Conéctate a nuestras redes
Día Lluvioso Día Lluvioso

Comentarios

Un Día Lluvioso en Nueva York

Publicado

en

Resulta imposible separar la obra del autor de manera absoluta cuando toda ella está empapada de su personalidad, y el caso de esta entrega no es distinta. Woody Allen lleva nuevamente a la pantalla grande una comedia romántica con los personajes y las temáticas que lo hicieron triunfar desde sus inicios, satisfaciendo las expectativas de ver aquello a lo que se está acostumbrado en su cine, sin mayor exploración o reinvención más allá de la entrada de nuevas generaciones de prometedores actores. La consecuencia de ello es que mantiene ciertos parámetros y estereotipos que pueden resonar de manera negativa especialmente en estos tiempos, pero que no pierden del todo su atractivo. “Un Día Lluvioso en Nueva York” revive la idea de estar contemporáneamente en presencia de un clásico.

Gatsby Welles (Timothée Chalamet) y Ashleigh Enright (Elle Fanning) son una pareja de jóvenes universitarios privilegiados que se proponen pasear un fin de semana por Manhattan, aprovechando la oportunidad que a ella le surge para entrevistar allí al destacado cineasta Roland Pollard (Liev Schreiber). Sin embargo, ocurre una seguidilla de situaciones inesperadas que aplazan el encuentro de la pareja, dividiéndolos en lo que será un día de aventuras y encuentros por caminos propios.

La película comienza con la voz del mismo protagonista, quien nos introduce sobre el tipo de relación que mantiene con Ashleigh en el contexto universitario para luego adentrarse a los paisajes de Manhattan y al mundo del cine, donde Ashleigh se verá arrastrada de una historia a otra, en momentos con los que sólo podría soñar y que dejan a Gatsby fuera del mapa. Fanning representa aquí a una mujercita que, con su dulzura no corrompida e ingenuidad, logra ser el blanco de atención de diversos hombres que buscan en ella una musa, un escape o sólo sexo. Emocionada con todo lo que está viviendo, siendo torpe debido a los nervios que las situaciones le producen, recorre la ciudad buscando ayudar a su gran ídolo, que está atravesando una crisis artística, mientras en el camino se va topando con paparazis, los chismes faranduleros de Ted Davidoff (Jude Law) y con el atractivo actor Francisco Vega (Diego Luna).

Chalamet, por su parte –que se presta como cuerpo y voz de un joven Allen–, personifica a un estudiante de aire soberbio, talentoso para los juegos de azar y que repudia las costumbres de la clase alta donde se crio, pero que mantiene de todas formas. Gatsby, turbado por la idea de que su novia se codee con importantes figuras del cine dejándolo plantado a él, se resigna a continuar vagando por los que fueron sus barrios, evitando toparse con alguien de su familia que lo fuerce a asistir a la celebración con su madre, de la que ya se había justificado. En su recorrido encuentra la mejor compañía en Chan (Selena Gómez), con quien intercambia recuerdos e impresiones de un pasado común.

La puesta en escena que se despliega logra crear un escenario encantador para un romance y toda clase de encuentros. La música instrumental, locaciones, dirección de arte e iluminación construyen una imagen clásica, elegante y acogedora, que no es arrebatada por la agitación de la cámara en ciertas escenas ni por la lluvia, por lo que, independiente de la afinidad que tengamos con la historia o personajes, la atmósfera que se crea resulta agradable.

Tanto la comedia como el romance cumplen su función: mantienen la risa o, al menos, ala atención durante la proyección, siendo Ashleigh quien lleva principalmente la batuta de la comedia, mientras Gatbsy la del drama y romance. De esa forma, se nos indica ya desde el afiche la importancia del nuevo romance que se forma con la llegada de Chan, sin embargo, esta relación no se construye de tal manera que logre una trama ni conversaciones lo suficientemente interesantes, limitando los mecanismos de atracción mutua a vanos clichés que empiezan con la tensión de un beso. En general la narración, la comedia y la construcción de personajes de esta película está cargada de estos clichés o estereotipos recurrentes en la filmografía del director. Por ejemplo, el sexismo no resulta nada nuevo y confirma que no se tuvo intención de ser modificado, y si bien el género se permite ser políticamente incorrecto, no pasa desapercibida ni deja de ser ofensiva la representación de sus personajes femeninos a través del tiempo, especialmente desde el contexto que envuelve su exhibición. Desgraciadamente, muchos de estos estereotipos siguen siendo aún parte de nuestra realidad, por lo que Woody Allen no deja de ser interesante al ser capaz de burlarse del comportamiento humano y las construcciones culturales que nos rigen.

Así, a sus 84 años recién cumplidos, Woody Allen continúa cada año imprimiendo sus intereses y sus conflictos de una manera divertida, desde fórmulas propias más que comprobadas, que parecen no tener un límite de explotación. Esto puede dejar cierta sensación de ya no existir un gran esfuerzo de nuevas reflexiones o exploración hacia nuevas formas de discurso, pero, al menos en esta película, aciertan con el plan de pasar un buen rato con diálogos cargados de referencias y chistes que a ratos apuntan a un interés psicoanalítico, aunque también abordados de una manera ligera y superficial.


Título Original: A Rainy Day In New York

Director: Woody Allen

Duración: 92 minutos

Año: 2019

Reparto: Timothée Chalamet, Elle Fanning, Selena Gomez, Jude Law, Diego Luna, Liev Schreiber, Annaleigh Ashford, Rebecca Hall, Cherry Jones, Will Rogers, Taylor Black, Kathryn Leigh Scott


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

El Escándalo

Publicado

en

El Escándalo

La combinación de hechos reales y ficción, para así representar historias de relevancia mediática, podría reforzar una reflexión sobre el trasfondo de ciertos eventos; más aún, cuando existen permanentes discusiones sobre temas controversiales y que están forjando nuevas miradas en la sociedad contemporánea. En este contexto, existen ciertas producciones cinematográficas que toman este medio para adentrarse y otorgar una voz a sus protagonistas.

En 2016 se destapó uno de los más grandes secretos de la televisión estadounidense, cuando la ex conductora de Fox News, Gretchen Carlson, acusó y demandó a Roger Ailes, fundador y ex director del canal, de acoso sexual. El revuelo de la denuncia provocó un remesón en la cadena y ayudó a que muchas trabajadoras tomaran la decisión de denunciar a Ailes por el mismo comportamiento hacia ellas, incluida Megyn Kelly, conductora e importante figura del canal en ese entonces.

Dirigida por Jay Roach, “El Escándalo” se centra en cómo Gretchen Carlson (Nicole Kidman) interpone la demanda por acoso sexual en contra de Roger Ailes (John Lithgow) y las consecuencias de este hecho en el canal. Esta denuncia empujará a otras mujeres a alzar la voz, entre ellas Kayla Pospisil (Margot Robbie), una nueva conductora en ascenso, y a la figura más importante de Fox News, Megyn Kelly (Charlize Theron).

Al estar inspirada por hechos reales, el guion, a cargo de Charles Randolph, transita el terreno de la ficción, pero, al mismo tiempo, no deja a un lado la realidad y, casi como si fuera un documental, expone los hechos alrededor de una difusa veracidad. Esta idea permea la estructura de la cinta, fragmentando su hilo conductor e incorporando elementos que apoyen una mirada cómplice por parte del espectador. En ese sentido, la inclusión de voz en off, insertos visuales, romper la cuarta pared y movimientos de cámara simulando un falso documental, son parte de la sustancia que pretende dar autenticidad y punto de vista al relato, recordando el trabajo de Adam Mckay en “The Big Short” (2015) y “Vice” (2018).

Además, la cinta no tan sólo toma el punto de vista de quienes decidieron demandar y denunciar a Ailes, sino también agrega una tercera perspectiva para ahondar en la reiterada conducta sexual del ex director hacia las trabajadoras del canal. Por un lado, seguimos la mirada de Megyn Kelly, quien en ese momento era una de las figuras más importantes del canal, destacada por emplazar a Donald Trump cuando estaba en plena carrera presidencial. Kelly es puesta como el punto de fragmentación entre sus intereses profesionales y su postura individual cuando se enfrenta al destape iniciado por su ex compañera de canal, en ella se manifiesta el conflicto más profundo entre callar o sumarse a la denuncia, dicha disputa es llevada con gran habilidad a través de la interpretación de Theron, quien logra un extraordinario acercamiento a la figura real de Kelly.

Por otra parte, la representación de Gretchen Carlson es el disparador del gran escándalo y, aunque su presencia es primordial en la progresión de los hechos que terminaron en la denuncia en contra de Ailes, la construcción de su personaje queda incompleta al momento de profundizar en la manera en que escaló el gran destape. Por el contrario, la inclusión de un personaje ficticio en este conflicto permite una entrada hacia lo más oscuro que ocurría en el canal en ese entonces, donde se observa la conducta de George Ailes hacia las mujeres que trabajaban con él, pero también una sutil critica en contra de la industria televisiva y cómo la articulación del poder se interpone para obstaculizar el desarrollo profesional. El personaje interpretado por Margot Robbie resulta ser el más complejo de las tres, otorgando una mirada hacia su vida personal y cómo sus valores, postura política y religiosa chocan y se enfrentan a la situación en la que se ve envuelta.

“El Escándalo” intenta exponer con cierto grado de autenticidad los hechos ocurridos hace cuatro años y, a pesar de sus diferentes miradas, le resulta difícil comprometerse con un punto de vista en particular, por lo que pareciera incompleta en su propuesta. Su mayor fortaleza recae en la actuación de sus protagonistas y el trabajo de maquillaje y caracterización, el que acerca la ficción a su inspiración en la vida real, resultando en una película que sólo limita su relato a una representación superficial y parcial de la acusación que involucraba a grandes figuras de la industria televisiva.


Título Original: Bombshell

Director: Jay Roach

Duración: 109 minutos

Año: 2019

Reparto: Nicole Kidman, Charlize Theron, Margot Robbie, John Lithgow, Allison Janney, Kate McKinnon, Malcolm McDowell, Mark Duplass, Alice Eve, Connie Britton, Alanna Ubach


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

There Is No Year There Is No Year
DiscosHace 9 horas

Algiers – “There Is No Year”

Algiers es una banda que logró algo de notoriedad en los circuitos alternativos durante 2017 gracias al lanzamiento de su...

Deceiver Deceiver
DiscosHace 2 meses

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 2 meses

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 2 meses

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 2 meses

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 2 meses

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 2 meses

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Railer Railer
DiscosHace 2 meses

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 2 meses

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 2 meses

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Publicidad
Publicidad

Más vistas