Conéctate a nuestras redes

Publicado

en

“Sal”, la ópera prima del director Diego Rougier, llega a nuestras salas con el gran aliciente de ser “el primer western chileno” (aunque no es el primero). Denominación que perfectamente puede funcionar como arma de doble filo, ya que por un lado existe el entusiasmo y ganas de ver una versión “a la chilena” de uno de los géneros cinematográficos más importantes de la historia, pero también está el recelo que despiertan las incursiones “de género” en el cine nacional, donde la mayoría de las producciones suelen caer en el terreno de la mediocridad, con ideas interesantes que no logran cuajar en cintas cuya mayor virtud son las buenas intenciones. El filme de Rouger comparte estas buenas intenciones, y a pesar de contar con una serie de defectos, logra salir airosa.

La historia comienza en la ciudad de Barcelona, donde Sergio (Fele Martínez), guionista y director de cine, está tratando de sacar adelante un western, el cual pretende rodar en el desierto de Atacama. Viéndose sobrepasado por las críticas a su trabajo, Sergio decide viajar al norte de Chile, para re-escribir su película en el desierto más árido del mundo. Para su infortunio, llegará a un pueblo perdido, donde es confundido por un tal Diego, quien mantiene una enemistad de años con Víctor, el hombre más poderoso y violento del pueblo. Sergio deberá sufrir los clamores de la venganza, mientras asume el pasado del desconocido Diego, el cual lo convertirá en el protagonista de su propio guión.

Lo más destacable de “Sal”, es el amor y fidelidad que derrocha por el género al cual se subyace. Los rituales de rutina están en su lugar, al igual que sus arquetipos, dando forma a la típica historia del “extraño en tierra extraña”, escapando de un pasado oscuro, en este caso, uno que desconoce. La trama se desarrolla en base a esta premisa, sin entregar grandes giros, más allá de los propios del western, en una historia que no sorprende en su desarrollo, pero funciona. Es de agradecer también, el que la historia se sienta chilena. Es una película de pistoleros, claro está, pero tiene en sus personajes y puesta en escena, un aire criollo que se apodera de las convenciones y las hace suyas.

La ambientación y atmósfera de western, están logradas a cabalidad. Desde los títulos de crédito, pasando por la fotografía y la banda sonora. El diseño de las locaciones, y el mismo desierto de Atacama, recrean un escenario idóneo para el desarrollo de una película de vaqueros, y se convierten en uno de los aciertos de la película.

Lamentablemente, “Sal” adolece de una serie de detalles, que merman una historia que camina, pero a ratos, exenta de ritmo o interés por lo que está pasando en la pantalla. Sobran, a lo menos, veinte minutos de metraje, sobre todo en su segunda mitad, donde la acción da tumbos, y al estar frente a una trama tan convencional, el camino hacia el clímax se diluye en situaciones predecibles y mal resueltas. Un ejemplo de esto son las escenas de acción, las cuales carecen de tensión al estar tratadas de una forma aletargada. Esta bien querer despegarse de los cánones impuestos por la industria hollywoodense, pero las escenas de acción en “Sal”, no tienen emoción.

El elenco, encabezado por el español Fele Martínez, logra buenas interpretaciones, a pesar de no contar con grandes personajes. El único que posee una verdadera tridimensionalidad es Sergio, todos los demás están relegados a cumplir su rol arquetípico dentro de la trama, pero sin la suficiente sustancia como para que lleguen a sentirse personajes con capas. “El malo” es “El malo” y “El matón”, “El matón”. La más perjudicada es Javiera Contador, haciendo el papel de “La traidora”, con un personaje de lo más insípido, protagonizando los momentos más bajos del filme, entre ellos, la escena de sexo más falsa en la historia del cine chileno.

Aun así, “Sal” se salva de la quema, irónicamente, gracias a su guión, el cual cierra el círculo del personaje, y salvo un par de inconsistencias en la escena del clímax, la historia deja todo en su lugar, con una conclusión “de western”. Más allá de las buenas intenciones, Rougier logra su cometido, entregando una película que, sin ser una maravilla, es un western con todas sus letras.

Por Sebastián Zumelzu

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Cine

Historias de Ultratumba

Publicado

en

Historias de Ultratumba

Andy Nyman y Jeremy Dyson se dieron a conocer en 2010 con su obra teatral “Ghost Stories”, la cual logró alta notoriedad en Inglaterra al ser una obra de horror que, según críticos y entendidos del género, era capaz de sorprender y sobresaltar al público con revelaciones orquestadas de manera chocante. Con tal augurio entre manos, ambos directores y escritores adaptaron el guion original con tal de llevar su horror a la pantalla grande. Hoy, con “Historias de Ultratumba” los creadores revelan un minucioso trabajo para turbar a la audiencia en un relato visual con más sustos de lo esperado, no obstante, su experimento está algo lejos de lograr el objetivo final.

El profesor Phillip Goodman (Andy Nyman), anfitrión de un programa televisivo que desenmascara supuestos encuentros con el más allá, comienza a investigar tres extraños casos todavía sin resolver. Involucrándose en las historias, Goodman irá descubriendo que muchas veces la lógica no es capaz de explicarlo todo.

Con la premisa de que “nuestro cerebro ve lo que quiere ver”, esta cinta que mezcla horror, suspenso y misterio en forma de un rompecabezas, avanza desde el primer momento manteniendo un enigma por la espalda, el que va creciendo acorde vamos conociendo más detalles guiados por el protagonista. Es este método algo detectivesco e intuitivo el que cobra relevancia a la hora de ir involucrándonos hacia la trama detrás de cada uno de los casos presentados, y el que logra mantener la atención en lo que, de otra manera, sería una nueva adición a las otras cientos de películas del mismo tipo.

Mas hay un gran detalle casi imposible de evadir: desde los primeros minutos existe un elemento perceptible y evidente que, de alguna manera, ensucia una de las grandes sorpresas que veremos ya avanzada la trama. Sea esto un recurso intencional o no, al menos hay otros tres giros tanto o más relevantes si entramos a comparar, pero este “percance” ciertamente no puede obviarse durante la mayor parte de la película y dificulta dirigir la atención hacia otros elementos de mayor peso circunstancial.

Cada historia que el personaje principal estudia –encarnado con bastante falta de carisma por uno de los directores– nos presenta una perspectiva sobre los clichés que por años han acompañado los relatos sobrenaturales, ofreciendo interesantes reveses en uno más que en otros. Las tres desde disposiciones masculinas –un vigilante nocturno, un adolescente inusual y un alto ejecutivo– se dejan caer en las tumultuosas aguas del efectismo simple e irremediable que inundan este tipo de filmes, las que por supuesto logran asustar momentáneamente, pero no alcanzan a interceder más allá de un simple movimiento ordinario del horror tradicional. Incluso con una vaga idea de lo que puede estar ocurriendo, la evidente falla en cuanto a efectos prácticos y un poco en post-producción profesan una obra visualmente frustrada, la cual es posible imaginar de mejor manera en teatro más de lo que finalmente se atestigua bajo el proyector.

Cuento aparte es la legendaria actuación del joven Alex Lawther, a quien hemos podido ver en producciones de streaming como “Black Mirror” (2011), “The End Of The F***ing World” (2018) o como el joven Turing en “The Imitation Game” (2014). Con su rostro particular y su enérgica vibra oscura, nuevamente nos sorprende con una interpretación al borde del trastorno físico y la locura mental.

Con más ruido que satisfacción, “Historias de Ultratumba” triunfa como una historia experimental en el género cinematográfico de horror, incluso con varios guiños hacia sus predecesoras de culto, pero se derrumba antes de ser una cinta para ser recordada o alabada por su inteligente o especial relato. Lo positivo es que más de algún vuelco en el argumento ayudará a que la hora y media avancen mucho más rápidamente de lo esperado.


Título Original: Ghost Stories

Director: Jeremy Dyson y Andy Nyman

Duración: 98 minutos

Año: 2017

Reparto: Martin Freeman, Alex Lawther, Jill Halfpenny, Andy Nyman, Paul Whitehouse, Nicholas Burns, Daniel Hill, Kobna Holdbrook-Smith, Jake Davies, Ryan Oliva, Derren Brown


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 1 mes

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 1 mes

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 2 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

ØMNI ØMNI
DiscosHace 2 meses

Angra – “ØMNI”

Hay bandas que recaen eternamente en lo genérico y no experimentan más allá de los materiales básicos que les ha...

The Sciences The Sciences
DiscosHace 2 meses

Sleep – “The Sciences”

La carrera de Sleep dista mucho de ser una historia típica en el mundo del rock, factor que pudo haber...

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 2 meses

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 2 meses

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 2 meses

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 2 meses

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 2 meses

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Publicidad
Publicidad

Más vistas