Conéctate a nuestras redes
Despertar de la Fuerza Despertar de la Fuerza

Comentarios

Star Wars: El Despertar de la Fuerza

Publicado

en

Cuando a fines de 2012 salió la noticia de que Disney había comprado Lucasfilm –la empresa que dio origen a las seis películas de Star Wars que todos conocemos–, y su subsecuente anuncio de continuar la saga que terminara con la derrota de Darth Vader y el Imperio, no fueron pocos los escépticos que vieron esto con desconfianza. Tildándolo de operación comercial, falto poco para que se lo atribuyeran directamente al lado oscuro de la Fuerza. Uno de los detalles que ayudó a calmar a STAR WARS THE FORCE AWAKENS 01los fanáticos, fue que la producción asegurara la participación del trío protagónico de la saga clásica, integrado por Mark Hamill, Carrie Fisher y Harrison Ford. A pesar de esto, a lo que apostaron los creadores de “Star Wars: El Despertar de la Fuerza” fue a la continuidad, no a la nostalgia; a un renacer más que a un despertar.

A treinta años de los eventos ocurridos en “Star Wars: Episode VI – Return Of The Jedi” (1983), la galaxia sigue en guerra. El malvado Primer Orden busca continuar con los anhelos de dominación interespacial que tuviera el Imperio, y La Resistencia son los únicos que se le pueden oponer. Cuando Poe Dameron (Oscar Isaac), el primer piloto de los nuevos rebeldes, deba esconder dentro de un droide el mapa que podría poner fin a la guerra, dependerá de la chatarrera, Rey (Daisy Ridley), y el stormtrooper, Finn (John Boyega), entregar al robot en manos de su dueño, y así devolver el balance a la Fuerza.

Si a alguien le sonó conocida la trama descrita en el párrafo anterior, está totalmente en lo cierto: la trama central de “Star Wars: El Despertar de la Fuerza” es idéntica en esencia a la de “Star Wars” (1977), también conocida como “Episode IV – A New Hope”. La gran diferencia acá, es que los personajes han cambiado. Finn y Rey, el dúo protagónico, funcionan como una amalgama del trío central de la trilogía clásica. El primero tiene la particularidad de ser un desertor del bando enemigo, por lo que lleva la carga moral de los problemas de la película. Aparte de esto, cuenta con muchos de los mejores momentos humorísticos, un aspecto que nunca ha sido el fuerte de la saga. Pero es Rey la STAR WARS THE FORCE AWAKENS 02que realmente destaca, debido a que en esta ocasión recayó sobre los hombros de una mujer el llevar la batuta de la acción en la cinta. Puede que Leia haya sido capaz de disparar un arma cuando fuera necesario, pero seguía funcionando más como la damisela en peligro frente al arrojo de Han o los poderes de Luke. El personaje de Daisy Ridley, en cambio, se alza como una fuerte y admirable heroína que no tiene nada que envidiar a los hombres.

A pesar de lo bien que se integran a la camada los nuevos actores, era necesaria la participación del elenco original para realmente llevar a cabo este traspaso. Han Solo y compañía ayudan a los nuevos a dar sus primeros pasos a lo largo y ancho de la cinta, pero siempre manteniendo una distancia. Al mismo tiempo, la trama se encarga de relacionar lo suficiente a Finn y Rey con el resto para que tengan sentido sus apariciones, pero no en exceso como para empezar a generar dudas de continuidad.

En oposición a los héroes, hace su aparición Kylo Ren (Adam Driver), y aunque su apariencia (casco negro, capa negra, sable rojo) no puede notarse más familiar, es un villano más complicado y ambiguo de lo que puede parecer en un principio. Como Driver es un actor que viene más que nada de la comedia, también se encarga de darle a su personaje un toque de ironía y burla en sus comentarios, algo que nunca funcionó del todo en manos de antecesores como el Conde Dooku (Christopher Lee). Todos estos jugadores son colocados a merced del gran principio que mueve a STAR WARS THE FORCE AWAKENS 03toda la acción en el universo de Star Wars: la Fuerza. Aprendiendo de los errores previos, en esta ocasión los creadores optaron por mantener esto en un grado más externo: es un poder que sólo unos pocos pueden blandir, no un concepto a intentar explicar con teorías pseudo científicas. A pesar de esto, la cinta deja en claro que la efectividad de la Fuerza no es nada al lado del disparo de una X-Wing o un crucero intergaláctico, ambos protagonistas de quizás los mejores momentos de la película.

Donde sí viene a aparecer en exceso dicho concepto, es en el desarrollo de la trama. Son varias las ocasiones en que un personaje sale de un problema o se entera de algo gracias a este poder, lo que además siempre cae de los cielos como el subterfugio correcto para hacer avanzar la historia cuando parece que se va a estancar. Esto no es nada nuevo: en todas las cintas anteriores ocurría con mayor o menor frecuencia, sin embargo, es un elemento que J.J. Abrams y compañía deberá cuidar mucho, ya que puede terminar por erosionar la credibilidad de los espectadores. Otro riesgo que podría llegar a plagar a las próximas dos entregas, es el exceso de personajes, tal como le ocurrió, por ejemplo, a “Avengers: Age Of Ultron” (2015). No tanto porque algunos empiecen a destacar más que otros, sino que porque seguir la línea de un grupo de protagonistas a veces puede resultar en desmedro de la historia central. Esto fue lo que la entrega original supo evadir por completo: era la historia de Luke, pero también de los rebeldes destruyendo la Estrella de la Muerte.

STAR WARS THE FORCE AWAKENS 04Esa y otras icónicas escenas son referenciadas en la nueva entrega, pero a diferencia de la apelación fortuita y, a ratos, forzada a la nostalgia de la que hizo gala “Jurassic World” (2015), “Star Wars: El Despertar de la Fuerza” viene con la misión de dar inicio a una nueva saga. Es cierto que bebe de sus antecesoras, pero su foco está colocado en los nuevos fanáticos de las naves y los sables láser, no en aquella generación que ya tuvo una saga propia. Es por esto que la película nunca busca quitarse de encima el aire a cuento o fábula que la acompaña de principio a fin. La historia no está repetida: es una que data de hace tanto tiempo, que lo único que necesita es cambiar su forma para adecuarla a cada presente. Algo así como la metáfora que surge por la acción de presenciar esta cinta: los padres (la generación de la primera saga) llevando a sus hijos (la nueva generación) al cine a ver el comienzo de esta saga actual, la que será de ellos, y les corresponderá apropiársela, para que en 40 años más hagan una obra propia, quizás con otro nombre, pero que motive a su descendencia a mirar hacia el cielo e imaginar que son capaces de salir volando desde el columpio en el que están sentados, igual como lo hizo alguna vez con sus padres.

Por Lucas Rodríguez

Publicidad
4 Comentarios

4 Comments

  1. Manuel

    18-Dic-2015 en 6:51 am

    Muy buen analisis. Para mi la pelicula funciona y muy bien. es entretenida y el hecho de que este film genere el entusiasmo de ver tanta gente disfrazada es genial. Y desde rocky 4 que no estaba en un cine donde se apaludiera tanto en cada momento espectacular o emocional de la pelicula. Emociones es lo que provoca, que mejor que eso.

  2. Miguel Angel

    19-Dic-2015 en 3:45 pm

    A mi me pareció medianamente buena (algo que para mi es una pena), muy poco original, los paisajes y las escenas de combate mal aprovechadas ya que, a modo personal, me parece una batallas digna de cualquier película de acción, pero ni de star wars, fue una guerra sin las estrellas. Lo mejor lejos los nuevos protagonistas.

  3. Pedro Navarrete

    21-Dic-2015 en 7:40 am

    Cumple con las expectativas, uno llega con muchas dudas y ansiedad, y finalmente te vas con muchas dudas y ansiedad por que la siguiente película de la saga salga pronto, y para mi eso es lo que hace una buena película, entretener hasta el punto que te llega a dar pena que la película se haya terminado.

    Es muy lindo ver que al final de la película mucha gente se quedo sentada en sus asientos hasta que terminaron los créditos, esperando a que aparezca alguna escena mas, casi como diciendo “me rehúso a que termine!” jajaja.

    Sin duda esta película supera a cualquiera de la segunda trilogía de los episodios 1, 2 y 3, y es una mas que decente continuación de la trilogía de la saga original.

    Muy bien por J.J. Abrams, parece que el legado de las grandes películas de fantasía y ciencia ficción que dejaron los maestros Spielberg y Lucas sigue vivo en el.

  4. Omar Sa Nuñez

    24-Dic-2015 en 8:57 am

    un comentario bastante generoso con una historia que dejo de tener gracia en el episodio 3. Volver a mostrar lo mismo a nuestros hijos no es justificable, cualquiera se dio cuenta de lo básico y absurda de la trama, los grandes conflictos de moral que presentaba star wars no están en esta, los personajes simples maquetas que dirigen hechos fortuitos y muy convenientes para el director, esto debería haber terminado aquí. pero algo que genera tanto dinero en estos tiempos. simplemente no puede terminar.

Responder

Comentarios

Mystify: Michael Hutchence

Publicado

en

Michael Hutchence

La mayor trampa de un documental musical es caer en el éxito objetivo más que en la potencia de los fracasos subjetivos. De hecho, cuando aquello ocurre, se olvida la fuerza de lo documental y se queda la predominancia de la música, de la figura, pero más allá de cualquier cosa, un hálito a discurso oficial que, pese a ciertos bemoles, no se advierte en “Mystify: Michael Hutchence”. Y eso es vital para que el trabajo evite quedarse a medio camino entre el brillo de una estrella de la música popular australiana y las tormentas que pueden aquejar a alguien que elige el aislamiento por sobre la petición de ayuda a los cercanos.

La historia de Michael Hutchence podría ser pensada como la del ascenso y caída de INXS, conjunto clave para el pop-rock australiano, con una influencia mundial que se desvaneció más rápido de lo debido. Pero lo cierto es que la vida de Hutchence, y todo lo que la rodeaba, exigía un trabajo puntilloso y bien hilvanado. Eso es lo que el director Richard Lowenstein comprendió a la perfección, desde el armado estructural de la trama hasta la sensible decisión de que el relato fuera coral, sin entrevistas en cámara, sólo material de archivo y entrevistas en off, lo que puede mostrar ciertas incongruencias a nivel de guion, pero sin duda que permite mirar con diferentes ángulos la vida de Michael.

En vez de mostrar los hitos de INXS, como haría un documental clásico, por ejemplo, “Queen: Days Of Our Lives” (2011), lo que se va construyendo en “Mystify: Michael Hutchence” es cada parte de la persona detrás de la carismática, sensual y misteriosa figura del vocalista de la banda. Sus relaciones sentimentales, incluyendo testimonios de parejas históricas, como Michelle Bennett, Kylie Minogue o Helena Christensen, van dando a conocer no sólo los detalles de esos pasajes de la vida de Hutchence, sino también construyendo las certezas y dudas que él tenía consigo mismo, generando un puente entre sus historias en el presente narrado y su pasado, sus raíces familiares, y también sus intereses más allá de la música.

Algo que llama la atención es el nivel de extensión del archivo propio que tenía Michael Hutchence, incluso en su adolescencia, con material en video que mostraba lo que había detrás de las imágenes ya conocidas, permitiendo así que el retrato sea aún más fidedigno porque no hay necesidad en rellenar el documental con registros en vivo o entrevistados en pantalla. En vez de ello, la presencia del cantante es intoxicante, con pocos respiros, en un cúmulo de información que aprieta el pecho y dificulta la respiración, entregando parte de la experiencia que implicaba para el protagonista ser parte de su propia historia.

El punto más cercano a la creación de una historia oficial sobre Hutchence puede ser la forma cándida en la que se habla de drogas en el documental, algo que puede llevar a equívocos respecto a la influencia de este tipo de sustancias en la historia general o en sucesos específicos. Pero, fuera de ello, los roces creativos, administrativos, sentimentales o familiares se exponen con la suficiente imparcialidad como para entender que había una acumulación de experiencias más allá de las drogas, y que tenerlas lejos de la mira no era un acto de saneamiento, sino que de perspectiva para comprender cómo una vida puede recibir tantos estímulos externos e internos, como para que las drogas no parecieran ser tan fuertes.

El mayor problema en este trabajo audiovisual –que en lo técnico está claramente pensado para una sala de cine, desde la mezcla de sonido hasta la disposición de textos en pantalla– está en el guion, que cae en las trampas del relato coral y deja cojas algunas patas de la historia. “Mystify: Michael Hutchence” es exigente porque la cantidad de información, descripción y emoción dispuesta en pantalla es grande, y puede ser un tanto desconcertante para quien no sea conocedor de la historia de INXS o de su protagonista, pero también es parte de la experiencia, que en este caso, tal como el título de la obra, intenta engañar a quienes creían conocer al artista sólo por la altura de su figura, dando cuenta de todo lo auténtico que en verdad tenía un creador cuya pérdida más terrible no es la musical, sino la humana.


Título Original: Mystify: Michael Hutchence

Director: Richard Lowenstein

Duración: 102 minutos

Año: 2019

Reparto: Michael Hutchence, Patricia Hutchence, Kylie Minogue, Helena Christensen, Bob Geldof, Paula Yates, Lesley Lewis


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

The Ghost Inside The Ghost Inside
DiscosHace 4 días

The Ghost Inside – “The Ghost Inside”

Uno de los aspectos fundamentales de la vida es su fragilidad, el nulo poder que tenemos para impedir que un...

To Love Is To Live To Love Is To Live
DiscosHace 4 días

Jehnny Beth – “To Love Is To Live”

Cuando David Bowie murió, su legado fue ampliamente discutido y considerado, en especial desde la coincidencia de “Blackstar” (2016) y...

Splinters From An Ever-Changing Face Splinters From An Ever-Changing Face
DiscosHace 5 días

END – “Splinters From An Ever-Changing Face”

El término “supergrupo” suele aplicarse a un nuevo proyecto conformado por miembros de otras bandas activas, o que cesaron su...

The Prettiest Curse The Prettiest Curse
DiscosHace 1 semana

Hinds – “The Prettiest Curse”

Llevar las influencias musicales en la manga puede resultar en molestas comparaciones. En el caso de Hinds, la sombra de...

Shadow Of Life Shadow Of Life
DiscosHace 2 semanas

Umbra Vitae – “Shadow Of Life”

La vida es un camino de luces y sombras, donde aquellos pasajes más lúgubres suelen verse desde una óptica negativa...

Muzz Muzz
DiscosHace 2 semanas

Muzz – “Muzz”

Proyecto paralelo y superbanda fueron las credenciales para mostrar al mundo a Muzz. El trío liderado por Paul Banks, y...

Stare Into Death And Be Still Stare Into Death And Be Still
DiscosHace 2 semanas

Ulcerate – “Stare Into Death And Be Still”

Desde su concepción, el death metal como subgénero ha sido llevado a experimentación, con muchas agrupaciones que han acoplado este...

Italian Ice Italian Ice
DiscosHace 3 semanas

Nicole Atkins – “Italian Ice”

Los efectos del Covid-19 en la industria musical se han presentado en múltiples formas: cancelaciones de festivales, conciertos o álbumes...

RTJ4 RTJ4
DiscosHace 3 semanas

Run The Jewels – “RTJ4”

Cuando Killer Mike habla de un hombre negro que está siendo asfixiado en “walking in the snow”, no se sabe...

Petals For Armor Petals For Armor
DiscosHace 3 semanas

Hayley Williams – “Petals For Armor”

¿Qué puede salir de una mente agobiada? La pregunta es sencilla si solamente se mira desde una vereda superficial y...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: