Conéctate a nuestras redes
Skywalker Skywalker

Comentarios

Star Wars: El Ascenso de Skywalker

Publicado

en

Luego de 42 años de existencia como franquicia, “Star Wars” es un coloso cinematográfico en términos de audiencia, y cada nuevo estreno pone el foco en el tratamiento de su historia y las reacciones de sus seguidores. Por consecuencia, el cierre de un ciclo es difícil de manejar cuando las expectativas están puestas en tratar con cuidado personajes que marcaron a varias generaciones.

La nueva etapa y secuela directa de la trilogía original iniciada con “Star Wars: The Force Awakens” (2015) sentó las bases para, de alguna forma, continuar con un universo que pretende sorprender a una nueva audiencia, pero, sobre todo, apela a la nostalgia de su público más fiel, por lo que cada paso que la saga decide dar está condicionado por la industria y la mirada atenta de los fans.

Si bien, “Star Wars: The Force Awakens” intentó establecer una nueva etapa, esta no dejó de ser un espejo de su material original y, aunque funcionó adecuadamente como un reinició, no estuvo exenta de críticas que apuntaban a la manipulación de la nostalgia. Así, los riesgos que tomó “Star Wars: The Last Jedi” (2017) fueron cuestionados cuando se dieron ciertos giros, decisiones que deberían culminar y cerrar en la última cinta, “Star Wars: El Ascenso de Skywalker”.

En la nueva cinta dirigida por J. J. Abrams, Rey (Daisy Ridley), Finn (John Boyega) y Poe (Oscar Isaac) deberán enfrentarse nuevamente a un gran enemigo que amenaza con destruir todo lo que los Rebeldes han construido. Sólo trabajando en equipo podrán salir de la amenazante sombra que los persigue.

Por una parte, existe la responsabilidad de cerrar una historia que en sus cimientos más profundos se encuentra la lucha eterna entre el poder y quienes se rebelan ante él. Aquella idea es el corazón de una cinta que avanza tratando de abarcar diferentes caminos, mientras, al mismo tiempo, pretende cerrar planteamientos abiertos en sus antecesoras. Si bien, se puede sentir la intención de cumplir con esta premisa, el camino recorrido para lograrlo está lleno de frenos que no permiten que el relato fluya de manera natural, por lo que varios momentos parecen forzados para aterrizar de la manera más apropiada posible. Pese a estos obstáculos, la cinta alcanza grandes niveles heroicos en términos de sus enfrentamientos, con batallas dignas de ser admiradas.

Por otra parte, está la obligación de darle un término al trayecto de los nuevos personajes, particularmente a Rey y Kylo Ren, cuyo desarrollo ha progresado en similar intensidad, llevándose el peso de manejar la mitología alrededor de los Skywalker. El halo de misterio que rodea el pasado de Rey ha sido una constante que permanece como el pretexto para darle a su protagonista la fuerza necesaria para continuar con su propia búsqueda. Un viaje que la ha llevado en más de una ocasión a cuestionar la idea de dejar su pasado atrás o arriesgarse en revelaciones que la empujarán a tomar las decisiones más difíciles, pues la eterna lucha por evitar caer en el Lado Oscuro de la Fuerza está más presente que nunca, y es en esos momentos donde realmente se descubre su verdadera naturaleza.

Aquel viaje no podría llevarse a cabo sin la influencia de Kylo Ren, quien mantiene una lucha interna, cuya motivación fue levemente revelada en la cinta anterior, con permanentes cuestionamientos que son puestos a prueba una vez más, sin embargo, su presencia sigue estando bajo la sombra de una fuerza oscura mayor. A pesar de esto, ambos personajes son los que intentan direccionar las nuevas ideas planteadas para esta nueva y última etapa.

Es innegable que la nostalgia ha inundado esta trilogía, rindiendo tributo a momentos, lugares, objetos y, por supuesto, personajes. Los llamados fan service siguen presentes y sin ningún ánimo de apartarse. Si bien, estos momentos tratan de inmiscuirse y unirse orgánicamente, no logra ser sutil la forma en que están incluidos, presionando la añoranza por un material original distante, pero más presente que nunca. Y es precisamente en esas ocasiones donde la cinta resbala, arriesgando caer en errores que claramente pueden ser evitados.

Si bien, “Star Wars: El Ascenso de Skywalker” es el cierre de un ciclo iniciado en 1977, resulta importante establecer la diferencia entre aquel círculo completo y la conclusión de esta última trilogía, ya que, considerando lo segundo, esta producción logra aterrizar las ideas planteadas en sus antecesoras y llevar a sus personajes al lugar que se merecen.

Sin arriesgar nuevos planteamientos, prefiere transitar con mayor seguridad por un camino que no sorprende, pero sí alcanza el nivel necesario para impresionar de manera efectiva. Sin embargo, como término de la gran saga es posible que no cumpla con las expectativas necesarias para posicionarla adecuadamente frente a su material de inspiración.


Título Original: Star Wars: Episode IX – The Rise of Skywalker

Director: J.J. Abrams

Duración: 141 minutos

Año: 2019

Reparto: Daisy Ridley, Adam Driver, John Boyega, Oscar Isaac, Domhnall Gleeson, Kelly Marie Tran, Joonas Suotamo, Ian McDiarmid, Carrie Fisher, Keri Russell, Billie Lourd, Lupita Nyong’o


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Lightyear

Publicado

en

Lightyear

“Lightyear” inicia con un pequeño título que dice que, en los años noventa, Andy, el personaje de la serie de “Toy Story”, recibió un juguete de su película favorita, y esta es esa película. Lo anterior podría llevar a imaginar que la cinta en cuestión tendría una estética noventera o tomaría elementos de películas de aventura de la época, de la misma manera que, por ejemplo, la serie “Stranger Things” se apoya en la estética y el estilo del terror de esa época, apropiándose de la narrativa y el estilo de esa década. Sin embargo, acá las referencias a la época comienzan y terminan con ese título inicial, y la obra rápidamente se transforma en otra simple película de aventura. Esto no es necesariamente malo, “Lightyear” es una película completamente funcional, entretenida y que, aunque a ratos se puede volver predecible, logra sorprender con algunos giros, pero esto genera que ese título inicial pierda sentido, y pone en cuestionamiento la razón de ser de esta película.

La historia comienza cuando, luego de quedar varados en un planeta hostil, Buzz Lightyear junto a su compañera Alisha hacen lo posible por llevar a la tripulación de vuelta a casa. Con la ayuda de científicos logran desarrollar un combustible experimental que podría salvarlos, pero durante los experimentos descubren que Buzz Lightyear, piloteando la nave de prueba, experimenta el tiempo de manera diferente: lo que en esa nave son minutos, en la superficie del planeta son años. Sin embargo, Buzz es incapaz de rendirse, y lo sigue intentando durante años y años, durante los cuales sus amigos y colegas envejecen mientras él se mantiene de la misma edad. Todo cambia cuando, al volver de uno de estos ensayos, descubre que algo ha cambiado: el planeta ha sido invadido por robots alienígenas. Con la ayuda de Izzy, nieta de su compañera, Lightyear deberá enfrentarse a estos robots para salvar al planeta y tener una oportunidad para volver a casa.

La de “Lightyear” es una trama que, a pesar de tocar temáticas interesantes sobre el paso del tiempo y la culpa, a ratos se siente muy complicada, ya que pasa mucho antes de que la trama principal siquiera comience. Esto hace que los tópicos que la película tratará a lo largo de su conflicto principal queden un tanto sobreexplicadas durante la primera media hora, lo que genera una desconexión entre lo que los personajes experimentan versus lo que los espectadores entendemos. Cuando Buzz se da cuenta de qué es lo que debe aprender para resolver el conflicto, es algo que se ve venir desde el principio de la historia.

Si bien, esto puede hacer que la película se sienta algo predecible desde un punto de vista temático, desde una perspectiva narrativa funciona bastante bien como cinta de acción y aventura. El universo que construye es visualmente rico y bastante especial, y se beneficia de diversas ideas sobre física cuántica que han sido exploradas en gran cantidad por películas de ciencia ficción, particularmente desde el aspecto de viajes en el tiempo.

Es interesante además que, a diferencia de muchos otros productos de nostalgia actuales, “Lightyear” se ve obligada a construir un universo completamente nuevo, puesto que las referencias que existen en las películas de “Toy Story” son sumamente vagas y genéricas, y es un desafío que el equipo tras esta película logra cumplir de forma satisfactoria. Buzz Lightyear, como personaje, es complejo e interesante, alejándose lo suficiente del juguete de sus películas madre para sostenerse como protagonista, pero logrando mantener suficientes elementos para sentirse familiar. Después de todo, el juguete supuestamente está basado en este personaje.

Por cierto, es difícil alejarse de las películas de “Toy Story”, no sólo porque “Lightyear” sea supuestamente el origen del juguete, sino porque está llena de referencias a la saga. La sombra de la tetralogía lo toca todo, tanto así, que a ratos pareciera que esta película es más una historia fan-made sobre el juguete que el verdadero origen del personaje. Y esto se debe a que no se siente como un producto de la época que supuestamente existe junto a los juguetes en el universo de “Toy Story”, sino que, en muchos sentidos, se percibe supeditada a los juguetes, tanto en sus referencias como en, incluso, un giro cerca del final de la historia.

Lo que queda es una sensación algo agridulce, ya que, cuando se concentra en ser sólo una película de aventuras, “Lightyear” funciona bastante bien, con un universo interesante, personajes coloridos y tensas secuencias de acción, incluso si no llega a los niveles de profundidad temática y madurez emocional de otras películas de Pixar. Lo anterior hace que se sienta como una oportunidad perdida porque como referencia a “Toy Story” no funciona tan bien como parecían ser sus intenciones, pero cuando se aleja de ella la historia marcha mucho mejor y queda la sensación de que hubiera sido aún mejor sin ninguna referencia, sólo existiendo por sí misma.


Título Original: Lightyear

Director: Angus MacLane

Duración: 100 minutos

Año: 2022

Reparto: (voces) Chris Evans, Keke Palmer, Peter Sohn, Taika Waititi, Dale Soules, James Brolin, Uzo Aduba, Mary McDonald-Lewis, Isiah Whitlock Jr., Angus MacLane, Bill Hader


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Entering Heaven Alive Entering Heaven Alive
DiscosHace 4 días

Jack White – “Entering Heaven Alive”

Como si el estreno de “Fear Of The Dawn” no fuera suficiente, Jack White hizo lo impensable al publicar dos...

C’MON YOU KNOW C’MON YOU KNOW
DiscosHace 5 días

Liam Gallagher – “C’MON YOU KNOW”

Este 2022 se cumplen 13 años desde la separación de Oasis, y la incertidumbre de una carrera en solitario de...

Harry’s House Harry’s House
DiscosHace 2 semanas

Harry Styles – “Harry’s House”

Harry Styles trae su tercer disco solista con “Harry’s House”, presentando, a diferencia de sus trabajos anteriores, un tránsito por...

PHALARIS PHALARIS
DiscosHace 2 semanas

Dir En Grey – “PHALARIS”

Desde que Dir En Grey cambió completamente su orientación sonora en “UROBOROS” (2008), la banda japonesa ha ido entregando una...

Super Champon Super Champon
DiscosHace 3 semanas

Otoboke Beaver – “Super Champon”

Sólo han pasado tres años desde que Otoboke Beaver remeció terrenos musicales con “Itekoma Hits” (2019), una suerte de carta...

Growing Up Growing Up
DiscosHace 3 semanas

The Linda Lindas – “Growing Up”

El conjunto estadounidense The Linda Lindas se convirtió en fenómeno viral en 2021 gracias a una presentación en vivo de...

The Loser The Loser
DiscosHace 4 semanas

Gospel – “The Loser”

Existe una infinidad de bandas y artistas que, publicando un solo trabajo –o incluso ninguno–, se disuelven y pasan al...

Hellfire Hellfire
DiscosHace 4 semanas

black midi – “Hellfire”

No había presión, no había urgencia, sólo había buenos comentarios de black midi con su tremendo debut “Schlagenheim” (2019) y...

Big Time Big Time
DiscosHace 1 mes

Angel Olsen – “Big Time”

Proponerse crear a partir de la crisis y los tiempos tumultuosos es una práctica riesgosa porque, si no llega a...

Omnium Gatherum Omnium Gatherum
DiscosHace 1 mes

King Gizzard & The Lizard Wizard – “Omnium Gatherum”

El 17 de abril de 2020, Bob Dylan lanzaba “I Contain Multitudes”, el segundo sencillo de lo que sería “Rough...

Publicidad
Publicidad

Más vistas