Conéctate a nuestras redes
Sonic: La Película Sonic: La Película

Comentarios

Sonic: La Película

Publicado

en

Las películas basadas en videojuegos siempre han tenido grandes dificultades en adaptar su material de origen. A menudo, los videojuegos presentan mundos imposibles de traspasar a la pantalla de forma verosímil, otras veces simplemente no tienen una historia y personajes suficientemente desarrollados. “Sonic: La Película” se ve obligada a enfrentarse a estos dos problemas, con la dificultad agregada de ser lo suficientemente simple y fácil de entender para una audiencia infantil, fracasando estruendosamente en todos estos aspectos.

Primero, trata de solucionar el problema del mundo que el videojuego presenta simplemente alejándose de él. Sonic empieza su historia viviendo en el paisaje tropical que tradicionalmente se relaciona con su personaje, lleno de junglas misteriosas y formaciones rocosas imposibles, pero rápidamente se ve obligado a transportarse a la Tierra, donde transcurre un noventa por ciento de la historia. Aquí, Sonic vive escondido a las afueras de un pequeño pueblo llamado Green Hills, pero cuando accidentalmente causa un gran apagón, debe pedirle ayuda al policía local Tom Wachowski (James Marsden) para que lo ayude a escapar del Dr. Robotnik (Jim Carrey), quien es enviado por el gobierno para investigar el origen del apagón.

El segundo desafío de la adaptación es darle una personalidad a Sonic. De todos los problemas que tiene la película, probablemente el más importante está en él y en los otros dos personajes principales. Muchas películas infantiles caen en el vicio de hacer que sus protagonistas, en un esfuerzo por ser lo más empatizables posible, terminan transformándose en un personaje soso y sin mucha personalidad. Sonic se apoya demasiado en bromear y hacer referencias de cultura pop, y no hay crecimiento ni evolución en él. Se siente constantemente como si fuera un youtuber intentando ser gracioso todo el tiempo, diciendo chistes cada tres palabras, esperando que al menos uno funcione. Por otro lado, su contraparte, Tom, tiene incluso menos personalidad. Es aburrido, predecible, y su viaje es simple y superficial.

El personaje que más profundidad tiene –que tampoco es mucha– es el Dr. Robotnik, sin embargo, su personalidad nunca es explorada con mayor detención, fuera de un par de diálogos. Queda enterrada bajo la anfetamínica interpretación de Jim Carrey, que vuelve a canalizar sus actuaciones en “The Mask” (1994) y “Ace Ventura: Pet Detective” (1995). Ninguno de los personajes resulta interesante, por lo que poco importa el viaje que tienen durante la historia, al punto de que, una vez terminada, uno termina preguntándose exactamente qué ocurrió durante esa hora y media.

La película es plana, se apoya demasiado en secuencias de acción que tampoco son particularmente emocionantes, y en un humor burdo y básico que ya se ha visto en innumerables cintas de aventura. A veces intenta jugar visualmente con la supervelocidad de Sonic e integrarla en las escenas de acción, cosa que a veces funciona, pero rápidamente se vuelve repetitivo y poco original, ya que utiliza los mismos recursos que antes han usado todas las películas que incluyen a un personaje con esta habilidad.

El humor es también un punto débil, mostrándose repetitivo y simplista, en parte porque los personajes no tienen gracia, pero también porque simplemente las bromas que los personajes dicen y los gags no son graciosos. Es como si constantemente los guionistas estuvieran yendo por la primera idea que se les ocurre, siempre la opción más fácil, sin esforzarse por llegar a nada original ni creativo, lo que hace que la película más que terrible, ofensiva o decepcionante, sea simplemente aburrida.

Adaptar un videojuego al cine tiene una dificultad mayor a la de otros medios, es verdad, pero cintas como “Pokémon: Detective Pikachu” (2019) demuestran que sí es posible tomar buenas decisiones, construir mundos visualmente atractivos y personajes interesantes. E incluso, más allá de los videojuegos, es posible hacer cine efectivo para niños sin caer en el lado más burdo de lo infantil, con bromas fáciles y tontas, e historias superficiales y predecibles. Sabiendo esto, sólo queda preguntarse exactamente hacia quién está dirigida esta película y por qué siquiera existe.


Título Original: Sonic The Hedgehog

Director: Jeff Fowler

Duración: 100 minutos

Año: 2020

Reparto: James Marsden, Jim Carrey, Ben Schwartz, Neal McDonough, Adam Pally, Leanne Lapp, Shannon Chan-Kent, Debs Howard, Bailey Skodje, Frank C. Turner, Dean Petriw, Tika Sumpter


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Una Vida Oculta

Publicado

en

Una Vida Oculta

La carrera de Terrence Malick se ha caracterizado por su trabajo autoral, en producciones que exploran en profundidad una búsqueda de sentido a través de reflexiones que invitan a tomar una pausa y observar el mundo alrededor. Luego de deambular y pasearse por la rapidez de la vida moderna, Malick vuelve a adentrarse en el pasado, buscando e indagando en ideas que hablan de la naturaleza humana y la vida como objeto de análisis.

Basada en hechos reales, “Una Vida Oculta” se centra en la vida de Franz Jägerstätter (August Diehl), quien se negó a luchar para los nazis durante la Segunda Guerra Mundial, convirtiéndose en objetor de consciencia frente a un mundo donde el nacionalismo crecía con fuerza. Franz deberá enfrentar a quienes se rehúsan a su idea y contará sólo con el apoyo de su familia para seguir adelante con su cuestionada convicción.

Adentrarse en “Una Vida Oculta” no parece ser una tarea sencilla, ya que sus casi tres horas de duración invitan a comprometerse e iniciar un viaje a través de la firme y tortuosa decisión del protagonista, pero contrastando con los apacibles prados de un pueblo en Austria de 1939. Esta oposición crea la atmósfera necesaria para que la inmersión sea casi completa, donde la contemplación del diario vivir de sus pobladores y la inmensidad de la naturaleza capturan el alma de una cinta que se encuentra en un estado de constante reflexión.

El ya conocido sello de Malick está instalado con garras firmes y no cuestiona la decisión de utilizar planos extensos para retratar la calma, luego la tensión, y finalmente la desdicha de personajes que habitan los prados de un lugar que acepta la guerra como parte intrínseca de la vida. Esto debido a que, para quienes rodean al protagonista, la lucha por la patria es una cuestión de honor hacia el pueblo, pero también hacia sí mismos. La construcción de hombre está puesta en la valentía de enfrentarse en la batalla, incluso si esto puede causar la muerte, pues esta no fue en vano y nunca se flaqueo ante ella. Por lo tanto, se exploran las reacciones que los habitantes del pueblo tienen frente a la lucha interna que vive Franz y, de paso, cómo esta desaprobación queda en los hombros de su esposa.

La construcción de Franz Jägerstätter, desde la persona al personaje, está tratada para entender cómo alguien criado bajo doctrinas logra romper sus cadenas internas y ser capaz de pararse con firmeza frente a quienes van a castigar severamente su decisión. Franz logra verse como un hombre con una fuerte convicción y una resistente fuerza interior, que lo lleva a no rendirse hasta el final, casi recordando el retrato de los jesuitas apóstatas que Martin Scorsese plasmó en “Silence” (2016). La interpretación de August Diehl logra capturar con sensibilidad y precisión cada uno de los momentos por los que tiene que verse enjuiciado y, aun así, seguir adelante.

En este viaje de un drama con una tragedia inevitable, las pausas que el relato se toma para retratar la apacible vida que Franz llevaba con su esposa se vuelven absolutamente necesarias, dando un respiro al inminente conflicto externo que se vivía históricamente. Las imágenes de intimidad familiar llegan incluso a justificar los procesos internos de Franz, para así negarse a participar en un hecho que compromete la belleza y la pureza que ha encontrado en su propia vida y cómo el acto de matar a otro atenta en contra de su relación con el resto, aquella fraternidad que también ha encontrado en hombres que se encuentran en una situación similar a la de él.

La contemplación que ofrece la narración, acompañada de la música a cargo de James Newton Howard, logra la reflexión que Terrence Malick tanto anhela, apelando a la pausa frente a la vertiginosidad del mundo contemporáneo para buscar sentido en lo remoto. Las preguntas que nacen a partir de sus imágenes y voces en off logran ser mucho más concretas que en algunos de sus trabajos anteriores y, pese a parecer una reflexión profunda y extensa, esta se limita a ser explorada en la historia que quiere ser contada, sin adornos y siguiendo una línea narrativa mucho más clara que en sus últimos trabajos.

“Una Vida Oculta” se emparenta con su trabajo en “The Tree of Life” (2011) y, aunque parece una obra mayor, esta se encuentra en un terreno de mucho más fácil acceso, la que, exenta de artilugios innecesarios, logra capturar un relato introspectivo y cautivante al acercarse a la intimidad de su protagonista, en medio de un escenario que transita entre la serenidad del refugio familiar y la crueldad propia de la guerra.


Título Original: A Hidden Life

Director: Terrence Malick

Duración: 174 minutos

Año: 2019

Reparto: August Diehl, Matthias Schoenaerts, Valerie Pachner, Michael Nyqvist, Jürgen Prochnow, Bruno Ganz, Martin Wuttke, Karl Markovics, Franz Rogowski, Tobias Moretti, Florian Schwienbacher


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Hotspot Hotspot
DiscosHace 2 días

Pet Shop Boys – “Hotspot”

Hace más de tres décadas que el icónico dúo londinense compuesto por Neil Tennant y Chris Lowe dio inicio a...

Marigold Marigold
DiscosHace 1 semana

Pinegrove – “Marigold”

Originarios de New Jersey, y con un sonido característico que toma elementos del indie rock y del country más alternativo,...

The Archer The Archer
DiscosHace 3 semanas

Alexandra Savior – “The Archer”

No tuvieron que pasar siete años de mala suerte –como rezan los primeros versos del álbum– para que Alexandra Savior...

There Is No Year There Is No Year
DiscosHace 3 semanas

Algiers – “There Is No Year”

Algiers es una banda que logró algo de notoriedad en los circuitos alternativos durante 2017 gracias al lanzamiento de su...

Deceiver Deceiver
DiscosHace 3 meses

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 3 meses

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 3 meses

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 3 meses

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 3 meses

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 3 meses

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Publicidad
Publicidad

Más vistas