Conéctate a nuestras redes
Yesterday Yesterday

Comentarios

Yesterday

Publicado

en

Las películas románticas, particularmente las comedias románticas, a menudo son consideradas como una categoría inferior al cine de drama o suspenso. Esto, en parte, porque es muy fácil enumerar comedias románticas que han tenido un gran éxito comercial sin tener mayor mérito artístico. Películas como “The Ugly Truth” (2009), “27 Dresses” (2008), e incluso filmes que se han vuelto de culto, como “The Notebook” (2004), a menudo reciben miradas desaprobatorias de algunos aficionados al cine.

No es difícil entender por qué muchas películas románticas tienden a ser más bien predecibles y en base a fórmulas, no por nada el chico-conoce-chica se ha transformado en un cliché. Sin embargo, durante las últimas décadas han existido cintas que intentan desafiar las nociones de las clásicas películas románticas. Filmes como “Blue Valentine” (2010) y “(500) Days Of Summer” (2009) buscan desmentir el mito del amor eterno con gran éxito. Y esto es algo necesario, ya que el desafío a las normas es lo que hace que el cine avance y nos siga sorprendiendo. “Yesterday” de Danny Boyle, con una temática interesante y una premisa novedosa, podría intentar desafiar estas mismas convenciones, pero dada la oportunidad decide seguirlas y transformarse en una película más del montón.

Jack (Himesh Patel) es un joven músico en un pequeño pueblo de Inglaterra, que está teniendo serios problemas intentando catapultar su carrera junto a su mejor amiga y manager Ellie (Lily James). En la noche que decide dejar sus sueños musicales atrás, una tormenta solar apaga todas las luces de la Tierra y Jack es atropellado por un bus. Despierta en el hospital y, para su sorpresa, nadie más que él parece recordar a la banda The Beatles, entre otros elementos de la cultura popular mundial. Siendo la única persona que conoce a una de las bandas más importantes del siglo XX, decide utilizar sus canciones para catapultar su carrera musical, volviéndose un fenómeno mundial de la noche a la mañana. Este éxito, sin embargo, podría llevarlo a dejar atrás las cosas que realmente importan en la vida.

Es innegable que el concepto de “Yesterday” es sumamente interesante, por lo que resulta algo decepcionante que no sea explorado en mayor profundidad y se quede a medio camino. Un ejemplo claro de esto es que en este universo la banda Oasis no existe, pero Coldplay sí, cuando ambas agrupaciones tienen claras influencias de The Beatles. Ahora bien, esto no tiene tanto peso si se considera que la premisa no es mucho más que una excusa para contar una historia romántica, lo que se transforma realmente en el punto problemático de la película.

Jack tiene el clásico viaje del joven que no alcanza a ver lo que tiene adelante, a Ellie, para darse cuenta de lo que realmente siente por ella sólo cuando es demasiado tarde. Y si bien esta podría ser una gran reflexión sobre la naturaleza de las relaciones entre hombres y mujeres, la película termina cayendo en los mismos clichés que siempre se le critican a las comedias románticas. El filme se queda corto en los dos pilares principales que lo sostienen por no atreverse a explorar y desarrollar en mayor profundidad ninguno de las dos premisas, dejando la sensación de que se pudo haber hecho mucho más para contar esta historia.

Visualmente funciona bastante bien. Danny Boyle nunca ha tenido problemas otorgándole una identidad especial a todas las películas que dirige, y esta no es la excepción. Hay sólidos montajes musicales y recursos visuales interesantes para mostrar el paso del tiempo, además de un curioso uso de planos holandeses para reflejar la constante extrañeza que el personaje siente en este mundo.

Las actuaciones también funcionan, la mayoría de los personajes resultan entrañables y particularmente llama la atención la interpretación que Kate McKinnon hace de Debra, la pragmática manager norteamericana que, a pesar de ser la antagonista, sigue siendo encantadora en su propio modo. Por otra parte, la banda sonora está principalmente compuesta por covers de The Beatles y, aunque no hay nada particularmente original, funciona bastante bien dentro del contexto de la película, además de apelar a la nostalgia y el cariño que la banda suscita en el público. Estos elementos, si bien salvan a la película de la absoluta mediocridad, siguen estando al servicio de una historia sumamente pobre. Esto se siente particularmente al final, con un montaje celebratorio de la vida familiar pacífica y tranquila, que se siente completamente no merecido.

Es quizá perdonable que la película no se interese en explorar en profundidad las implicancias culturales que tendría la no existencia de The Beatles en la historia musical en favor de desarrollar una historia romántica, después de todo “es una comedia romántica, qué se espera”. Sin embargo, si dejamos de exigirle al cine que nos sorprenda, la industria comienza a estancarse. “Yesterday”, con una premisa novedosa e interesante, pudo haber sido sorprendente, pero terminó cayendo en las mismas fórmulas que se critican constantemente en el género, lo que no deja de ser decepcionante.


Título Original: Yesterday

Director: Danny Boyle

Duración: 116 minutos

Año: 2019

Reparto: Himesh Patel, Lily James, Kate McKinnon, Ed Sheeran, Lamorne Morris, Ellise Chappell, Camille Chen, Alexander Arnold, Joel Fry, Sophia Di Martino, James Corden, Robert Carlyle


Comentarios

Lightyear

Publicado

en

Lightyear

“Lightyear” inicia con un pequeño título que dice que, en los años noventa, Andy, el personaje de la serie de “Toy Story”, recibió un juguete de su película favorita, y esta es esa película. Lo anterior podría llevar a imaginar que la cinta en cuestión tendría una estética noventera o tomaría elementos de películas de aventura de la época, de la misma manera que, por ejemplo, la serie “Stranger Things” se apoya en la estética y el estilo del terror de esa época, apropiándose de la narrativa y el estilo de esa década. Sin embargo, acá las referencias a la época comienzan y terminan con ese título inicial, y la obra rápidamente se transforma en otra simple película de aventura. Esto no es necesariamente malo, “Lightyear” es una película completamente funcional, entretenida y que, aunque a ratos se puede volver predecible, logra sorprender con algunos giros, pero esto genera que ese título inicial pierda sentido, y pone en cuestionamiento la razón de ser de esta película.

La historia comienza cuando, luego de quedar varados en un planeta hostil, Buzz Lightyear junto a su compañera Alisha hacen lo posible por llevar a la tripulación de vuelta a casa. Con la ayuda de científicos logran desarrollar un combustible experimental que podría salvarlos, pero durante los experimentos descubren que Buzz Lightyear, piloteando la nave de prueba, experimenta el tiempo de manera diferente: lo que en esa nave son minutos, en la superficie del planeta son años. Sin embargo, Buzz es incapaz de rendirse, y lo sigue intentando durante años y años, durante los cuales sus amigos y colegas envejecen mientras él se mantiene de la misma edad. Todo cambia cuando, al volver de uno de estos ensayos, descubre que algo ha cambiado: el planeta ha sido invadido por robots alienígenas. Con la ayuda de Izzy, nieta de su compañera, Lightyear deberá enfrentarse a estos robots para salvar al planeta y tener una oportunidad para volver a casa.

La de “Lightyear” es una trama que, a pesar de tocar temáticas interesantes sobre el paso del tiempo y la culpa, a ratos se siente muy complicada, ya que pasa mucho antes de que la trama principal siquiera comience. Esto hace que los tópicos que la película tratará a lo largo de su conflicto principal queden un tanto sobreexplicadas durante la primera media hora, lo que genera una desconexión entre lo que los personajes experimentan versus lo que los espectadores entendemos. Cuando Buzz se da cuenta de qué es lo que debe aprender para resolver el conflicto, es algo que se ve venir desde el principio de la historia.

Si bien, esto puede hacer que la película se sienta algo predecible desde un punto de vista temático, desde una perspectiva narrativa funciona bastante bien como cinta de acción y aventura. El universo que construye es visualmente rico y bastante especial, y se beneficia de diversas ideas sobre física cuántica que han sido exploradas en gran cantidad por películas de ciencia ficción, particularmente desde el aspecto de viajes en el tiempo.

Es interesante además que, a diferencia de muchos otros productos de nostalgia actuales, “Lightyear” se ve obligada a construir un universo completamente nuevo, puesto que las referencias que existen en las películas de “Toy Story” son sumamente vagas y genéricas, y es un desafío que el equipo tras esta película logra cumplir de forma satisfactoria. Buzz Lightyear, como personaje, es complejo e interesante, alejándose lo suficiente del juguete de sus películas madre para sostenerse como protagonista, pero logrando mantener suficientes elementos para sentirse familiar. Después de todo, el juguete supuestamente está basado en este personaje.

Por cierto, es difícil alejarse de las películas de “Toy Story”, no sólo porque “Lightyear” sea supuestamente el origen del juguete, sino porque está llena de referencias a la saga. La sombra de la tetralogía lo toca todo, tanto así, que a ratos pareciera que esta película es más una historia fan-made sobre el juguete que el verdadero origen del personaje. Y esto se debe a que no se siente como un producto de la época que supuestamente existe junto a los juguetes en el universo de “Toy Story”, sino que, en muchos sentidos, se percibe supeditada a los juguetes, tanto en sus referencias como en, incluso, un giro cerca del final de la historia.

Lo que queda es una sensación algo agridulce, ya que, cuando se concentra en ser sólo una película de aventuras, “Lightyear” funciona bastante bien, con un universo interesante, personajes coloridos y tensas secuencias de acción, incluso si no llega a los niveles de profundidad temática y madurez emocional de otras películas de Pixar. Lo anterior hace que se sienta como una oportunidad perdida porque como referencia a “Toy Story” no funciona tan bien como parecían ser sus intenciones, pero cuando se aleja de ella la historia marcha mucho mejor y queda la sensación de que hubiera sido aún mejor sin ninguna referencia, sólo existiendo por sí misma.


Título Original: Lightyear

Director: Angus MacLane

Duración: 100 minutos

Año: 2022

Reparto: (voces) Chris Evans, Keke Palmer, Peter Sohn, Taika Waititi, Dale Soules, James Brolin, Uzo Aduba, Mary McDonald-Lewis, Isiah Whitlock Jr., Angus MacLane, Bill Hader


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

DiscosHace 1 semana

Weyes Blood – “And In The Darkness, Hearts Aglow”

Tres años pasaron desde que Natalie Mering estrenara el cuarto trabajo de estudio de su proyecto Weyes Blood, llevándose el...

Stumpwork Stumpwork
DiscosHace 1 semana

Dry Cleaning – “Stumpwork”

A la primera escucha, pareciera bastante tímido lo que propone Dry Cleaning en su segundo álbum. Tan sólo un año...

Free LSD Free LSD
DiscosHace 2 semanas

OFF! – “Free LSD”

Luego de ocho años de pausa discográfica, OFF! vuelve a las pistas con un álbum que, de primera impresión, traza...

Ritmos En Cruz Ritmos En Cruz
DiscosHace 2 semanas

La Ciencia Simple – “Ritmos En Cruz”

Desde “Hacia El Mar” (2014), La Ciencia Simple ha propuesto una reconfiguración de su sonido, pasando por el post rock...

Cool It Down Cool It Down
DiscosHace 3 semanas

Yeah Yeah Yeahs – “Cool It Down”

A casi 20 años de la explosión del post-punk, o garage revival (que cada uno le ponga la etiqueta que...

II II
DiscosHace 3 semanas

Dead Cross – “II”

Con tantos proyectos que posee Mike Patton, no es difícil perder la pista de cada cosa que hace el frontman...

The Car The Car
DiscosHace 4 semanas

Arctic Monkeys – “The Car”

El lanzamiento de su séptimo disco no era un paso más en la carrera de Arctic Monkeys. Tras un “Tranquility...

The End So Far The End So Far
DiscosHace 4 semanas

Slipknot – “The End, So Far”

Fuerte y claro fue el mensaje que Slipknot entregó con “We Are Not Your Kind” (2019), una obra que vio...

As The Moon Rests As The Moon Rests
DiscosHace 1 mes

A.A. Williams – “As The Moon Rests”

Bastó solo el lanzamiento de “Forever Blue” (2020) para que la música de A.A. Williams comenzara a ser destacada por...

Luz Figura y Sombra Luz Figura y Sombra
DiscosHace 1 mes

Cómo Asesinar A Felipes – “Luz, Figura y Sombra”

Cómo Asesinar A Felipes nos tiene mal acostumbrados a sembrar expectativas en la espera de cada uno de sus lanzamientos,...

Publicidad
Publicidad

Más vistas