Conéctate a nuestras redes

Cine

Dallas Buyers Club

Publicado

en

El tema que decidieron darle a la recién pasada ceremonia de los Oscar, buscaba conmemorar a los héroes de las películas: Superhéroes, antihéroes o simples líderes, pequeños o grandes, que marcaron una diferencia para alguien o para algo. Parece adecuado entonces que las dos interpretaciones masculinas que se llevaron el galardón fueran las de Matthew McConaughey y Jared Leto, que en “Dallas Buyers Club” interpretan justamente eso, dos personas simples haciendo una gran diferencia para una comunidad entera.

DALLAS BUYERS CLUB 01Ron Woodroof (Matthew McConaughey) es un vaquero de rodeo texano drogadicto y homofóbico en el Dallas de 1985. Cuando una de sus numerosas conquistas le contagia VIH y recibe el diagnóstico, sabemos que estas son malas noticias para Ron, pero no simplemente por el hecho de que le anunciaron que le quedan 30 días de vida. Para el hombre, el sida es una enfermedad de homosexuales y él se rehúsa a estar asociado con ella. Cuando su salud empieza a deteriorarse, se alía con Rayon (Jared Leto), un paciente travesti con quien empieza a contrabandear fármacos ilegales en Estados Unidos, que ayudan a aliviar la enfermedad. Juntos crean un club en el que distribuyen la medicina a sus miembros, otros pacientes con VIH.

Las películas que abordan el tema del Sida suelen hacerlo con sutileza, como resguardándose ante una cuestión que incluso el día de hoy es tabú, con miedo de representarlo incorrectamente o de ofender involuntariamente. Esta temática suele ser relegada a cintas de corte independiente y estar ligada exclusivamente a personajes homosexuales. El camino que toma “Dallas Buyers Club” al respecto no difiere considerablemente de este patrón, pero se enfoca más en la universalidad de la lucha del protagonista, que en la comunidad que representa, presentándola de manera justa y sin emitir juicios sobre ella.

DALLAS BUYERS CLUB 03Lo más rescatable de “Dallas Buyers Club”, y lo que generó el interés inicial que la llevó lo lejos que ha llegado, son las actuaciones principales. McConaughey –desde que decidió hace poco más de un año empezar a exigirse como actor- hizo noticia por perder casi veinte kilos para interpretar el papel del moribundo texano, y Jared Leto también consiguió su buena parte de cobertura por la “transformación” que supone la interpretación de su personaje, pero estas actuaciones van más allá del mero cambio físico. Ambos trascienden los estereotipos en los que fácilmente pudiesen haber caído y enriquecen cada momento que comparten en pantalla. Ninguno niega los defectos de sus dañados personajes, McConaughey abrazando la ignorancia de Ron; Leto abarcando la testarudez de Rayon. Ver las interacciones de ambos, forzando la tolerancia mutua, empezando a agradarse y aprendiendo el uno del otro, forman los mejores momentos de la cinta.

Dicho esto, se siente como si McConaughey y Leto fuesen los únicos factores levantando la película. Es una gran historia aquella que busca contar “Dallas Buyers Club”, pero el problema es que los principales involucrados están operando a niveles muy dispares. Los actores mencionados (el resto no juega un papel predominante, con Jennifer Garner sintiéndose especialmente desperdiciada) están en plena forma y la dirección de Jean-Marc Vallée es lo suficientemente perspicaz como para optar por no lucirse y dejarlos hacer lo suyo, pero el guión parece traicionar a unos interpretes obligados a obedecerlo. Es plano y convencional, e incluye todas las escenas que se esperaría encontrar en una película como esta. Una historia así no necesita ser impredecible, pero cada escena está construida de DALLAS BUYERS CLUB 02forma tan poco sutil, que se dibuja muy claramente lo que se quiere obtener de ellas, y el orden en que suceden hace que la película sea carente de cualquier giro o sorpresa, llevándonos por el camino que sabemos que tomará. Para impedir que esto aburra, la propuesta de montaje es ágil y avanza con rapidez, pero más que agilizar la acción y acentuar el paso del tiempo, pareciera desdeñar los sucesos que se están contando y desproveerlos de relevancia.

El resto de los personajes son unidimensionales y no inciden mayormente en el desarrollo de la historia, desde los numerosos pero nunca amenazantes antagonistas, pasando por la pobre doctora de Garner como aliada solitaria, hasta una comunidad de enfermos con tan poco carácter e ímpetu, que hacen que la lucha del protagonista se sienta menos significativa de lo que es. Todos estos aspectos se vuelven especialmente molestos cuando se contrastan con el nivel en el que está trabajando la dupla principal, que se queda corta con el material que la rodea.

DALLAS BUYERS CLUB 04Aún así, se agradece que, por todas sus fallas, Vallée no juzgue a sus personajes y que, asimismo, no los enaltezca por sus méritos. Esta es una película noble, sobre personas imperfectas, acerca de desvalidos buscando hacer lo mejor en las peores circunstancias y que, operando fuera de la ley, logran marcar una diferencia con todo en contra, excepto las ganas de vivir. Eso es todo lo que se necesita para convertirse en héroes. “Dallas Buyers Club” tiene buenas intenciones, pero no puede evitarse el sentir que, además de sus dos impresionantes actuaciones, la película no sirve a la historia que está contando y que la mayor labor heroica de McConaughey y Leto es ser los únicos elementos redentores de una cinta que no funciona del todo.

Por Ignacio Goldaracena

Publicidad
2 Comentarios

2 Comments

  1. Cristóbal

    05-Mar-2014 en 1:57 pm

    Peliculaza, en desacuerdo, la encontré magnífica, para mí debió ganar el Oscar. Detesto el ya cliché de “le faltó ambición” la encontré redonda

  2. Fantomas

    09-Mar-2014 en 9:21 pm

    Totalmente en desacuerdo, la encontre una excelente pelicula. Aparte de lo obvio de las 2 increibles actuaciones de Leto y Mcconaughey, la pelicula es una gran critica a la medicina como negocio.

Responder

Comentarios

Milagro en la Celda 7

Publicado

en

Milagro en la Celda 7

Los lazos familiares y los obstáculos que estos deben sortear para mantenerse firmes, es un tema recurrente en producciones que tienen como principal objetivo conectar emocionalmente con la audiencia, generando un vínculo que apele a las sensibilidades del espectador. Sin embargo, aquel objetivo no es fácil de alcanzar si no se cuenta con personajes que logren representar con honestidad las complejidades de las relaciones familiares.

“Milagro en la Celda 7” es el remake turco de “7-Beon-Bang-Ui Seon-Mul”, una cinta surcoreana estrenada con gran éxito en el año 2013. La historia se centra en la vida de Memo (Aras Bulut Iynemli), un hombre con discapacidad intelectual, y su hija Ova (Nisa Sofiya Aksongur), quienes ven cómo su apacible vida cambia cuando él es acusado de asesinar a una niña y, teniendo todo en contra, deberá demostrar su inocencia.

La primera y principal característica que resalta en “Milagro en la Celda 7” es la entrañable relación entre padre e hija, siendo cada una de sus interacciones el corazón de una historia que no pretende ser más de lo que está relatando en pantalla. En ambos se puede ver el compromiso que existe hacia el bienestar del otro y lo que están dispuestos a sacrificar (dentro de sus posibilidades) para poder estar juntos. El fuerte vínculo que los une es el motor que los mantiene firmes una vez que deben estar separados, y es así cómo el relato hace lo posible para poder resaltar aquellos momentos.

Para alcanzar tal objetivo y que resulte con naturalidad, la actuación de ambos actores interpretando a sus protagonistas logra la complicidad necesaria para hacer de su relación un vinculo creíble y capaz de enternecer la mirada de la audiencia. La dinámica de ambos juega a favor cuando quieren mostrar con total espontaneidad la relación que se ha construido, pero, además, en el momento en el que se ven distanciados, cada uno logra destacar en el entorno en el que se ven expuestos. De esta forma, logran crear personajes verosímiles y capaces de trascender a la historia en la que se ven insertos.

Por otra parte, la cinta es lo suficientemente honesta consigo misma al momento de plantear sus objetivos y lo que quiere generar en el espectador. Por lo tanto, utilizará todos los recursos necesarios para encausar y mantener el relato en el drama y, aunque a veces existen momentos de respiro para sus protagonistas, estos vuelven rápidamente a sumergirse en obstáculos que pretenden impedir esos momentos de calma. En ese sentido, su construcción narrativa está apuntando constantemente en enfatizar las dificultades que les ha tocado atravesar, donde la compasión y la empatía se vuelven esenciales para acompañarlos.

Utilizando recursos que a ratos podrían parecer insistentes, su relato se arma con el propósito de conmover a quien está viendo una cinta que no niega de su melodrama. Y aunque las técnicas utilizadas empujan con fuerza hacia las lágrimas, la sinceridad con la que se sostiene pide que esos elementos sean aceptados como las piezas que le dan el corazón a su narración.

Considerando que dicho melodrama permea cada rincón de la película, esta característica se acentúa no tan sólo con su guion, sino que también a través del montaje y la música, características que podrían poner en riesgo la complicidad con la que se ha trabajado la relación entre el relato y el espectador. Sin embargo, dichos elementos están incluidos para empujar la aflicción y lograr su principal finalidad: conmover a su público.

Con todo a su favor para lograr su propósito, “Milagro en la Celda 7” no es más que lo que promete ser: un drama familiar con los elementos necesarios para encontrar conflicto en cada paso que dan sus protagonistas. De esta forma, logra transformarse en una cinta honesta y directa cuando empieza a encausar su estructura y, a pesar de casi transitar en la desdicha, es capaz de entregar momentos de calidez apoyándose en la sencillez e ingenuidad de sus protagonistas.


Título Original: Yedinci Kogustaki Mucize

Director: Mehmet Ada Öztekin

Duración: 132 minutos

Año: 2019

Reparto: Aras Bulut Iynemli, Nisa Sofiya Aksongur, Deniz Baysal, Celile Toyon Uysal, Ilker Aksum, Mesut Akusta, Yurdaer Okur, Sarp Akkaya, Yildiray Sahinler, Deniz Celiloglu


Seguir Leyendo

Podcast HN Cine

Publicidad

Podcast HN Música

Facebook

Discos

Underneath Underneath
DiscosHace 3 días

Code Orange – “Underneath”

El término mainstream es un foco de observación por el apartado de artistas que pueden ser considerados –independiente de controversias–...

Aló! Aló!
DiscosHace 5 días

Pedropiedra – “Aló!”

Hay artistas que no tienen miedo cuando se trata de hacer música que no responde a las expectativas ni al...

Ordinary Man Ordinary Man
DiscosHace 7 días

Ozzy Osbourne – “Ordinary Man”

Una de las fórmulas históricamente exitosas en el mundo del rock es intentar romper algún paradigma. Golpear desde la apuesta...

F8 F8
DiscosHace 2 semanas

Five Finger Death Punch – “F8”

Es curioso lo que ocurre con Five Finger Death Punch: en Estados Unidos y en Europa son, acaso, la banda...

Miss Anthropocene Miss Anthropocene
DiscosHace 2 semanas

Grimes – “Miss Anthropocene”

No hay dudas de que Grimes se compromete totalmente con los conceptos que su mente imagina. Con sorpresa recibieron muchos...

Cuauhtémoc Cuauhtémoc
DiscosHace 2 semanas

Niños Del Cerro – “Cuauhtémoc”

Latinoamérica es un continente de elementos comunes. No sólo compartimos un idioma o un espacio geográfico, sino que nuestras historias...

Splid Splid
DiscosHace 3 semanas

Kvelertak – “Splid”

Se dice que para los gustos no hay nada escrito. Llevado al aspecto musical, recorrer un camino de experimentación a...

color theory color theory
DiscosHace 3 semanas

Soccer Mommy – “color theory”

Dos años después del álbum que la puso al frente de la nueva generación de cantautoras del indie, “Clean” (2018),...

The Fallen Crimson The Fallen Crimson
DiscosHace 3 semanas

Envy – “The Fallen Crimson”

¿Puede una banda tener un espacio trascendental, aun cuando se mantiene en el underground? ¿Incluso cuando la ausencia se explaya?...

Perdida Perdida
DiscosHace 4 semanas

Stone Temple Pilots – “Perdida”

Han transcurrido tres décadas desde que Stone Temple Pilots fuera parte de los grandes del grunge, tiempo esplendoroso que, años...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: