Conéctate a nuestras redes
Despertar de la Fuerza Despertar de la Fuerza

Comentarios

Star Wars: El Despertar de la Fuerza

Publicado

en

Cuando a fines de 2012 salió la noticia de que Disney había comprado Lucasfilm –la empresa que dio origen a las seis películas de Star Wars que todos conocemos–, y su subsecuente anuncio de continuar la saga que terminara con la derrota de Darth Vader y el Imperio, no fueron pocos los escépticos que vieron esto con desconfianza. Tildándolo de operación comercial, falto poco para que se lo atribuyeran directamente al lado oscuro de la Fuerza. Uno de los detalles que ayudó a calmar a STAR WARS THE FORCE AWAKENS 01los fanáticos, fue que la producción asegurara la participación del trío protagónico de la saga clásica, integrado por Mark Hamill, Carrie Fisher y Harrison Ford. A pesar de esto, a lo que apostaron los creadores de “Star Wars: El Despertar de la Fuerza” fue a la continuidad, no a la nostalgia; a un renacer más que a un despertar.

A treinta años de los eventos ocurridos en “Star Wars: Episode VI – Return Of The Jedi” (1983), la galaxia sigue en guerra. El malvado Primer Orden busca continuar con los anhelos de dominación interespacial que tuviera el Imperio, y La Resistencia son los únicos que se le pueden oponer. Cuando Poe Dameron (Oscar Isaac), el primer piloto de los nuevos rebeldes, deba esconder dentro de un droide el mapa que podría poner fin a la guerra, dependerá de la chatarrera, Rey (Daisy Ridley), y el stormtrooper, Finn (John Boyega), entregar al robot en manos de su dueño, y así devolver el balance a la Fuerza.

Si a alguien le sonó conocida la trama descrita en el párrafo anterior, está totalmente en lo cierto: la trama central de “Star Wars: El Despertar de la Fuerza” es idéntica en esencia a la de “Star Wars” (1977), también conocida como “Episode IV – A New Hope”. La gran diferencia acá, es que los personajes han cambiado. Finn y Rey, el dúo protagónico, funcionan como una amalgama del trío central de la trilogía clásica. El primero tiene la particularidad de ser un desertor del bando enemigo, por lo que lleva la carga moral de los problemas de la película. Aparte de esto, cuenta con muchos de los mejores momentos humorísticos, un aspecto que nunca ha sido el fuerte de la saga. Pero es Rey la STAR WARS THE FORCE AWAKENS 02que realmente destaca, debido a que en esta ocasión recayó sobre los hombros de una mujer el llevar la batuta de la acción en la cinta. Puede que Leia haya sido capaz de disparar un arma cuando fuera necesario, pero seguía funcionando más como la damisela en peligro frente al arrojo de Han o los poderes de Luke. El personaje de Daisy Ridley, en cambio, se alza como una fuerte y admirable heroína que no tiene nada que envidiar a los hombres.

A pesar de lo bien que se integran a la camada los nuevos actores, era necesaria la participación del elenco original para realmente llevar a cabo este traspaso. Han Solo y compañía ayudan a los nuevos a dar sus primeros pasos a lo largo y ancho de la cinta, pero siempre manteniendo una distancia. Al mismo tiempo, la trama se encarga de relacionar lo suficiente a Finn y Rey con el resto para que tengan sentido sus apariciones, pero no en exceso como para empezar a generar dudas de continuidad.

En oposición a los héroes, hace su aparición Kylo Ren (Adam Driver), y aunque su apariencia (casco negro, capa negra, sable rojo) no puede notarse más familiar, es un villano más complicado y ambiguo de lo que puede parecer en un principio. Como Driver es un actor que viene más que nada de la comedia, también se encarga de darle a su personaje un toque de ironía y burla en sus comentarios, algo que nunca funcionó del todo en manos de antecesores como el Conde Dooku (Christopher Lee). Todos estos jugadores son colocados a merced del gran principio que mueve a STAR WARS THE FORCE AWAKENS 03toda la acción en el universo de Star Wars: la Fuerza. Aprendiendo de los errores previos, en esta ocasión los creadores optaron por mantener esto en un grado más externo: es un poder que sólo unos pocos pueden blandir, no un concepto a intentar explicar con teorías pseudo científicas. A pesar de esto, la cinta deja en claro que la efectividad de la Fuerza no es nada al lado del disparo de una X-Wing o un crucero intergaláctico, ambos protagonistas de quizás los mejores momentos de la película.

Donde sí viene a aparecer en exceso dicho concepto, es en el desarrollo de la trama. Son varias las ocasiones en que un personaje sale de un problema o se entera de algo gracias a este poder, lo que además siempre cae de los cielos como el subterfugio correcto para hacer avanzar la historia cuando parece que se va a estancar. Esto no es nada nuevo: en todas las cintas anteriores ocurría con mayor o menor frecuencia, sin embargo, es un elemento que J.J. Abrams y compañía deberá cuidar mucho, ya que puede terminar por erosionar la credibilidad de los espectadores. Otro riesgo que podría llegar a plagar a las próximas dos entregas, es el exceso de personajes, tal como le ocurrió, por ejemplo, a “Avengers: Age Of Ultron” (2015). No tanto porque algunos empiecen a destacar más que otros, sino que porque seguir la línea de un grupo de protagonistas a veces puede resultar en desmedro de la historia central. Esto fue lo que la entrega original supo evadir por completo: era la historia de Luke, pero también de los rebeldes destruyendo la Estrella de la Muerte.

STAR WARS THE FORCE AWAKENS 04Esa y otras icónicas escenas son referenciadas en la nueva entrega, pero a diferencia de la apelación fortuita y, a ratos, forzada a la nostalgia de la que hizo gala “Jurassic World” (2015), “Star Wars: El Despertar de la Fuerza” viene con la misión de dar inicio a una nueva saga. Es cierto que bebe de sus antecesoras, pero su foco está colocado en los nuevos fanáticos de las naves y los sables láser, no en aquella generación que ya tuvo una saga propia. Es por esto que la película nunca busca quitarse de encima el aire a cuento o fábula que la acompaña de principio a fin. La historia no está repetida: es una que data de hace tanto tiempo, que lo único que necesita es cambiar su forma para adecuarla a cada presente. Algo así como la metáfora que surge por la acción de presenciar esta cinta: los padres (la generación de la primera saga) llevando a sus hijos (la nueva generación) al cine a ver el comienzo de esta saga actual, la que será de ellos, y les corresponderá apropiársela, para que en 40 años más hagan una obra propia, quizás con otro nombre, pero que motive a su descendencia a mirar hacia el cielo e imaginar que son capaces de salir volando desde el columpio en el que están sentados, igual como lo hizo alguna vez con sus padres.

Por Lucas Rodríguez

Publicidad
4 Comentarios

4 Comments

Responder

Comentarios

Luca

Publicado

en

Luca

El relato de un niño tímido que comienza a salir de su burbuja de la mano de su atrevido mejor amigo es bien conocido por todos, es la clásica formula del coming-of-age que hemos visto plasmada en cientos de obras de cine, literatura y música. En esta ocasión, viene a aterrizar a las soleadas costas de la Riviera italiana en la última entrega de Pixar, “Luca”, el primer largometraje de su director Enrico Casarosa. Luego de los primeros minutos de visionado comenzamos a vislumbrar las posibles direcciones que tomará este film y salta una duda cargada de nerviosismo: ¿Será “Luca” una película cliché?

Inspirada en los veranos de infancia de su director, y siguiendo con el interés por espacios marítimos que ya podíamos intuir en su cortometraje debut “La Luna” (2011), la película se ambienta en el pueblo costero ficticio de Portorosso y nos relata el viaje de Luca, una temerosa criatura marina que descubre, gracias a su temerario amigo Alberto, la posibilidad de transformarse en humano al salir a la superficie. Tras esto, los niños emprenden una aventura para saciar su sed de recorrer el mundo, conociendo a Giulia, una veraneante de Portorosso que se define a sí misma como una “relegada” y que actuará como su aliada para enfrentarse al cómico villano Ercole. Los chicos deberán ser cautelosos, pues este pueblo ve a las criaturas marinas como enemigas y pueden poner sus vidas en peligro.

En “Luca” se logra construir un reconfortante y dulce relato con la amplitud necesaria para dar rienda suelta a la imaginación y la fantasía de sus protagonistas, quienes crean un verdadero reino en las cálidas costas de la Riviera, donde se rigen según sus propias reglas y deseos. Y ahí radica el punto de belleza en esta obra, en que no menosprecia la visión infantil del mundo, sino que le otorga la profundidad e importancia que merece: los niños también tienen sueños, temores y motivaciones válidas.

El director no es tímido al momento de retratar una amistad cargada de afecto y vulnerabilidad, lo que es muy destacable, considerando que este tipo de relaciones entre personajes masculinos suelen ser abordadas de forma más bien fría y distante. Aquello da una especial cercanía a la cinta, que en más de una ocasión dibuja una sonrisa ante la ternura de ver a los dos pequeños ayudarse mutuamente en su proceso de crecimiento.

En medio de esta aventura podemos reconocer que estas jóvenes criaturas marinas, ocultas en un pueblo que las rechaza, son una metáfora para representar a aquellos que deben ocultar su verdadera identidad para encajar en un mundo que juzga y discrimina. “Luca” se torna en una celebración a las diferencias, la aceptación y la compañía que se puede desarrollar entre inadaptados. Todo quien se sienta excluido puede encontrar comprensión en este largometraje, algo que viene muy bien ante nuestros tiempos actuales.

La película se siente como un abrazo reconfortante luego de un día difícil, y no es sólo gracias a su narrativa, sino que también otorga bienestar a través del diseño de los personajes, que poseen ojos grandes, contornos redondeados y pieles ruborizadas, en una estética similar al stop-motion, evidenciándose en sus movimientos y en la textura artesanal de su composición, recordándonos a marionetas construidas de arcilla, lana y tela.

Por su parte, el tratamiento de los espacios nos remonta al ambiente propio de los cuentos que nuestros padres nos solían leer cuando éramos pequeños, presentándonos este lugar de ensueño con paisajes comparables a una pintura. Podríamos incluso aseverar de que se trata de un homenaje a la obra de Hayao Miyazaki, aprovechando los colores propios de la naturaleza y la progresión de las tonalidades de los cielos a lo largo del día como un vehículo de estimulación emocional, en conjunto con un montaje que da saltos entre lo real y lo fantástico, y un leitmotiv travieso, que nos introduce a estas activas y jóvenes mentes.

Puede que “Luca” no presente en su esencia una trama inédita e innovadora, pero sí alcanza el éxito con tintes revolucionarios, sobre todo pensando en sus orígenes desde Pixar, al regalarnos esta delicada y sensible amistad. A mitad del relato ya hemos superado nuestras dudas iniciales y hemos sido presos de sus encantos, pudiendo reconocer que los enfoques que nos entrega son pertinentes a nuestro contexto actual, donde por fin estamos siendo conscientes de nuestras diferencias y abriendo paso a la inclusión. “Luca” se establece como una invitación a conmovernos y enternecernos, pero también deja espacio a la reflexión que se extiende más allá de su visionado.


Título Original: Luca

Director: Enrico Casarosa

Duración: 101 minutos

Año: 2021

Reparto: (Voces) Jacob Tremblay, Jack Dylan Grazer, Emma Berman, Saverio Raimondo, Maya Rudolph, Marco Barricelli, Jim Gaffigan, Peter Sohn


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Hideaway Hideaway
DiscosHace 4 días

Wavves – “Hideaway”

Wavves, el desordenado proyecto de Nathan Williams, ha pasado por un montón de sobresaltos, donde a veces la dosis de...

Utopian Ashes Utopian Ashes
DiscosHace 1 semana

Bobby Gillespie And Jehnny Beth – “Utopian Ashes”

En medio de un momento de sobrevivencia, encierro y pesar, se creería que la mirada política sería sobre cómo el...

Call Me If You Get Lost Call Me If You Get Lost
DiscosHace 1 semana

Tyler, The Creator – “Call Me If You Get Lost”

Intentar predecir cuál será el próximo paso de Tyler, The Creator es un ejercicio en vano. Transitando por la ferocidad...

Home Video Home Video
DiscosHace 3 semanas

Lucy Dacus – “Home Video”

Alguna vez Christina Rosenvinge cantó sobre “La Distancia Adecuada” y cómo “la lección que ya aprendí / siempre es olvidada”,...

Peace Or Love Peace Or Love
DiscosHace 3 semanas

Kings Of Convenience – “Peace Or Love”

Doce años tuvieron que pasar para que Eirik Glambek Bøe y Erlend Øye finalmente sintieran que había llegado el momento...

Aggression Continuum Aggression Continuum
DiscosHace 4 semanas

Fear Factory – “Aggression Continuum”

No pudo existir mejor nombre para el noveno álbum de estudio de Fear Factory. El término “Aggression Continuum” resume muy...

Blue Weekend Blue Weekend
DiscosHace 4 semanas

Wolf Alice – “Blue Weekend”

Con dos lanzamientos anteriores, Wolf Alice despliega hasta ahora su mejor trabajo. La banda inglesa se lanza con melodías explosivas...

No Gods No Masters No Gods No Masters
DiscosHace 1 mes

Garbage – “No Gods No Masters”

Los despertares múltiples del mundo han entregado inspiración para aguantar muchas cosas, desde una pandemia mal manejada por gobernantes en...

Path Of Wellness Path Of Wellness
DiscosHace 1 mes

Sleater-Kinney – “Path Of Wellness”

Los últimos seis años en la historia de Sleater-Kinney han sido cualquier cosa menos tranquilos, incluso viniendo de una de...

Jubilee Jubilee
DiscosHace 1 mes

Japanese Breakfast – “Jubilee”

Michelle Zauner lleva un tiempo esperando una oportunidad como esta, un momento en el que la atención esté completamente sobre...

Publicidad
Publicidad

Más vistas