Conéctate a nuestras redes

Comentarios

The Avengers: Los Vengadores

Publicado

en

Enhorabuena, Marvel ha dado en el clavo y entrega un espectáculo de proporciones épicas, que dejará contentos tanto a los fanáticos de los comics, como a los aficionados al cine de acción y de aventuras. Joss Whedon logra lo que Michael Bay no pudo con su trilogía de robots alienígenos: concebir un producto disfrutable, con buen humor y acción a raudales, y por sobre todo, no defraudar a nadie, logrando incluso superar las inmensas expectativas que rondaban en el ambiente. Junto con “The Dark Knight” (Christopher Nolan, 2008), “The Avengers”, es la mejor película de superhéroes realizada hasta la fecha.

La historia comienza con el regreso de Loki (Tom Hiddleston), el medio hermano y archienemigo de Thor, quien se alía con la raza alienígena Chitauri,  para hacerse con el Tesseract, un cubo de energía ilimitada capaz de abrir un portal entre la Tierra y el mundo de los extraterrestres. Sediento de venganza, Loki tratará de abrir el portal para que el ejercito Chitauri asedie el planeta, y así poder reclamar su puesto como el soberano de la Tierra. Nick Fury (Samuel L. Jackson), director de S.H.I.E.L.D., agencia súper secreta de inteligencia y antiterrorismo, deberá reunir a los hombres más poderosos del planeta para crear un grupo que pueda hacer frente a esta letal amenaza.

No nos engañemos, “The Avengers” no es la panacea del séptimo arte, pero cumple lo que promete de una forma más que satisfactoria. La trama es simple: un grupo de personajes debe superar sus diferencias para vencer a un mal mayor, y eso es todo. Las personas que quieran buscar algo más allá, están en la película equivocada. “The Avengers” se sostiene, en parte, por satisfacer las ansias de millones de fanáticos alrededor del mundo, que soñaban con ver al legendario grupo de las historietas en la pantalla grande, pero también por saber jugar sus cartas audazmente, reuniendo todo lo construido en sus sagas superhéroicas, para llevarlas a un punto de ebullición, en una película que no da espacio para respiros.

Alejada de la oscuridad y “madurez” que muchos han querido imponer a las adaptaciones de comics –sobre todo después de la saga del hombre murciélago-, “The Avengers” rinde honores al género, tratando a los superhéroes como lo que son. Aquí tenemos a dioses, extraterrestres, súper hombres y monstruos de dimensiones desconocidas, tal como los vemos en la viñetas, trasladados a la pantalla grande, respetando todos sus tópicos. La adaptación brilla por su apego al material original, y es capaz de aunar en un solo filme, a los héroes más icónicos de la editorial.

El guión, firmado por el mismo Whedon, y Zak Penn, da espacio para que cada uno de los integrantes tenga su momento de gloria y sea relevante en el desarrollo de la historia. Desde Hawkeye, hasta el doctor Bruce Banner/Hulk, esta vez interpretado por Mark Ruffalo, tomando el lugar de Edward Norton, en una decisión de casting muy acertada, ya que físicamente el actor recuerda mucho al protagonista de la serie televisiva que estuvo de moda en los ochenta, “The Incredible Hulk”, y logra transmitir el dilema del personaje, de una forma mucho más contenida. Amén por la participación de Hulk, que ahora sí, es la maquina imparable que todos querían ver, dueño de los mejores momentos del filme, tanto de acción como de comedia.

El elenco está impecable, sin ser actuaciones “buscapremios”, logran hacer suyos a los personajes, siendo los más remarcables Robert Downey Jr., en su papel de Tony Stark/Iron Man,  y Tom Hiddleston, dando vida a Loki, como el imponente villano de la película, pero frágil como cualquier humano. Cuento aparte es Samuel L. Jackson, cuyo personaje tiene mucho más protagonismo, y siempre es un placer verlo actuar de sí mismo, aunque como Nick Fury lo haga en un plan más reflexivo y profundo.

Marvel aprendió de sus errores en producciones anteriores. La comedia está presente, pero ya no en forma de chistes tontorrones, sino como un catalizador, con escenas muy bien pensadas y diálogos que logran sacar risas, incluso en los momentos de crisis. Por otra parte, a pesar de tratarse de una trama convencional, la espectacularidad está al orden del día, y esa es la gracia de todo. Es una película para disfrutarla de principio a fin, como un cabro chico. Se siente el deseo  de que la película no acabe nunca. “The Avengers” está diseñada para sentarse en la butaca, y durante casi dos horas y media, te mantengas aferrada a ella sin despegar los ojos de la pantalla. Todos los recursos técnicos están aprovechados al máximo para que la experiencia en el cine sea inolvidable, porque sí, esta película hay que verla en el cine.

Si son amantes de los comics y siguieron la saga de películas, tienen que ir a ver “The Avengers”. Sin duda, uno de los blockbusters del año, que vale cada gramo de hype que se depositó en él. Un espectáculo de primera, por donde se le mire. Y atentos fans de los comics, a la escena post créditos, una sorpresa que se veía venir, pero en la pantalla, es simplemente escalofriante.

Por Sebastián Zumelzu

Publicidad
85 Comentarios

85 Comments

Responder

Comentarios

Lightyear

Publicado

en

Lightyear

“Lightyear” inicia con un pequeño título que dice que, en los años noventa, Andy, el personaje de la serie de “Toy Story”, recibió un juguete de su película favorita, y esta es esa película. Lo anterior podría llevar a imaginar que la cinta en cuestión tendría una estética noventera o tomaría elementos de películas de aventura de la época, de la misma manera que, por ejemplo, la serie “Stranger Things” se apoya en la estética y el estilo del terror de esa época, apropiándose de la narrativa y el estilo de esa década. Sin embargo, acá las referencias a la época comienzan y terminan con ese título inicial, y la obra rápidamente se transforma en otra simple película de aventura. Esto no es necesariamente malo, “Lightyear” es una película completamente funcional, entretenida y que, aunque a ratos se puede volver predecible, logra sorprender con algunos giros, pero esto genera que ese título inicial pierda sentido, y pone en cuestionamiento la razón de ser de esta película.

La historia comienza cuando, luego de quedar varados en un planeta hostil, Buzz Lightyear junto a su compañera Alisha hacen lo posible por llevar a la tripulación de vuelta a casa. Con la ayuda de científicos logran desarrollar un combustible experimental que podría salvarlos, pero durante los experimentos descubren que Buzz Lightyear, piloteando la nave de prueba, experimenta el tiempo de manera diferente: lo que en esa nave son minutos, en la superficie del planeta son años. Sin embargo, Buzz es incapaz de rendirse, y lo sigue intentando durante años y años, durante los cuales sus amigos y colegas envejecen mientras él se mantiene de la misma edad. Todo cambia cuando, al volver de uno de estos ensayos, descubre que algo ha cambiado: el planeta ha sido invadido por robots alienígenas. Con la ayuda de Izzy, nieta de su compañera, Lightyear deberá enfrentarse a estos robots para salvar al planeta y tener una oportunidad para volver a casa.

La de “Lightyear” es una trama que, a pesar de tocar temáticas interesantes sobre el paso del tiempo y la culpa, a ratos se siente muy complicada, ya que pasa mucho antes de que la trama principal siquiera comience. Esto hace que los tópicos que la película tratará a lo largo de su conflicto principal queden un tanto sobreexplicadas durante la primera media hora, lo que genera una desconexión entre lo que los personajes experimentan versus lo que los espectadores entendemos. Cuando Buzz se da cuenta de qué es lo que debe aprender para resolver el conflicto, es algo que se ve venir desde el principio de la historia.

Si bien, esto puede hacer que la película se sienta algo predecible desde un punto de vista temático, desde una perspectiva narrativa funciona bastante bien como cinta de acción y aventura. El universo que construye es visualmente rico y bastante especial, y se beneficia de diversas ideas sobre física cuántica que han sido exploradas en gran cantidad por películas de ciencia ficción, particularmente desde el aspecto de viajes en el tiempo.

Es interesante además que, a diferencia de muchos otros productos de nostalgia actuales, “Lightyear” se ve obligada a construir un universo completamente nuevo, puesto que las referencias que existen en las películas de “Toy Story” son sumamente vagas y genéricas, y es un desafío que el equipo tras esta película logra cumplir de forma satisfactoria. Buzz Lightyear, como personaje, es complejo e interesante, alejándose lo suficiente del juguete de sus películas madre para sostenerse como protagonista, pero logrando mantener suficientes elementos para sentirse familiar. Después de todo, el juguete supuestamente está basado en este personaje.

Por cierto, es difícil alejarse de las películas de “Toy Story”, no sólo porque “Lightyear” sea supuestamente el origen del juguete, sino porque está llena de referencias a la saga. La sombra de la tetralogía lo toca todo, tanto así, que a ratos pareciera que esta película es más una historia fan-made sobre el juguete que el verdadero origen del personaje. Y esto se debe a que no se siente como un producto de la época que supuestamente existe junto a los juguetes en el universo de “Toy Story”, sino que, en muchos sentidos, se percibe supeditada a los juguetes, tanto en sus referencias como en, incluso, un giro cerca del final de la historia.

Lo que queda es una sensación algo agridulce, ya que, cuando se concentra en ser sólo una película de aventuras, “Lightyear” funciona bastante bien, con un universo interesante, personajes coloridos y tensas secuencias de acción, incluso si no llega a los niveles de profundidad temática y madurez emocional de otras películas de Pixar. Lo anterior hace que se sienta como una oportunidad perdida porque como referencia a “Toy Story” no funciona tan bien como parecían ser sus intenciones, pero cuando se aleja de ella la historia marcha mucho mejor y queda la sensación de que hubiera sido aún mejor sin ninguna referencia, sólo existiendo por sí misma.


Título Original: Lightyear

Director: Angus MacLane

Duración: 100 minutos

Año: 2022

Reparto: (voces) Chris Evans, Keke Palmer, Peter Sohn, Taika Waititi, Dale Soules, James Brolin, Uzo Aduba, Mary McDonald-Lewis, Isiah Whitlock Jr., Angus MacLane, Bill Hader


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Entering Heaven Alive Entering Heaven Alive
DiscosHace 6 días

Jack White – “Entering Heaven Alive”

Como si el estreno de “Fear Of The Dawn” no fuera suficiente, Jack White hizo lo impensable al publicar dos...

C’MON YOU KNOW C’MON YOU KNOW
DiscosHace 7 días

Liam Gallagher – “C’MON YOU KNOW”

Este 2022 se cumplen 13 años desde la separación de Oasis, y la incertidumbre de una carrera en solitario de...

Harry’s House Harry’s House
DiscosHace 2 semanas

Harry Styles – “Harry’s House”

Harry Styles trae su tercer disco solista con “Harry’s House”, presentando, a diferencia de sus trabajos anteriores, un tránsito por...

PHALARIS PHALARIS
DiscosHace 2 semanas

Dir En Grey – “PHALARIS”

Desde que Dir En Grey cambió completamente su orientación sonora en “UROBOROS” (2008), la banda japonesa ha ido entregando una...

Super Champon Super Champon
DiscosHace 3 semanas

Otoboke Beaver – “Super Champon”

Sólo han pasado tres años desde que Otoboke Beaver remeció terrenos musicales con “Itekoma Hits” (2019), una suerte de carta...

Growing Up Growing Up
DiscosHace 3 semanas

The Linda Lindas – “Growing Up”

El conjunto estadounidense The Linda Lindas se convirtió en fenómeno viral en 2021 gracias a una presentación en vivo de...

The Loser The Loser
DiscosHace 4 semanas

Gospel – “The Loser”

Existe una infinidad de bandas y artistas que, publicando un solo trabajo –o incluso ninguno–, se disuelven y pasan al...

Hellfire Hellfire
DiscosHace 4 semanas

black midi – “Hellfire”

No había presión, no había urgencia, sólo había buenos comentarios de black midi con su tremendo debut “Schlagenheim” (2019) y...

Big Time Big Time
DiscosHace 1 mes

Angel Olsen – “Big Time”

Proponerse crear a partir de la crisis y los tiempos tumultuosos es una práctica riesgosa porque, si no llega a...

Omnium Gatherum Omnium Gatherum
DiscosHace 1 mes

King Gizzard & The Lizard Wizard – “Omnium Gatherum”

El 17 de abril de 2020, Bob Dylan lanzaba “I Contain Multitudes”, el segundo sencillo de lo que sería “Rough...

Publicidad
Publicidad

Más vistas