Conéctate a nuestras redes

Cine

Despúes de la Tierra

Publicado

en

El vapuleado M. Night Shyamalan vuelve a las salas de cine tras tres años de silencio, luego de que la desastrosa “El Último Maestro del Aire” (“The Last Airbender”, 2010) hundiera su carrera hasta lo más bajo, haciendo olvidar al gran público que el mismo director que dio vida al peor blockbuster de 2010, también fue el autor de memorables cintas como “The Sixth Sense” (“Sexto Sentido”, 1999) y “Unbreakable” (“El Protegido”, 2000). Existe una suerte de fijación con el cineasta de origen hindú; una competencia entre quién es el que lanza el juicio más lapidario ante el estreno de una nueva obra de Shyamalan. Lo cierto es que, con todo y las malas intenciones, las críticas suelen estar justificadas ante el bajón de un cineasta que partió como un interesante autor, y ha terminado como un realizador genérico y mediocre. “Después de la Tierra”, el décimo largometraje del realizador, ya ha cosechado puntuaciones deplorables en sus primeras semanas de estreno, confirmando el ensañamiento que existe contra el cineasta, pero hay que ser justos, porque gran parte de estos ataques son injustificados. Esta vez, por lo menos, estamos ante una película que entretiene y cumple su cometido, sin ser ninguna maravilla y continuando en el terreno de lo genérico, “Después de la Tierra” se enmarca como lo mejor que ha filmado Shyamalan en la última década.

En un futuro remoto, un cataclismo obliga a los terrícolas a abandonar el planeta para buscar un nuevo hogar en el Sistema Solar. Nova Prime es el planeta que refugia a los humanos, víctimas de la invasión de una raza alienígena, cuya principal arma contra los hombres son las criaturas conocidas como “Ursa”, bestias capaces de rastrear a los hombres percibiendo sus miedos. Cypher Raige (Will Smith) es el general que hizo frente a los invasores y llevó a la humanidad a la victoria, sufriendo la pérdida de su hija mayor. Este episodio fue el que marcó a Kitai Raige (Jaden Smith), hijo de Cypher y testigo de la muerte de su hermana, quien da forma a sus miedos en los Ursa, jugando en contra de sus deseos de convertirse en intrépido soldado y ganarse el respeto de su padre, quien lo ve como una decepción. Es así como AFTER EARTH 02Kitai se une a Cypher en su última misión, la cual se ve frustrada debido a una lluvia de meteoritos que termina por estrellar la nave en el planeta Tierra, lugar en donde todas las formas de vida han evolucionado para acabar con los hombres. Con su padre herido, Kitai debe ser el que los salve de una muerte segura, enfrentándose a cada uno de los peligros que le deparan en este viaje que lo pondrá frente a frente con sus peores pesadillas.

Este relato de ciencia ficción, escrito por el propio Will Smith y guionizado por Shyamalan, trabaja bajo el esquema clásico de “el viaje del héroe”, donde el protagonista realiza un viaje, literalmente, el cual lo llevará a superar su propios límites y solucionar sus conflictos internos. Historias como estas hay miles, y la que nos ocupa cumple con cada una de sus reglas. Es genérica, claro, pero lo suficientemente entretenida y correcta para salvarse de la quema. La gracia radica en los detalles “marca Shyamalan” que se cuelan entre el mar de clichés. En cuanto a la forma, es donde podemos apreciar los mejores momentos del cineasta. Interesante es el empleo de la cámara subjetiva y los fuera de campo en algunas secuencias, dando vida a los instantes más tensos de la cinta, esos que recuerdan al director que, en su momento, AFTER EARTH 03redefinió el género del terror. Así, también, la historia y la metáfora que encierra se ve potenciada por los tópicos que maneja el realizador, destacando su obsesión con el agua, que en esta ocasión funciona como espacio para revelaciones y epifanías.

“Después de la Tierra” es un filme de aventuras y acción por sobre todas las cosas, y ahí es donde se encuentra su principal falla, ya que la promesa de un planeta infestado de criaturas dispuestas a acabar con el joven Kitai, se ve reducida a un par de secuencias de persecución que se resuelven sin mayores obstáculos para el protagonista. Por el contrario, los momentos donde prima el silencio y la sensación de encierro, consiguen transmitir la desesperación y desolación del personaje. Por este motivo el ritmo es irregular, y el hecho de que la historia sea tan tópica no ayuda para nada al desarrollo del relato. Puede que la promesa no cumplida sea la causante de esta nueva decepción de Shyamalan, pero volver a sentir la tensión e intranquilidad que provocaba en su mejor época, aunque sea en escasos pasajes de la película, se agradece mucho.

En cuanto a las actuaciones, el peso de la cinta cae sobre la dupla Smith, siendo Jaden el protagonista en la acción y su padre el guía en su aventura. Smith hijo realiza un trabajo correcto frente a la cámara, transmitiendo el miedo traumatizante que envuelve a su personaje. Por su parte, Will Smith trabaja en un segundo plano como el inmutable soldado que debe mantenerse firme ante los miedos de su hijo y los suyos propios. Están claras las intenciones de Smith para con su hijo, produciendo un filme que realza su carrera como joven estrella de Hollywood y que funciona más allá de este tipo de pretensiones, ya que Jaden Smith se mueve con seguridad durante todo el metraje y consigue desarrollar su personaje en perfecta armonía con el desarrollo de la trama.

“Después de la Tierra” no es el horror que muchos han querido anunciar, es sólo una película entretenida y correcta, que deja pequeños espacios para que un cineasta en busca de la redención consigo mismo y con el público, pueda demostrar que la magia que cautivó al mundo a fines de los noventa se mantiene viva y a la espera de encausar su camino.

Por Sebastián Zumelzu

Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

Responder

Comentarios

Top Gun: Maverick

Publicado

en

Top Gun: Maverick

La última de una larga seguidilla de reboots, secuelas y remakes de películas clásicas de la década del 80, “Top Gun: Maverick” de primeras cumple con su cometido. Es una perfecta secuela de “Top Gun” (1986), que, si bien cae en muchos de los mismos vicios, también la actualiza para las nuevas audiencias sin perder el núcleo que hace recordar a la original.

La historia empieza cuando Maverick (Tom Cruise) es enviado, a petición del almirante Iceman (Val Kilmer), su antiguo compañero, a volver a la academia Top Gun a entrenar a un equipo de egresados para una peligrosa misión. Sin embargo, en el grupo de pilotos se encuentra Rooster (Miles Teller), hijo de Goose, viejo amigo de Maverick que falleció mientras ambos estudiaban en la misma academia. Maverick tendrá entonces que enfrentarse a su pasado para poder entrenar al hijo de su amigo y poder cumplir la peligrosa misión que les ha sido encomendada.

Desde el primer momento “Top Gun: Maverick” deja sumamente claro que, más que contar una historia terriblemente original, lo que busca es de alguna forma transportar al espectador al mundo de la primera película. Esto la lleva a caer en varios de los mismos vicios. De hecho, casi se siente como si fuera la misma película, pero todo un poco más exagerado. Los personajes son inverosímiles, la forma de Maverick de relacionarse con el mundo se siente superficial y maqueteada, todo está diseñado para que cada momento nos recuerde lo talentoso e intrépido que es el personaje. Incluso los momentos más interesantes desde un punto de vista narrativo y que son el núcleo emocional de la película, es decir, la relación entre Maverick y Rooster, se ven sofocados en un mar de nimiedades estilísticas.

La peor de estas nimiedades es la trama romántica entre Maverick y Penny (Jennifer Connelly), con un romance bastante parecido al de la primera cinta, e igual de innecesario, ya que Penny lamentablemente no tiene una personalidad ni un objetivo, más allá de ser el interés romántico del protagonista. Lo anterior se siente casi como si hubieran metido al personaje sólo para mantener la misma estructura que la primera película, y porque Penny es una referencia a una línea de la misma.

Sin embargo, y a pesar de todos sus problemas narrativos, los momentos en que la “Top Gun: Maverick” brilla, realmente lo consigue. Las secuencias de vuelo, al igual que la de 1986, son dinámicas, entretenidas y tensas, pese a la falta de peso emocional que puedan tener, ya que durante las escenas de entrenamiento no se siente que los personajes tengan realmente mucho que perder. Son espectáculo puro y, al poner la cámara al interior de las cabinas de los F-18 que pilotean los personajes, se genera una experiencia sumamente inmersiva, emocionante y frenética. Esto se da particularmente en el último tercio, cuando a todo esto se suma el peso del combate real, generando una tensión que mantiene al borde del asiento a punta de velocidad y vértigo, a pesar de que los personajes no sean particularmente queribles.

Visualmente la película se cae un poco. Sufre del look genérico que tantas cintas de acción actuales tienen, donde no hay una dirección y estilo reconocible, fuera de que todo sea fácil de leer visualmente para que la acción en pantalla se entienda. Hay muchos guiños visuales a la primera película, pero esto sólo genera que, en el contraste con su antecesora, “Top Gun: Maverick” se sienta mucho más plana y genérica. Y aquello tiene sentido, puesto que esta no es una película de visión autoral, sino que un producto de nostalgia.

Y a eso se reduce de alguna forma “Top Gun: Maverick”, demostrando que es posible tomar una película muy propia de su época para actualizarla de forma exitosa. Sin embargo, no se siente como una sucia estrategia de marketing para ganar dinero, sino que como algo originado de un verdadero cariño y una real pasión por el cine de acción, por el estilo de películas que se hacía en esa época y que ha ido desapareciendo con el tiempo. Si bien no es una gran película, “Top Gun: Maverick” cumple con creces su objetivo de mantener vivo el espíritu de esa era, para bien o para mal.


Título Original: Top Gun: Maverick

Director: Joseph Kosinski

Duración: 131 minutos

Año: 2022

Reparto: Tom Cruise, Miles Teller, Jennifer Connelly, Jon Hamm, Glen Powell, Ed Harris, Val Kilmer, Lewis Pullman, Charles Parnell, Bashir Salahuddin, Monica Barbaro, Jay Ellis, Danny Ramirez


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

The Long Road North The Long Road North
DiscosHace 15 horas

Cult Of Luna – “The Long Road North”

El sonido avasallador de Cult Of Luna es un titán que los suecos llevan alimentando durante más de dos décadas,...

Zeal & Ardor Zeal & Ardor
DiscosHace 7 días

Zeal & Ardor – “Zeal & Ardor”

La banda suiza Zeal & Ardor nació en 2013 como un proyecto solista del músico suizo-estadounidense Manuel Gagneux, pero no...

THE UNRAVELING OF PUPTHEBAND THE UNRAVELING OF PUPTHEBAND
DiscosHace 1 semana

PUP – “THE UNRAVELING OF PUPTHEBAND”

A tres años del excelente “Morbid Stuff” (2019), la banda canadiense PUP se aventura en su cuarto larga duración con...

Bronco Bronco
DiscosHace 2 semanas

Orville Peck – “Bronco”

Desde su aparición con “Pony” (2019), la misteriosa imagen de Orville Peck colmó las miradas de medios y fanáticos, y...

Chloë And The Next 20th Century Chloë And The Next 20th Century
DiscosHace 2 semanas

Father John Misty – “Chloë And The Next 20th Century”

El juego de las expectativas es cruel porque pone la carga de la espera y del tiempo en miras a...

Jodeki Jodeki
DiscosHace 3 semanas

tricot – “Jodeki”

Como pocos lugares en el mundo, Japón cuenta con la capacidad de sostenerse sobre su propia industria cultural. Es esta...

Where Myth Becomes Memory Where Myth Becomes Memory
DiscosHace 3 semanas

Rolo Tomassi – “Where Myth Becomes Memory”

La capacidad para habitar terrenos sonoros dispares es una de las primeras características que relucen en “Where Myth Becomes Memory”...

Together Together
DiscosHace 4 semanas

Duster – “Together”

Los herméticos exponentes del slowcore regresan con “Together”, un sorpresivo nuevo disco a sólo tres años después de su regreso...

Fear Of The Dawn Fear Of The Dawn
DiscosHace 4 semanas

Jack White – “Fear Of The Dawn”

Cuando se terminó The White Stripes, fue por una razón en específico: preservar lo bello y especial de la banda,...

Messa Close Messa Close
DiscosHace 1 mes

Messa – “Close”

¿Cómo romper la monotonía dentro de subgéneros musicales que se caracterizan justamente por ese atributo? Si, por ejemplo, hablamos de...

Publicidad
Publicidad

Más vistas