Conéctate a nuestras redes

Comentarios

The Avengers: Los Vengadores

Publicado

en

Enhorabuena, Marvel ha dado en el clavo y entrega un espectáculo de proporciones épicas, que dejará contentos tanto a los fanáticos de los comics, como a los aficionados al cine de acción y de aventuras. Joss Whedon logra lo que Michael Bay no pudo con su trilogía de robots alienígenos: concebir un producto disfrutable, con buen humor y acción a raudales, y por sobre todo, no defraudar a nadie, logrando incluso superar las inmensas expectativas que rondaban en el ambiente. Junto con “The Dark Knight” (Christopher Nolan, 2008), “The Avengers”, es la mejor película de superhéroes realizada hasta la fecha.

La historia comienza con el regreso de Loki (Tom Hiddleston), el medio hermano y archienemigo de Thor, quien se alía con la raza alienígena Chitauri,  para hacerse con el Tesseract, un cubo de energía ilimitada capaz de abrir un portal entre la Tierra y el mundo de los extraterrestres. Sediento de venganza, Loki tratará de abrir el portal para que el ejercito Chitauri asedie el planeta, y así poder reclamar su puesto como el soberano de la Tierra. Nick Fury (Samuel L. Jackson), director de S.H.I.E.L.D., agencia súper secreta de inteligencia y antiterrorismo, deberá reunir a los hombres más poderosos del planeta para crear un grupo que pueda hacer frente a esta letal amenaza.

No nos engañemos, “The Avengers” no es la panacea del séptimo arte, pero cumple lo que promete de una forma más que satisfactoria. La trama es simple: un grupo de personajes debe superar sus diferencias para vencer a un mal mayor, y eso es todo. Las personas que quieran buscar algo más allá, están en la película equivocada. “The Avengers” se sostiene, en parte, por satisfacer las ansias de millones de fanáticos alrededor del mundo, que soñaban con ver al legendario grupo de las historietas en la pantalla grande, pero también por saber jugar sus cartas audazmente, reuniendo todo lo construido en sus sagas superhéroicas, para llevarlas a un punto de ebullición, en una película que no da espacio para respiros.

Alejada de la oscuridad y “madurez” que muchos han querido imponer a las adaptaciones de comics –sobre todo después de la saga del hombre murciélago-, “The Avengers” rinde honores al género, tratando a los superhéroes como lo que son. Aquí tenemos a dioses, extraterrestres, súper hombres y monstruos de dimensiones desconocidas, tal como los vemos en la viñetas, trasladados a la pantalla grande, respetando todos sus tópicos. La adaptación brilla por su apego al material original, y es capaz de aunar en un solo filme, a los héroes más icónicos de la editorial.

El guión, firmado por el mismo Whedon, y Zak Penn, da espacio para que cada uno de los integrantes tenga su momento de gloria y sea relevante en el desarrollo de la historia. Desde Hawkeye, hasta el doctor Bruce Banner/Hulk, esta vez interpretado por Mark Ruffalo, tomando el lugar de Edward Norton, en una decisión de casting muy acertada, ya que físicamente el actor recuerda mucho al protagonista de la serie televisiva que estuvo de moda en los ochenta, “The Incredible Hulk”, y logra transmitir el dilema del personaje, de una forma mucho más contenida. Amén por la participación de Hulk, que ahora sí, es la maquina imparable que todos querían ver, dueño de los mejores momentos del filme, tanto de acción como de comedia.

El elenco está impecable, sin ser actuaciones “buscapremios”, logran hacer suyos a los personajes, siendo los más remarcables Robert Downey Jr., en su papel de Tony Stark/Iron Man,  y Tom Hiddleston, dando vida a Loki, como el imponente villano de la película, pero frágil como cualquier humano. Cuento aparte es Samuel L. Jackson, cuyo personaje tiene mucho más protagonismo, y siempre es un placer verlo actuar de sí mismo, aunque como Nick Fury lo haga en un plan más reflexivo y profundo.

Marvel aprendió de sus errores en producciones anteriores. La comedia está presente, pero ya no en forma de chistes tontorrones, sino como un catalizador, con escenas muy bien pensadas y diálogos que logran sacar risas, incluso en los momentos de crisis. Por otra parte, a pesar de tratarse de una trama convencional, la espectacularidad está al orden del día, y esa es la gracia de todo. Es una película para disfrutarla de principio a fin, como un cabro chico. Se siente el deseo  de que la película no acabe nunca. “The Avengers” está diseñada para sentarse en la butaca, y durante casi dos horas y media, te mantengas aferrada a ella sin despegar los ojos de la pantalla. Todos los recursos técnicos están aprovechados al máximo para que la experiencia en el cine sea inolvidable, porque sí, esta película hay que verla en el cine.

Si son amantes de los comics y siguieron la saga de películas, tienen que ir a ver “The Avengers”. Sin duda, uno de los blockbusters del año, que vale cada gramo de hype que se depositó en él. Un espectáculo de primera, por donde se le mire. Y atentos fans de los comics, a la escena post créditos, una sorpresa que se veía venir, pero en la pantalla, es simplemente escalofriante.

Por Sebastián Zumelzu

Publicidad
85 Comentarios

85 Comments

Responder

Comentarios

Sin Tiempo Para Morir

Publicado

en

Sin Tiempo Para Morir

Todo comienzo debe desplegar su final, como bien claro lo deja el director estadounidense Cary Joji Fukunaga tras revelar, luego de seis años desde “Spectre”, la última película de la saga, y año y medio de espera pandémica para el estreno de “Sin Tiempo Para Morir”, la entrega número 25 del famosísimo Agente 007.

La película final con Daniel Craig a la cabeza, y la más cara de la saga, inicia con la breve historia de la brutal muerte de la madre de Madeleine Swann (Léa Seydoux) a manos de un misterioso hombre enmascarado, el antagonista principal del filme. Tras esto, nos encontramos con James Bond y Madeleine en un pueblo situado en algún lugar de Italia, tratando de llevar una vida tranquila e intentando dejar el pasado donde pertenece. Con esta premisa inicia el desencadenamiento de múltiples eventos, mayormente desafortunados, en los que Bond deberá llevar nuevamente al Agente 007 desde su lugar de retiro hacia el deber.

Al menos durante el inicio de la película, los diálogos entre personajes son simples y no muy creativos, lo que hasta cierto punto podría justificarse dentro del género, elemento que afortunadamente va incrementándose en calidad a medida que el metraje avanza. Otro punto importante acá es la acción que conlleva cualquier película protagonizada por el personaje creado por Ian Fleming.

La cinta cuenta con las infaltables secuencias de persecuciones automovilísticas, tiroteos y explosiones, siendo sólo algunas de las escenas que, a pesar de no ser recursos demasiado innovadores dentro de la burbuja de los filmes anteriores, en “Sin Tiempo Para Morir” se presentan con un timing que claramente tiene como meta sorprender y dejar al espectador literalmente al borde de su asiento. Y lo consigue. Además, la película cuenta con una paleta sonora que enriquece la experiencia visual de dichas escenas, con la intensidad necesaria como para caer inmerso en el visionado, llevando incluso a sentir y empatizar el agotamiento de los personajes.

Por otro lado, una de las aristas de la dirección de Fukunaga (y, por cierto, de su director de fotografía, el sueco Linus Sandgren) se ve reflejada en un trabajo de cámara que resulta fluido y dinámico, sobre todo al momento de tener que seguir a los personajes que corren en motos y automóviles a toda velocidad por angostas calles y peligrosas curvas, logrando que, en general, las secuencias no se hagan monótonas. Además, la duración de las escenas de acción es justa y precisa, a diferencia de lo que ocurre en otras películas del género, en que tales momentos a veces se extienden por más tiempo del necesario, algo que en “Sin Tiempo Para Morir” no sucede y todo se calibra en su justa medida.

A pesar de que, al igual que en los filmes anteriores, el personaje de Bond sigue siendo retratado en su mayoría como un tanto invencible, y a veces casi como un superhombre capaz de enfrentarse a cualquier eventualidad, siendo capaz de superar obstáculos exitosamente, en “Sin Tiempo Para Morir” también deja ver su lado más sensible y vulnerable ante los golpes que le da la vida. Y es que sus mayores motivaciones durante el desarrollo del filme se fundan principalmente sobre bases emotivas, ya sea al momento de ser convencido por su amigo y compañero Felix (Jeffrey Wright) de ayudarlo y volver a aceptar su cargo, o cuando alguno de sus seres queridos se ve en aprietos y Bond cruza cielo, mar y tierra para salvarlos con la esperanza de garantizar su futuro juntos.

En momentos como aquellos es que aflora la emotividad del Agente 007, un personaje que podría equívocamente dar la impresión de no ser más que precisión y practicidad, pero que deja en claro que, si el corazón de los fanáticos de la saga late más fuerte al ver la película que concluye la “época Craig”, no es más que por el eco del suyo mismo. “Sin Tiempo Para Morir” es todo un espectáculo visual y sonoro, y un final más que digno para quince años y cinco películas de un James Bond que supo más de altos que de bajos.


Título Original: No Time To Die

Director: Cary Joji Fukunaga

Duración: 163 minutos

Año: 2021

Reparto: Daniel Craig, Rami Malek, Ralph Fiennes, Naomie Harris, Ana de Armas, Ben Whishaw, Jeffrey Wright, Léa Seydoux, Rory Kinnear, Dali Benssalah, Billy Magnussen, Christoph Waltz


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Superstate Superstate
DiscosHace 14 horas

Graham Coxon – Superstate

Lo de Graham Coxon es un ejemplo de aquellos artistas que, siendo parte de una banda de éxito masivo y...

Pilgrimage Of The Soul Pilgrimage Of The Soul
DiscosHace 6 días

MONO – “Pilgrimage Of The Soul”

En su último trabajo, MONO apuesta por subir el volumen. Los ocho tracks que contiene “Pilgrimage Of The Soul” proponen...

A Beginner’s Mind A Beginner’s Mind
DiscosHace 7 días

Sufjan Stevens & Angelo De Augustine – “A Beginner’s Mind”

Durante la última década, Sufjan Stevens ha musicalizado la visión apocalíptica del futuro con complejas composiciones sobre la desesperanza y...

HEY WHAT HEY WHAT
DiscosHace 2 semanas

Low – “HEY WHAT”

Pese a ser uno de los nombres insignes de ese ambiguo subgénero denominado slowcore, la banda Low jamás ha aceptado...

Senjutsu Senjutsu
DiscosHace 2 semanas

Iron Maiden – “Senjutsu”

Iron Maiden en su mejor forma. No hay otra manera de describir el trabajo que La Doncella logra con su...

Sometimes I Might Be Introvert Sometimes I Might Be Introvert
DiscosHace 3 semanas

Little Simz – “Sometimes I Might Be Introvert”

¿Cómo puede una voz introvertida alzarse ante las injusticias del mundo? ¿Cuáles son las herramientas de una persona tímida para...

GLOW ON GLOW ON
DiscosHace 3 semanas

Turnstile – “GLOW ON”

Es un hecho que no se puede reinventar la rueda, a nadie debería sorprenderle, pero tal vez sí se pueden...

Cool Cool
DiscosHace 4 semanas

Colleen Green – “Cool”

Una caja de ritmos y una guitarra fueron suficientes para que Colleen Green llamara la atención en 2013 con “Sock...

Donda Donda
DiscosHace 4 semanas

Kanye West – “Donda”

Donda West, la madre de Kanye, falleció en 2007 por complicaciones en una serie de cirugías plásticas. Hacia 2019, West...

Screen Violence Screen Violence
DiscosHace 1 mes

CHVRCHES – “Screen Violence”

Con una carrera de casi una década, CHVRCHES ya debería tener su lugar asegurado en la industria, sin embargo, desde...

Publicidad
Publicidad

Más vistas