Conéctate a nuestras redes
Sin Tiempo Para Morir Sin Tiempo Para Morir

Comentarios

Sin Tiempo Para Morir

Publicado

en

Todo comienzo debe desplegar su final, como bien claro lo deja el director estadounidense Cary Joji Fukunaga tras revelar, luego de seis años desde “Spectre”, la última película de la saga, y año y medio de espera pandémica para el estreno de “Sin Tiempo Para Morir”, la entrega número 25 del famosísimo Agente 007.

La película final con Daniel Craig a la cabeza, y la más cara de la saga, inicia con la breve historia de la brutal muerte de la madre de Madeleine Swann (Léa Seydoux) a manos de un misterioso hombre enmascarado, el antagonista principal del filme. Tras esto, nos encontramos con James Bond y Madeleine en un pueblo situado en algún lugar de Italia, tratando de llevar una vida tranquila e intentando dejar el pasado donde pertenece. Con esta premisa inicia el desencadenamiento de múltiples eventos, mayormente desafortunados, en los que Bond deberá llevar nuevamente al Agente 007 desde su lugar de retiro hacia el deber.

Al menos durante el inicio de la película, los diálogos entre personajes son simples y no muy creativos, lo que hasta cierto punto podría justificarse dentro del género, elemento que afortunadamente va incrementándose en calidad a medida que el metraje avanza. Otro punto importante acá es la acción que conlleva cualquier película protagonizada por el personaje creado por Ian Fleming.

La cinta cuenta con las infaltables secuencias de persecuciones automovilísticas, tiroteos y explosiones, siendo sólo algunas de las escenas que, a pesar de no ser recursos demasiado innovadores dentro de la burbuja de los filmes anteriores, en “Sin Tiempo Para Morir” se presentan con un timing que claramente tiene como meta sorprender y dejar al espectador literalmente al borde de su asiento. Y lo consigue. Además, la película cuenta con una paleta sonora que enriquece la experiencia visual de dichas escenas, con la intensidad necesaria como para caer inmerso en el visionado, llevando incluso a sentir y empatizar el agotamiento de los personajes.

Por otro lado, una de las aristas de la dirección de Fukunaga (y, por cierto, de su director de fotografía, el sueco Linus Sandgren) se ve reflejada en un trabajo de cámara que resulta fluido y dinámico, sobre todo al momento de tener que seguir a los personajes que corren en motos y automóviles a toda velocidad por angostas calles y peligrosas curvas, logrando que, en general, las secuencias no se hagan monótonas. Además, la duración de las escenas de acción es justa y precisa, a diferencia de lo que ocurre en otras películas del género, en que tales momentos a veces se extienden por más tiempo del necesario, algo que en “Sin Tiempo Para Morir” no sucede y todo se calibra en su justa medida.

A pesar de que, al igual que en los filmes anteriores, el personaje de Bond sigue siendo retratado en su mayoría como un tanto invencible, y a veces casi como un superhombre capaz de enfrentarse a cualquier eventualidad, siendo capaz de superar obstáculos exitosamente, en “Sin Tiempo Para Morir” también deja ver su lado más sensible y vulnerable ante los golpes que le da la vida. Y es que sus mayores motivaciones durante el desarrollo del filme se fundan principalmente sobre bases emotivas, ya sea al momento de ser convencido por su amigo y compañero Felix (Jeffrey Wright) de ayudarlo y volver a aceptar su cargo, o cuando alguno de sus seres queridos se ve en aprietos y Bond cruza cielo, mar y tierra para salvarlos con la esperanza de garantizar su futuro juntos.

En momentos como aquellos es que aflora la emotividad del Agente 007, un personaje que podría equívocamente dar la impresión de no ser más que precisión y practicidad, pero que deja en claro que, si el corazón de los fanáticos de la saga late más fuerte al ver la película que concluye la “época Craig”, no es más que por el eco del suyo mismo. “Sin Tiempo Para Morir” es todo un espectáculo visual y sonoro, y un final más que digno para quince años y cinco películas de un James Bond que supo más de altos que de bajos.


Título Original: No Time To Die

Director: Cary Joji Fukunaga

Duración: 163 minutos

Año: 2021

Reparto: Daniel Craig, Rami Malek, Ralph Fiennes, Naomie Harris, Ana de Armas, Ben Whishaw, Jeffrey Wright, Léa Seydoux, Rory Kinnear, Dali Benssalah, Billy Magnussen, Christoph Waltz


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Lightyear

Publicado

en

Lightyear

“Lightyear” inicia con un pequeño título que dice que, en los años noventa, Andy, el personaje de la serie de “Toy Story”, recibió un juguete de su película favorita, y esta es esa película. Lo anterior podría llevar a imaginar que la cinta en cuestión tendría una estética noventera o tomaría elementos de películas de aventura de la época, de la misma manera que, por ejemplo, la serie “Stranger Things” se apoya en la estética y el estilo del terror de esa época, apropiándose de la narrativa y el estilo de esa década. Sin embargo, acá las referencias a la época comienzan y terminan con ese título inicial, y la obra rápidamente se transforma en otra simple película de aventura. Esto no es necesariamente malo, “Lightyear” es una película completamente funcional, entretenida y que, aunque a ratos se puede volver predecible, logra sorprender con algunos giros, pero esto genera que ese título inicial pierda sentido, y pone en cuestionamiento la razón de ser de esta película.

La historia comienza cuando, luego de quedar varados en un planeta hostil, Buzz Lightyear junto a su compañera Alisha hacen lo posible por llevar a la tripulación de vuelta a casa. Con la ayuda de científicos logran desarrollar un combustible experimental que podría salvarlos, pero durante los experimentos descubren que Buzz Lightyear, piloteando la nave de prueba, experimenta el tiempo de manera diferente: lo que en esa nave son minutos, en la superficie del planeta son años. Sin embargo, Buzz es incapaz de rendirse, y lo sigue intentando durante años y años, durante los cuales sus amigos y colegas envejecen mientras él se mantiene de la misma edad. Todo cambia cuando, al volver de uno de estos ensayos, descubre que algo ha cambiado: el planeta ha sido invadido por robots alienígenas. Con la ayuda de Izzy, nieta de su compañera, Lightyear deberá enfrentarse a estos robots para salvar al planeta y tener una oportunidad para volver a casa.

La de “Lightyear” es una trama que, a pesar de tocar temáticas interesantes sobre el paso del tiempo y la culpa, a ratos se siente muy complicada, ya que pasa mucho antes de que la trama principal siquiera comience. Esto hace que los tópicos que la película tratará a lo largo de su conflicto principal queden un tanto sobreexplicadas durante la primera media hora, lo que genera una desconexión entre lo que los personajes experimentan versus lo que los espectadores entendemos. Cuando Buzz se da cuenta de qué es lo que debe aprender para resolver el conflicto, es algo que se ve venir desde el principio de la historia.

Si bien, esto puede hacer que la película se sienta algo predecible desde un punto de vista temático, desde una perspectiva narrativa funciona bastante bien como cinta de acción y aventura. El universo que construye es visualmente rico y bastante especial, y se beneficia de diversas ideas sobre física cuántica que han sido exploradas en gran cantidad por películas de ciencia ficción, particularmente desde el aspecto de viajes en el tiempo.

Es interesante además que, a diferencia de muchos otros productos de nostalgia actuales, “Lightyear” se ve obligada a construir un universo completamente nuevo, puesto que las referencias que existen en las películas de “Toy Story” son sumamente vagas y genéricas, y es un desafío que el equipo tras esta película logra cumplir de forma satisfactoria. Buzz Lightyear, como personaje, es complejo e interesante, alejándose lo suficiente del juguete de sus películas madre para sostenerse como protagonista, pero logrando mantener suficientes elementos para sentirse familiar. Después de todo, el juguete supuestamente está basado en este personaje.

Por cierto, es difícil alejarse de las películas de “Toy Story”, no sólo porque “Lightyear” sea supuestamente el origen del juguete, sino porque está llena de referencias a la saga. La sombra de la tetralogía lo toca todo, tanto así, que a ratos pareciera que esta película es más una historia fan-made sobre el juguete que el verdadero origen del personaje. Y esto se debe a que no se siente como un producto de la época que supuestamente existe junto a los juguetes en el universo de “Toy Story”, sino que, en muchos sentidos, se percibe supeditada a los juguetes, tanto en sus referencias como en, incluso, un giro cerca del final de la historia.

Lo que queda es una sensación algo agridulce, ya que, cuando se concentra en ser sólo una película de aventuras, “Lightyear” funciona bastante bien, con un universo interesante, personajes coloridos y tensas secuencias de acción, incluso si no llega a los niveles de profundidad temática y madurez emocional de otras películas de Pixar. Lo anterior hace que se sienta como una oportunidad perdida porque como referencia a “Toy Story” no funciona tan bien como parecían ser sus intenciones, pero cuando se aleja de ella la historia marcha mucho mejor y queda la sensación de que hubiera sido aún mejor sin ninguna referencia, sólo existiendo por sí misma.


Título Original: Lightyear

Director: Angus MacLane

Duración: 100 minutos

Año: 2022

Reparto: (voces) Chris Evans, Keke Palmer, Peter Sohn, Taika Waititi, Dale Soules, James Brolin, Uzo Aduba, Mary McDonald-Lewis, Isiah Whitlock Jr., Angus MacLane, Bill Hader


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

How Do You Burn? How Do You Burn?
DiscosHace 4 días

The Afghan Whigs – “How Do You Burn?”

¿Cuál es la motivación detrás del arte? Es una incógnita inabarcable porque tiene tantas variaciones como personas en el planeta,...

Gnosis Gnosis
DiscosHace 5 días

Russian Circles – “Gnosis”

Con ocho discos a su haber, Russian Circles sigue proponiendo argumentos cada vez más densos en su tejido sonoro. Si...

The Mars Volta The Mars Volta
DiscosHace 2 semanas

The Mars Volta – “The Mars Volta”

Difícilmente exista banda que lo haya inventado o interpretado todo, pero es complejo poder renovarse cuando prácticamente se ha abarcado...

Will Of The People Will Of The People
DiscosHace 4 semanas

Muse – “Will Of The People”

Muse es una banda extrema, y no por el acercamiento caótico y áspero a la música que suele englobar este...

You Belong There You Belong There
DiscosHace 4 semanas

Daniel Rossen – “You Belong There”

Las separaciones o entradas en híato de las bandas son un momento incómodo para todos los involucrados, partiendo por los...

The Alchemist’s Euphoria The Alchemist’s Euphoria
DiscosHace 1 mes

Kasabian – “The Alchemist’s Euphoria”

Kasabian vuelve después de cinco años con su séptimo álbum, y luego de que durante 2020 su ex frontman, Tom...

Baby Baby
DiscosHace 1 mes

Petrol Girls – “Baby”

Política, contingencia y un discurso absolutamente incendiario. Tres aspectos que nos permiten trazar el terreno artístico en el que se...

Sometimes Forever Sometimes Forever
DiscosHace 1 mes

Soccer Mommy – “Sometimes, Forever”

Soccer Mommy trae a la mesa el sonido de los 90 con una mirada joven y actual, mezclando a su...

Radiate Like This Radiate Like This
DiscosHace 2 meses

Warpaint – “Radiate Like This”

Seis años pasaron desde que Warpaint presentara su disco “Heads Up” (2016) y, a pesar de que todas sus integrantes...

Life Is Yours Life Is Yours
DiscosHace 2 meses

Foals – “Life Is Yours”

Partieron siendo cinco y ahora quedan tres; después de que en el documental “Rip Up The Road” (2019) pudimos ver...

Publicidad
Publicidad

Más vistas