Conéctate a nuestras redes
Por Gracia de Dios Por Gracia de Dios

Comentarios

Rambo: Last Blood

Publicado

en

Dentro del cine de acción existe una gran cantidad de estilos narrativos y estéticos. “John Wick” (2014), por ejemplo, no pierde el tiempo construyendo motivaciones y beats narrativos, y más bien busca una excusa para mostrar escenas de acción altamente estilizadas. “Run All Night” (2015), por otro lado, intenta profundizar en una relación padre-hijo destruida por el crimen y el arrepentimiento. “Rambo: Last Blood” intenta contar una historia íntima y profunda, pero no logra encontrar el tono adecuado y termina siendo inconsistente y, a ratos, aburrida.

John Rambo (Sylvester Stallone) vive en una pequeña granja en Arizona junto a María (Adriana Barraza) y su nieta Gabriela (Yvette Monreal). Cuando esta última decide ir a buscar a su padre biológico a México, en contra de los deseos de John y su abuela, es secuestrada por un cartel de trata de blancas. John, entonces, debe viajar a México y volver a canalizar su pasado violento para rescatarla.

“Rambo: Last Blood” se aleja un poco de las entregas anteriores completamente cargadas de violencia, y pareciera tener una búsqueda más íntima. Hay cierto énfasis en el trauma de la guerra y el horror de la violencia, pero intenta reflejar esto a través de flashbacks sumamente expositivos, en base a recuerdos de John. Por otro lado, a través de diálogos con María y Gabriela, Rambo comenta sus arrepentimientos y filosofa sobre el mal en la Tierra, sin embargo, todo se siente forzado y maqueteado, y no llega a ninguna parte. Así es como intenta construir a John como un hombre reflexivo y filosófico, pero estas escenas tienden a ser más aburridas que cualquier otra cosa y se siente incoherente con la acción que ocurre más adelante en la película.

Cuando ya en el tercer acto de la película comienza la acción y violencia pura y dura, el filme no sólo pareciera olvidar y cancelar todo el discurso anterior, sino que el grado de violencia gráfica que se expone llega a ser ridículo, e incluso gracioso. Si antes nos intentaban vender una filosofía antiviolencia y antiguerra, en la parte final pareciera que la película celebra y glamoriza la violencia y la venganza, con explosiones, mutilaciones, decapitaciones y toda clase de horrores que se generan en los integrantes del cartel.

Además –y esto ya es un problema sistemático dentro de Hollywood–, la representación de México dentro del filme resulta un tanto problemática. Casi todos los personajes mexicanos dentro son criminales sádicos y depravados, y los que no, son mujeres incapaces de luchar contra la violencia sin la ayuda de John, como María, Gabriela y Carmen (Paz Vega), una periodista que ayuda a Rambo en su búsqueda de venganza. Esto, fuera de ser políticamente inapropiado a estas alturas de la vida, se siente formulaico y poco original, haciendo que todos los personajes se sientan básicos y unidimensionales.

Por otro lado, narrativamente la película se siente dispersa e incoherente. Hay elementos narrativos a los que en un momento se les da gran importancia, para luego ser rápidamente desechados. Da la sensación de que los realizadores intentaron construir una trama compleja y llena de matices, pero finalmente decidieron dejar todo de lado para llegar lo antes posible a la violencia y el gore, que es finalmente lo que atrae a las audiencias actuales a las películas de Rambo.

Si bien, esta violencia no está retratada de una manera completamente aberrante o aburrida, no llega a los niveles estéticos y estilísticos de otros filmes de acción actuales, sintiéndose bajo una plantilla y predecible. Y, por otro lado, en su búsqueda de contar una historia más personal, la acción tampoco llega a la escala ni a los niveles de espectacularidad de otras entregas de la saga. Finalmente, por tratar de contar una historia íntima y profunda sobre arrepentimiento y redención (o eso pareciera intentar), “Rambo: Last Blood” termina siendo un filme lento, aburrido y decepcionante.


Título Original: Rambo: Last Blood

Director: Adrian Grunberg

Duración: 89 minutos

Año: 2019

Reparto: Sylvester Stallone, Paz Vega, Marco de la O, Sergio Peris-Mencheta, Óscar Jaenada, Yvette Monreal, Adriana Barraza, Rick Zingale, Louis Mandylor, Jessica Madsen, Nick Wittman


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Mystify: Michael Hutchence

Publicado

en

Michael Hutchence

La mayor trampa de un documental musical es caer en el éxito objetivo más que en la potencia de los fracasos subjetivos. De hecho, cuando aquello ocurre, se olvida la fuerza de lo documental y se queda la predominancia de la música, de la figura, pero más allá de cualquier cosa, un hálito a discurso oficial que, pese a ciertos bemoles, no se advierte en “Mystify: Michael Hutchence”. Y eso es vital para que el trabajo evite quedarse a medio camino entre el brillo de una estrella de la música popular australiana y las tormentas que pueden aquejar a alguien que elige el aislamiento por sobre la petición de ayuda a los cercanos.

La historia de Michael Hutchence podría ser pensada como la del ascenso y caída de INXS, conjunto clave para el pop-rock australiano, con una influencia mundial que se desvaneció más rápido de lo debido. Pero lo cierto es que la vida de Hutchence, y todo lo que la rodeaba, exigía un trabajo puntilloso y bien hilvanado. Eso es lo que el director Richard Lowenstein comprendió a la perfección, desde el armado estructural de la trama hasta la sensible decisión de que el relato fuera coral, sin entrevistas en cámara, sólo material de archivo y entrevistas en off, lo que puede mostrar ciertas incongruencias a nivel de guion, pero sin duda que permite mirar con diferentes ángulos la vida de Michael.

En vez de mostrar los hitos de INXS, como haría un documental clásico, por ejemplo, “Queen: Days Of Our Lives” (2011), lo que se va construyendo en “Mystify: Michael Hutchence” es cada parte de la persona detrás de la carismática, sensual y misteriosa figura del vocalista de la banda. Sus relaciones sentimentales, incluyendo testimonios de parejas históricas, como Michelle Bennett, Kylie Minogue o Helena Christensen, van dando a conocer no sólo los detalles de esos pasajes de la vida de Hutchence, sino también construyendo las certezas y dudas que él tenía consigo mismo, generando un puente entre sus historias en el presente narrado y su pasado, sus raíces familiares, y también sus intereses más allá de la música.

Algo que llama la atención es el nivel de extensión del archivo propio que tenía Michael Hutchence, incluso en su adolescencia, con material en video que mostraba lo que había detrás de las imágenes ya conocidas, permitiendo así que el retrato sea aún más fidedigno porque no hay necesidad en rellenar el documental con registros en vivo o entrevistados en pantalla. En vez de ello, la presencia del cantante es intoxicante, con pocos respiros, en un cúmulo de información que aprieta el pecho y dificulta la respiración, entregando parte de la experiencia que implicaba para el protagonista ser parte de su propia historia.

El punto más cercano a la creación de una historia oficial sobre Hutchence puede ser la forma cándida en la que se habla de drogas en el documental, algo que puede llevar a equívocos respecto a la influencia de este tipo de sustancias en la historia general o en sucesos específicos. Pero, fuera de ello, los roces creativos, administrativos, sentimentales o familiares se exponen con la suficiente imparcialidad como para entender que había una acumulación de experiencias más allá de las drogas, y que tenerlas lejos de la mira no era un acto de saneamiento, sino que de perspectiva para comprender cómo una vida puede recibir tantos estímulos externos e internos, como para que las drogas no parecieran ser tan fuertes.

El mayor problema en este trabajo audiovisual –que en lo técnico está claramente pensado para una sala de cine, desde la mezcla de sonido hasta la disposición de textos en pantalla– está en el guion, que cae en las trampas del relato coral y deja cojas algunas patas de la historia. “Mystify: Michael Hutchence” es exigente porque la cantidad de información, descripción y emoción dispuesta en pantalla es grande, y puede ser un tanto desconcertante para quien no sea conocedor de la historia de INXS o de su protagonista, pero también es parte de la experiencia, que en este caso, tal como el título de la obra, intenta engañar a quienes creían conocer al artista sólo por la altura de su figura, dando cuenta de todo lo auténtico que en verdad tenía un creador cuya pérdida más terrible no es la musical, sino la humana.


Título Original: Mystify: Michael Hutchence

Director: Richard Lowenstein

Duración: 102 minutos

Año: 2019

Reparto: Michael Hutchence, Patricia Hutchence, Kylie Minogue, Helena Christensen, Bob Geldof, Paula Yates, Lesley Lewis


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

EVEN IN EXILE EVEN IN EXILE
DiscosHace 1 mes

James Dean Bradfield – “EVEN IN EXILE”

A veces pareciera que la figura de Víctor Jara irrumpe mucho más potentemente en el extranjero que en nuestro país,...

POWER UP POWER UP
DiscosHace 1 mes

AC/DC – “POWER UP”

El 19 de febrero de 1980 falleció Bon Scott, segundo vocalista de la banda de hard rock AC/DC. En la...

CYR CYR
DiscosHace 1 mes

The Smashing Pumpkins – “CYR”

Retomando un formato doble, que no le veíamos desde el reconocido “Mellon Collie And The Infinite Sadness” (1995), The Smashing...

Letter To You Letter To You
DiscosHace 2 meses

Bruce Springsteen – “Letter To You”

A través de su carrera, Bruce Springsteen ha musicalizado la juventud de múltiples generaciones. Los clásicos solos de saxo, su...

Canciones Para El Siglo XXI Canciones Para El Siglo XXI
DiscosHace 2 meses

Poder Fantasma – “Canciones Para El Siglo XXI”

Tierra fértil para el pop ha sido nuestro país. Con una rica tradición y un variado catálogo a punta de...

Atlas Vending Atlas Vending
DiscosHace 2 meses

METZ – “Atlas Vending”

Luego de haber publicado el compilatorio “Automat” en 2019, el trío canadiense METZ tenía a todos muy atentos por un...

Endless Twilight Of Codependent Love Endless Twilight Of Codependent Love
DiscosHace 2 meses

Sólstafir – “Endless Twilight Of Codependent Love”

Últimamente, la casa discográfica francesa Season Of Mist ha estado pendiente de lo que ocurre en Islandia en términos musicales....

Post Human: Survival Horror Post Human: Survival Horror
DiscosHace 2 meses

Bring Me The Horizon – “Post Human: Survival Horror”

La emergencia sanitaria por el Covid-19 ha sido uno de los sucesos que más ha afectado al ambiente artístico. Lo...

Song Machine, Season One: Strange Timez Song Machine, Season One: Strange Timez
DiscosHace 2 meses

Gorillaz – “Song Machine, Season One: Strange Timez”

Lo de Gorillaz siempre ha tenido que ver con dar vida a un espacio donde las cosas pueden ser llevadas...

Vökudraumsins Fangi Vökudraumsins Fangi
DiscosHace 2 meses

Auðn – “Vökudraumsins Fangi”

Islandia es tierra mágica en cuanto a creación artística. Con una población que bordea los 400 mil habitantes y paisajes...

Publicidad
Publicidad

Más vistas