Conéctate a nuestras redes
Una Vida Oculta Una Vida Oculta

Comentarios

Una Vida Oculta

Publicado

en

La carrera de Terrence Malick se ha caracterizado por su trabajo autoral, en producciones que exploran en profundidad una búsqueda de sentido a través de reflexiones que invitan a tomar una pausa y observar el mundo alrededor. Luego de deambular y pasearse por la rapidez de la vida moderna, Malick vuelve a adentrarse en el pasado, buscando e indagando en ideas que hablan de la naturaleza humana y la vida como objeto de análisis.

Basada en hechos reales, “Una Vida Oculta” se centra en la vida de Franz Jägerstätter (August Diehl), quien se negó a luchar para los nazis durante la Segunda Guerra Mundial, convirtiéndose en objetor de consciencia frente a un mundo donde el nacionalismo crecía con fuerza. Franz deberá enfrentar a quienes se rehúsan a su idea y contará sólo con el apoyo de su familia para seguir adelante con su cuestionada convicción.

Adentrarse en “Una Vida Oculta” no parece ser una tarea sencilla, ya que sus casi tres horas de duración invitan a comprometerse e iniciar un viaje a través de la firme y tortuosa decisión del protagonista, pero contrastando con los apacibles prados de un pueblo en Austria de 1939. Esta oposición crea la atmósfera necesaria para que la inmersión sea casi completa, donde la contemplación del diario vivir de sus pobladores y la inmensidad de la naturaleza capturan el alma de una cinta que se encuentra en un estado de constante reflexión.

El ya conocido sello de Malick está instalado con garras firmes y no cuestiona la decisión de utilizar planos extensos para retratar la calma, luego la tensión, y finalmente la desdicha de personajes que habitan los prados de un lugar que acepta la guerra como parte intrínseca de la vida. Esto debido a que, para quienes rodean al protagonista, la lucha por la patria es una cuestión de honor hacia el pueblo, pero también hacia sí mismos. La construcción de hombre está puesta en la valentía de enfrentarse en la batalla, incluso si esto puede causar la muerte, pues esta no fue en vano y nunca se flaqueo ante ella. Por lo tanto, se exploran las reacciones que los habitantes del pueblo tienen frente a la lucha interna que vive Franz y, de paso, cómo esta desaprobación queda en los hombros de su esposa.

La construcción de Franz Jägerstätter, desde la persona al personaje, está tratada para entender cómo alguien criado bajo doctrinas logra romper sus cadenas internas y ser capaz de pararse con firmeza frente a quienes van a castigar severamente su decisión. Franz logra verse como un hombre con una fuerte convicción y una resistente fuerza interior, que lo lleva a no rendirse hasta el final, casi recordando el retrato de los jesuitas apóstatas que Martin Scorsese plasmó en “Silence” (2016). La interpretación de August Diehl logra capturar con sensibilidad y precisión cada uno de los momentos por los que tiene que verse enjuiciado y, aun así, seguir adelante.

En este viaje de un drama con una tragedia inevitable, las pausas que el relato se toma para retratar la apacible vida que Franz llevaba con su esposa se vuelven absolutamente necesarias, dando un respiro al inminente conflicto externo que se vivía históricamente. Las imágenes de intimidad familiar llegan incluso a justificar los procesos internos de Franz, para así negarse a participar en un hecho que compromete la belleza y la pureza que ha encontrado en su propia vida y cómo el acto de matar a otro atenta en contra de su relación con el resto, aquella fraternidad que también ha encontrado en hombres que se encuentran en una situación similar a la de él.

La contemplación que ofrece la narración, acompañada de la música a cargo de James Newton Howard, logra la reflexión que Terrence Malick tanto anhela, apelando a la pausa frente a la vertiginosidad del mundo contemporáneo para buscar sentido en lo remoto. Las preguntas que nacen a partir de sus imágenes y voces en off logran ser mucho más concretas que en algunos de sus trabajos anteriores y, pese a parecer una reflexión profunda y extensa, esta se limita a ser explorada en la historia que quiere ser contada, sin adornos y siguiendo una línea narrativa mucho más clara que en sus últimos trabajos.

“Una Vida Oculta” se emparenta con su trabajo en “The Tree of Life” (2011) y, aunque parece una obra mayor, esta se encuentra en un terreno de mucho más fácil acceso, la que, exenta de artilugios innecesarios, logra capturar un relato introspectivo y cautivante al acercarse a la intimidad de su protagonista, en medio de un escenario que transita entre la serenidad del refugio familiar y la crueldad propia de la guerra.


Título Original: A Hidden Life

Director: Terrence Malick

Duración: 174 minutos

Año: 2019

Reparto: August Diehl, Matthias Schoenaerts, Valerie Pachner, Michael Nyqvist, Jürgen Prochnow, Bruno Ganz, Martin Wuttke, Karl Markovics, Franz Rogowski, Tobias Moretti, Florian Schwienbacher


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Mystify: Michael Hutchence

Publicado

en

Michael Hutchence

La mayor trampa de un documental musical es caer en el éxito objetivo más que en la potencia de los fracasos subjetivos. De hecho, cuando aquello ocurre, se olvida la fuerza de lo documental y se queda la predominancia de la música, de la figura, pero más allá de cualquier cosa, un hálito a discurso oficial que, pese a ciertos bemoles, no se advierte en “Mystify: Michael Hutchence”. Y eso es vital para que el trabajo evite quedarse a medio camino entre el brillo de una estrella de la música popular australiana y las tormentas que pueden aquejar a alguien que elige el aislamiento por sobre la petición de ayuda a los cercanos.

La historia de Michael Hutchence podría ser pensada como la del ascenso y caída de INXS, conjunto clave para el pop-rock australiano, con una influencia mundial que se desvaneció más rápido de lo debido. Pero lo cierto es que la vida de Hutchence, y todo lo que la rodeaba, exigía un trabajo puntilloso y bien hilvanado. Eso es lo que el director Richard Lowenstein comprendió a la perfección, desde el armado estructural de la trama hasta la sensible decisión de que el relato fuera coral, sin entrevistas en cámara, sólo material de archivo y entrevistas en off, lo que puede mostrar ciertas incongruencias a nivel de guion, pero sin duda que permite mirar con diferentes ángulos la vida de Michael.

En vez de mostrar los hitos de INXS, como haría un documental clásico, por ejemplo, “Queen: Days Of Our Lives” (2011), lo que se va construyendo en “Mystify: Michael Hutchence” es cada parte de la persona detrás de la carismática, sensual y misteriosa figura del vocalista de la banda. Sus relaciones sentimentales, incluyendo testimonios de parejas históricas, como Michelle Bennett, Kylie Minogue o Helena Christensen, van dando a conocer no sólo los detalles de esos pasajes de la vida de Hutchence, sino también construyendo las certezas y dudas que él tenía consigo mismo, generando un puente entre sus historias en el presente narrado y su pasado, sus raíces familiares, y también sus intereses más allá de la música.

Algo que llama la atención es el nivel de extensión del archivo propio que tenía Michael Hutchence, incluso en su adolescencia, con material en video que mostraba lo que había detrás de las imágenes ya conocidas, permitiendo así que el retrato sea aún más fidedigno porque no hay necesidad en rellenar el documental con registros en vivo o entrevistados en pantalla. En vez de ello, la presencia del cantante es intoxicante, con pocos respiros, en un cúmulo de información que aprieta el pecho y dificulta la respiración, entregando parte de la experiencia que implicaba para el protagonista ser parte de su propia historia.

El punto más cercano a la creación de una historia oficial sobre Hutchence puede ser la forma cándida en la que se habla de drogas en el documental, algo que puede llevar a equívocos respecto a la influencia de este tipo de sustancias en la historia general o en sucesos específicos. Pero, fuera de ello, los roces creativos, administrativos, sentimentales o familiares se exponen con la suficiente imparcialidad como para entender que había una acumulación de experiencias más allá de las drogas, y que tenerlas lejos de la mira no era un acto de saneamiento, sino que de perspectiva para comprender cómo una vida puede recibir tantos estímulos externos e internos, como para que las drogas no parecieran ser tan fuertes.

El mayor problema en este trabajo audiovisual –que en lo técnico está claramente pensado para una sala de cine, desde la mezcla de sonido hasta la disposición de textos en pantalla– está en el guion, que cae en las trampas del relato coral y deja cojas algunas patas de la historia. “Mystify: Michael Hutchence” es exigente porque la cantidad de información, descripción y emoción dispuesta en pantalla es grande, y puede ser un tanto desconcertante para quien no sea conocedor de la historia de INXS o de su protagonista, pero también es parte de la experiencia, que en este caso, tal como el título de la obra, intenta engañar a quienes creían conocer al artista sólo por la altura de su figura, dando cuenta de todo lo auténtico que en verdad tenía un creador cuya pérdida más terrible no es la musical, sino la humana.


Título Original: Mystify: Michael Hutchence

Director: Richard Lowenstein

Duración: 102 minutos

Año: 2019

Reparto: Michael Hutchence, Patricia Hutchence, Kylie Minogue, Helena Christensen, Bob Geldof, Paula Yates, Lesley Lewis


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

The Raging Wrath Of The Easter Bunny Demo The Raging Wrath Of The Easter Bunny Demo
DiscosHace 17 horas

Mr. Bungle – “The Raging Wrath Of The Easter Bunny Demo”

Hacer algo nuevo, resignarse a los hits, dar en el gusto. Existen muchas razones para desempolvar un proyecto desde el...

The Ascension The Ascension
DiscosHace 4 días

Sufjan Stevens – “The Ascension”

Con cada disco, Sufjan Stevens pareciera ser un nuevo artista. Desde las complejas orquestaciones de “Illinois” (2005), el experimental y...

CMFT CMFT
DiscosHace 5 días

Corey Taylor – “CMFT”

Corey Taylor es uno de los músicos más trabajólicos del mundo del rock y el metal. Con una buena serie...

Detroit 2 Detroit 2
DiscosHace 6 días

Big Sean – “Detroit 2”

Como continuación directa de su mixtape “Detroit” (2012), el rapero Big Sean vuelve inteligentemente a sus raíces durante sus honestos...

Flowers Of Evil Flowers Of Evil
DiscosHace 2 semanas

Ulver – “Flowers Of Evil”

Como parte del desarrollo personal, es importante considerar la integración de las distintas dimensiones que tenemos, y no reprimir lo...

Hannah Hannah
DiscosHace 2 semanas

Lomelda – “Hannah”

Hasta ahora, Lomelda ha dicho mucho con poco. A través de minimalistas composiciones y directas prosas, el proyecto de Hannah...

Throes Of Joy In The Jaws Of Defeatism Throes Of Joy In The Jaws Of Defeatism
DiscosHace 2 semanas

Napalm Death – “Throes Of Joy In The Jaws Of Defeatism”

Leyendas vivientes. Un título que para los “padres del grindcore” no es algo exagerado. Y es que esta legendaria formación...

Zeros Zeros
DiscosHace 3 semanas

Declan McKenna – “Zeros”

La edad de Declan McKenna parece ser un tópico difícil de ignorar al discutir sobre el cantautor británico. Y es...

Alphaville Alphaville
DiscosHace 3 semanas

Imperial Triumphant – “Alphaville”

De la ciencia ficción y ambientado en una localidad distópica, “Alphaville, Une Étrange Aventure de Lemmy Caution” es el título...

ENERGY ENERGY
DiscosHace 3 semanas

Disclosure – “ENERGY”

La fórmula de los ingleses Disclosure, a través de su relativamente breve, pero intensa historia, supone consensos: un producto en...

Publicidad
Publicidad

Más vistas