Conéctate a nuestras redes

Comentarios

¡Shazam!

Publicado

en

Luego de seis entregas, el universo cinematográfico de DC Comics continúa intentando posicionar sus producciones en la cartelera, con un irregular y forzado camino que ha sembrado dudas frente a cada estreno, dividiendo tanto a la crítica como al público, pero el hecho de contar con personajes conocidos y queridos provoca que la expectación frente a cada lanzamiento se mantenga alta. Tomándose una pausa de los personajes que protagonizaron “Justice League” (2017), una nueva entrega pretende introducir un nuevo personaje y darle aires frescos a un universo lleno de potencial, pero que no ha sabido cómo desarrollarse correctamente en la última década.

Dentro de todos los personajes que han llenado las páginas de cómics con la marca DC, Shazam es uno de los más antiguos. Casi como un símil de Superman, en un inicio fue llamado Capitán Marvel, pero claramente por temas legales, su nombre tuvo que ser cambiado, adoptando las siglas de seis “ancianos inmortales” (Salomón, Hércules, Atlas, Zeus, Aquiles y Mercurio). “¡Shazam!”, dirigida por David F. Sandberg (“Lights Out”, “Annabelle: Creation”), se presenta como una interpretación y adaptación del personaje a la pantalla grande, adhiriendo a la ligereza humorística de “Aquaman” (2018), pero con una propuesta narrativa igual de compleja que los personajes que pueblan este universo cinematográfico.

Billy Batson (Asher Angel) es un chico de catorce años que vive en un hogar para niños huérfanos. Un día, es repentinamente llamado por un mago que le otorga los poderes necesarios para transformarse en Shazam (Zachary Levi) cada vez que mencione aquella palabra. Como su álter ego, Billy deberá enfrentarse a esta nueva situación y controlar sus poderes, mientras se enfrenta a las fuerzas malvadas que se esconden y acechan al mundo.

Desde antes de su estreno, y gracias a su campaña publicitaria, “¡Shazam!” se planteaba como una comedia, por lo que entraba a integrarse al DCEU de una manera extraña y quebrando el tono oscuro con que este ha querido posicionarse. Sin embargo, y debido a su carácter humorístico, la cinta logra encajar sin problemas, principalmente porque la comedia funciona a favor de sus personajes, permitiendo que estos sean introducidos rápidamente y se facilite la conexión con el público. La dinámica entre ellos posibilita que los gags y los graciosos diálogos se acoplen a un relato que, al mismo tiempo, pretende entregar algo mucho más profundo. Pues, el drama familiar que rodea a los personajes es el hilo conductor, tanto para el protagonista como para el villano de la historia, y a ratos este juego entre drama y comedia no logra complementarse del todo, pero es el humor el que finalmente prevalece.

Para que la cinta pueda sostenerse por sí misma, la construcción de su protagonista debe ser sólida y poder encauzar el relato con objetivos claros y sin titubear, y en ese sentido esta producción cumple con este requisito. Ya sea como el adolescente Billy Batson o en su forma adulta como Shazam, logra ser un personaje complejo y divertido, principalmente a la interpretación que ambos actores le otorgan al personaje, provocando que la transformación del uno al otro no sea interrumpida por la apariencia física de ellos, sino que el personaje trascienda a aquello y su construcción narrativa prevalezca. La interacción que Billy tiene con el resto de los personajes secundarios realza estas características, por lo que cada uno los integrantes de la familia adoptiva del adolescente se adaptan en pos del relato.

La historia avanza con autoconsciencia sobre el género a través de líneas que hablan acerca de ser un superhéroe y el argumento de origen que se está llevando a cabo reafirma esta idea, pero lo hace con honestidad a través de la experiencia que están teniendo los jóvenes protagonistas, evitando forzar una idea que podría no funcionar del todo. Por otro lado, una de las eternas discusiones en las películas de este género tiene que ver con la construcción del villano: acá las intenciones del antagonista son explicadas desde un inicio para que, a modo de elipsis, se pueda completar su trama y entender desde dónde vienen sus propósitos.

A fin de cuentas, “¡Shazam!” sorprende gratamente al marcar la diferencia en el tono en el que se mueven las cintas anteriores del DCEU, permitiéndose a sí misma licencias dentro del género, las que juegan a su favor y que terminan otorgando notas cargadas a lo positivo cuando esta termina. Lo anterior, gracias a su comedia simple, pero que funciona a la perfección en una cinta de un espíritu honesto y casi nostálgico, si se considera la manera en que los personajes viven la experiencia de tener súper poderes.


Título Original: Shazam!

Director: David F. Sandberg

Duración: 132 minutos

Año: 2019

Reparto: Zachary Levi, Jack Dylan Grazer, Mark Strong, Asher Angel, Grace Fulton, David J. MacNeil, Michelle Borth, Djimon Hounsou, Adam Brody, Ross Butler, Natalia Safran, Marta Milans


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

La Mirada Incendiada

Publicado

en

La Mirada Incendiada

Tiempos de dictadura, un hijo de exiliados políticos que vuelve a Chile por cuenta propia y un crimen de crueldad inconmensurable por parte de las fuerzas de orden. El tercer largometraje de ficción de la directora Tatiana Gaviola, “La Mirada Incendiada”, inicia con las palabras “Inspirada en un hecho real”, tomando como punto de partida el conocido Caso Quemados, atentado en el que Carmen Gloria Quintana y Rodrigo Rojas de Negri fueron víctimas de un ataque incendiario por parte de militares a plena luz del día en la vía pública.

Protagonizado por Juan Carlos Maldonado en el papel de Rodrigo, el filme prometía sin duda ser un aporte para la memoria de nuestro país, dada la historia en cuestión y su contexto, sin embargo, esta promesa metamorfoseó hasta convertirse no sólo en polémica, debido a la nula influencia que tuvo la familia de Rojas de Negri en materias de decisión cinematográfica, sino que también es una cinta que no cumple del todo con los objetivos que parece perseguir.

El inicio de la película muestra a Rodrigo volviendo a Chile con una cámara bajo el brazo y el propósito de desempeñarse cómo fotógrafo profesional. Tras andar un rato medio perdido, y luego de ser ayudado por una amiga vecina de su tía, logra llegar a la casa de esta y sus dos primas menores, quienes cariñosamente lo acogen a lo largo de la trama. Tras esto, se forjan lazos emotivos que dan cuenta de la personalidad dulce y templada del protagonista. De esta forma, se retrata claramente cómo Rodrigo influyó en la vida del resto de los personajes mediante escenas variadas, que muestran momentos íntimos en los que estos interactúan, desde conversaciones nocturnas y abrazos diurnos, hasta experiencias traumáticas que refuerzan vínculos.

A lo mencionado anteriormente, se suma la manera en que los personajes se comunican entre sí. Si bien, el guión resulta claro y conciso, los intercambios de palabras se articulan principalmente a través de diálogos medianamente breves y en ocasiones incluso un poco rígidos, cayendo en la sobre explicación del contexto dictatorial en el que ocurren los eventos una y otra vez, resultando en parte obvios. Además, el guión demuestra la clara intención de introducir gran variedad –y cantidad– de expresiones y/o dichos chilenos, dando así a entender una identidad lingüística acertada, que da cuenta de aspectos de nuestra cultura, pudiendo haber sido presentado de manera igualmente oportuna, pero a través de matices más sutiles.

Por otro lado, Rodrigo es retratado a través de conversaciones y acciones como un joven que no se encuentra realmente al tanto ni de la situación a nivel país, ni de las restricciones que esto implica, modificando el relato y añadiendo romanticismo mediante la presencia de un protagonista en parte inocente, que sueña con denunciar las injusticias del golpe sin pensar en repercusiones. En este sentido, resalta también el carácter poético que busca reflejar la voz en off de narradora de la historia –perteneciente al personaje de Carmen Gloria Quintana–, sugiriendo la existencia de una profunda relación previa al hecho incendiario entre Carmen Gloria y Rojas de Negri, interpelando acciones y decisiones tomadas por el protagonista. Esto agrega de manera similar un toque de romanticismo que resulta algo forzado y, sobre todo, algo lejano a la realidad de los hechos.

En cuanto a la atmósfera, la película logra reflejar el miedo colectivo y la tensión de la época, además de espacios y elementos característicos que resultan clave para retratar el período, tales como cacerolazos, protestas y allanamientos. Las escenas no son demasiado largas, por lo que hacen que la cinta sea dinámica y en su mayoría liviana, teniendo en consideración la carga del tema que trata. Sin embargo, esto mismo es lo que también genera que en algunas ocasiones se pierda un poco la continuidad entre una escena y la siguiente.

Por último, cabe destacar que, si bien las heridas dejadas por el flagelo dictatorial a lo largo y ancho de este territorio siguen estando cargadas de un rojo fresco y humeante, vale la pena que historias como estas vean a la luz en el formato cinematográfico, alimentando la memoria de nuestro país mediante expresiones artísticas cargadas de historia. Por desgracia, “La Mirada Incendiada” no cumple del todo con este objetivo, quedando al debe principalmente en temas de fidelidad con la memoria histórica nacional y la empatía hacia víctimas del caso, ya que, a pesar de que se deja en claro que el filme tan sólo se inspira en los hechos reales, este sin duda abre paso a preguntas que vale la pena hacerse. ¿Hasta qué punto es viable mezclar realidad y ficción? ¿De qué manera abordar temáticas delicadas de la manera más empática posible? Lamentablemente, en ese sentido “La Mirada Incendiada” desarrolla su narrativa omitiendo aquel elemento tan importante.


Título Original: La Mirada Incendiada

Director: Tatiana Gaviola

Duración: 102 minutos

Año: 2021

Reparto: Juan Carlos Maldonado, Catalina Saavedra, Gonzalo Robles, María Izquierdo, Cristina Aburto, Constanza Sepúlveda, Belén Herrera, Pascal Balart, Estrella Ortiz


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Van Weezer Van Weezer
DiscosHace 5 días

Weezer – “Van Weezer”

Weezer ha lanzado una gran cantidad de discos de manera ininterrumpida durante los últimos años. Ni siquiera la pandemia de...

WINK WINK
DiscosHace 5 días

CHAI – “WINK”

Como pocas veces en la industria, una ola internacional de música golpeó con fuerza en los últimos años. La era...

Cavalcade Cavalcade
DiscosHace 2 semanas

Black Midi – “Cavalcade”

Durante la última década, muchos prometedores nombres han pasado por la escena musical. Con un hype a veces indescriptible de...

Dry Cleaning Dry Cleaning
DiscosHace 2 semanas

Dry Cleaning – “New Long Leg”

Usualmente, al ver lo mal que lo pasa la mayoría de los habitantes del mundo, es difícil buscar una referencia...

Daddy’s Home Daddy’s Home
DiscosHace 3 semanas

St. Vincent – “Daddy’s Home”

Desde su debut en 2007 con “Marry Me”, St. Vincent ha adoptado una multiplicidad de personas para contar sus historias,...

Hella Love Hella Love
DiscosHace 4 semanas

Marinero – “Hella Love”

Marinero es el seudónimo de Jess Sylvester, músico de ascendencia mexicana que para este álbum abandona la bahía de San...

Seek Shelter Seek Shelter
DiscosHace 4 semanas

Iceage – “Seek Shelter”

Cuando lanzaron “New Brigade” y “You’re Nothing” en 2011 y 2013, respectivamente, los daneses de Iceage estaban en la cima...

G_d’s Pee AT STATE’S END G_d’s Pee AT STATE’S END
DiscosHace 1 mes

Godspeed You! Black Emperor – “G_d’s Pee AT STATE’S END!”

Durante 2019, previo a que el mundo entrara en su letargo y una pandemia no fuese más que un argumento...

Fortitude Fortitude
DiscosHace 1 mes

Gojira – “Fortitude”

Si hay algo que caracteriza a Gojira, es su preocupación por transmitir un mensaje tan potente como su música. Desde...

Itaca Itaca
DiscosHace 2 meses

Txakur – “Itaca”

Como su carta de presentación, Txakur apareció en 2018 con “La Era De La Información”, un EP donde dibujó paisajes...

Publicidad
Publicidad

Más vistas