a continuación:

Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Zeal & Ardor Zeal & Ardor
DiscosHace 3 días

Zeal & Ardor – “Zeal & Ardor”

La banda suiza Zeal & Ardor nació en 2013 como un proyecto solista del músico suizo-estadounidense Manuel Gagneux, pero no...

THE UNRAVELING OF PUPTHEBAND THE UNRAVELING OF PUPTHEBAND
DiscosHace 4 días

PUP – “THE UNRAVELING OF PUPTHEBAND”

A tres años del excelente “Morbid Stuff” (2019), la banda canadiense PUP se aventura en su cuarto larga duración con...

Bronco Bronco
DiscosHace 1 semana

Orville Peck – “Bronco”

Desde su aparición con “Pony” (2019), la misteriosa imagen de Orville Peck colmó las miradas de medios y fanáticos, y...

Chloë And The Next 20th Century Chloë And The Next 20th Century
DiscosHace 2 semanas

Father John Misty – “Chloë And The Next 20th Century”

El juego de las expectativas es cruel porque pone la carga de la espera y del tiempo en miras a...

Jodeki Jodeki
DiscosHace 2 semanas

tricot – “Jodeki”

Como pocos lugares en el mundo, Japón cuenta con la capacidad de sostenerse sobre su propia industria cultural. Es esta...

Where Myth Becomes Memory Where Myth Becomes Memory
DiscosHace 3 semanas

Rolo Tomassi – “Where Myth Becomes Memory”

La capacidad para habitar terrenos sonoros dispares es una de las primeras características que relucen en “Where Myth Becomes Memory”...

Together Together
DiscosHace 4 semanas

Duster – “Together”

Los herméticos exponentes del slowcore regresan con “Together”, un sorpresivo nuevo disco a sólo tres años después de su regreso...

Fear Of The Dawn Fear Of The Dawn
DiscosHace 4 semanas

Jack White – “Fear Of The Dawn”

Cuando se terminó The White Stripes, fue por una razón en específico: preservar lo bello y especial de la banda,...

Messa Close Messa Close
DiscosHace 1 mes

Messa – “Close”

¿Cómo romper la monotonía dentro de subgéneros musicales que se caracterizan justamente por ese atributo? Si, por ejemplo, hablamos de...

LABYRINTHITIS LABYRINTHITIS
DiscosHace 1 mes

Destroyer – “LABYRINTHITIS”

Abordar la carrera de Dan Bejar, al menos en lo que respecta a Destroyer, se hace complicado por varias razones....

Publicidad
Publicidad

Más vistas