Conéctate a nuestras redes
Parasite Parasite

Comentarios

Parasite

Publicado

en

Bong Joon-Ho posee una filmografía sumamente diversa. Algo que la recorre casi transversalmente es su capacidad de utilizar un lenguaje accesible y efectivo, pero, a la vez, lleno de sutilezas y complejidades para contar historias entretenidas y dinámicas sin dejar de lado la profundidad y la reflexión. Este es un balance difícil de lograr, sin embargo, con “Parasite” Bong Joon-Ho vuelve a lograrlo, con la que podría ser su obra maestra, integrando un desgarrador drama social en una trama ecléctica llena de suspenso y comedia.

“Parasite” trata sobre los Kim, una unida familia de clase baja que lucha por mantenerse a flote con trabajos temporales de poca remuneración. Todo cambia cuando el hijo, Ki-woo (Choi Woo-Shik) recibe de un amigo de infancia la recomendación de hacerse pasar por un estudiante universitario para trabajar como tutor de la hija de una familia rica, los Park. Ki-woo decide entonces utilizar su posición para, a través de engaños, introducir al resto de su familia a trabajar en la casa.

Con esta trama, Bong Joon-Ho da rienda suelta a su manejo del lenguaje cinematográfico sin tapujos, relatando la historia de ambas familias con un ritmo lento y deliberado, tomándose su tiempo en presentar a los personajes y dejando que ellos guíen la película. Sin embargo, eso no quita que Bong se dé el espacio para, de manera similar a como lo hizo en “Okja” (2017), saltar libremente de tono narrativo en tono narrativo.

“Parasite” a veces es comedia familiar, a veces es un thriller, agarrando a momentos incluso elementos de terror para finalmente transformarse en un desgarrador drama social. Y, a pesar de que esto podría resultar desastroso en manos de un realizador menos experimentado, dentro del contexto del film se siente completamente coherente y justificado. Cada cambio tonal está ligado al desarrollo de la historia, en que, de manera orgánica (pero no por eso menos sorpresiva y chocante) las cosas van saliéndose de control y, dado que estamos siempre tan cerca de los protagonistas, los momentos de tensión se sienten realmente angustiantes.

Desde el momento en que la cinta presenta a los Kim y muestra sus relaciones, sus dinámicas familiares y el universo en que habitan, es imposible no empatizar con ellos desde un principio. Se nota que Bong Joon-Ho le tiene mucho cariño y respeto a cada uno de sus personajes, ya que todos están cuidadosamente construidos, albergando una personalidad y un trasfondo único. Incluso la familia Park –enmarcada bajo una luz mucho menos amable– resulta entrañable en su ingenuidad, aún en sus momentos más canallescos.

Respecto a lo anterior, pese a que son personajes tan únicos y especiales, cada uno representa un gran abanico de idiosincrasias que se pueden reconocer en muchísimas sociedades a lo largo y ancho del planeta. La apreciación exagerada por la cultura estadounidense de parte de la familia Park, por ejemplo, es un rasgo que incluso –a pesar de la particularidad con que es mostrado– resulta perfectamente reconocible (Chile, por ejemplo), así como también se percibe de la misma forma el trasfondo de la familia Kim. Pero esta información nunca toma protagonismo, siempre es entregada visualmente de manera elegante y sutil.

Ese es uno de los aspectos más brillantes de “Parasite”, la capacidad que tiene de dejar entrever aspectos íntimos y personales de los personajes a través de sus entornos. Cada plano está cuidadosamente compuesto para mostrar los lugares que habitan y cómo se desenvuelven en ellos, permitiéndonos acompañarlos y conocerlos. Al ver el departamento semisótano en que viven los Kim, los adornos y los diferentes objetos que llenan el espacio y la forma que tienen de relacionarse con ellos, logramos tener una vaga idea de su trasfondo y nos permite reflexionar sobre qué clase de circunstancias los ha llevado a su situación actual.

Y ese es finalmente el objetivo de “Parasite”: a través de todos los elementos narrativos que tiene a su disposición, Bong Joon-Ho nos invita a reflexionar sobre el estado de la sociedad y los efectos que la desigualdad puede llegar a tener sobre los individuos, temática que, si bien resulta particularmente contingente en la actualidad, en realidad es eterna y atemporal. Así, “Parasite” termina transformándose no sólo en una historia brillantemente contada con personajes carismáticos y queribles, sino también en un reflejo dolorosamente fiel de una realidad social que se vive tanto en Corea del Sur como en Chile, y como en el resto del mundo, lo que la hace merecedora de todas las alabanzas que ha recibido y, sin duda, la llevará a ser considerada como una de las películas más importantes no sólo del año, sino que de la década.


Título Original: Gisaengchung

Director: Bong Joon-Ho

Duración: 132 minutos

Año: 2019

Reparto: Song Kang-ho, Lee Seon-gyun, Jang Hye-jin, Cho Yeo-jeong, Choi Woo-sik, Park So-dam, Park Seo-joon, Lee Jeong-eun, Park Keun-rok, Hyun Seung-Min, Andreas Fronk, Park Myeong-hoon


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Milagro en la Celda 7

Publicado

en

Milagro en la Celda 7

Los lazos familiares y los obstáculos que estos deben sortear para mantenerse firmes, es un tema recurrente en producciones que tienen como principal objetivo conectar emocionalmente con la audiencia, generando un vínculo que apele a las sensibilidades del espectador. Sin embargo, aquel objetivo no es fácil de alcanzar si no se cuenta con personajes que logren representar con honestidad las complejidades de las relaciones familiares.

“Milagro en la Celda 7” es el remake turco de “7-Beon-Bang-Ui Seon-Mul”, una cinta surcoreana estrenada con gran éxito en el año 2013. La historia se centra en la vida de Memo (Aras Bulut Iynemli), un hombre con discapacidad intelectual, y su hija Ova (Nisa Sofiya Aksongur), quienes ven cómo su apacible vida cambia cuando él es acusado de asesinar a una niña y, teniendo todo en contra, deberá demostrar su inocencia.

La primera y principal característica que resalta en “Milagro en la Celda 7” es la entrañable relación entre padre e hija, siendo cada una de sus interacciones el corazón de una historia que no pretende ser más de lo que está relatando en pantalla. En ambos se puede ver el compromiso que existe hacia el bienestar del otro y lo que están dispuestos a sacrificar (dentro de sus posibilidades) para poder estar juntos. El fuerte vínculo que los une es el motor que los mantiene firmes una vez que deben estar separados, y es así cómo el relato hace lo posible para poder resaltar aquellos momentos.

Para alcanzar tal objetivo y que resulte con naturalidad, la actuación de ambos actores interpretando a sus protagonistas logra la complicidad necesaria para hacer de su relación un vinculo creíble y capaz de enternecer la mirada de la audiencia. La dinámica de ambos juega a favor cuando quieren mostrar con total espontaneidad la relación que se ha construido, pero, además, en el momento en el que se ven distanciados, cada uno logra destacar en el entorno en el que se ven expuestos. De esta forma, logran crear personajes verosímiles y capaces de trascender a la historia en la que se ven insertos.

Por otra parte, la cinta es lo suficientemente honesta consigo misma al momento de plantear sus objetivos y lo que quiere generar en el espectador. Por lo tanto, utilizará todos los recursos necesarios para encausar y mantener el relato en el drama y, aunque a veces existen momentos de respiro para sus protagonistas, estos vuelven rápidamente a sumergirse en obstáculos que pretenden impedir esos momentos de calma. En ese sentido, su construcción narrativa está apuntando constantemente en enfatizar las dificultades que les ha tocado atravesar, donde la compasión y la empatía se vuelven esenciales para acompañarlos.

Utilizando recursos que a ratos podrían parecer insistentes, su relato se arma con el propósito de conmover a quien está viendo una cinta que no niega de su melodrama. Y aunque las técnicas utilizadas empujan con fuerza hacia las lágrimas, la sinceridad con la que se sostiene pide que esos elementos sean aceptados como las piezas que le dan el corazón a su narración.

Considerando que dicho melodrama permea cada rincón de la película, esta característica se acentúa no tan sólo con su guion, sino que también a través del montaje y la música, características que podrían poner en riesgo la complicidad con la que se ha trabajado la relación entre el relato y el espectador. Sin embargo, dichos elementos están incluidos para empujar la aflicción y lograr su principal finalidad: conmover a su público.

Con todo a su favor para lograr su propósito, “Milagro en la Celda 7” no es más que lo que promete ser: un drama familiar con los elementos necesarios para encontrar conflicto en cada paso que dan sus protagonistas. De esta forma, logra transformarse en una cinta honesta y directa cuando empieza a encausar su estructura y, a pesar de casi transitar en la desdicha, es capaz de entregar momentos de calidez apoyándose en la sencillez e ingenuidad de sus protagonistas.


Título Original: Yedinci Kogustaki Mucize

Director: Mehmet Ada Öztekin

Duración: 132 minutos

Año: 2019

Reparto: Aras Bulut Iynemli, Nisa Sofiya Aksongur, Deniz Baysal, Celile Toyon Uysal, Ilker Aksum, Mesut Akusta, Yurdaer Okur, Sarp Akkaya, Yildiray Sahinler, Deniz Celiloglu


Seguir Leyendo

Podcast HN Cine

Publicidad

Podcast HN Música

Facebook

Discos

Underneath Underneath
DiscosHace 3 días

Code Orange – “Underneath”

El término mainstream es un foco de observación por el apartado de artistas que pueden ser considerados –independiente de controversias–...

Aló! Aló!
DiscosHace 5 días

Pedropiedra – “Aló!”

Hay artistas que no tienen miedo cuando se trata de hacer música que no responde a las expectativas ni al...

Ordinary Man Ordinary Man
DiscosHace 6 días

Ozzy Osbourne – “Ordinary Man”

Una de las fórmulas históricamente exitosas en el mundo del rock es intentar romper algún paradigma. Golpear desde la apuesta...

F8 F8
DiscosHace 2 semanas

Five Finger Death Punch – “F8”

Es curioso lo que ocurre con Five Finger Death Punch: en Estados Unidos y en Europa son, acaso, la banda...

Miss Anthropocene Miss Anthropocene
DiscosHace 2 semanas

Grimes – “Miss Anthropocene”

No hay dudas de que Grimes se compromete totalmente con los conceptos que su mente imagina. Con sorpresa recibieron muchos...

Cuauhtémoc Cuauhtémoc
DiscosHace 2 semanas

Niños Del Cerro – “Cuauhtémoc”

Latinoamérica es un continente de elementos comunes. No sólo compartimos un idioma o un espacio geográfico, sino que nuestras historias...

Splid Splid
DiscosHace 3 semanas

Kvelertak – “Splid”

Se dice que para los gustos no hay nada escrito. Llevado al aspecto musical, recorrer un camino de experimentación a...

color theory color theory
DiscosHace 3 semanas

Soccer Mommy – “color theory”

Dos años después del álbum que la puso al frente de la nueva generación de cantautoras del indie, “Clean” (2018),...

The Fallen Crimson The Fallen Crimson
DiscosHace 3 semanas

Envy – “The Fallen Crimson”

¿Puede una banda tener un espacio trascendental, aun cuando se mantiene en el underground? ¿Incluso cuando la ausencia se explaya?...

Perdida Perdida
DiscosHace 4 semanas

Stone Temple Pilots – “Perdida”

Han transcurrido tres décadas desde que Stone Temple Pilots fuera parte de los grandes del grunge, tiempo esplendoroso que, años...

Publicidad
Publicidad

Más vistas