Conéctate a nuestras redes
Una Noche Para Sobrevivir Una Noche Para Sobrevivir

Comentarios

Una Noche Para Sobrevivir

Publicado

en

Desde que llegara a la cúspide de Hollywood con el rol protagónico en “Schindler’s List” (1993), al mismo tiempo que aseguraba la rentabilidad de su nombre al aparecer en “Star Wars: Episode I – The Phantom Menace” (1999), Liam Neeson ha tenido una carrera próspera y elogiada, estableciéndose como uno de los principales actores duros de su generación, heredero natural de lo que alguna vez fue Steve McQueen o James Cagney. Esto mismo se ha visto recalcado más que nunca en los últimos años de su carrera, donde el irlandés se ha dedicado a encarnar un tipo de personaje duro, decidido y sin miedo a recurrir a medios violentos para lograr lo que desea, pero siempre apegado a un estricto código moral. Dentro de esto, el ejemplo más obvio ha sido “Taken” (2008) y sus dos secuelas. A pesar de no ser muy del gusto de la crítica, las tres cintas han sido rotundos éxitos de taquilla.

RUN ALL NIGHT 01Siguiendo con este vehículo que tan bien le ha funcionado en el tercer acto de su carrera (Neeson ya tiene más de 60 años), “Una Noche Para Sobrevivir” le da al actor una nueva oportunidad para disparar tiros y patear puertas en la piel de Jimmy Conlon, un retirado y desgastado sicario de la mafia de Brooklyn, que deberá retomar las andanzas de su pasado cuando su hijo Mike (Joel Kinnaman) se vea enfrentado accidentalmente a sus antiguos empleadores.

Jimmy Conlon es en esencia el mismo personaje que Neeson ya ha interpretado en años recientes: duro, extremadamente hábil con las armas, veloz para tomar decisiones, y enfrentado a un mal implacable, aunque él no lo haya buscado provocar. La diferencia más importante radica, en este caso, en los elementos externos a la acción propiamente tal. En este sentido, el gran mérito que ofrece “Una Noche Para Sobrevivir”, que es también lo que la diferencia positivamente de sus coetáneas, es que la línea que separa a los “buenos” de los “malos” es extremadamente difusa, incluso moldeándose a lo que va requiriendo el relato. Esto es logrado por medio de un trabajo tan básico como dotar a los personajes principales de más de una dimensión sicológica, algo de lo que suelen estar exentas las películas de acción.

RUN ALL NIGHT 02Así es como Jimmy Conlon actúa de manera correcta, priorizando siempre a su familia, pero de todas formas es un asesino despiadado, y a medida que van pasando los minutos, su pasado le comienza a pesar más de lo que parece capaz de soportar. Paradójicamente, esta definición también se ajusta a su contraparte, el jefe de la mafia, Shawn Maguire (Ed Harris). Quizás el único que es totalmente “bueno” es Mike Conlon, pero aun así las circunstancias extremas a las que se ve enfrentado lo llevan en más de una ocasión a coquetear con lo inmoral.

Dotada de esto, “Una Noche Para Sobrevivir” ya cuenta con unas fichas más fuertes que lo habitual con las que apostar. Esto eleva al resto del material, donde las secuencias de tiroteos, y especialmente las de combates mano a mano, están realizadas con precisión y filmadas de una manera clara y ágil que les saca el mejor provecho posible.

RUN ALL NIGHT 03Quizás el único gran problema de la película, y que la hace ceder al colocarla al lado de las mejores cintas de acción del último año, es que nunca logra abandonar el tono denso y tensionado. Esto no sería en absoluto un problema si es que la obra no lo intentara; de hecho, la premisa se sostendría sin mayores inconvenientes, pero son una serie de chistes forzados y fuera de lugar que incomodan más de lo que divierten, los que aparecen para desentonar con el resto.

Sin cambiar de género, Liam Neeson se anotó quizás su mejor película con “Una Noche Para Sobrevivir”, al menos desde que se parodiara a sí mismo en “The Lego Movie” (2014). Da para pensar de si el problema no eran en realidad los guiones que le entregaban, donde Luc Besson ha sido una constante. Cabe recordar que el director/guionista francés es famoso por armar películas de acción en torno a personajes simplísimos y poco interesantes, que sirven más como herramientas que como roles en sí mismos.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Shiva Baby

Publicado

en

Shiva Baby

Esta es una situación demasiado habitual: tener que asistir a un evento al que no se quiere ir, soportar a parientes y amistades de la familia que se toman las atribuciones para comentar sobre nuestra vida y apariencia, e intentar mantener la calma cuando se escuchan los comentarios que enmascaran la desaprobación de aquella gente opinante. Querer presentarse de una manera apropiada para enorgullecer a tus padres frente a los asistentes, mientras que el aire es robado por cada interacción. “Shiva Baby”, el debut en largos de Emma Seligman, toma lugar en este asfixiante escenario.

Basada en un corto de 2018 de la misma directora, la película se centra en la historia de Danielle (Rachel Sennott), una joven bisexual a punto de graduarse de la universidad sin un plan en mente, quien se dedica a tener sexo con hombres mayores a cambio de dinero. Junto a sus padres, ella debe asistir a un shiva, un velatorio judío que se realiza posterior al funeral de una persona. Dentro de los asistentes se encuentran sus entrometidas tías, su exitosa ex novia Maya, y Max, su sugar daddy.

En “Shiva Baby” Danielle funciona como la catalizadora del caos que sucede en la jornada y Rachel Sennott es totalmente destructiva en su rol protagónico. Su rostro insidioso se enciende mientras procesa su enojo y envidia, que la llevan a tomar pésimas decisiones. Ella mira calculadoramente mientras piensa cómo puede ejercer dominación en estas dinámicas de poder y, de igual forma, su mirada revela cuando nerviosamente se retira ante su derrota. La actuación de Sennott es comparable a presenciar un auto que acelera a toda velocidad mientras se dirige a un muro; es completamente avasalladora, pero imposible de ignorar.

El resto del elenco funciona como una perfecta contraparte en esta desenfrenada jornada que escala a cada minuto, destacando especialmente sus padres. Debbie (Polly Draper) conoce perfectamente los impulsos de su hija, la apoya y reprende en la misma medida, dando como resultado una divertida y refrescante dinámica entre las dos. Por otro lado, Joel (Fred Melamed) juega un poco con el estereotipo de padre despistado e incompetente, pero su presencia tiene un aire inocente y reconfortante, dando paso a cómicas situaciones.

El evento que los reúne es filmado maravillosamente por la directora Emma Seligman, quien crea una atosigante atmósfera, logrando transmitir la abrumante mirada crítica de los asistentes y la ansiedad que provocan en la protagonista. La película crea una enfermiza tensión con claustrofóbicos planos, una musicalización cercana al género de terror y un montaje preciso. Seligman saca el máximo provecho de una sola locación, en esta aplastante casa atestada de personas que cada vez se siente más abultada.

A medida que “Shiva Baby” avanza y las situaciones se tornan más absurdas, la calidad de la comedia sube con escenas perfectamente orquestadas para desembocar en una estresante resolución. El guión, con un perturbador sentido del humor, construye magistralmente estos pilares que se caen uno tras otro. Todo esto se desenvuelve bajo el lente de una interesante propuesta sobre cómo una joven se relaciona con su propia sexualidad y cómo encaja dentro de las expectativas que no logra cumplir, mientras se relaciona con las mujeres que aparentemente sí lo hacen.

Este largometraje es un angustioso espectáculo, que llega a ser muy difícil de mirar, pero no falla en entretener. Instala poderosamente a dos nuevos talentos con la llegada de una chispeante actriz principal y una inteligente directora con un negro sentido del humor. “Shiva Baby” es un electrizante viaje que, en unos compactos 77 minutos, logra construir un rico y asfixiante mundo, dejando al espectador con ganas de más.


Título Original: Shiva Baby

Director: Emma Seligman

Duración: 77 minutos

Año: 2020

Reparto: Rachel Sennott, Danny Deferrari, Fred Melamed, Polly Draper, Molly Gordon, Glynis Bell

 


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Jubilee Jubilee
DiscosHace 2 días

Japanese Breakfast – “Jubilee”

Michelle Zauner lleva un tiempo esperando una oportunidad como esta, un momento en el que la atención esté completamente sobre...

Ancient Dreams In A Modern Land Ancient Dreams In A Modern Land
DiscosHace 4 días

MARINA – “Ancient Dreams In A Modern Land”

Dentro de la variada gama del pop alternativo que surgió en la década pasada, la carrera de Marina Diamandis es...

Van Weezer Van Weezer
DiscosHace 2 semanas

Weezer – “Van Weezer”

Weezer ha lanzado una gran cantidad de discos de manera ininterrumpida durante los últimos años. Ni siquiera la pandemia de...

WINK WINK
DiscosHace 2 semanas

CHAI – “WINK”

Como pocas veces en la industria, una ola internacional de música golpeó con fuerza en los últimos años. La era...

Cavalcade Cavalcade
DiscosHace 3 semanas

Black Midi – “Cavalcade”

Durante la última década, muchos prometedores nombres han pasado por la escena musical. Con un hype a veces indescriptible de...

Dry Cleaning Dry Cleaning
DiscosHace 3 semanas

Dry Cleaning – “New Long Leg”

Usualmente, al ver lo mal que lo pasa la mayoría de los habitantes del mundo, es difícil buscar una referencia...

Daddy’s Home Daddy’s Home
DiscosHace 3 semanas

St. Vincent – “Daddy’s Home”

Desde su debut en 2007 con “Marry Me”, St. Vincent ha adoptado una multiplicidad de personas para contar sus historias,...

Hella Love Hella Love
DiscosHace 1 mes

Marinero – “Hella Love”

Marinero es el seudónimo de Jess Sylvester, músico de ascendencia mexicana que para este álbum abandona la bahía de San...

Seek Shelter Seek Shelter
DiscosHace 1 mes

Iceage – “Seek Shelter”

Cuando lanzaron “New Brigade” y “You’re Nothing” en 2011 y 2013, respectivamente, los daneses de Iceage estaban en la cima...

G_d’s Pee AT STATE’S END G_d’s Pee AT STATE’S END
DiscosHace 1 mes

Godspeed You! Black Emperor – “G_d’s Pee AT STATE’S END!”

Durante 2019, previo a que el mundo entrara en su letargo y una pandemia no fuese más que un argumento...

Publicidad
Publicidad

Más vistas