Conéctate a nuestras redes
Desearás al Hombre de Tu Hermana Desearás al Hombre de Tu Hermana

Cine

Desearás al Hombre de Tu Hermana

Publicado

en

Dicen que jamás se debe juzgar un libro por su portada. Si bien, la presentación de cualquier tipo de obras juega un rol fundamental –casi evolutiva– para ayudarnos a construir una primera impresión que de alguna forma nos prepare a lo que nos enfrentaremos, es definitivamente el interior, llámese contenido, finalidad o cómo y qué nos hace sentir, lo que prima. Ciertamente, el título de una obra reduce en una palabra o frase la esencia que se hace reconocible a través de su contenido. Y en las películas, varias cartas se juegan al denominar de una u otra manera la obra audiovisual. Realizando un ejercicio con lo anterior, al conocer el título de la cinta argentina que nos atañe, evidentemente se augura un mal pasar. Pero lo que no sabemos, es que nos enfrentaremos a un interior con cero contenido, irrisoriamente repugnante y francamente despreciable. Hay cintas que, para bien o para mal, marcan la vida, y “Desearás Al Hombre De Tu Hermana” ni siquiera debería describirse como una película: el término “bazofia” le queda mucho mejor.

Cuando en el casamiento de Lucía (Mónica Antonópulos) su hermana Ofelia (Carolina Ardohain) cruce miradas con Juan (Juan Sorini), el novio, los celos y la rivalidad histórica entre ellas renacerá, trayendo consigo un conflicto pasional mucho más antiguo de lo que recuerdan..

En la actualidad, podemos decir que hay ciertos límites para temas naturalmente delicados, los cuales se pueden tratar de forma especial (de venir al caso) para traspasar el contenido sin rozar en la perversión. La primera escena de “Desearás Al Hombre de Tu Hermana” muestra a dos niñas, las hermanas protagonistas, mientras una descubre la masturbación. Pero la pérdida de ‘inocencia’ es descubierta de una manera incómoda y frívola, pues le traspasa altos niveles de contenido sexual a menores que probablemente todavía no entienden qué estaban representando. Desde ese punto de partida –que de por sí genera repulsión al grado de querer retirarse de la sala– esta “cinta” es una construcción que pretende ser sensual y jugar con los márgenes entre lo prohibido y el soft porn. Pero más pronto que tarde atraviesa el umbral para convertirse en un culebrón que intenta copiar el estilo del cine B setentero con una deplorable historia acerca de traiciones, infidelidades y amor rancio.

Ni siquiera el tema de la liberación femenina, que debió ser uno de los sostenedores del “filme” –y que incluso podría haber levantado ciertos aspectos– logra acaparar su relevancia, pues es dejado de lado hacia una chabacanería del peor grado. Porque esta producción, increíblemente basada en una novela, no es provocativa como “Fifty Shades Of Grey” (2015), la única que nos sirve para compararla hoy, tanto en contenido como resultado. Y la película de Hollywood es en todos aspectos mejor. Impensado.

Con una (des)composición sacada de esas novelas de romance ecuestre –con portadas que muestran una mujer con el viento al aire y ropa ligera, dándole la espalda a un hombre varonil, mientras un caballo mira de cerca– y toques de la cultura de los 70, esta propuesta tiene bajo su alero representaciones paupérrimas tanto en el papel como actorales, con un guion terrible y absurdo, y protagonismos que rayan en la insensatez interpretativa. Realmente, es un espectáculo deplorable.

En general, incluso en producciones flojas hay pequeños atributos que se pueden rescatar positivamente, pero cuando nos enfrentamos a un bodrio audiovisual de hora y media de pésima dirección, gusto, vulgaridad y plot twists extremadamente ridículos –que ni siquiera alcanzan a pertenecer al grupo de las películas “tan malas que son buenas”– realmente no hay mucho que hacer. Y, es más: después de tamaño calvario, ¿finalizar como comedia? No, no estamos para sandeces.


Título Original: Desearás al Hombre de Tu HermanaDesearás al Hombre de Tu Hermana

Director: Diego Kaplan

Duración: 90 minutos

Año: 2017

Reparto: Carolina Ardohaín, Juan Sorini, Mónica Antonópulos, Andrea Frigerio, Guilherme Winter

 


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Judy

Publicado

en

Judy

El género del biopic tiene un montón de vicios difíciles de esquivar. A menudo intentan abarcar casi una vida completa, lo que hace difícil profundizar realmente en los personajes; otras veces simplemente se apoyan demasiado en el cariño que la audiencia le tiene a sus protagonistas y terminan transformándose en monumentos a sus figuras más que en historias que se valgan por sí mismas. “Judy”, dirigida por Rupert Goold, evita caer en la primera trampa e intenta esquivar la segunda, pero termina apoyándose demasiado en el peso de la figura que busca retratar, en desmedro de la historia.

La película sigue a Judy Garland (Renée Zellweger) mientras intenta revivir su carrera artística durante una serie de espectáculos en Londres a fines de los años 60. En paralelo, debe lidiar con su depresión, alcoholismo y el escrutinio público que trae un complicado y conflictivo juicio por la tutela de sus hijos pequeños. Esto es intercalado con escenas de su juventud como una estrella de cine y televisión, bajo el cruel cuidado de Louis B. Mayer (Richard Cordery).

A pesar de centrarse en un evento muy específico en la vida de la cantante, el film no alcanza a profundizar lo suficiente en su viaje. Judy Garland está poco construida como personaje, donde sus deseos y necesidades no son explorados lo suficiente y, aunque es bastante claro que su mayor meta es obtener custodia de sus hijos pequeños, su viaje interno no se relaciona con el conflicto que vemos en pantalla. Esto lleva a que la película no tenga un foco ni un estilo narrativo claro. A veces se siente como una historia perfectamente tradicional sobre una protagonista intentando sobreponerse a una serie de obstáculos para lograr su objetivo, y otras se siente como una historia menos estructurada, como una serie de viñetas en la vida cotidiana de una artista en el ocaso de su carrera, pero que no se compromete con ninguno de los dos estilos.

Por otro lado, el uso de los flashbacks a la juventud de Judy Garland se siente algo forzado. Pareciera que la película busca retratar su niñez y adolescencia (más bien, la falta de ellas) como el origen de todos los problemas en su adultez, pero no hay una clara correlación narrativa entre ambos momentos. Además, hay varios elementos y situaciones de estos flashbacks que son lamentablemente muy poco explorados, especialmente la clara implicación de que Louis B. Mayer habría abusado sexualmente de ella durante su juventud. El film toma todos estos elementos y pareciera que todo va a llevar a una reflexión sobre los efectos que la fama puede tener en la vida de una persona, pero hacia el desenlace la película se contradice y termina con un final sumamente cursi y gratuito, que temáticamente no dice nada sobre la artista ni sobre la industria. Es un cierre que no entrega nada y busca sólo apelar al cariño que el público le tiene a su figura.

Se siente como si la historia narrada fuera una simple excusa para tener a Renée Zellweger como Judy Garland, y tiene algo de sentido, puesto que su actuación es por mucho lo más rescatable de la película. No sólo es una interpretación muy emocional, sino también muy física. Tanto su postura como sus movimientos dentro y fuera del escenario se sienten excéntricos, pero a la vez espontáneos y naturales, entregando a su personaje una identidad visual muy particular. Es interesante simplemente mirarla caminando, maquillándose y bailando. Lamentablemente, el resto de los personajes son absolutamente olvidables, y se percibe como si estuvieran ahí sólo para que la protagonista tenga gente con quien interactuar, al igual que todos los otros elementos narrativos en el film.

Así, a pesar de tomar la decisión correcta de centrarse en un evento específico en la vida de una artista, “Judy”, al igual que tantas otras biopics, cae en la trampa de apoyarse demasiado en el impacto cultural de la artista que retrata, y no intenta contar una historia interesante narrativa ni temáticamente. Esto es algo que podría funcionar para fans acérrimos de la artista, pero para una audiencia menos familiarizada, “Judy” no tiene nada que ofrecer.


Título Original: Judy

Director: Rupert Goold

Duración: 118 minutos

Año: 2019

Reparto: Renée Zellweger, Rufus Sewell, Finn Wittrock, Michael Gambon, Jessie Buckley, Bella Ramsey, John Dagleish, Gemma Leah Devereux, Gaia Weiss, Andy Nyman, Fenella Woolgar


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

There Is No Year There Is No Year
DiscosHace 2 días

Algiers – “There Is No Year”

Algiers es una banda que logró algo de notoriedad en los circuitos alternativos durante 2017 gracias al lanzamiento de su...

Deceiver Deceiver
DiscosHace 2 meses

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 2 meses

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 2 meses

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 2 meses

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 2 meses

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 2 meses

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Railer Railer
DiscosHace 2 meses

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 2 meses

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 2 meses

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Publicidad
Publicidad

Más vistas