Conéctate a nuestras redes

Cine

Corazones de Hierro

Publicado

en

Las revisiones históricas en el cine existen desde que este se creó, y una popular fuente dramática han sido las películas de guerra, tanto por la necesidad de mantener en la memoria momentos cruciales para cada nación, como por la emotividad que estas generan. Distintas culturas han contado su propia versión de los hechos, pero los norteamericanos siempre se han caracterizado por glorificar a los suyos obviando otras perspectivas. “Corazones de Hierro” es la última película en darle el tratamiento hollywoodense a la Segunda Guerra Mundial.

FURY 01La cinta sigue a un escuadrón de soldados norteamericanos hacia finales de la guerra, liderados por Don Collier (Brad Pitt). Tras la baja de uno de sus miembros, llega al grupo el joven e inexperto Norman Ellison (Logan Lerman), quien empieza a aprender los funcionamientos de la guerra a medida que la patrulla avanza en un tanque, llevando a cabo distintas misiones que los adentran en territorio enemigo, aún peligroso, a pesar de que la derrota alemana es inminente.

Es una grata sorpresa el notar cómo la atención de la cinta está situada en los personajes, dado que las cintas bélicas fácilmente pueden caer en la enumeración y chequeo de una larga lista de hitos mezclados con secuencias de acción. En “Corazones de Hierro”, al menos al principio, se privilegian aquellos pequeños momentos de intimidad de quienes están metidos en este caos: sollozos a escondidas, titubeos antes de disparar y el bromear como mecanismo de defensa para alivianar la tensión, toman lugar por sobre cualquier acción que pueda hacer avanzar la trama.

Es así como dicha trama no se siente particularmente fuerte, pero tampoco relevante, ya que se entiende que el foco no parece estar allí. Las misiones en las que se enfrasca la patrulla en las horas que encapsula la cinta son variadas, desde la toma de un pueblo hasta la vigilia de un cruce, pero sirven como herramienta para exponer a los personajes a los horrores de la situación. Aquí toma predominancia Norman, nuestro punto de entrada a este mundo, reacio en un inicio a ser parte de la matanza y aún sorprendido por los atentados cometidos por ambas partes en pugna. “Corazones de FURY 02Hierro” también cuenta con las necesarias escenas de batalla, los bombardeos y disparos que dotan de acción a la cinta cuando esta parece tener miedo de aburrir a la audiencia. Desde esta perspectiva, se aprecia que se mezclen elementos más propios del blockbuster, con una mirada más humana a los efectos que la guerra tiene en los involucrados, pero el problema está en que nada que revele esta introspección se siente muy novedoso o, en su defecto, interesante.

Cuando la cinta cae ante la necesidad de darle un clímax a la historia y evitar mantener durante sus dos horas de duración el estado contemplativo que llevaba en un principio, nos presenta una larga secuencia de un tiroteo rayando en el gore, en el que un pequeño puñado de estadounidenses se deshace de miles de anónimos soldados alemanes, y ahí es evidente que Hollywood lo hizo de nuevo y cayó en los peores vicios de aquellos realizadores que, bajo el alero del patriotismo, se convencen de que están haciendo lo correcto y de que su rol en las guerras no sólo no es cuestionable, sino que es necesario e importante.

FURY 03Con todo el cuidado que la cinta parecía tenerle a sus personajes, es mayormente reprochable el que nunca intente compartir esa empatía con la otra cara que formó parte de la guerra, quienes terminan por ser unos enemigos completamente genéricos y deshumanizados, cuya necesidad de ser asesinados por los americanos jamás es cuestionada. Que “Corazones de Hierro” no se libre de ser otra de las tantas producciones hollywoodenses que defienden y glorifican a los soldados norteamericanos es una lástima, ya que seguir haciendo películas de este tipo sin ofrecer una variante en su ideología o punto de vista, se siente inútil y redundante a estas alturas.

A pesar de estos defectos, no es una mala película. No es tan profunda ni reveladora como sus ambiciones indican, pero es lo suficientemente entretenida como para verla una tarde sin ánimos de cuestionarla. El problema es que juzgar a “Corazones de Hierro” en términos de calidad pasa a ser irrelevante, por lo innecesaria que se siente una producción como esta el día de hoy. Otro nombre más en la lista de películas norteamericanas empeñadas en contarnos la historia de manera exagerada y, en partes, inverosímil.

Por Ignacio Goldaracena

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

El Llamado Salvaje

Publicado

en

El Llamado Salvaje

El CGI (Computer Generated Imagery) en el cine es a menudo un tema controversial al ser a veces mal utilizado, o ser técnicamente deficiente. A veces el efecto que genera es simplemente espantoso, como en el caso de “Cats” (2019), en otras busca ser casi lo único valioso en una película, más que historia o personajes, como en el caso de “Avatar” (2009). Esto se debe en gran medida a que es un recurso relativamente nuevo en la historia del cine, y las capacidades técnicas de los efectos especiales siempre están evolucionando. Algo notable de “El Llamado Salvaje” desde un principio es el uso de CGI para generar personajes casi en su totalidad, lo que es definitivamente una apuesta arriesgada. Sin embargo, el resultado, a pesar de no ser perfecto, es un buen camino a seguir para la industria en el futuro.

La historia sigue a Buck, un perro grande y afable, criado por una acaudalada familia en California, que es secuestrado y vendido durante la Fiebre del Oro, y enviado a Yukon, al norte de Canadá. Ahí vivirá diversas aventuras y conocerá a diferentes perros y personas que lo acercarán a su lado más salvaje, lo que finalmente lo llevará a su destino.

“El Llamado Salvaje” es una sólida película de aventuras, en gran medida porque el personaje principal es profundamente querible. Pese a que puede ser sumamente difícil generar empatía con un protagonista que no habla, por lo que se vuelve difícil entrar en su mundo interior, el film toma las decisiones adecuadas de utilizar una voz en off que a menudo nos dice lo que piensa, y hacer uso del CGI para darle al animal un gran rango de emociones y personalidad. Inmediatamente somos capaces de conectarnos con Buck, y además de entender su relación con los otros animales que conoce, los que también son sumamente expresivos.

Y ese es uno de los grandes aciertos de la película. El uso que le da al CGI tiene más que ver con construir personajes expresivos y queribles que con buscar un fotorrealismo que sea técnicamente sorprendente, o con generar un mundo de fantasía que sea el gancho de la cinta. A diferencia de “The Lion King” (2019), acá los personajes caninos están llenos de expresividad y personalidad, incluso a pesar de no tener voz, y esto es casi en su totalidad a lo efectivo del CGI.

Aunque, claro, la falta de prolijidad técnica en la animación de los personajes se siente, y en algunas escenas casi llega a distraer de la historia. Hay momentos en que estos no alcanzan a mezclarse bien con su ambiente y se sienten como personajes de videojuego, moviéndose por un ambiente de manera desconectada. Sin embargo, el film completo genera una sensación de fantasía y plasticidad que se complementa bien con este aspecto.

Básicamente, todo es un poco plástico, pero al menos de manera coherente. Se siente como un film animado, tanto por su textura visual como por su puesta en escena, lo que tiene sentido, considerando que es la primera película live action del director Chris Sanders, famoso por “Lilo & Stitch” (2002) y “How To Train Your Dragon” (2010) y “The Croods” (2013). Esto lleva a que los momentos en que el CGI falla se vuelvan menos choqueantes y nunca lleguen a ser más llamativos que la historia en sí.

“El Llamado Salvaje” no es una película perfecta, tiene algunas falencias de guion, algunos de sus personajes (particularmente los villanos) son algo caricaturescos y el final se vuelve sobre explicativo, alargándose y siendo innecesariamente cursi. Sin embargo, al igual que el viaje de Buck, es una película con altos y bajos: una vez terminada, es un viaje que valió la pena tomar. Y no sólo eso, es también un buen ejemplo de las posibilidades narrativas que puede tener el uso de CGI en el cine, si dejamos de centrarnos en el aspecto técnico y volvemos a concentrarnos en la historia y los personajes.


Título Original: The Call Of The Wild

Director: Chris Sanders

Duración: 105 minutos

Año: 2020

Reparto: Harrison Ford, Dan Stevens, Bradley Whitford, Karen Gillan, Omar Sy, Jean Louisa Kelly, Terry Notary, Cara Gee, Colin Woodell, Wes Brown, Anthony Molinari, Brad Greenquist


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Hotspot Hotspot
DiscosHace 5 días

Pet Shop Boys – “Hotspot”

Hace más de tres décadas que el icónico dúo londinense compuesto por Neil Tennant y Chris Lowe dio inicio a...

Marigold Marigold
DiscosHace 2 semanas

Pinegrove – “Marigold”

Originarios de New Jersey, y con un sonido característico que toma elementos del indie rock y del country más alternativo,...

The Archer The Archer
DiscosHace 3 semanas

Alexandra Savior – “The Archer”

No tuvieron que pasar siete años de mala suerte –como rezan los primeros versos del álbum– para que Alexandra Savior...

There Is No Year There Is No Year
DiscosHace 4 semanas

Algiers – “There Is No Year”

Algiers es una banda que logró algo de notoriedad en los circuitos alternativos durante 2017 gracias al lanzamiento de su...

Deceiver Deceiver
DiscosHace 3 meses

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 3 meses

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 3 meses

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 3 meses

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 3 meses

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 3 meses

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Publicidad
Publicidad

Más vistas