Conéctate a nuestras redes

Comentarios

Vecinos Cercanos del 3er Tipo

Publicado

en

Se presenta un conflicto difícil de resolver al escribir una “crítica” sobre una comedia, más allá del clásico temor a contar o explicar el chiste, o la subjetiva (y autoritaria) visión acerca de lo que hace reír o no. Los relatos que buscan como respuesta una carcajada se sustentan, por una parte, en la empatía que generen en el espectador. La otra mitad del efecto gracioso está dado por el ingenio del artificio, la vuelta de tuerca retórica que revela un absurdo, una ironía de la realidad, y nos hace apreciar más allá un simple chiste. En términos coloquiales, la primera operación se hace visible en cuánto consideramos gracioso y no un payaso intragable al actor cómico de turno; y lo segundo se muestra cuando “entendemos” –y no nos parece tonto o repetido- ese artefacto de hilaridad mostrado en pantalla. Los comediantes transitan en una u otra vereda, pero sólo los maestros (Charles Chaplin, Buster Keaton, los hermanos Marx, Peter Sellers, Monty Python, por citar a los favoritos del redactor) equilibran a la perfección esas dos fuerzas. La cinta “Vecinos Cercanos del 3er Tipo” se revela, en este sentido, como lo mejor y lo peor del argumento expuesto con anterioridad, y también puede servir para realizar una radiografía sobre el estado del género de la comedia en la industria hollywoodense.

En un pequeño pueblo del país del norte, tranquilo, apacible, acogedor con los inmigrantes, se sucede el asesinato del guardia nocturno (latino) del supermercado donde Evan (Ben Stiller) es gerente. Como ciudadano estadounidense comprometido y responsable, Evan decide convocar a sus vecinos para formar una patrulla de vigilancia e investigar el crimen. Al reto responden Bob (Vince Vaughn), Franklin (Jonah Hill) y Jamarcus (Richard Ayoade), descubriendo que la verdad del caso y de otros asesinatos está literalmente “allá afuera”.

La cinta se sostiene sobre sus personajes principales. Sin Stiller, Vaughn, Hill y Ayoade (este último debutando en Hollywood), probablemente la cinta naufraga y sería otro ladrillo intragable. Es una historia que cuesta que encienda, con una sensación constante de déjà vu y pasajes bastante lentos. Es probable, atendiendo a esos detalles, que el resultado sea desastroso, y no lo es. Sin ser tampoco una comedia de personajes, los cuatro protagonistas construyen personalidades extravagantes, absurdas y queribles, cada una con un carácter definido. Aquí la empatía es esencial. Stiller, Vaughn y Hill caen bien porque han participado en los últimos títulos de culto en la comedia (algo) negra de hollywood, como “Zoolander” (2001), “Dodgeball” (2004) o “Superbad” (2007). Ayoade, quien viene de la televisión británica y participó en “The IT Crowd” (2006), comedia inglesa sobre un equipo informático y que basa su éxito en la viralización por Internet, quizás cuesta más tomarle el ritmo, pero no desentona y se integra bien a la dinámica del grupo.

Los responsables del guión (donde destaca Seth Rogen, junto a Jard Stern y Evan Goldberg), que son los encargados de crear y sostener los chistes, tampoco se quedan atrás. Hay pasajes simplemente geniales, como la conversación entre Stiller y Vaughn en el jardín, y momentos inspirados, por ejemplo la secuencia que inicia el clímax en el supermercado. Se observa (y acá siempre hay una trampa, no se puede determinar jamás cuánto es intención irónica real del autor y cuánto es pura interpretación del espectador) un sutil “entre líneas” respecto a los “visitantes”, a aquellos que no son norteamericanos, pero que hay que acoger y hasta nacionalizar. Por lo menos, y para aligerar la carga negativa de una lectura forzada, acá sí hay una redención, ese extranjero hostil se convierte en “vecino” al conocer las bondades del “american way of life”.

“Vecinos Cercanos del 3er Tipo” es la comedia hollywoodense en toda su amplitud, muestra sus vicios y sus virtudes, sus defectos y sus aciertos, como si de un compendio se tratara. Sus excesos son aquellos que siempre se le han echado en cara (chistes sexuales, escatológicos, repetición de lo mismo), y sus momentos brillantes son varios, algunos muy inteligentes, y están logrados de manera acertada.

Finalmente, llegando al infaltable juicio de valor subjetivo y autoritario, hace reír, y eso se agradece. Como dice la cita: “la comedia es un negocio serio con el único propósito de hacer que la gente se ría”. Y si usted no se ríe, es su problema.

Por Juan Pablo Bravo

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Contra Lo Imposible

Publicado

en

Contra Lo Imposible

Plasmar cinematográficamente acontecimientos relacionados con el deporte implica trazar una línea, aludiendo al proceso detrás de la preparación antes de enfrentarse a un gran evento, con los conflictos situados entre medio configurando la trayectoria de quienes protagonizan grandes hazañas deportivas. Una de las carreras de automovilismo más prestigiosas sirve como el escenario perfecto para situar fuerzas opuestas en medio de un conflicto de intereses donde las destrezas, el compañerismo y la determinación serán fundamentales para alcanzar el éxito. Dos años después de su exitosa “Logan”, James Mangold dirige una historia inspirada en hechos reales y que tiene al centro a dos de las grandes compañías de automóviles del mundo: Ford y Ferrari.

“Contra Lo Imposible” se centra en el visionario diseñador de autos Carroll Shelby (Matt Damon) y el corredor Ken Miles (Christian Bale). Ambos estarán encargados de diseñar y construir un auto de carreras para la compañía Ford, el que debe ser capaz de vencer a su oponente más poderoso en manos de Enzo Ferrari (Remo Girone). Juntos deberán luchar contra los intereses corporativos para, al mismo tiempo, alcanzar sus victorias personales.

La cinta aprovecha desde su inicio el concepto en el que se encuentra inmersa, pues las carreras de autos son su principal motor, y estas son representadas con una mirada intuitiva, capaz de exhibir con agilidad cada momento y componente de una carrera automovilística. Y considerando su extensión, alcanzando las dos horas y treinta minutos, el ritmo agitado se vuelve esencial para conducir un relato que realmente profundiza en su principal temática.

Las decisiones de encuadres y montaje ayudan a edificar una historia que arranca tal como lo hace un auto de carrera y debe avanzar poniendo especial atención a las curvas con las que se encuentra. Y es ahí donde las pausas son necesarias para así poder evidenciar el entramado que se teje al interior de la compañía Ford y, a la vez, aprovechando de adentrarse en la vida personal del corredor que estará a cargo de conducir el moderno automóvil.

Para poder construir una historia que intenta alcanzar un nivel épico dentro de su contexto, esta es divida en dos trayectos que avanzan a la vez y que juntan su camino en la carrera de Las 24 Horas de Le Mans. Por una parte, la compañía Ford y su lucha por competir con las grandes entidades del mundo automotriz, es el centro y detonador que empujará a sus protagonistas a enfrentarse a grandes obstáculos para alcanzar el principal objetivo. La compañía es a la vez representada como quienes instalan los inconvenientes corporativos, donde los intereses monetarios preponderan frente a la pasión que significa para los protagonistas el poder diseñar el revolucionario nuevo modelo.

Por otra parte, el encargado de conducir el nuevo automóvil es el obstinado Ken Miles, el que simboliza un espíritu agitador y con el objetivo de alterar la firmeza de la compañía. Junto a su carácter testarudo y poco apacible, Ken es el personaje que más cambios sufre a través del relato, siendo capaz de transformar su razonamiento, pero gracias a quienes lo rodean, su esposa e hijo. Sin embargo, su camino no podría completarse sin el apoyo de su amigo y socio en este negocio, Caroll Shelby. La relación de ambos es la manifestación del compañerismo y el cariño fraternal; en ellos está puesta la cuota necesaria de idealismo, la que los ayudará a continuar adelante, pese a las adversidades.

James Mangold logra crear un drama deportivo complejo y con las características de un cine algo más clásico, rememorando a producciones hollywoodenses de antaño, pero con la apariencia física de una obra moderna que cuida su tratamiento. “Contra Lo Imposible” alcanza un nivel satisfactorio, donde el mundo que retrata queda plasmado con total firmeza y es coherente con sí misma hasta el final.


Título Original: Ford v Ferrari

Director: James Mangold

Duración: 152 minutos

Año: 2019

Reparto: Matt Damon, Christian Bale, Jon Bernthal, Caitriona Balfe, Noah Jupe, Josh Lucas, Tracy Letts, JJ Feild, Ray McKinnon, Rudolf Martin, Ward Horton, Bridie Latona, Lachlan Buchanan


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Deceiver Deceiver
DiscosHace 6 días

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 6 días

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 2 semanas

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 2 semanas

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 2 semanas

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 2 semanas

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Railer Railer
DiscosHace 3 semanas

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 3 semanas

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 3 semanas

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Metronomy Forever Metronomy Forever
DiscosHace 3 semanas

Metronomy – “Metronomy Forever”

Ha pasado más de una década desde el clásico de Metronomy, “Nights Out” (2008), material que los estableció como parte...

Publicidad
Publicidad

Más vistas