Conéctate a nuestras redes
Ted Bundy Ted Bundy

Comentarios

Ted Bundy: Durmiendo Con El Asesino

Publicado

en

Ted Bundy es, sin duda, una de las figuras más fascinantes en la cultura estadounidense. Uno de los asesinos seriales más infames de la historia de Estados Unidos y del mundo, la existencia de copioso material audiovisual de su juicio, además de entrevistas y testimonios de algunas de sus víctimas sobrevivientes, lo transforman en un personaje sumamente interesante. “Ted Bundy: Durmiendo Con El Asesino” intenta darle una nueva contextualización a esta historia, sin embargo, la falta de enfoque y punto de vista la transforman en una experiencia desabrida e irrelevante.

La película empieza cuando Liz Kendall (Lily Collins), madre soltera, conoce a un carismático y atractivo Ted Bundy (Zac Efron), y rápidamente comienzan una relación amorosa. Años después, Ted es acusado de intentar secuestrar a una joven en el estado Utah, y lentamente comienzan a acumularse contra él múltiples acusaciones de asesinato. Aunque alega inocencia, es llevado a prisión, y Liz, a pesar de creerle, lentamente comienza a distanciarse de él.

Es difícil hablar sobre la trama de esta película, ya que intenta contar dos historias paralelas sin profundizar en ninguna. Por un lado, seguimos a Liz a medida que aumentan las acusaciones en contra de Ted y cada vez parece más lejana la posibilidad de que salga en libertad. Por otro lado, seguimos a Ted, el atractivo y carismático estudiante de derecho que es acusado de asesinato en múltiples estados. Sin embargo, ninguna de las tramas desarrolla a sus personajes lo suficiente como para construir un relato que se sostenga.

Con Liz pareciera que el filme intenta hablar sobre el increíble atractivo y carisma de Ted Bundy, y cómo era capaz de prácticamente embrujar a sus parejas, pero su personaje y su relación con Ted nunca son profundizadas. A pesar de haber un claro cambio en ella al final de la película, no se entiende qué lo gatilla, ni qué es exactamente diferente en ella, ya que nunca tuvo un carácter bien definido.

Por otro lado, seguir a Ted Bundy a través de sus juicios y sus estadías en prisión resulta interesante, pero hasta cierto punto. Pese a ser un personaje sumamente atrayente, la falta de decisión y punto de vista de parte del director, Joe Berliner, hace que nada de lo que ocurre tenga real impacto en la forma de relacionarnos con él. Es un tratamiento puramente expositivo y no se alcanza a aborrecer ni empatizar con Ted, ya que nunca conocemos realmente su intimidad, sólo vemos la cara que muestra al público. Esto se siente como una oportunidad perdida, teniendo en cuenta que la película supuestamente trata sobre la relación de amor y odio que Liz tiene con él.

Visualmente la película es sumamente plana y no hay mucho que decir al respecto: la cámara simplemente muestra los hechos que ocurren, sin enfatizar ni enmarcar nada de ninguna forma interesante. Incluso el setting setentero no alcanza a sentirse importante, como en “Zodiac” (2007) de David Fincher o “American Hustle” (2013) de David O. Russell, en que los 70 de verdad brillan.

Por otro lado, las actuaciones tampoco sobresalen. Esto se debe probablemente a que los personajes no están lo suficientemente desarrollados para que sus actores tengan espacio para desenvolverse. Incluso Zac Efron, que hace un trabajo bastante correcto como Ted Bundy, nunca alcanza a salirse del mismo carisma y afabilidad constantes que el personaje muestra al mundo exterior, debido a que el filme nunca se aventura en su mundo interior. Esta es una decisión que corre tanto por guion como dirección, y que pudo haberle dado a Efron mucho más material para demostrar su capacidad actoral.

Los asesinos en serie son una temática compleja de tratar en cualquier tipo de ficción, ya que siempre se corre el riesgo de caer en la farandulización de estos personajes, olvidando que sus víctimas fueron reales. Esta película cae, sin embargo, en el otro extremo: la absoluta banalidad. Mucho se podría extrapolar sobre el fenómeno de Ted Bundy y lo horroroso y fascinante que resulta él como personaje hasta el día de hoy, pero “Ted Bundy: Durmiendo Con El Asesino” no se atreve a hacer más que relatar los hechos sin emitir comentario alguno.


Título Original: Extremely Wicked, Shockingly Evil and Vile

Director: Joe Berlinger

Duración: 110 minutos

Año: 2019

Reparto: Zac Efron, Lily Collins, John Malkovich, Angela Sarafyan, Kaya Scodelario, Jeffrey Donovan, James Hetfield, Grace Victoria Cox, Kevin McClatchy, Jim Parsons, Haley Joel Osment


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

El Llamado Salvaje

Publicado

en

El Llamado Salvaje

El CGI (Computer Generated Imagery) en el cine es a menudo un tema controversial al ser a veces mal utilizado, o ser técnicamente deficiente. A veces el efecto que genera es simplemente espantoso, como en el caso de “Cats” (2019), en otras busca ser casi lo único valioso en una película, más que historia o personajes, como en el caso de “Avatar” (2009). Esto se debe en gran medida a que es un recurso relativamente nuevo en la historia del cine, y las capacidades técnicas de los efectos especiales siempre están evolucionando. Algo notable de “El Llamado Salvaje” desde un principio es el uso de CGI para generar personajes casi en su totalidad, lo que es definitivamente una apuesta arriesgada. Sin embargo, el resultado, a pesar de no ser perfecto, es un buen camino a seguir para la industria en el futuro.

La historia sigue a Buck, un perro grande y afable, criado por una acaudalada familia en California, que es secuestrado y vendido durante la Fiebre del Oro, y enviado a Yukon, al norte de Canadá. Ahí vivirá diversas aventuras y conocerá a diferentes perros y personas que lo acercarán a su lado más salvaje, lo que finalmente lo llevará a su destino.

“El Llamado Salvaje” es una sólida película de aventuras, en gran medida porque el personaje principal es profundamente querible. Pese a que puede ser sumamente difícil generar empatía con un protagonista que no habla, por lo que se vuelve difícil entrar en su mundo interior, el film toma las decisiones adecuadas de utilizar una voz en off que a menudo nos dice lo que piensa, y hacer uso del CGI para darle al animal un gran rango de emociones y personalidad. Inmediatamente somos capaces de conectarnos con Buck, y además de entender su relación con los otros animales que conoce, los que también son sumamente expresivos.

Y ese es uno de los grandes aciertos de la película. El uso que le da al CGI tiene más que ver con construir personajes expresivos y queribles que con buscar un fotorrealismo que sea técnicamente sorprendente, o con generar un mundo de fantasía que sea el gancho de la cinta. A diferencia de “The Lion King” (2019), acá los personajes caninos están llenos de expresividad y personalidad, incluso a pesar de no tener voz, y esto es casi en su totalidad a lo efectivo del CGI.

Aunque, claro, la falta de prolijidad técnica en la animación de los personajes se siente, y en algunas escenas casi llega a distraer de la historia. Hay momentos en que estos no alcanzan a mezclarse bien con su ambiente y se sienten como personajes de videojuego, moviéndose por un ambiente de manera desconectada. Sin embargo, el film completo genera una sensación de fantasía y plasticidad que se complementa bien con este aspecto.

Básicamente, todo es un poco plástico, pero al menos de manera coherente. Se siente como un film animado, tanto por su textura visual como por su puesta en escena, lo que tiene sentido, considerando que es la primera película live action del director Chris Sanders, famoso por “Lilo & Stitch” (2002) y “How To Train Your Dragon” (2010) y “The Croods” (2013). Esto lleva a que los momentos en que el CGI falla se vuelvan menos choqueantes y nunca lleguen a ser más llamativos que la historia en sí.

“El Llamado Salvaje” no es una película perfecta, tiene algunas falencias de guion, algunos de sus personajes (particularmente los villanos) son algo caricaturescos y el final se vuelve sobre explicativo, alargándose y siendo innecesariamente cursi. Sin embargo, al igual que el viaje de Buck, es una película con altos y bajos: una vez terminada, es un viaje que valió la pena tomar. Y no sólo eso, es también un buen ejemplo de las posibilidades narrativas que puede tener el uso de CGI en el cine, si dejamos de centrarnos en el aspecto técnico y volvemos a concentrarnos en la historia y los personajes.


Título Original: The Call Of The Wild

Director: Chris Sanders

Duración: 105 minutos

Año: 2020

Reparto: Harrison Ford, Dan Stevens, Bradley Whitford, Karen Gillan, Omar Sy, Jean Louisa Kelly, Terry Notary, Cara Gee, Colin Woodell, Wes Brown, Anthony Molinari, Brad Greenquist


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

I Disagree I Disagree
DiscosHace 22 horas

Poppy – “I Disagree”

YouTube ha entregado algunos de los videos virales más singulares de internet. La popularidad de la plataforma le ha permitido...

On Circles On Circles
DiscosHace 2 días

Caspian – “On Circles”

Cada vez más pantanoso, el territorio del post rock busca permanentemente desmarcarse de los clichés y estar en constante evolución....

Hotspot Hotspot
DiscosHace 1 semana

Pet Shop Boys – “Hotspot”

Hace más de tres décadas que el icónico dúo londinense compuesto por Neil Tennant y Chris Lowe dio inicio a...

Marigold Marigold
DiscosHace 2 semanas

Pinegrove – “Marigold”

Originarios de New Jersey, y con un sonido característico que toma elementos del indie rock y del country más alternativo,...

The Archer The Archer
DiscosHace 4 semanas

Alexandra Savior – “The Archer”

No tuvieron que pasar siete años de mala suerte –como rezan los primeros versos del álbum– para que Alexandra Savior...

There Is No Year There Is No Year
DiscosHace 4 semanas

Algiers – “There Is No Year”

Algiers es una banda que logró algo de notoriedad en los circuitos alternativos durante 2017 gracias al lanzamiento de su...

Deceiver Deceiver
DiscosHace 3 meses

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 3 meses

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 3 meses

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 3 meses

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Publicidad
Publicidad

Más vistas