Conéctate a nuestras redes
Pokemon Pokemon

Comentarios

Pokémon: Detective Pikachu

Publicado

en

Ya conocemos la franquicia de Pokémon y sabemos que es uno de los aciertos comerciales más importantes de las últimas décadas. Nos guste o no, conocemos su existencia y los pocket monsters (criaturas que se asemejan a animales, pelean entre ellas y acompañan a los humanos) han dado material desde mediados de los noventa para mangas, series de televisión, películas animadas, videojuegos, juguetes, ropa y todo tipo de merchandising sin que parezca disminuir su velocidad o intención de dominación mundial.

“Pokémon: Detective Pikachu”, protagonizada por el reconocido ratón eléctrico, fue el videojuego elegido para dar pie a la primera adaptación en live action para el cine de la franquicia, de la mano de Warner y con la ambición de convertirse no sólo en la primera cinta basada en un videojuego bien recibida, sino también con la de lanzar una nueva franquicia inspirada en estas criaturas que pueda cumplir con las expectativas de millones de fanáticos, quienes soñaban con la existencia de la película. Bastante presión.

De todas las posibles historias que se podrían contar en este universo, la escogida es la de Tim Goodman (Justice Smith), un joven que alguna vez soñó con ser un entrenador Pokémon, pero que ahora se ha conformado con una vida como vendedor de seguros alejado de estas criaturas. Tras la desaparición de su padre llega a Ryme City, donde se encuentra con el Pokémon que este dejó atrás, un Pikachu con amnesia (voz de Ryan Reynolds), que, a diferencia de los demás Pokémon que sólo hablan diciendo su nombre, puede comunicarse con Tim. Juntos inician la investigación que los lleva a entender qué pasó realmente con el padre de Tim y, tal como en el animé y los videojuegos, embarcarse en una aventura que los lleva a explorar la ciudad, enfrentarse con las fuerzas del mal y encontrarse con distintos Pokémon en el camino.

La trama es el aspecto más irrelevante de todo esto. El protagonista y su Pikachu van avanzando en su investigación de pista en pista, a veces forzada o antojadizamente, en un guion aparatoso, que estorba cuando más historia intenta introducir a la película. Lo que realmente vale la pena de ver en “Pokémon: Detective Pikachu” son los mismos Pokémon, las apariciones que hacen repentinamente un Jigglypuff cantando en un bar, un Loudred poniendo música en una fiesta electrónica y un Machamp dirigiendo el tráfico con sus cuatro manos, por ejemplo.

Si el lector de este texto no entiende lo referido en las últimas líneas, quizás es una señal de que la película no será de su interés. Debe ser intrigante para alguien que desconozca este mundo el lanzarse a una experiencia que se apoya tanto en las criaturas digitales para entretener, pero los guiños para entendidos y la historia tan poco interesante hacen indiscutible el que esta se trate de una película hecha específicamente para fanáticos.

Estos últimos estarán contentos con el producto creado, gracias en parte al equipo detrás de los efectos especiales, que logra hacer realistas y adorables decenas de Pokémon de distintos tipos, así como los realizadores que lograron separar este universo del cotidiano y hacerlo único: Ryme City es un poco más futurista de lo normal, los vestuarios son algo más estilizados y la banda sonora es levemente alusiva a la música de los videojuegos, lo que crea un mundo interesante e inmersivo, donde los Pokémon pueden transitar por la calle –por qué no– y que no nos parezca fuera de lo común.

Otros detalles que pueden interesarle a fanáticos, son la existencia de los guiños a los videojuegos y producciones anteriores, el hecho de que no se muestra ni un cuarto de los más de 800 Pokémon existentes (una decisión de producción probablemente relacionada con el costo del diseño, pero que deja la puerta abierta para ver más criaturas en cintas futuras) y el cómo la película esquiva la, tal vez, polémica convención de que los Pokémon son criaturas obligadas por los humanos a luchar entre ellas. En Ryme City los Pokémon y los humanos coexisten como amigos, toda persona tiene un “compañero Pokémon” y las batallas están relegadas a peleas clandestinas mostradas con la violencia que estas suponen.

“Pokémon: Detective Pikachu” está hecha con un cariño hacia los Pokémon que era indispensable para que este producto funcionara, un afecto que trae más recompensas cuanto menos en serio se toma la película y cuanto más se entretiene mostrando las criaturas que componen este mundo. Las bajas de la cinta están en la sobreexposición e insistencia por una trama que carece de mayor interés u originalidad, sin embargo, los puntos más altos radican en lo relacionado a la inocencia y nostalgia que proviene de la idea original, cuya esencia logró ser capturada y transmitida, y que debería dejar satisfechos a los fans y al menos curiosos a los no iniciados.


Título Original: Pokémon Detective PikachuPokémon

Director: Rob Letterman

Duración: 104 minutos

Año: 2019

Reparto: Ryan Reynolds, Justice Smith, Kathryn Newton, Ken Watanabe, Bill Nighy, Chris Geere, Rita Ora, Suki Waterhouse, Omar Chaparro


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

John Wick 3: Parabellum

Publicado

en

John Wick

La entrega de la primera cinta de la ya establecida franquicia de John Wick en 2014, trajo sorpresas y una rápida fascinación por un personaje y una cinta que, apoyada en un argumento de apariencia simple, logró posicionarse velozmente como una exitosa película de acción. Este repentino éxito se puede entender gracias a la habilidad de su director, Chad Stahelski, en filmar extraordinarias escenas de acción y peleas donde su protagonista desafía peligros mortales, pero triunfa cada vez de manera más impresionante. Por lo que la figura de John Wick como héroe de acción invencible, pero a la vez su construcción como la de un antihéroe, ha logrado cautivar a la audiencia, dando pie para que su historia siga en dos entregas más. La última, “John Wick 3: Parabellum”, reanuda y continúa inmediatamente con los hechos que dejaron a su protagonista en una situación límite en la cinta de 2017.

John Wick (Kenau Reeves) debe encontrar la manera de huir de Nueva York, luego de que el gerente del Hotel Continental le otorgara ventaja antes de ser ex comulgado por haber roto una regla inquebrantable y asesinar a alguien en las dependencias del hotel, quien resultó ser miembro de la Mesa Suprema. Su cabeza tiene un alto precio y, casi sin aliados, deberá encontrar la manera de salir vivo de esta complicada situación.

Inmediatamente después de los hechos ocurridos en la cinta anterior, John se encuentra irónicamente atrapado en una situación donde debe encontrar una salida de escape y arrancar de quienes quieren verlo muerto y cobrar el precio por su cabeza, número de personas que se va incrementando rápidamente, pues la alerta ha llegado a cada rincón y, donde sea que vaya, Wick será perseguido hasta la muerte. Así, la cacería se inicia sin mayor preámbulo y la tensión aumenta de cero a cien de manera acelerada, presionando de manera positiva a que el espectador conecte de inmediato con la huida del protagonista.

El ritmo del montaje que se establece en este primer acto predispone el tono en que la cinta se mantendrá, sin entregar mayores pausas, pero cuando se las toma, la sensación de inminente peligro no decanta, por lo tanto, esta tercera entrega no decae frente a lo que se ha construido anteriormente, e incluso lo eleva para no soltar en ningún momento.

Esta apresurada exposición a los hechos provoca que la base más fuerte de esta saga se presente sin espera, por lo que los diferentes enfrentamientos entre John y sus cazadores construyen una base sólida de acción, donde no se escatima en gastos para exhibir las habilidades extraordinarias que tiene el protagonista, las que a ratos desafían la credibilidad frente a las capacidades humanas, pero que llenan de un particular atractivo cada secuencia donde debe luchar por sobrevivir. Con esto en mente, para entrar en el mundo de “Baba Yagá” se debe aceptar que sus habilidades se arrancan de lo común y su destreza es lo que hace que se vitoree su nombre cada vez que logra derrotar a cada uno de sus contrincantes.

Luego de lo agitada que resultan ser cada una de estas secuencias, el respiro viene cuando se intenta explorar en el pasado e identidad del protagonista, ya que pocos detalles concretos se saben de él y, de cierta forma, el halo de misterio que lo rodea sirve para endurecer su personalidad y enfocarse en la acción. Sin embargo, esta huida se va conectando con los contactos que John tiene en la ciudad y cómo estas personas pueden ayudarlo. A través de diálogos donde sólo la información necesaria se revela, logramos conocer un poco más de esta persona que todos conocen, odian y persiguen, pero para que el mito se mantenga, no se indaga en profundidad en los detalles de su personalidad y formación como asesino, decisión narrativa que funciona en beneficio de lo que se ha construido en las tres cintas y lo establecido desde un inicio. En ese sentido, la cinta es fiel a su espíritu y no pretende ser algo más de lo que se propone.

“John Wick” se planteó desde un inicio como una franquicia y, pese a que en esta tercera entrega se le otorga un cierre a lo establecido en la cinta anterior, la aventura de su protagonista pretende continuar, pues una historia mucho más grande se ha estado cocinando en el fondo. Relato que se mezcla con una alta dosis de acción, la que sostiene una producción directa en su propuesta y sólida en su ejecución.


Título Original: John Wick: Chapter 3 – Parabellum

Director: Chad Stahelski

Duración: 130 minutos

Año: 2019

Reparto: Keanu Reeves, Halle Berry, Ian McShane, Anjelica Huston, Laurence Fishburne, Lance Reddick, Common, Asia Kate Dillon, Jason Mantzoukas, Mark Dacascos, Yayan Ruhian


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Laughing Matter Laughing Matter
DiscosHace 2 semanas

Wand – “Laughing Matter”

Hoy en día, tal como ayer y probablemente mañana, los sonidos vintage generan especial atención en el mundo de la...

Doolittle Doolittle
DiscosHace 1 mes

El Álbum Esencial: “Doolittle” de Pixies

El éxito comercial nunca fue algo que se le diera a Pixies, quienes, pese a la considerable buena recepción de...

Periphery IV: Hail Stan Periphery IV: Hail Stan
DiscosHace 1 mes

Periphery – “Periphery IV: Hail Stan”

En el estado actual de la música extrema, es poco probable que en el corto plazo exista un disco que...

American Football American Football
DiscosHace 1 mes

American Football – “American Football (LP3)”

American Football es de esas bandas rodeadas por un halo de misticismo. Aquellos proyectos que, pese a lo sucinto de...

The Brian Jonestown Massacre The Brian Jonestown Massacre
DiscosHace 2 meses

The Brian Jonestown Massacre – “The Brian Jonestown Massacre”

Nunca es tarde para un homónimo, sobre todo si consideramos la cantidad de años de carrera que lleva The Brian...

Lux Prima Lux Prima
DiscosHace 2 meses

Karen O & Danger Mouse – “Lux Prima”

Existen diferentes contextos en los cuales la música se puede concebir y transmitir, desde el sentido vanamente comercial, hasta una...

DiscosHace 3 meses

The Claypool Lennon Delirium – “South Of Reality”

Demás está decir que los álbumes colaborativos entre dos o más artistas son generalmente obras que gozan de cierto pie...

La Voz de los 80 La Voz de los 80
DiscosHace 5 meses

El Álbum Esencial: “La Voz de los ’80” de Los Prisioneros

Jorge González dijo una vez que el primer disco de una banda toma mucho tiempo porque el proceso parte desde...

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 12 meses

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 12 meses

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Publicidad
Publicidad

Más vistas