Conéctate a nuestras redes
Parasite Parasite

Comentarios

Parasite

Publicado

en

Bong Joon-Ho posee una filmografía sumamente diversa. Algo que la recorre casi transversalmente es su capacidad de utilizar un lenguaje accesible y efectivo, pero, a la vez, lleno de sutilezas y complejidades para contar historias entretenidas y dinámicas sin dejar de lado la profundidad y la reflexión. Este es un balance difícil de lograr, sin embargo, con “Parasite” Bong Joon-Ho vuelve a lograrlo, con la que podría ser su obra maestra, integrando un desgarrador drama social en una trama ecléctica llena de suspenso y comedia.

“Parasite” trata sobre los Kim, una unida familia de clase baja que lucha por mantenerse a flote con trabajos temporales de poca remuneración. Todo cambia cuando el hijo, Ki-woo (Choi Woo-Shik) recibe de un amigo de infancia la recomendación de hacerse pasar por un estudiante universitario para trabajar como tutor de la hija de una familia rica, los Park. Ki-woo decide entonces utilizar su posición para, a través de engaños, introducir al resto de su familia a trabajar en la casa.

Con esta trama, Bong Joon-Ho da rienda suelta a su manejo del lenguaje cinematográfico sin tapujos, relatando la historia de ambas familias con un ritmo lento y deliberado, tomándose su tiempo en presentar a los personajes y dejando que ellos guíen la película. Sin embargo, eso no quita que Bong se dé el espacio para, de manera similar a como lo hizo en “Okja” (2017), saltar libremente de tono narrativo en tono narrativo.

“Parasite” a veces es comedia familiar, a veces es un thriller, agarrando a momentos incluso elementos de terror para finalmente transformarse en un desgarrador drama social. Y, a pesar de que esto podría resultar desastroso en manos de un realizador menos experimentado, dentro del contexto del film se siente completamente coherente y justificado. Cada cambio tonal está ligado al desarrollo de la historia, en que, de manera orgánica (pero no por eso menos sorpresiva y chocante) las cosas van saliéndose de control y, dado que estamos siempre tan cerca de los protagonistas, los momentos de tensión se sienten realmente angustiantes.

Desde el momento en que la cinta presenta a los Kim y muestra sus relaciones, sus dinámicas familiares y el universo en que habitan, es imposible no empatizar con ellos desde un principio. Se nota que Bong Joon-Ho le tiene mucho cariño y respeto a cada uno de sus personajes, ya que todos están cuidadosamente construidos, albergando una personalidad y un trasfondo único. Incluso la familia Park –enmarcada bajo una luz mucho menos amable– resulta entrañable en su ingenuidad, aún en sus momentos más canallescos.

Respecto a lo anterior, pese a que son personajes tan únicos y especiales, cada uno representa un gran abanico de idiosincrasias que se pueden reconocer en muchísimas sociedades a lo largo y ancho del planeta. La apreciación exagerada por la cultura estadounidense de parte de la familia Park, por ejemplo, es un rasgo que incluso –a pesar de la particularidad con que es mostrado– resulta perfectamente reconocible (Chile, por ejemplo), así como también se percibe de la misma forma el trasfondo de la familia Kim. Pero esta información nunca toma protagonismo, siempre es entregada visualmente de manera elegante y sutil.

Ese es uno de los aspectos más brillantes de “Parasite”, la capacidad que tiene de dejar entrever aspectos íntimos y personales de los personajes a través de sus entornos. Cada plano está cuidadosamente compuesto para mostrar los lugares que habitan y cómo se desenvuelven en ellos, permitiéndonos acompañarlos y conocerlos. Al ver el departamento semisótano en que viven los Kim, los adornos y los diferentes objetos que llenan el espacio y la forma que tienen de relacionarse con ellos, logramos tener una vaga idea de su trasfondo y nos permite reflexionar sobre qué clase de circunstancias los ha llevado a su situación actual.

Y ese es finalmente el objetivo de “Parasite”: a través de todos los elementos narrativos que tiene a su disposición, Bong Joon-Ho nos invita a reflexionar sobre el estado de la sociedad y los efectos que la desigualdad puede llegar a tener sobre los individuos, temática que, si bien resulta particularmente contingente en la actualidad, en realidad es eterna y atemporal. Así, “Parasite” termina transformándose no sólo en una historia brillantemente contada con personajes carismáticos y queribles, sino también en un reflejo dolorosamente fiel de una realidad social que se vive tanto en Corea del Sur como en Chile, y como en el resto del mundo, lo que la hace merecedora de todas las alabanzas que ha recibido y, sin duda, la llevará a ser considerada como una de las películas más importantes no sólo del año, sino que de la década.


Título Original: Gisaengchung

Director: Bong Joon-Ho

Duración: 132 minutos

Año: 2019

Reparto: Song Kang-ho, Lee Seon-gyun, Jang Hye-jin, Cho Yeo-jeong, Choi Woo-sik, Park So-dam, Park Seo-joon, Lee Jeong-eun, Park Keun-rok, Hyun Seung-Min, Andreas Fronk, Park Myeong-hoon


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Sonic: La Película

Publicado

en

Sonic: La Película

Las películas basadas en videojuegos siempre han tenido grandes dificultades en adaptar su material de origen. A menudo, los videojuegos presentan mundos imposibles de traspasar a la pantalla de forma verosímil, otras veces simplemente no tienen una historia y personajes suficientemente desarrollados. “Sonic: La Película” se ve obligada a enfrentarse a estos dos problemas, con la dificultad agregada de ser lo suficientemente simple y fácil de entender para una audiencia infantil, fracasando estruendosamente en todos estos aspectos.

Primero, trata de solucionar el problema del mundo que el videojuego presenta simplemente alejándose de él. Sonic empieza su historia viviendo en el paisaje tropical que tradicionalmente se relaciona con su personaje, lleno de junglas misteriosas y formaciones rocosas imposibles, pero rápidamente se ve obligado a transportarse a la Tierra, donde transcurre un noventa por ciento de la historia. Aquí, Sonic vive escondido a las afueras de un pequeño pueblo llamado Green Hills, pero cuando accidentalmente causa un gran apagón, debe pedirle ayuda al policía local Tom Wachowski (James Marsden) para que lo ayude a escapar del Dr. Robotnik (Jim Carrey), quien es enviado por el gobierno para investigar el origen del apagón.

El segundo desafío de la adaptación es darle una personalidad a Sonic. De todos los problemas que tiene la película, probablemente el más importante está en él y en los otros dos personajes principales. Muchas películas infantiles caen en el vicio de hacer que sus protagonistas, en un esfuerzo por ser lo más empatizables posible, terminan transformándose en un personaje soso y sin mucha personalidad. Sonic se apoya demasiado en bromear y hacer referencias de cultura pop, y no hay crecimiento ni evolución en él. Se siente constantemente como si fuera un youtuber intentando ser gracioso todo el tiempo, diciendo chistes cada tres palabras, esperando que al menos uno funcione. Por otro lado, su contraparte, Tom, tiene incluso menos personalidad. Es aburrido, predecible, y su viaje es simple y superficial.

El personaje que más profundidad tiene –que tampoco es mucha– es el Dr. Robotnik, sin embargo, su personalidad nunca es explorada con mayor detención, fuera de un par de diálogos. Queda enterrada bajo la anfetamínica interpretación de Jim Carrey, que vuelve a canalizar sus actuaciones en “The Mask” (1994) y “Ace Ventura: Pet Detective” (1995). Ninguno de los personajes resulta interesante, por lo que poco importa el viaje que tienen durante la historia, al punto de que, una vez terminada, uno termina preguntándose exactamente qué ocurrió durante esa hora y media.

La película es plana, se apoya demasiado en secuencias de acción que tampoco son particularmente emocionantes, y en un humor burdo y básico que ya se ha visto en innumerables cintas de aventura. A veces intenta jugar visualmente con la supervelocidad de Sonic e integrarla en las escenas de acción, cosa que a veces funciona, pero rápidamente se vuelve repetitivo y poco original, ya que utiliza los mismos recursos que antes han usado todas las películas que incluyen a un personaje con esta habilidad.

El humor es también un punto débil, mostrándose repetitivo y simplista, en parte porque los personajes no tienen gracia, pero también porque simplemente las bromas que los personajes dicen y los gags no son graciosos. Es como si constantemente los guionistas estuvieran yendo por la primera idea que se les ocurre, siempre la opción más fácil, sin esforzarse por llegar a nada original ni creativo, lo que hace que la película más que terrible, ofensiva o decepcionante, sea simplemente aburrida.

Adaptar un videojuego al cine tiene una dificultad mayor a la de otros medios, es verdad, pero cintas como “Pokémon: Detective Pikachu” (2019) demuestran que sí es posible tomar buenas decisiones, construir mundos visualmente atractivos y personajes interesantes. E incluso, más allá de los videojuegos, es posible hacer cine efectivo para niños sin caer en el lado más burdo de lo infantil, con bromas fáciles y tontas, e historias superficiales y predecibles. Sabiendo esto, sólo queda preguntarse exactamente hacia quién está dirigida esta película y por qué siquiera existe.


Título Original: Sonic The Hedgehog

Director: Jeff Fowler

Duración: 100 minutos

Año: 2020

Reparto: James Marsden, Jim Carrey, Ben Schwartz, Neal McDonough, Adam Pally, Leanne Lapp, Shannon Chan-Kent, Debs Howard, Bailey Skodje, Frank C. Turner, Dean Petriw, Tika Sumpter


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Hotspot Hotspot
DiscosHace 2 días

Pet Shop Boys – “Hotspot”

Hace más de tres décadas que el icónico dúo londinense compuesto por Neil Tennant y Chris Lowe dio inicio a...

Marigold Marigold
DiscosHace 1 semana

Pinegrove – “Marigold”

Originarios de New Jersey, y con un sonido característico que toma elementos del indie rock y del country más alternativo,...

The Archer The Archer
DiscosHace 3 semanas

Alexandra Savior – “The Archer”

No tuvieron que pasar siete años de mala suerte –como rezan los primeros versos del álbum– para que Alexandra Savior...

There Is No Year There Is No Year
DiscosHace 3 semanas

Algiers – “There Is No Year”

Algiers es una banda que logró algo de notoriedad en los circuitos alternativos durante 2017 gracias al lanzamiento de su...

Deceiver Deceiver
DiscosHace 3 meses

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 3 meses

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 3 meses

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 3 meses

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 3 meses

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 3 meses

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Publicidad
Publicidad

Más vistas