Conéctate a nuestras redes

Comentarios

¡Shazam!

Publicado

en

Luego de seis entregas, el universo cinematográfico de DC Comics continúa intentando posicionar sus producciones en la cartelera, con un irregular y forzado camino que ha sembrado dudas frente a cada estreno, dividiendo tanto a la crítica como al público, pero el hecho de contar con personajes conocidos y queridos provoca que la expectación frente a cada lanzamiento se mantenga alta. Tomándose una pausa de los personajes que protagonizaron “Justice League” (2017), una nueva entrega pretende introducir un nuevo personaje y darle aires frescos a un universo lleno de potencial, pero que no ha sabido cómo desarrollarse correctamente en la última década.

Dentro de todos los personajes que han llenado las páginas de cómics con la marca DC, Shazam es uno de los más antiguos. Casi como un símil de Superman, en un inicio fue llamado Capitán Marvel, pero claramente por temas legales, su nombre tuvo que ser cambiado, adoptando las siglas de seis “ancianos inmortales” (Salomón, Hércules, Atlas, Zeus, Aquiles y Mercurio). “¡Shazam!”, dirigida por David F. Sandberg (“Lights Out”, “Annabelle: Creation”), se presenta como una interpretación y adaptación del personaje a la pantalla grande, adhiriendo a la ligereza humorística de “Aquaman” (2018), pero con una propuesta narrativa igual de compleja que los personajes que pueblan este universo cinematográfico.

Billy Batson (Asher Angel) es un chico de catorce años que vive en un hogar para niños huérfanos. Un día, es repentinamente llamado por un mago que le otorga los poderes necesarios para transformarse en Shazam (Zachary Levi) cada vez que mencione aquella palabra. Como su álter ego, Billy deberá enfrentarse a esta nueva situación y controlar sus poderes, mientras se enfrenta a las fuerzas malvadas que se esconden y acechan al mundo.

Desde antes de su estreno, y gracias a su campaña publicitaria, “¡Shazam!” se planteaba como una comedia, por lo que entraba a integrarse al DCEU de una manera extraña y quebrando el tono oscuro con que este ha querido posicionarse. Sin embargo, y debido a su carácter humorístico, la cinta logra encajar sin problemas, principalmente porque la comedia funciona a favor de sus personajes, permitiendo que estos sean introducidos rápidamente y se facilite la conexión con el público. La dinámica entre ellos posibilita que los gags y los graciosos diálogos se acoplen a un relato que, al mismo tiempo, pretende entregar algo mucho más profundo. Pues, el drama familiar que rodea a los personajes es el hilo conductor, tanto para el protagonista como para el villano de la historia, y a ratos este juego entre drama y comedia no logra complementarse del todo, pero es el humor el que finalmente prevalece.

Para que la cinta pueda sostenerse por sí misma, la construcción de su protagonista debe ser sólida y poder encauzar el relato con objetivos claros y sin titubear, y en ese sentido esta producción cumple con este requisito. Ya sea como el adolescente Billy Batson o en su forma adulta como Shazam, logra ser un personaje complejo y divertido, principalmente a la interpretación que ambos actores le otorgan al personaje, provocando que la transformación del uno al otro no sea interrumpida por la apariencia física de ellos, sino que el personaje trascienda a aquello y su construcción narrativa prevalezca. La interacción que Billy tiene con el resto de los personajes secundarios realza estas características, por lo que cada uno los integrantes de la familia adoptiva del adolescente se adaptan en pos del relato.

La historia avanza con autoconsciencia sobre el género a través de líneas que hablan acerca de ser un superhéroe y el argumento de origen que se está llevando a cabo reafirma esta idea, pero lo hace con honestidad a través de la experiencia que están teniendo los jóvenes protagonistas, evitando forzar una idea que podría no funcionar del todo. Por otro lado, una de las eternas discusiones en las películas de este género tiene que ver con la construcción del villano: acá las intenciones del antagonista son explicadas desde un inicio para que, a modo de elipsis, se pueda completar su trama y entender desde dónde vienen sus propósitos.

A fin de cuentas, “¡Shazam!” sorprende gratamente al marcar la diferencia en el tono en el que se mueven las cintas anteriores del DCEU, permitiéndose a sí misma licencias dentro del género, las que juegan a su favor y que terminan otorgando notas cargadas a lo positivo cuando esta termina. Lo anterior, gracias a su comedia simple, pero que funciona a la perfección en una cinta de un espíritu honesto y casi nostálgico, si se considera la manera en que los personajes viven la experiencia de tener súper poderes.


Título Original: Shazam!

Director: David F. Sandberg

Duración: 132 minutos

Año: 2019

Reparto: Zachary Levi, Jack Dylan Grazer, Mark Strong, Asher Angel, Grace Fulton, David J. MacNeil, Michelle Borth, Djimon Hounsou, Adam Brody, Ross Butler, Natalia Safran, Marta Milans


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Lightyear

Publicado

en

Lightyear

“Lightyear” inicia con un pequeño título que dice que, en los años noventa, Andy, el personaje de la serie de “Toy Story”, recibió un juguete de su película favorita, y esta es esa película. Lo anterior podría llevar a imaginar que la cinta en cuestión tendría una estética noventera o tomaría elementos de películas de aventura de la época, de la misma manera que, por ejemplo, la serie “Stranger Things” se apoya en la estética y el estilo del terror de esa época, apropiándose de la narrativa y el estilo de esa década. Sin embargo, acá las referencias a la época comienzan y terminan con ese título inicial, y la obra rápidamente se transforma en otra simple película de aventura. Esto no es necesariamente malo, “Lightyear” es una película completamente funcional, entretenida y que, aunque a ratos se puede volver predecible, logra sorprender con algunos giros, pero esto genera que ese título inicial pierda sentido, y pone en cuestionamiento la razón de ser de esta película.

La historia comienza cuando, luego de quedar varados en un planeta hostil, Buzz Lightyear junto a su compañera Alisha hacen lo posible por llevar a la tripulación de vuelta a casa. Con la ayuda de científicos logran desarrollar un combustible experimental que podría salvarlos, pero durante los experimentos descubren que Buzz Lightyear, piloteando la nave de prueba, experimenta el tiempo de manera diferente: lo que en esa nave son minutos, en la superficie del planeta son años. Sin embargo, Buzz es incapaz de rendirse, y lo sigue intentando durante años y años, durante los cuales sus amigos y colegas envejecen mientras él se mantiene de la misma edad. Todo cambia cuando, al volver de uno de estos ensayos, descubre que algo ha cambiado: el planeta ha sido invadido por robots alienígenas. Con la ayuda de Izzy, nieta de su compañera, Lightyear deberá enfrentarse a estos robots para salvar al planeta y tener una oportunidad para volver a casa.

La de “Lightyear” es una trama que, a pesar de tocar temáticas interesantes sobre el paso del tiempo y la culpa, a ratos se siente muy complicada, ya que pasa mucho antes de que la trama principal siquiera comience. Esto hace que los tópicos que la película tratará a lo largo de su conflicto principal queden un tanto sobreexplicadas durante la primera media hora, lo que genera una desconexión entre lo que los personajes experimentan versus lo que los espectadores entendemos. Cuando Buzz se da cuenta de qué es lo que debe aprender para resolver el conflicto, es algo que se ve venir desde el principio de la historia.

Si bien, esto puede hacer que la película se sienta algo predecible desde un punto de vista temático, desde una perspectiva narrativa funciona bastante bien como cinta de acción y aventura. El universo que construye es visualmente rico y bastante especial, y se beneficia de diversas ideas sobre física cuántica que han sido exploradas en gran cantidad por películas de ciencia ficción, particularmente desde el aspecto de viajes en el tiempo.

Es interesante además que, a diferencia de muchos otros productos de nostalgia actuales, “Lightyear” se ve obligada a construir un universo completamente nuevo, puesto que las referencias que existen en las películas de “Toy Story” son sumamente vagas y genéricas, y es un desafío que el equipo tras esta película logra cumplir de forma satisfactoria. Buzz Lightyear, como personaje, es complejo e interesante, alejándose lo suficiente del juguete de sus películas madre para sostenerse como protagonista, pero logrando mantener suficientes elementos para sentirse familiar. Después de todo, el juguete supuestamente está basado en este personaje.

Por cierto, es difícil alejarse de las películas de “Toy Story”, no sólo porque “Lightyear” sea supuestamente el origen del juguete, sino porque está llena de referencias a la saga. La sombra de la tetralogía lo toca todo, tanto así, que a ratos pareciera que esta película es más una historia fan-made sobre el juguete que el verdadero origen del personaje. Y esto se debe a que no se siente como un producto de la época que supuestamente existe junto a los juguetes en el universo de “Toy Story”, sino que, en muchos sentidos, se percibe supeditada a los juguetes, tanto en sus referencias como en, incluso, un giro cerca del final de la historia.

Lo que queda es una sensación algo agridulce, ya que, cuando se concentra en ser sólo una película de aventuras, “Lightyear” funciona bastante bien, con un universo interesante, personajes coloridos y tensas secuencias de acción, incluso si no llega a los niveles de profundidad temática y madurez emocional de otras películas de Pixar. Lo anterior hace que se sienta como una oportunidad perdida porque como referencia a “Toy Story” no funciona tan bien como parecían ser sus intenciones, pero cuando se aleja de ella la historia marcha mucho mejor y queda la sensación de que hubiera sido aún mejor sin ninguna referencia, sólo existiendo por sí misma.


Título Original: Lightyear

Director: Angus MacLane

Duración: 100 minutos

Año: 2022

Reparto: (voces) Chris Evans, Keke Palmer, Peter Sohn, Taika Waititi, Dale Soules, James Brolin, Uzo Aduba, Mary McDonald-Lewis, Isiah Whitlock Jr., Angus MacLane, Bill Hader


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Skinty Fia Skinty Fia
DiscosHace 1 día

Fontaines D.C. – “Skinty Fia”

Usualmente, cuando se habla de tradición cultural de un país, y en especial cuando se habla de música, se suele...

Dance Fever Dance Fever
DiscosHace 2 días

Florence + The Machine – “Dance Fever”

“Dance Fever”, el nuevo disco de Florence + The Machine, funciona al menos en dos niveles: por una parte, y...

Immutable Immutable
DiscosHace 1 semana

Meshuggah – “Immutable”

Seis años pasaron desde “The Violent Sleep Of Reason” (2016) para que Meshuggah volviera a publicar un nuevo disco, y...

WE WE
DiscosHace 1 semana

Arcade Fire – “WE”

Desde “The Suburbs” (2010), Arcade Fire no había sido capaz de despachar un disco de contenido más personal y emotivo...

Emotional Eternal Emotional Eternal
DiscosHace 2 semanas

Melody’s Echo Chamber – “Emotional Eternal”

La década de existencia que lleva Melody’s Echo Chamber, el proyecto de la cantante y compositora francesa Melody Prochet, ha...

Alpha Games Alpha Games
DiscosHace 2 semanas

Bloc Party – “Alpha Games”

Después seis años de silencio discográfico, luego del tan duramente criticado “Hymns” (2016), Bloc Party vuelve con “Alpha Games”, un...

SHUNKA RYOUGEN SHUNKA RYOUGEN
DiscosHace 3 semanas

Haru Nemuri – “SHUNKA RYOUGEN”

Ya sea en festivales o listados de medios especializados, el nombre de Haru Nemuri ha resonado fuerte desde su irrupción...

A Light For Attracting Attention A Light For Attracting Attention
DiscosHace 3 semanas

The Smile – “A Light For Attracting Attention”

Todas las inquietudes musicales de Thom Yorke y Jonny Greenwood, incentivadas por el cerebro de Nigel Godrich, se vuelven a...

Everything Was Beautiful Everything Was Beautiful
DiscosHace 4 semanas

Spiritualized – “Everything Was Beautiful”

Grabado casi en simultáneo con “And Nothing Hurt” (2018), pero trabajado durante toda la pandemia, con Jason Pierce a cargo...

Mr. Morale & The Big Steppers Mr. Morale & The Big Steppers
DiscosHace 1 mes

Kendrick Lamar – “Mr. Morale & The Big Steppers”

Cinco años de espera tuvieron que pasar lentamente para que Kendrick Lamar entregara la obra que, de alguna u otra...

Publicidad
Publicidad

Más vistas